/images/i/patologias/cancer-de-cuello-de-utero/cancer-de-cuello-uterino-causas-sintomas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Cáncer de cuello uterino: Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

El cáncer de cuello de útero es un cáncer de las células del cuello uterino. Los exámenes ginecológicos regulares, las pruebas de Papanicolaou y la práctica de sexo seguro son las medidas más importantes que puede tomar para la prevención del cáncer de cuello uterino. La cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son los principales fisioterapia, tratamientos para el cáncer de cuello de útero.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el cáncer de cuello de útero?

en general La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones, y también puede mejorar la fuerza y la coordinación. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la capacidad de caminar y la capacidad de moverse en general.
¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

El cáncer de cuello uterino, o cáncer de cérvix, comienza en la superficie del cuello uterino. Se produce cuando las células del cuello uterino comienzan a transformarse en células precancerosas. No todas las células precancerosas se convertirán en cáncer, pero encontrar estas células problemáticas y tratarlas antes de que puedan cambiar es fundamental para prevenir el cáncer de cuello de útero.

Tipos de cáncer de cuello de útero

Existen dos tipos principales de cáncer de cuello uterino: carcinomas de células escamosas y adenocarcinomas . Entre el 80% y el 90% de los cánceres de cuello uterino son carcinomas de células escamosas, mientras que entre el 10% y el 20% son adenocarcinomas.

¿Qué es el cuello uterino?

El cuello uterino es la parte más baja del útero (donde crece el bebé durante el embarazo). Se parece un poco a una rosquilla y conecta el útero con la abertura de la vagina. Está cubierto de tejidos formados por células. Estas células sanas son las que pueden crecer y transformarse en células precancerosas.

¿Qué frecuencia tiene el cáncer de cuello uterino?

Cada año se diagnostica cáncer de cuello uterino a unas 14.000 personas en Europa. Las personas de entre 35 y 44 años son las más diagnosticadas de cáncer de cuello de útero. La edad media de diagnóstico es de 50 años. Alrededor de 4.000 personas mueren de cáncer de cuello de útero al año. Esta tasa está disminuyendo gracias a las pruebas de detección y a la vacuna contra el VPH .

¿Cuáles son los signos y síntomas más comunes del cáncer de cuello de útero?

Los primeros estadios del cáncer de cuello de útero no suelen presentar síntomas y son difíciles de detectar. Los primeros signos de cáncer de cuello de útero pueden tardar varios años en desarrollarse. La detección de células anormales durante las pruebas de detección del cáncer de cuello de útero es la mejor manera de evitarlo.

Los signos y síntomas del cáncer de cuello uterino en estadio 1 pueden incluir

  • Flujo vaginal acuoso o sanguinolento que puede ser abundante y tener mal olor.
  • Sangrado vaginal después del coito, entre períodos menstruales o después de la menopausia.
  • Los períodos menstruales pueden ser más abundantes y durar más de lo normal .

Si el cáncer se ha extendido a los tejidos u órganos cercanos, los síntomas pueden incluir:

  • Dificultad o dolor al orinar , a veces con sangre en la orina.
  • Diarrea , o dolor o sangrado del recto al hacer caca.
  • Fatiga, pérdida de peso y de apetito.
  • Sensación general de enfermedad.
  • Dolor de espalda sordo o hinchazón en las piernas.
  • Dolor pélvico/abdominal.

Si experimenta un sangrado anormal, flujo vaginal o cualquier otro síntoma inexplicable, debe someterse a un examen ginecológico completo que incluya una prueba de Papanicolaou.

¿Qué causa el cáncer de cuello de útero?

¿Qué causa el cáncer de cuello de útero?

La mayoría de los cánceres de cuello de útero están causados por el virus VPH, una infección de transmisión sexual . El VPH se transmite por contacto sexual (anal, oral o vaginal) y puede provocar cáncer. La mayoría de las personas contraerán el VPH en algún momento de su vida y no se darán cuenta porque su cuerpo combate la infección. Sin embargo, si su cuerpo no combate la infección, ésta puede hacer que las células del cuello uterino se transformen en células cancerosas.

