/images/i/patologias/artritis-enteropatica/artritis-enteropatica-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Artritis Enteropática: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

La artritis enteropática (o artropatía enteropática) es un tipo de artritis asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal. Esta enfermedad provoca inflamación y sensibilidad en las articulaciones de los brazos, las piernas y, a veces, la columna vertebral. También conlleva problemas digestivos. Ciertos medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir los síntomas y prevenir el daño articular.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la artritis enteropática?

La artritis enteropática es una afección que causa inflamación e hinchazón en las articulaciones. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, mejorar la movilidad de las articulaciones y ayudar a prevenir la atrofia muscular. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la capacidad de las personas con artritis enteropática para realizar actividades diarias y reducir el riesgo de caídas.
¿Qué es la artritis enteropática?

¿Qué es la artritis enteropática?

La artritis enteropática (EnA) es un tipo de artritis que se produce con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Esta enfermedad también se denomina artropatía enteropática.

La artritis es una afección crónica que implica hinchazón y dolor en las articulaciones. La EII es una inflamación crónica de todo o parte del tubo digestivo. Si tiene EnA, tiene tanto hinchazón crónica en las articulaciones como inflamación en parte de su tracto digestivo.

La EnA es un tipo de espondiloartropatía, una enfermedad articular de larga duración (crónica).

¿Quién puede padecer artritis enteropática?

La artritis enteropática se da en aproximadamente 1 de cada 5 personas con EII , como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn .

También puede asociarse a otras enfermedades que afectan al intestino delgado :

¿Qué causa la artropatía enteropática?

¿Qué causa la artropatía enteropática?

Los científicos no están seguros de la causa de la artritis enteropática. Sospechan que está relacionada con una proteína llamada HLA-B27 en el exterior de los glóbulos blancos. Esta proteína puede hacer que el sistema inmunitario ataque a las células sanas de las articulaciones.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis enteropática?

La EnA afecta al sistema gastrointestinal (GI) y a las articulaciones.

Los síntomas de la artritis enteropática que afectan al sistema gastrointestinal son:

  • Dolor abdominal.
  • Sangre en las heces (caca).
  • Diarrea frecuente.
  • Pérdida de peso.

Los síntomas de la artritis suelen afectar a los brazos y las piernas, pero a veces incluyen la columna vertebral. Los signos incluyen:

  • Deformidad (por ejemplo, dedos doblados o abultados).
  • Dolor.
  • Enrojecimiento.
  • Rigidez.
  • Hinchazón.
  • Sensibilidad.
  • Calor.

Una persona puede experimentar primero los síntomas gastrointestinales y luego los articulares, o viceversa. O ambos tipos de síntomas pueden aparecer al mismo tiempo.

¿Cómo se diagnostica la artritis enteropática?

El diagnóstico de la artritis enteropática requiere:

  • La discusión de los síntomas.
  • Examen físico.
  • Revisión de los antecedentes médicos personales y familiares.

No existe una prueba específica para la artritis enteropática, pero su médico puede solicitar ciertos procedimientos para confirmar que tanto la EII como la artritis inflamatoria están presentes. O las pruebas pueden identificar otra causa de sus síntomas. Estas pruebas pueden incluir:

  • Artrocentesis , que toma una muestra de líquido sinovial de sus articulaciones para su análisis.
  • Prueba de cultivo de bacterias de sus heces.
  • Biopsia de tejido del tubo digestivo.
  • Análisis de sangre que identifican la inflamación, como la velocidad de sedimentación globular o la proteína C reactiva.
  • Análisis de sangre para buscar el HLA-B27.
  • Colonoscopia .
  • Radiografías de las articulaciones sensibles o dolorosas.
¿Cómo se trata la artritis enteropática?

¿Cómo se trata la artritis enteropática?

El tratamiento de la artritis enteropática tiene como objetivo aliviar los síntomas en el tracto digestivo y las articulaciones. También puede prevenir daños adicionales en las articulaciones.

