/images/i/patologias/claudicacion/claudicacion-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Claudicación: Causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La claudicación es un dolor muscular que se produce cuando se está activo y que cesa cuando se descansa. Suele describirse como un calambre, un dolor, un hormigueo o un entumecimiento. La mayoría de los casos están causados por problemas circulatorios, como la arteriopatía periférica, pero también pueden ser causados por afecciones de la columna vertebral. Los resultados son mejores en los casos que se diagnostican y tratan a tiempo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la claudicación?

La plagiocefalia es una condición en la que el niño tiene una deformidad en la forma de la cabeza. La causa más común de la plagiocefalia es el posicionamiento prolongado en una posición, lo que hace que se aplique más presión en una área de la cabeza. La fisioterapia puede ayudar a corregir la deformidad de la cabeza mediante el uso de técnicas de manipulación y estiramiento. También se pueden utilizar aparatos para ayudar a aliviar la presión en la cabeza y mejorar la circulación.
¿Qué es la claudicación?

¿Qué es la claudicación?

Claudication pain is usually described as cramping, but some people describe the pain as dull or aching. Others experience weakness, numbness or tingling.

Los tipos más comunes de claudicación son:

  • Claudicación vascular: Suele ser un síntoma de problemas graves de flujo sanguíneo, especialmente de enfermedad arterial periférica.
  • Claudicación neurogénica: Está causada por problemas en la columna vertebral y el sistema nervioso.

What causes vascular claudication?

El dolor de la claudicación suele describirse como un calambre, pero algunas personas lo describen como un dolor sordo o una molestia. Otras experimentan debilidad, entumecimiento u hormigueo.

¿Qué causa la claudicación vascular?

¿Qué causa la claudicación vascular?

Todas las células del cuerpo necesitan oxígeno para funcionar. Cuando se es más activo, aunque sólo sea para dar un paseo ligero, las células de los músculos necesitan más oxígeno para hacer su trabajo. Las personas que tienen problemas de circulación pueden experimentar dolor cuando son más activas porque sus músculos necesitan más oxígeno del que les proporciona la circulación. El dolor desaparece cuando descansan porque su circulación puede volver a satisfacer la menor demanda de oxígeno. Este tipo de dolor es más frecuente en las piernas, pero también puede darse en los brazos.

La claudicación es un síntoma clásico de la arteriopatía periférica (conocida como EAP), que es un estrechamiento de los vasos sanguíneos de las piernas, y de la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias). Tanto la arteriopatía periférica como la aterosclerosis aumentan el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus.

La claudicación también es preocupante porque el dolor que provoca al caminar o hacer ejercicio suele impedir que las personas se mantengan activas, lo que sólo empeora la claudicación.

¿Qué causa la claudicación neurógena?

La claudicación neurogénica suele estar causada por estenosis espinal , que a veces se denomina pseudoclaudicación. Se trata de un estrechamiento del espacio que rodea la parte inferior de la columna vertebral, que puede ejercer presión sobre la médula espinal directamente. También puede comprimir los vasos sanguíneos que rodean la columna vertebral, privándola de la sangre que transporta el oxígeno. Cualquiera de estas dos posibilidades puede provocar un dolor que se inicia en la parte baja de la espalda y continúa por las piernas, así como debilidad, hormigueo o entumecimiento en las piernas y los pies. También puede dificultar el control del intestino o la vejiga.

Una diferencia clave entre la claudicación vascular y la neurogénica es lo que se puede hacer para aliviar el dolor. En la claudicación neurogénica, las personas afirman que pueden aliviar el dolor inclinándose hacia delante. Esto se denomina el signo del carro de la compra “ porque se asemeja a la postura de alguien que empuja un carro de la compra, y no se observa en las personas con claudicación vascular.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la claudicación vascular?

El riesgo de padecer claudicación aumenta con la edad. Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar claudicación:

  • Consumo de tabaco .
  • Diabetes .
  • Enfermedad renal .
  • Colesterol alto .
  • Hipertensión arterial .

¿Cuáles son los factores de riesgo de la claudicación neurógena?

Algunas personas nacen con un canal espinal naturalmente estrecho. Otras desarrollan este problema a causa de lesiones, degeneración de la columna vertebral a causa del envejecimiento, o una combinación de todos estos factores.

¿Cómo se diagnostica la claudicación vascular?

Para determinar si tiene claudicación — o la gravedad de su caso — su especialista médico puede realizar lo siguiente

  • Examen físico: El médico le examinará las piernas y los pies en busca de cambios de color, heridas que tardan en curar o cualquier otro signo de mala circulación. También le tomará el pulso en las piernas y los pies, ya que uno de los principales síntomas de la arteriopatía periférica es la debilidad o ausencia de pulso en las piernas y los pies.
  • Índice tobillo-brazo : El índice tobillo-brazo es una prueba que mide la presión arterial en el brazo y en el tobillo y los compara, buscando una presión más baja en las piernas.
  • Angiografía : La angiografía es una prueba de imagen que utiliza un tinte especial que se inyecta en el cuerpo. Esto ayuda a los médicos a trazar un mapa de los vasos sanguíneos pertinentes. Puede realizarse mediante una radiografía, una tomografía computarizada (TC) y una resonancia magnética.
  • Ecografía : La ecografía utiliza ondas sonoras de muy alta frecuencia para ayudar a los médicos a visualizar los vasos sanguíneos de las piernas, especialmente las zonas estrechadas u obstruidas.

¿Cómo se diagnostica la claudicación neurógena?

  • Examen físico: El médico le examinará las piernas y los pies para buscar signos de claudicación vascular y palpar el pulso en estas extremidades.
  • Una o más de las siguientes pruebas de imagen:
    • Radiografías .
    • TAC .
    • RMN .
    • Mielografía (especialmente para los pacientes que no pueden hacerse una RMN).
¿Cómo se trata la claudicación vascular?