El VPH y el cáncer de cuello de útero

Existen más de 100 tipos de VPH y se ha demostrado que alrededor de una docena de ellos provocan cáncer. La detección precoz de estos tipos de VPH es fundamental para prevenir el cáncer de cuello de útero. Las revisiones periódicas con su especialista médico pueden ayudar a identificar los cambios celulares antes de que se conviertan en cáncer. La vacuna contra el VPH puede ayudar a prevenir la infección por este virus, protegiéndole contra el VPH que causa hasta el 90% de los cánceres de cuello de útero.

¿Cómo es el dolor del cáncer de cuello de útero?

El dolor provocado por el cáncer de cuello de útero puede no sentirse mucho en las primeras fases de la enfermedad, si es que se siente algo. A medida que el cáncer avanza y se extiende a los tejidos y órganos cercanos, puede experimentar dolor en la pelvis o tener problemas para orinar. Otras personas se sentirán mal en general, cansadas o perderán el apetito.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de cuello de útero?

El cáncer de cuello de útero se desarrolla lentamente y a lo largo de muchos años. Antes de convertirse en cáncer, las células del cuello uterino sufren muchos cambios. Las células del cuello uterino, que antes eran normales, empiezan a parecer irregulares o anormales. Estas células anormales pueden desaparecer, permanecer igual o convertirse en células cancerosas.

Las revisiones ginecológicas periódicas con una prueba de Papanicolaou pueden detectar la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. La prueba de Papanicolaou, o frotis de Papanicolaou, es una prueba que recoge células del cuello uterino. Estas células se examinan para detectar signos de precánceres u otras irregularidades.

Si la prueba de Papanicolaou resulta anormal, es necesario realizar más pruebas. Esto podría incluir una prueba de VPH, que es una prueba específica que analiza las células del cuello uterino para detectar una infección por VPH. Algunos tipos de infección por VPH están relacionados con el cáncer de cuello uterino.

El médico también puede examinar el cuello uterino y tomar una muestra de tejido para realizar una biopsia si sospecha que tiene cáncer. Hay muchas técnicas que pueden utilizarse para obtener el tejido, como la biopsia en sacabocados o el legrado endocervical. En otros casos, se utiliza un asa de alambre o una conización para recoger tejidos del cuello uterino para la biopsia.

Si la biopsia confirma la presencia de cáncer, se realizarán otras pruebas para determinar si la enfermedad se ha extendido (metastatizado). Estas pruebas pueden incluir

  • Estudios de la función hepática y renal.
  • Análisis de sangre y orina.
  • Radiografías de la vejiga, el recto, los intestinos y la cavidad abdominal.

Este proceso se denomina estadificación.

¿Qué pruebas pueden detectar el cáncer de cuello de útero?

Las pruebas que se utilizan para detectar el cáncer de cuello de útero son la prueba de Papanicolaou y la prueba del VPH. Estas pruebas de detección del cáncer de cuello de útero pueden encontrar células irregulares o problemáticas en su forma más temprana, antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer. Cuando estas células se detectan en una fase temprana, el cáncer de cuello de útero es muy tratable y tiene menos probabilidades de convertirse en algo grave.

El médico realiza la prueba de Papanicolaou y la prueba del VPH utilizando un cepillo para frotar o raspar el cuello uterino y recoger las células. Usted se tumba de espaldas en una mesa de exploración con los pies en los estribos (como durante un examen pélvico). Se le introduce un espéculo en la vagina (esto abre la vagina). Una vez tomada la muestra, las células se colocan en un líquido y se envían al laboratorio para su análisis.

Cribado del cáncer de cuello de útero

El objetivo del cribado del cáncer de cuello de útero es detectar cambios celulares en el cuello uterino antes de que se conviertan en cáncer. El número de casos y muertes por cáncer de cuello de útero en Europa ha disminuido considerablemente desde que la gente se somete a revisiones periódicas de cáncer de cuello de útero.

