/images/i/patologias/bursitis-trocanterica/bursitis-trocanterica-sintomas-causas-y-fisioterapia-tratamientos.png
< Volver a patologías

Bursitis trocantérica: Síntomas, causas y fisioterapia, tratamientos

La bursitis trocantérica es la inflamación de la bursa (bolsa llena de líquido cerca de una articulación) en la parte de la cadera llamada trocánter mayor. Cuando esta bursa se irrita o inflama, provoca dolor en la cadera. Esta es una causa común de dolor de cadera.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la bursitis trocantérica?

La bursitis trocantérica es una afección dolorosa que se produce cuando la bolsa que se encuentra entre el hueso y la piel se inflama. La bursitis trocantérica puede ser muy dolorosa y limitar la capacidad de realizar actividades diarias. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la movilidad. La fisioterapia puede incluir ejercicios para estirar y fortalecer los músculos, técnicas de masaje para reducir la inflamación y la terapia de ultrasonido para disminuir el dolor.

Visión general

La articulación de la cadera. El trocánter mayor es la cresta situada en la parte superior del fémur.
¿Qué es la bursitis trocantérica?

¿Qué es la bursitis trocantérica?

La bursitis trocantérica es una inflamación (hinchazón) de la bursa (bolsa llena de líquido cerca de una articulación) en el punto exterior (lateral) de la cadera conocido como trocánter mayor. Cuando esta bursa se irrita o inflama, provoca dolor en la cadera. Esta es una causa común de dolor de cadera.

¿Qué causa la bursitis trocantérica?

¿Qué causa la bursitis trocantérica?

La bursitis trocantérica puede ser el resultado de uno o más de los siguientes acontecimientos:

  • Lesión en el punto de la cadera. Esto puede incluir la caída sobre la cadera, el choque de la cadera con un objeto, o estar acostado sobre un lado del cuerpo durante un período prolongado.
  • Actividades lúdicas o laborales que provocan un uso excesivo o una lesión en las zonas articulares. Estas actividades pueden incluir subir escaleras, trepar o estar de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Postura incorrecta. Esta condición puede ser causada por escoliosis , artritis de la columna lumbar (inferior) y otros problemas de la columna.
  • Tensión en los tejidos blandos como resultado de una articulación o hueso anormal o mal posicionado (como diferencias en la longitud de las piernas o artritis en una articulación).
  • Otras enfermedades o afecciones. Pueden ser artritis reumatoide , gota , psoriasis , enfermedad tiroidea o una reacción inusual a un medicamento. En raras ocasiones, la bursitis puede ser consecuencia de una infección.
  • Cirugía previa alrededor de la cadera o implantes protésicos en la cadera.
  • Cadera Espolones óseos o depósitos de calcio en los tendones que se unen al trocánter.

La bursitis es más frecuente en las mujeres y en las personas de mediana edad o mayores. Más allá de las situaciones mencionadas, en muchos casos se desconoce la causa de la bursitis trocantérea.

¿Cuáles son los síntomas de la bursitis trocantérica?

La bursitis trocantérica suele provocar los siguientes síntomas

  • Dolor en la parte externa de la cadera y el muslo o en la nalga.
  • Dolor al acostarse sobre el lado afectado.
  • Dolor al presionar hacia dentro o hacia fuera de la cadera.
  • Dolor que empeora durante actividades como levantarse de una silla profunda o salir de un coche.
  • Dolor al subir escaleras.
¿Cómo se trata la bursitis trocantérica?

¿Cómo se trata la bursitis trocantérica?

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor y la inflamación (hinchazón), preservar la movilidad y prevenir la discapacidad y la recurrencia.

Las recomendaciones de tratamiento pueden incluir una combinación de reposo, férulas y aplicación de calor y frío. Las opciones de tratamiento más avanzadas incluyen:

  • Antiinflamatorios no esteroideos , como el ibuprofeno o el naproxeno.
  • Inyecciones de corticosteroides administradas por su especialista médico. Las inyecciones actúan rápidamente para disminuir la inflamación y el dolor.
  • Fisioterapia que incluye ejercicios de amplitud de movimiento y entablillado. Esto puede ser muy beneficioso.
  • Cirugía, cuando otros tratamientos no son eficaces.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la bursitis trocantérica?

  • La bursitis trocantérica es una condición que se caracteriza por la inflamación de la bursa que se encuentra al lado del trocánter (una protuberancia ósea en la parte externa del hueso del muslo).
  • Los síntomas de la bursitis trocantérica pueden incluir dolor en la parte externa del muslo o en la nalga, sensibilidad al tacto, rigidez y limitación de movimiento de la articulación de la cadera.
  • El tratamiento de la bursitis trocantérica puede incluir fisioterapia, medicamentos, inyecciones o cirugía.
  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, así como a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de la articulación de la cadera.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden incluir estiramientos, ejercicios de fortalecimiento y movilización de la articulación de la cadera.
  • Los estiramientos pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, mientras que los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de la articulación de la cadera.
  • La movilización de la articulación de la cadera puede ayudar a mejorar el rango de movimiento de la articulación y a reducir el dolor y la inflamación.

¿Cómo se previene la bursitis trocantérica?

Dado que la mayoría de los casos de bursitis están causados por el uso excesivo, el mejor tratamiento es la prevención. Es importante evitar o modificar las actividades que causan el problema. Deben corregirse las condiciones subyacentes, como las diferencias en la longitud de las piernas, las posturas inadecuadas , o la mala técnica en el deporte o el trabajo.

Aplique estas reglas básicas al realizar actividades:

  • Tómelo con calma al principio y aumente gradualmente su nivel de actividad.
  • Utilice una fuerza limitada y repeticiones limitadas.
  • Deténgase si aparece un dolor inusual.

Algunos consejos:

  • Evite las actividades repetitivas que supongan un esfuerzo para las caderas.
  • Pierde peso si lo necesitas.
  • Consiga un zapato que se ajuste correctamente a las diferencias de longitud de las piernas.
  • Mantenga la fuerza y la flexibilidad de los músculos de la cadera.
  • Utilizar un bastón o muletas durante una semana o más cuando sea necesario.

¿Cuándo hay que acudir al médico?

La mayoría de los casos de bursitis mejoran sin ningún tratamiento en unas pocas semanas. Acuda a su médico si tiene alguno de los siguientes signos o síntomas

  • Tiene un dolor que interfiere con sus actividades diarias normales o tiene un dolor que no mejora a pesar de las medidas de autocuidado.
  • Tenga una recidiva de la bursitis.
  • Tiene fiebre o la zona afectada aparece roja, hinchada o caliente.

Además, consulte a su médico si tiene otras condiciones médicas que puedan aumentar el riesgo de una infección, o si toma medicamentos que aumentan el riesgo de infección, como los corticosteroides o los inmunosupresores .

Recursos

Descarga una guía gratuita sobre el tratamiento del dolor de cadera