/images/i/patologias/bebe-de-nalgas/bebe-de-nalgas-causas-complicaciones-giro-y-parto.png
< Volver a patologías

Bebé de nalgas: Causas, complicaciones, giro y parto

Un bebé viene de nalgas cuando está colocado de pies o de nalgas en el útero. Lo ideal es que el bebé se coloque de forma que la cabeza salga primero durante un parto vaginal. La mayoría de los bebés que vienen de nalgas se colocan de cabeza a las 36 semanas. Algunos bebés de nalgas pueden nacer por vía vaginal, pero normalmente se recomienda una cesárea.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con un bebé de nalgas?

La fisioterapia puede ayudar a Bebé de nalgas con una variedad de ejercicios y técnicas de masaje. Los ejercicios pueden ayudar a estirar y fortalecer los músculos, y también pueden ayudar a aliviar el dolor. Las técnicas de masaje pueden ayudar a relajar los músculos y a mejorar la circulación.

Visión general

Tipos de posiciones de nalgas durante el embarazo.
¿Qué es un bebé de nalgas?

¿Qué es un bebé de nalgas?

Un bebé de nalgas, o nacimiento de nalgas, es cuando los pies o las nalgas de tu bebé están colocados para salir primero de la vagina. La cabeza de tu bebé está más cerca de tu pecho y sus nalgas están más cerca de tu vagina. La mayoría de los bebés se mueven de forma natural para que su cabeza salga primero de la vagina durante el parto. La presentación de nalgas es habitual al principio del embarazo y la mayoría de los bebés se colocan en posición de cabeza antes de las 36 semanas de embarazo. Esta posición de cabeza se denomina presentación de vértice y es la más segura para el parto.

¿Qué tan común es un bebé de nalgas?

Hay una pequeña posibilidad de que tu bebé no se ponga de cabeza antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés de nalgas representan entre el 3% y el 4% de todos los embarazos a término.

¿Cuáles son los tipos de presentación de nalgas que puede tener un bebé?

Hay varias posiciones fetales en las que puede presentarse tu bebé. Lo ideal es que el bebé esté colocado con la cabeza hacia abajo, de cara a tu espalda, con la barbilla pegada al pecho.

Los bebés de nalgas pueden estar en diferentes posiciones:

  • De nalgas : Las nalgas del bebé están orientadas hacia el canal vaginal, con las piernas rectas por delante de su cuerpo y los pies cerca de la cabeza.
  • Presentación de nalgas completa : Las nalgas del bebé apuntan hacia abajo y tanto las caderas como las rodillas están flexionadas (dobladas bajo sí mismas).
  • Patas de nalgas : Uno o los dos pies del bebé apuntan hacia abajo y salen antes que el resto del cuerpo.
  • Presentación transversal : Se trata de una forma de presentación de nalgas en la que el bebé se coloca horizontalmente a través del útero en lugar de verticalmente. Esto haría que su hombro entrara primero en la vagina.

¿Cómo afecta un bebé de nalgas al embarazo?

Su embarazo no suele verse afectado. La mayoría de los bebés de nalgas nacen sanos, aunque existe un riesgo ligeramente elevado de padecer ciertos defectos congénitos. Los movimientos de tu bebé pueden ser un poco diferentes. Sentirás las patadas de tu bebé más abajo en tu vientre. Puede sentir un bulto duro más cerca de las costillas. Es la cabeza del bebé.

Si has planeado un parto vaginal, un bebé de nalgas podría cambiar estos planes. Cuando tu bebé viene de nalgas, un parto vaginal puede ser complicado y peligroso. El profesional sanitario puede sentirse cómodo intentando un parto vaginal de nalgas, pero en la mayoría de los casos recomendará un parto por cesárea (cesárea).

¿Cómo afecta un bebé de nalgas al parto?

Si tu bebé se presenta de nalgas después de las 36 semanas de embarazo, es probable que tu plan de parto cambie. Por lo general, no es seguro que un bebé que viene de nalgas nazca por vía vaginal debido a los riesgos de lesión. En la mayoría de los casos, una cesárea planificada es la forma más segura de dar a luz a tu bebé. Algunos profesionales sanitarios se sienten cómodos con un parto vaginal de nalgas. En algunos casos, se puede girar al bebé para colocarlo en posición de cabeza mientras está dentro del útero. En este caso, el bebé nace con la cabeza por delante.

¿Cómo se puede saber si el bebé viene de nalgas?

Puedes saber si tu bebé viene de nalgas, especialmente si has tenido embarazos anteriores en los que tu bebé venía de cabeza. Los lugares en los que siente bultos y patadas pueden indicar que su bebé viene de nalgas. Comunique a su médico los lugares en los que siente movimiento. Le palpará el vientre o le hará una ecografía para confirmar que su bebé viene de nalgas.

¿Cuál es la causa de que un bebé venga de nalgas?

¿Cuál es la causa de que un bebé venga de nalgas?