  • Prueba de Papanicolaou: Esta prueba detecta células anormales o irregulares en el cuello uterino.
  • Prueba del VPH: Esta prueba detecta los tipos de alto riesgo de infección por VPH que tienen más probabilidades de causar cáncer de cuello uterino.

Su profesional sanitario puede sugerirle una combinación de la prueba de Papanicolaou y la prueba del VPH. Esto se llama prueba conjunta y puede ser una opción para usted si tiene más de 30 años.

¿Cuáles son los estadios del cáncer de cuello de útero?

  • Estadio I : El cáncer se encuentra sólo en el cuello del útero. No se ha extendido y es pequeño.
  • Estadio II : El cáncer se ha extendido más allá del cuello uterino y el útero, pero aún no se ha extendido a la pared pélvica (los tejidos que recubren la parte del cuerpo situada entre las caderas) o a la vagina.
  • Estadio III : El cáncer se ha extendido a la parte inferior de la vagina y puede haberse extendido a la pared pélvica, los uréteres (conductos que transportan la orina) y los ganglios linfáticos cercanos.
  • Estadio IV : El cáncer se ha extendido a la vejiga, el recto u otras partes del cuerpo como los huesos o los pulmones.

¿Son necesarios los exámenes pélvicos rutinarios?

A veces. Usted y su médico pueden decidir si necesita un examen pélvico en los años en los que no le corresponde el cribado del cáncer de cuello de útero. Esto se basa en su historial de salud y su actividad sexual.

Sigue siendo importante programar visitas de atención rutinarias con su especialista médico para hablar de su salud sexual y otras preocupaciones específicas de su salud reproductiva. Si es usted sexualmente activa y tiene menos de 25 años, puede recomendarse que se someta a pruebas anuales de detección de clamidia y gonorrea . Además, un examen clínico de las mamas puede ayudar a encontrar bultos en ellas.

¿Se puede palpar el cáncer de cuello de útero con el dedo?

No, no podrá sentir el cáncer de cuello de útero con el dedo. Las células cancerosas son diminutas e imposibles de detectar si no es con un microscopio. Si siente un bulto o una masa en la vagina, podría ser un signo de un pólipo o quiste. Llame inmediatamente a su médico si siente un bulto dentro de la vagina para que pueda examinar la zona.

¿Cómo sabe si tiene cáncer de cuello de útero?

La mayoría de las personas no saben que tienen cáncer de cuello de útero hasta que se les diagnostica formalmente la enfermedad. El médico podrá confirmar el cáncer de cuello de útero mediante una serie de pruebas y biopsias. Los primeros signos de cáncer de cuello de útero suelen ser leves y sólo pueden ser detectados por el médico. Los estadios avanzados del cáncer de cuello de útero son más propensos a causar signos y síntomas.

¿Cómo se trata el cáncer de cuello de útero?

¿Cómo se trata el cáncer de cuello de útero?

El equipo de tratamiento del cáncer de cuello de útero incluye un oncólogo ginecológico (un médico especializado en cánceres de los órganos reproductores femeninos). El tratamiento recomendado para el cáncer de cuello de útero se basa en muchos factores, como el estadio de la enfermedad, su edad y estado de salud general, y si desea tener hijos en el futuro.

Los tratamientos para el cáncer de cuello de útero son la radioterapia, la quimioterapia, la cirugía, la terapia dirigida y la inmunoterapia.

Radiación

La radioterapia utiliza haces de energía para eliminar las células cancerosas del cuello uterino. Hay dos tipos de radioterapia:

  • Radiación de haz externo (EBRT) : Dirige la radiación de alta potencia hacia el cáncer desde una máquina externa a su cuerpo.
  • Braquiterapia : Introduce la radiación en el cáncer o justo cerca de él.