¿Cómo se trata la claudicación vascular?

El tratamiento de la claudicación es importante porque suele ser un indicador de enfermedad arterial periférica o de enfermedades circulatorias similares que pueden cambiar la vida e incluso ser mortales. El tratamiento puede adoptar varias formas y su médico puede animarle a hacer una o varias de las siguientes cosas:

  • Dejar el tabaco. El consumo de tabaco, especialmente el tabaquismo, es uno de los mayores factores de riesgo de claudicación.
  • Camina más.El mejor tipo de ejercicio para la claudicación es caminar. Su médico puede proporcionarle recursos e información sobre programas de caminata destinados a ayudar a personas con problemas de salud similares.
  • Tomar medicamentos recetados.Estos incluyen:
    • Medicamentos para la presión arterial.
    • Medicamentos para reducir el colesterol.
    • Medicamentos antiplaquetarios (como la aspirina o el clopidogrel, que aumentan el flujo sanguíneo).

Si estos tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar opciones de tratamiento para aumentar o desviar el flujo sanguíneo, como la cirugía o el cateterismo. Los métodos basados en el cateterismo son menos invasivos y utilizan un dispositivo médico que se inserta en uno de los principales vasos sanguíneos y que permite tratar el estrechamiento o la obstrucción. Su médico puede informarle sobre las opciones específicas que tiene en cuanto a este tipo de procedimiento.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la claudicación?

  • La plagiocefalia es una afección que se produce cuando el hueso frontal del cráneo se aplana en un lado.
  • Esto ocurre debido a que el bebé está en el útero durante mucho tiempo, lo que hace que el hueso frontal se aplaste.
  • La plagiocefalia puede producir una deformidad permanente del cráneo si no se trata.
  • La fisioterapia puede ayudar a corregir la deformidad del cráneo y mejorar la apariencia del bebé.
  • El tratamiento de fisioterapia consiste en ejercicios para fortalecer el músculo del cuello del bebé y ayudarlo a mover la cabeza de un lado a otro.
  • También se pueden utilizar aparatos ortopédicos para ayudar a corregir la deformidad del cráneo.

¿Cómo se trata la claudicación neurógena?

El tratamiento no quirúrgico de la claudicación neurógena incluye el uso de medicamentos para ayudar a controlar el dolor, fisioterapia e inyecciones de esteroides para ayudar a reducir la inflamación. El médico también puede recomendar estiramientos, ejercicios de fortalecimiento y otros tipos de actividad para ayudar a mejorar la capacidad del cuerpo para sostenerse a sí mismo. Sin embargo, el tratamiento conservador puede no ser una opción para los pacientes cuyos casos son más graves. Si las opciones de tratamiento conservador no funcionan, o para los pacientes cuyos casos ya son más graves, la siguiente opción es la cirugía. Su especialista puede ayudarle a explicar sus opciones para que puedan decidir juntos qué es lo mejor para usted.

Llevar una dieta equilibrada.

Hay muchas cosas que puede hacer para prevenir la claudicación vascular o retrasar su aparición. Entre ellas se encuentran:

  • Mantenga un peso saludable.
  • Preguntas frecuentes
  • cuándo llamar al médico
  • Dejar de consumir productos de tabaco (si los consume).
  • Controlar cualquier condición de salud que pueda contribuir a este problema, incluyendo la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes.

La claudicación neurogénica es más difícil de prevenir porque la estenosis espinal forma parte del proceso natural de envejecimiento. Sin embargo, aunque la estenosis espinal es más probable que se produzca a medida que la gente envejece, la mayoría de las personas que la padecen tampoco presentan síntomas.

Algunas recomendaciones para prevenir o retrasar la estenosis espinal son

  • Hacer ejercicio y mantenerse activo.
  • Llevando una dieta equilibrada.
  • Mantener un peso saludable.

Cuándo llamar al médico

La claudicación es un síntoma del que siempre hay que hablar con el médico porque es un síntoma clave en la enfermedad arterial periférica. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden evitar o retrasar el empeoramiento de los síntomas de claudicación hasta el punto de que afecten a su vida. También debe hablar con su especialista lo antes posible si este síntoma se desarrolla o empeora muy repentinamente.

También es importante que hable con su médico sobre la claudicación aunque no tenga ningún otro problema de salud, porque también puede ser un signo de otras enfermedades y afecciones, muchas de las cuales son más probables en personas sanas y físicamente activas. La mayoría de estas afecciones son graves y algunas de ellas son urgencias médicas. Entre ellas se encuentran:

  • Síndrome compartimental crónico : Los grupos musculares, incluidos sus nervios y vasos sanguíneos relacionados, forman parte de un “compartimento,” que está contenido dentro de una membrana llamada “fascia” ”). Si el tejido dentro de un compartimento se hincha, la fascia comprime lo que hay dentro del compartimento, limitando el flujo sanguíneo y causando dolor. El síndrome compartimental crónico no suele ser una urgencia.
  • Trombosis venosa profunda (TVP) : Esta afección se produce cuando se forma un coágulo de sangre en una vena (normalmente una vena de la pierna). Si el coágulo se desprende y llega a los pulmones, puede atascarse y bloquear el flujo sanguíneo. Se trata de una urgencia médica potencialmente mortal denominada embolia pulmonar .
  • Síndrome de atrapamiento de la arteria poplítea (PAES) : Esta rara afección se produce cuando un defecto muscular comprime una arteria de la pierna, cortando la sangre más abajo. A menudo se requiere una intervención quirúrgica para corregir la afección, que puede ser una urgencia médica en los casos más graves.