No siempre se sabe por qué un bebé viene de nalgas. Algunos factores que pueden contribuir a esta posición son

  • Espera un parto múltiple ((826)gemelos o más). Esto hace que sea más difícil que cada bebé se coloque en la posición correcta.
  • Hay demasiado o muy poco líquido amniótico.
  • El útero no tiene una forma normal o tiene crecimientos anormales como fibromas . La mayoría de las veces, el útero tiene forma de pera invertida. Si tiene una forma diferente, es posible que no haya espacio suficiente para que un bebé adulto se coloque en su posición.
  • La placenta cubre todo o parte del cuello uterino (una condición llamada placenta previa).
  • El bebé es prematuro . Esto significa que tiene menos de 37 semanas de gestación y puede que no se haya puesto en posición de cabeza.
  • El bebé tiene un defecto de nacimiento que hace que no se ponga de cabeza.

¿Cómo se diagnostica un bebé de nalgas?

El profesional sanitario puede saber hacia dónde está orientado su bebé colocando sus manos en determinados lugares de su abdomen. Palpando la cabeza, la espalda y las nalgas del bebé, suele ser posible averiguar qué parte del bebé está colocada para salir primero por la vagina. Se puede utilizar una ecografía para confirmar la posición del bebé.

¿Cuándo se diagnostica un bebé de nalgas?

Casi todos los bebés vienen de nalgas en algún momento. A medida que avanza el embarazo, el bebé se moverá de forma natural a la posición de cabeza abajo — probablemente entre las semanas 32 y 36. Su profesional sanitario le palpará el vientre y determinará la posición de su bebé. Esto ocurrirá durante la mayoría de sus citas en el tercer trimestre. Después de las 37 semanas, un bebé de nalgas no suele girar por sí mismo. Su especialista médico le explicará las opciones de parto.

¿Qué opciones hay para tratar a un bebé de nalgas?

¿Qué opciones hay para tratar a un bebé de nalgas?

Si tu bebé viene de nalgas a las 37 semanas de embarazo, tu médico puede:

  • Intentar girar a su bebé en el útero hasta la posición de cabeza.
  • Planificar un parto por cesárea.
  • Planificar un parto vaginal de nalgas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para un bebé de nalgas?

  • * El fisioterapeuta puede ayudar a Bebé de nalgas a mejorar su capacidad para sentarse, gatear y caminar.
  • * Puede ayudar a aliviar el dolor de Bebé de nalgas y aumentar su movilidad.
  • * El fisioterapeuta puede ensañar a Bebé de nalgas ejercicios específicos para mejorar su fuerza y coordinación.
  • * Puede proporcionar Bebé de nalgas con aparatos ortopédicos para ayudarlo a mejorar su postura y movilidad.

¿Cuáles son algunas de las complicaciones de tener un bebé de nalgas?

Las complicaciones de tener un bebé de nalgas no suelen aparecer hasta que llega el momento del parto. Algunos bebés que vienen de nalgas pueden nacer de forma segura a través de la vagina.

Los riesgos de intentar un parto vaginal de nalgas son:

  • Lesiones en las piernas o los brazos del bebé, como huesos dislocados o rotos.
  • Problemas con el cordón umbilical. El cordón umbilical puede aplastarse o retorcerse durante el parto. Esto puede causar daños nerviosos o cerebrales debido a la falta de oxígeno.

¿Intentará mi médico voltear a mi bebé si viene de nalgas?

Si su bebé viene de nalgas, su médico puede considerar la posibilidad de girar a su bebé para que pueda tener un parto vaginal. En algunos casos, intentar girar a su bebé puede no ser seguro o los riesgos superan los beneficios.

Puede que no sea seguro voltear a su bebé si tiene alguno de los siguientes síntomas

  • Sangrado de la vagina.
  • Placenta previa. Esto es cuando la placenta cubre todo o parte del cuello uterino.
  • Una prueba de esfuerzo no reactiva.
  • Un bebé anormalmente pequeño.
  • Nivel bajo de líquido amniótico.
  • Frecuencia cardíaca fetal baja o alta.
  • Ruptura prematura de las membranas.
  • Gemelos o mellizos.

El método más habitual para girar a un bebé de nalgas se llama versión cefálica externa (VCE). La realiza el profesional sanitario alrededor de la semana 37 de embarazo. Este procedimiento se realiza en el hospital por si se produce una emergencia. Consiste en colocar las manos en el abdomen y aplicar una presión firme para girar al bebé a una posición con la cabeza hacia abajo mientras el bebé está todavía en el útero. Tiene una eficacia de aproximadamente el 65% y conlleva algunos riesgos.

¿Cuáles son los riesgos de girar a mi bebé de nalgas?

Los riesgos de la VCE son los siguientes

  • Parto prematuro.
  • Rotura prematura de la bolsa amniótica.
  • Pérdida de sangre para ti o para tu bebé.
  • Cesárea de emergencia.
  • Su bebé podría volver a la posición de nalgas.