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza fármacos que se inyectan en las venas o se toman por vía oral para destruir las células cancerosas. Entra en la sangre y es eficaz para matar células en cualquier parte del cuerpo. Hay varios fármacos utilizados para la quimioterapia y pueden combinarse. La quimioterapia suele administrarse en ciclos. La duración del ciclo y el calendario o la frecuencia de la quimioterapia varían en función del fármaco utilizado y de la localización del cáncer.

Cirugía

Para tratar el cáncer de cuello uterino se utilizan diferentes tipos de cirugía. Algunos de los tipos de cirugía más comunes para el cáncer de cuello de útero son

  • Cirugía láser : Esta cirugía utiliza un rayo láser para quemar las células cancerosas.
  • Criocirugía : Esta cirugía congela las células cancerosas.
  • Biopsia de cono : Cirugía en la que se extrae un trozo de tejido en forma de cono del cuello del útero.
  • Histerectomía simple : Esta cirugía consiste en la extirpación del útero pero no del tejido que lo rodea. La vagina y los ganglios linfáticos de la pelvis no se extirpan.
  • Histerectomía radical con disección de los ganglios linfáticos pélvicos : Con esta cirugía se extirpa el útero, el tejido circundante llamado parametrio, el cuello uterino, una pequeña porción de la parte superior de la vagina y los ganglios linfáticos de la pelvis.
  • Traquelectomía : En esta intervención se extirpan el cuello uterino y la parte superior de la vagina, pero no el útero.
  • Exenteración pélvica : Es lo mismo que una histerectomía radical, pero incluye la vejiga, la vagina, el recto y parte del colon, dependiendo de dónde se haya extendido el cáncer.

En sus primeras fases, la enfermedad es curable mediante la extirpación del tejido canceroso. En otros casos, el médico puede realizar una histerectomía simple o una histerectomía radical.

Algunas personas pueden recibir una combinación de tratamientos. Su especialista puede utilizar la radiación o la quimioterapia para tratar el cáncer que se ha extendido o que ha vuelto a aparecer (recurrente). A veces su especialista utilizará la radiación y la quimioterapia antes o después de la cirugía.

Terapia dirigida

El tratamiento farmacológico dirigido destruye células cancerosas específicas sin dañar las células sanas. Funciona dirigiéndose a las proteínas que controlan el crecimiento y la propagación de las células cancerosas. A medida que los científicos aprenden más sobre las células cancerosas, son capaces de diseñar tratamientos mejor dirigidos que destruyen estas proteínas.

Inmunoterapia

La inmunoterapia utiliza medicamentos para estimular el sistema inmunitario a fin de que reconozca y destruya las células cancerosas. Las células cancerosas también pueden evitar ser atacadas por el sistema inmunitario enviando una señal. La inmunoterapia ayuda a dirigir estas señales para que las células cancerosas no puedan engañar a su cuerpo haciéndole creer que es una célula sana.

Los ensayos clínicos son otra opción de tratamiento. Son estudios de investigación controlados para probar nuevos tratamientos contra el cáncer. Hable con su oncólogo si desea participar en un ensayo clínico.

Algunas personas utilizan tratamientos alternativos como la dieta, las hierbas, la acupuntura y otros métodos para complementar el tratamiento del cáncer. Hable con su médico sobre los métodos alternativos que dicen aliviar los síntomas del cáncer. Algunos pueden ayudar, pero otros podrían ser perjudiciales.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el cáncer de cuello de útero?

  • de espalda
  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor de espalda y la rigidez muscular asociados con la esclerosis múltiple.
  • Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a mantener la movilidad y evitar la atrofia muscular.
  • La terapia de masaje puede aliviar el dolor y la tensión muscular.
  • La terapia de electroestimulación puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
  • La terapia ocupacional puede ayudar a mejorar la capacidad de realizar las actividades diarias.

¿Quién corre el riesgo de padecer cáncer de cuello de útero?