Las estrategias para tratar las articulaciones incluyen:

  • Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (también llamados DMARD), que pueden alterar el sistema inmunitario y ralentizar la enfermedad. Algunos ejemplos son metotrexato , sulfasalazina , hidroxicloroquina y leflunomida .
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) , que pueden disminuir el dolor y la inflamación. Algunos ejemplos son ibuprofeno , naproxeno y celecoxib .
  • Inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa, como etanercept e infliximab .
  • Fisioterapia para mejorar la función, así como para prevenir el daño y la deformidad de las articulaciones.
  • Cirugía para corregir la columna vertebral en casos graves.

Las estrategias para aliviar o prevenir los síntomas digestivos incluyen medicamentos y cambios en el estilo de vida, especialmente en la dieta.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la artritis enteropática?

  • El tratamiento de fisioterapia para artritis enteropática se centra en la reducción del dolor y la inflamación, así como en el mejoramiento de la función y la movilidad.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez, mientras que técnicas como la terapia manual pueden ayudar a mejorar la movilidad.
  • También se pueden utilizar modalidades de fisioterapia como la electroterapia y el calor/frío para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.

¿Cómo puedo prevenir la artritis enteropática?

Dado que los científicos no comprenden del todo las causas de la artropatía enteropática, no existen estrategias probadas para prevenirla.

¿Cuál es el pronóstico de la artritis enteropática?

El pronóstico de la artritis enteropática es muy variable. Los síntomas pueden ser constantes o pueden aparecer y desaparecer. Los brotes pueden ser desde molestos hasta debilitantes.

Pero la mayoría de las personas con artritis enteropática llevan una vida productiva y tienen una esperanza de vida normal.

¿Cómo puedo cuidarme con artritis enteropática?

Aunque la EnA puede afectar a su vida diaria, ciertas estrategias pueden ayudarle a sentirse mejor y ser más productivo:

  • Aplique calor para relajar los músculos y frío para reducir el dolor articular.
  • Elija alimentos y bebidas antiinflamatorios.
  • Hacer ejercicio y estiramientos con regularidad.
  • Mantener una buena postura sentándose y poniéndose derecho.
  • Deje de fumar y de consumir productos del tabaco.
  • Probar terapias complementarias como el masaje, la meditación , la acupuntura , la imaginación guiada y la relajación .
  • Participar en grupos de apoyo para conectar con otras personas con artritis, SII o ambos.

¿Cuál es una buena dieta para la artritis enteropática?

Ciertos cambios en la dieta pueden ayudarle a sentirse y funcionar mejor. Consuma más:

  • Fibra, incluyendo suplementos de fibra.
  • Frutas bajas en fructosa (plátanos, cítricos, uvas y bayas).
  • Granos.
  • Los frutos secos.
  • Probióticos.
  • Verduras.
  • Agua (ocho vasos de 8 onzas cada día).

Además, intente hacer un seguimiento de lo que come y ver si ciertas cosas le provocan brotes. Algunas cosas que tienden a irritar el SII son

  • La cafeína (presente en el café, el chocolate, el té, los refrescos, las bebidas energéticas y ciertos medicamentos).
  • Frutas con alto contenido en fructosa (manzanas, peras y zumos de frutas).
  • Lactosa (presente en el queso, la leche y los helados). Pero asegúrese de obtener el calcio de otras fuentes, como las espinacas, el salmón y los suplementos.
  • Pimientos rojos y cebollas verdes.
  • El vino tinto.

El resumen de Infitema

La artritis enteropática es un tipo de artritis asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal. Los síntomas afectan tanto a las articulaciones como al sistema gastrointestinal. Pero los medicamentos y las modificaciones en el estilo de vida pueden ayudarle a controlar el dolor, la inflamación, los problemas digestivos y los brotes. Hable con su médico sobre las formas de controlar los síntomas.