/images/i/patologias/cistitis-intersticial-sindrome-de-la-vejiga-dolorosa/cistitis-intersticial-sindrome-de-la-vejiga-dolorosa-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Cistitis intersticial (síndrome de la vejiga dolorosa): Causas y tratamiento con fisioterapia

La cistitis intersticial es una afección crónica de la vejiga que provoca molestias y/o dolor en la vejiga o en la región pélvica. Las paredes de la vejiga se inflaman e irritan, lo que hace que la vejiga se vuelva muy sensible. En función de la gravedad, el tratamiento con fisioterapia puede ir desde la dieta hasta la cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor de la cistitis intersticial mediante la realización de ejercicios de estiramiento y relajación de los músculos de la pelvis. También pueden utilizarse técnicas de masaje para aliviar la tensión muscular y aumentar la circulación. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la función de la vejiga mediante el uso de técnicas de control de la vejiga.
¿Qué es la cistitis intersticial (CI)?

¿Qué es la cistitis intersticial (CI)?

La cistitis intersticial (CI) o vejiga dolorosa (VDP) se define como un dolor, una presión o una molestia en la zona suprapúbica o de la vejiga que puede provocar frecuencia urinaria o ganas de orinar y que ha estado presente durante al menos seis semanas.

¿Quién padece cistitis intersticial (CI)?

Tanto los hombres como las mujeres y los niños pueden ser diagnosticados de CI. Se calcula que aproximadamente 83.000 hombres y 1,2 millones de mujeres en Europa padecen CI.

¿Qué causa la cistitis intersticial (CI)?

¿Qué causa la cistitis intersticial (CI)?

Las causas de la cistitis no se conocen del todo. La CI puede estar relacionada con condiciones médicas como:

  • Enfermedad autoinmune.
  • Alergias.
  • Defectos en el revestimiento de la vejiga.
  • Enfermedad vascular (de los vasos sanguíneos).
  • Anomalías de los mastocitos (células que provocan síntomas alérgicos).
  • Presencia de sustancias anormales en la orina.
  • Infecciones no identificadas.

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis intersticial (CI)?

Los síntomas de la CI/PBS varían de un caso a otro, y pueden ser leves, graves, ocasionales o constantes. Los síntomas pueden ser similares a los de una infección de la vejiga. Los síntomas de las mujeres suelen empeorar durante los períodos menstruales.

Los síntomas de la cistitis intersticial (CI) son los siguientes

  • Dolor suprapúbico o pélvico.
  • Presión o molestias cuando se llena la vejiga.
  • Tener que orinar con frecuencia.
  • Orinar en pequeñas cantidades.

¿Cómo se diagnostica la cistitis intersticial (CI)?

No existen pruebas definitivas para diagnosticar la CI/CP. Es importante descartar otras infecciones y afecciones, por lo que su médico puede realizar diferentes pruebas, entre ellas

  • Muestra de orina y análisis de orina: El paciente proporciona una muestra de orina y el médico la examina con un microscopio para saber si hay organismos, gérmenes, pus o glóbulos blancos, lo que podría significar que hay una infección. El médico puede tratar la infección con antibióticos. Si la orina es estéril durante semanas o meses y los síntomas continúan, los médicos pueden hacer un diagnóstico de CI.
  • Biopsia de la pared de la vejiga y de la uretra: Una biopsia es una muestra de tejido que se toma del cuerpo para examinarlo más de cerca. Este procedimiento se realiza bajo anestesia. Se puede tomar tejido de la pared de la vejiga y de la uretra (el conducto por el que sale la orina del cuerpo) para descartar otras enfermedades. Una biopsia puede ayudar a descartar un cáncer de vejiga .
  • Cistoscopia : El médico puede examinar el interior de la vejiga con un instrumento llamado cistoscopio. Se trata de un instrumento largo y fino con un ocular en un extremo. El cistoscopio se introduce suavemente en la uretra y en la vejiga. El médico puede ver dentro de la vejiga mirando a través del ocular. El paciente no está anestesiado durante este procedimiento. Una cistoscopia puede descartar un cáncer de vejiga. Si también se planifica una biopsia de vejiga, la cistoscopia puede realizarse al mismo tiempo, pero puede requerir anestesia.
  • Cistoscopia bajo anestesia con distensión de la vejiga: También se puede realizar una cistoscopia con distensión de la vejiga (estiramiento). El médico realizará una cistoscopia como la descrita anteriormente y distenderá (estirará) la vejiga hasta su máxima capacidad llenándola de agua. Este procedimiento puede revelar grietas en la vejiga. Este procedimiento requiere anestesia porque el estiramiento es doloroso para las personas con CI. Después de este procedimiento, muchos pacientes con IC/PBS experimentan un alivio temporal de sus síntomas.
¿Cómo se trata la cistitis intersticial (CI)?

¿Cómo se trata la cistitis intersticial (CI)?