En muchos casos, el cáncer de cuello de útero puede estar relacionado con factores de riesgo conocidos de la enfermedad. Algunos factores de riesgo pueden evitarse, mientras que otros no. Algunos factores de riesgo que se pueden controlar son

  • Historial de cribado : Las personas que no se han sometido a pruebas de Papanicolaou a intervalos regulares tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de cuello de útero.
  • Infección por VPH : Algunos tipos de VPH están relacionados con el cáncer de cuello de útero. Si se reduce el riesgo de contraer el VPH, también se puede reducir el riesgo de cáncer de cuello de útero.
  • Antecedentes sexuales : Mantener relaciones sexuales antes de los 18 años y tener muchas parejas sexuales supone un mayor riesgo de infección por VPH y clamidia. La prevención de estas enfermedades reduce el riesgo de cáncer de cuello de útero.
  • Fumar : El tabaquismo está asociado a un mayor riesgo de cáncer de cuello de útero.
  • Infección por VIH : Las personas infectadas por el VIH tienen un riesgo superior a la media de desarrollar cáncer de cuello de útero.
  • Píldoras anticonceptivas : Existen pruebas de que el uso prolongado de anticonceptivos orales puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de cuello de útero.
  • Tener varios hijos : Tener tres o más embarazos a término puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.
  • Tener el sistema inmunitario debilitado : Tener el sistema inmunitario debilitado hace que su cuerpo no pueda combatir las infecciones.

Algunos factores de riesgo que no puedes cambiar son

  • DES (dietilbestrol) : El DES es un medicamento hormonal que se administró a las personas entre 1938 y 1971 para prevenir los abortos. Si su madre tomó DES, usted puede tener más probabilidades de padecer cáncer de cuello de útero.
  • Antecedentes familiares : El cáncer de cuello de útero puede tener un componente genético.

¿Se puede prevenir el cáncer de cuello de útero?

Hay algunas cosas que puede hacer para prevenir el cáncer de cuello de útero. Los exámenes ginecológicos regulares y las pruebas de Papanicolaou son las medidas más importantes para prevenir el cáncer de cuello uterino. Otras cosas que puede hacer son

  • Vacunarse contra el VPH (si cumple los requisitos).
  • Utilizar preservativos u otros métodos de barrera cuando tenga relaciones sexuales.
  • Limite sus parejas sexuales.
  • Dejar de fumar y de consumir productos de tabaco.

¿Cómo se puede detectar el cáncer de cuello de útero?

La mayoría de las personas deberían someterse a revisiones periódicas de cáncer de cuello de útero. Las revisiones incluyen pruebas de Papanicolaou, pruebas de VPH o una combinación de ambas.

Estas son las directrices para el cribado del cáncer de cuello de útero:

  • El cribado del cáncer de cuello de útero debe comenzar a los 21 años, independientemente de los antecedentes sexuales. Algunos profesionales sanitarios están dispuestos a retrasarlo hasta los 25 años.
  • Para las personas de 21 a 29 años, se recomienda el cribado cada tres años con sólo una prueba de Papanicolaou (sin prueba del VPH).
  • Para las personas de 30 años o más, la prueba conjunta de Papanicolaou y VPH debe realizarse cada cinco años, o la prueba de Papanicolaou sola cada tres años.
  • La prueba de Papanicolaou de rutina debe interrumpirse (detenerse) en aquellas que se han sometido a una histerectomía total por afecciones benignas y que no tienen antecedentes de NIC ((1802)neoplasia intraepitelial cervical ) de grado 2 o superior.
  • El cribado del cáncer de cuello de útero puede interrumpirse a los 65 años en aquellas personas que tengan dos resultados normales consecutivos en la prueba conjunta o tres resultados normales consecutivos en la prueba de Papanicolaou en los últimos 10 años, con la prueba normal más reciente realizada en los últimos cinco años.
  • Las personas que hayan recibido un tratamiento adecuado para la NIC de grado 2 o superior deberán continuar con el cribado durante 20 años, incluso si esto les lleva más allá de los 65 años.
  • Las personas de 65 a 70 años o más que hayan tenido tres o más pruebas de Papanicolaou normales seguidas y ningún resultado anormal de la prueba de Papanicolaou en los últimos 20 años deben dejar de someterse al cribado del cáncer de cuello de útero. Las personas con antecedentes de cáncer de cuello uterino, exposición al DES antes del nacimiento, infección por el VIH o un sistema inmunitario debilitado deben seguir sometiéndose al cribado mientras gocen de buena salud.
  • Las personas que se han sometido a una histerectomía total (extirpación del útero y del cuello uterino) también deben dejar de someterse al cribado del cáncer de cuello uterino, a menos que tengan antecedentes de cáncer o precáncer de cuello uterino. Las personas que se han sometido a una histerectomía sin extirpación del cuello uterino deben seguir las pautas anteriores.