Aunque el riesgo de sufrir estas complicaciones es pequeño, algunos profesionales sanitarios prefieren no intentar dar la vuelta a un bebé de nalgas.

¿Mi bebé de nalgas se dará la vuelta por sí solo?

La mayoría de los bebés cambian a la posición de cabeza antes de llegar a término (37 semanas). Si tu bebé sigue en posición de nalgas en ese momento, tu médico determinará si puedes dar a luz por vía vaginal o si necesitarás una cesárea.

¿Cómo puedo dar la vuelta a mi bebé si viene de nalgas?

Algunas mujeres prueban métodos caseros para poner al bebé en posición de cabeza. Pueden ayudar, pero no hay pruebas científicas de que funcionen.

  • Posición de puente : Túmbate en el suelo con las piernas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Levanta las caderas y la pelvis en posición de puente. Mantenga esta posición durante 10 o 15 minutos varias veces al día.
  • Postura del niño : Descansa en la postura del niño de 10 a 15 minutos. Puede ayudar a relajar los músculos pélvicos y el útero. También puedes balancearte hacia delante y hacia atrás sobre las manos y las rodillas o hacer círculos con la pelvis para promover la actividad.
  • Música : Coloca unos auriculares o un altavoz en el fondo del útero para animar al bebé a girar.
  • Temperatura : Intenta colocar algo frío en la parte superior de tu vientre, donde está la cabeza de tu bebé. A continuación, coloca algo caliente en la parte inferior de tu vientre.

Una técnica quiropráctica, llamada técnica Webster, también puede ayudar a que el útero se relaje. Algunos especialistas incluso recomiendan la acupuntura. Ambas técnicas deben ser realizadas por un profesional que te haya recomendado tu médico.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de tener un bebé de nalgas?

No hay nada que pueda hacer para evitar que su bebé venga de nalgas. Si su bebé viene de nalgas, no es porque usted haya hecho algo malo.

¿Se puede dar a luz por vía vaginal con un bebé de nalgas?

Es posible dar a luz a un bebé de nalgas por vía vaginal. Puede ser más peligroso para el bebé y el riesgo de lesiones es mucho mayor. Si el cordón umbilical se comprime durante el parto, el bebé podría verse privado de oxígeno y esto podría dañar su cerebro y sus nervios. El cordón también podría deslizarse alrededor del cuello o los brazos del bebé, causándole lesiones. Los profesionales sanitarios se sienten más o menos cómodos con los partos vaginales de bebés de nalgas. Habla con tu profesional sanitario sobre los riesgos y beneficios de los distintos tipos de parto para un bebé de nalgas.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Póngase en contacto con su profesional sanitario si experimenta alguno de los siguientes síntomas durante el embarazo:

  • Calambres o contracciones intensas.
  • Sangrado vaginal.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Saber que tu bebé viene de nalgas puede hacerte dudar sobre tu parto. Es completamente natural tener preguntas. Algunas de las preguntas que puede hacer a su médico son

  • ¿Cómo puedo saber si mi bebé viene de nalgas?
  • ¿Está bien mi bebé?
  • ¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de girar a mi bebé?
  • ¿Qué opciones tengo para dar a luz si mi bebé sigue en posición de nalgas?
  • ¿Cuáles son los riesgos para la salud de mi bebé y la mía si nace de nalgas?

¿Las anomalías congénitas provocan la presentación de nalgas?

Las anomalías congénitas son ligeramente más frecuentes en los bebés que vienen de nalgas. Puede ser la razón por la que el bebé no se ha movido a la posición de cabeza. La mayoría de los bebés que vienen de nalgas en el momento del parto nacen sin ninguna complicación de salud.

¿Necesitaré una cesárea si mi bebé viene de nalgas?

La mayoría de las veces, la cesárea es la forma más segura de dar a luz a un bebé de nalgas. El riesgo de desarrollar complicaciones es mucho mayor si se intenta dar a luz a un bebé de nalgas por la vagina. Sin embargo, algunos profesionales sanitarios pueden sentirse cómodos realizando un parto vaginal de nalgas.

¿Cómo se inicia el parto si el bebé viene de nalgas?

Tener un bebé de nalgas no cambia algunos de los primeros signos del parto, como las contracciones o la rotura de las membranas. En la mayoría de los casos, el médico recomendará una cesárea planificada. Si su parto es planificado, es posible que no tenga ningún síntoma de parto.

Si está de parto y acude al hospital para dar a luz, su médico confirmará la posición de su bebé una última vez. Su especialista podría intentar un parto vaginal, pero es más probable que proceda a una cesárea para estar segura.

El resumen de Infitema

Tener un bebé de nalgas puede ser inesperado y cambiar la visión que tenías del parto. Habla con tu profesional sanitario sobre lo que puedes esperar durante un parto de nalgas. Puede ayudarte a entender los riesgos y beneficios de un parto de nalgas para que tú y tu bebé estéis seguros.