Aunque la CI/PBS no se puede curar, hay muchas formas de tratarla. No hay forma de predecir quién responderá mejor a determinados tratamientos. Los síntomas de la CI/EPB pueden agravarse o desaparecer. Incluso si los síntomas desaparecen, pueden volver al cabo de días, semanas, meses o años.

Los tratamientos para la IC/PBS tienen como objetivo aliviar los síntomas. Los médicos ayudarán a decidir el tratamiento adecuado para el paciente. Para algunos pacientes, los tratamientos se combinan.

Los tratamientos de la cistitis intersticial/vejiga dolorosa pueden incluir:

  • Dieta : Algunas personas con IC/PBS descubren que ciertos alimentos o bebidas empeoran sus síntomas. Puede resultarle útil llevar un diario de lo que come y bebe para ver si algún alimento o bebida le provoca síntomas y/o reagudizaciones. Para los pacientes que padecen IC/PBS, los alimentos ácidos pueden irritar la vejiga. Si este es el caso, su médico puede recomendarle que tome un antiácido con las comidas para reducir la cantidad de ácido que llega a la orina. También es posible que quiera eliminar ciertos alimentos de su dieta, como:
    • Alcohol
    • Cafeína
    • Bebidas carbonatadas
    • Chocolate
    • Tomates
    • Edulcorantes artificiales
  • Actividad física : El ejercicio y la actividad física pueden ayudar a aliviar los síntomas de la IC/PBS. Los ejercicios pueden incluir:
    • Caminar
    • Ir en bicicleta
    • Estiramientos suaves
  • Reducir el estrés : El estrés puede desencadenar brotes y síntomas en alguien que tiene CI/PBS. Aprender métodos de reducción del estrés y reservar tiempo para la relajación puede facilitar la vida con IC/PBS.
  • Fisioterapia : Los músculos pélvicos mantienen la vejiga en su sitio y ayudan a controlar la micción. El ejercicio de estos músculos puede ayudar a reducir los síntomas de la IC/PBS. Su médico o fisioterapeuta puede ayudarle a realizar estos ejercicios correctamente.
  • Reentrenamiento de la vejiga : Una persona con dolor de vejiga puede adquirir el hábito de ir al baño en cuanto siente dolor o urgencia, aunque la vejiga no esté llena. Como resultado, su cuerpo puede acostumbrarse a ir al baño con frecuencia. El reentrenamiento de la vejiga es un tratamiento para intentar superar este hábito, ayudándole a retener la orina durante más tiempo. Para utilizar el reentrenamiento de la vejiga, lleve un diario de la frecuencia con la que orina y la frecuencia con la que tiene ganas de orinar. Utiliza el diario para aumentar gradualmente el tiempo entre las pausas para ir al baño.
  • Medicamentos orales : El pentosan polisulfato sódico es un medicamento aprobado para tratar el dolor de la CI. Este medicamento puede tener que tomarse hasta seis meses antes de que se note alguna mejora. Los medicamentos que tratan la acidez estomacal pueden ayudar a los síntomas de la CI al reducir la cantidad de ácido que produce el cuerpo. Los relajantes musculares pueden ayudar a aliviar los síntomas al evitar que la vejiga se apriete en el momento inadecuado. Los antidepresivos pueden utilizarse para aliviar el dolor en pacientes con CI. Se ha demostrado que los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina (Elavil), mejoran el dolor y reducen la micción frecuente en pacientes con CI. Los analgésicos narcóticos no se utilizan de forma rutinaria para tratar el dolor en pacientes con CI.
  • Instilaciones vesicales : Otro tratamiento consiste en llenar la vejiga con un medicamento líquido. Se coloca un pequeño catéter o tubo en la uretra y se llena la vejiga con el medicamento.
  • Estiramiento de la vejiga/hidrodistensión : El estiramiento de la vejiga o hidrodistensión es un procedimiento que se realiza en el quirófano bajo anestesia. La vejiga se llena de agua estéril para distenderla y aumentar la cantidad de orina que puede retener.
  • Estimulación nerviosa : La estimulación nerviosa es un tratamiento que ayuda a regular la vejiga. Estos tratamientos son más útiles para reducir la urgencia y la frecuencia urinaria, pero a veces pueden ayudar con el dolor vesical/suprapúbico.
  • Cirugía : La cirugía para tratar la CI /PBS se utiliza como último recurso. La cirugía puede eliminar partes de la vejiga o incluso la vejiga entera. Si el paciente ha probado todas las demás opciones de tratamiento y el dolor es insoportable, se puede considerar la cirugía.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • Fisioterapia para la cistitis intersticial suele ser una parte integral del tratamiento.
  • Puede incluir técnicas de relajación, masajes, calor o frío, ejercicios de kegel y estiramientos.
  • También se pueden usar medicamentos para tratar el dolor y la inflamación, así como para reducir el estrés y la ansiedad.
  • En algunos casos, se puede recomendar una cirugía para reparar el daño de la vejiga o para eliminar cualquier obstrucción urológica.