Las personas con determinados factores de riesgo, como la exposición al DES antes del nacimiento, la infección por el VIH o un sistema inmunitario debilitado, seguirán un calendario diferente.

¿Qué es la vacuna contra el cáncer de cuello de útero?

La vacuna contra el VPH está aprobada para niños y adultos de 9 a 45 años y protege contra el desarrollo del cáncer de cuello uterino. La vacuna actúa provocando que el sistema inmunitario de su cuerpo ataque ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH), que se han relacionado con muchos casos de cáncer de cuello de útero. Es mejor vacunarse antes de iniciar la actividad sexual. La vacuna se administra en una serie. El número de vacunas que necesitas varía en función de la edad que tengas en la primera dosis. Consulte a su especialista médico para saber si puede recibir la vacuna.

¿Cuáles son las tasas de supervivencia del cáncer de cuello de útero?

En las personas con cáncer de cuello de útero que se detecta en la fase más temprana, la tasa de supervivencia relativa a cinco años es superior al 90%. Casi la mitad de los cánceres de cuello de útero se diagnostican en una fase temprana. La tasa de supervivencia a cinco años es del 58% si el cáncer se ha extendido a otros tejidos u órganos.

¿Afecta el cáncer de cuello de útero a la fertilidad?

Todavía es posible quedarse embarazada si su cáncer de cuello de útero fue tratado. Sin embargo, ciertos métodos de tratamiento pueden afectar a su capacidad de quedarse embarazada. Hable con su especialista médico sobre los tratamientos para el cáncer de cuello uterino y su deseo de quedarse embarazada. Debería poder hablar de los riesgos y efectos secundarios que el tratamiento del cáncer podría tener sobre la fertilidad.

¿Afectará el tratamiento del cáncer de cuello de útero a mi vida sexual?

Sí, el cáncer de cuello de útero puede afectar a tu vida sexual. Hay cambios físicos y emocionales que las personas experimentan durante y después del tratamiento del cáncer de cuello de útero. Algunos cambios físicos, como la extirpación del útero o de los ovarios, o la sequedad vaginal pueden afectar a las relaciones sexuales. Otras veces son los efectos secundarios emocionales del tratamiento del cáncer los que hacen que la persona se sienta menos deseada o ansiosa. Es normal sentirse nerviosa por tener relaciones sexuales después del cáncer de cuello uterino. Hable con su profesional sanitario sobre cómo se siente para que le recomiende el mejor tratamiento.

¿Existe una cura para el cáncer de cuello de útero?

No, el cáncer de cuello de útero no tiene cura. Sin embargo, es un cáncer muy tratable, especialmente si se detecta a tiempo.

El resumen de Infitema

Recibir un diagnóstico de cáncer es algo tan impactante como aterrador. Hable con su equipo médico de todas sus preguntas y preocupaciones para asegurarse de que entiende su diagnóstico y su plan de tratamiento. Contar con amigos y familiares que le apoyen durante este tiempo puede ayudarle a sobrellevar la situación. La detección temprana de células irregulares en el cuello uterino es fundamental para identificar y tratar esta terrible enfermedad. Puede tomar medidas para reducir el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino programando revisiones ginecológicas periódicas y practicando sexo seguro.