/images/i/patologias/codo-de-tenista-epicondilitis-lateral/codo-de-tenista-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Codo de tenista: Qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

Cualquiera puede padecer codo de tenista (epicondilitis lateral), no sólo los deportistas. Los movimientos repetitivos del brazo debilitan los músculos del mismo y desgarran los tendones que unen el músculo al hueso. El codo de tenista puede causar dolor al doblar o enderezar los brazos o al agarrar o levantar objetos. La mayoría de las personas se alivian sin necesidad de cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

El FAI es una afección en la que el hueso del femur (muslo) y el hueso del acetábulo (cóccix) se frotan unos contra otros. Esto puede causar dolor y rigidez en la articulación de la cadera. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez, así como a mejorar la movilidad de la cadera. También puede ayudar a prevenir que la afección empeore.
¿Qué es el codo de tenista?

¿Qué es el codo de tenista?

El codo de tenista es una lesión por uso excesivo que se produce cuando los tendones (tejidos que unen los músculos a los huesos) se sobrecargan, lo que provoca inflamación, degeneración y posible desgarro. Suele afectar a los tenistas que agarran la raqueta con demasiada fuerza. Pero cualquiera puede desarrollar esta dolorosa afección, conocida médicamente como epicondilitis lateral.

¿Qué tan común es el codo de tenista?

Entre el 1% y el 3% de los padecen codo de tenista. Es más común en personas de 30 a 50 años y afecta a todos los géneros.

¿Quién puede padecer el codo de tenista?

Cualquier persona que realice regularmente actividades repetitivas en las que se utilicen enérgicamente los antebrazos, las muñecas o las manos puede padecer el codo de tenista. El codo de tenista puede afectar a los aficionados y a los profesionales:

  • Jugadores de béisbol y sóftbol.
  • Jugadores de bolos.
  • Esgrimistas.
  • Golfistas.
  • Jugadores de tenis, squash, pickleball y racquetball.

Las personas que trabajan en determinadas profesiones también son más propensas al codo de tenista:

  • Trabajadores de líneas de montaje y mecánicos de automóviles.
  • Carniceros y cocineros.
  • Carpinteros, limpiadores, pintores y fontaneros.
  • Dentistas.
  • Jardineros y paisajistas.
  • Manicuristas.
  • Músicos.

¿El codo de tenista afecta a un brazo o a los dos?

El codo de tenista suele afectar a su lado dominante. Pero dependiendo del tipo de actividades repetitivas, puede padecer codo de tenista en ambos brazos.

¿Cuál es la diferencia entre el codo de tenista y el codo de golfista?

El codo de tenista es una afección del tendón del epicóndilo lateral (exterior), o parte externa del codo. El codo de golfista es una afección del tendón epicóndilo medial (interior), o parte interna del codo. El término médico para el codo de golfista es epicondilitis medial.

Las personas con codo de golfista tienen un dolor interno en el codo que se irradia hacia el brazo. También pueden tener entumecimiento y hormigueo en los dedos. Los golfistas pueden padecer el codo de tenista, al igual que los jugadores de tenis pueden padecer el codo de golfista.

¿Qué causa el codo de tenista?

¿Qué causa el codo de tenista?

Los movimientos repetitivos del brazo pueden hacer que los músculos del antebrazo se fatiguen. Un único tendón une este músculo a la protuberancia ósea de la parte exterior del codo (epicóndilo lateral). A medida que el músculo se cansa, el tendón soporta más carga. Esta sobrecarga puede causar inflamación y dolor, lo que se conoce como tendinitis. Con el tiempo, esta sobrecarga puede causar una condición degenerativa conocida como tendinosis. Juntas, la tendinitis y la tendinosis pueden conducir a la rotura del tendón.

A veces, una lesión repentina en el brazo o el codo provoca el codo de tenista. En raras ocasiones, las personas desarrollan la enfermedad sin motivo conocido (codo de tenista idiopático).

¿Cuáles son los síntomas del codo de tenista?

El codo de tenista suele ser el resultado de un uso excesivo. Los síntomas suelen aparecer lentamente. El dolor puede empeorar a lo largo de semanas y meses. Los signos del codo de tenista incluyen:

  • Ardor o dolor en la parte exterior del codo que puede desplazarse hasta la muñeca (estas sensaciones pueden empeorar por la noche).
  • Dolor al girar o doblar el brazo (por ejemplo, para girar el pomo de una puerta o abrir un frasco).
  • Rigidez o doloral extender el brazo.
  • Articulación del codo hinchada y sensible al tacto.
  • Debilidad en el agarre cuando intenta sujetar objetos como una raqueta, una llave inglesa, un bolígrafo o la mano de alguien.

¿Cómo se diagnostica el codo de tenista?

Su especialista médico le hará un examen físico para comprobar si hay dolor, hinchazón y rigidez en la articulación del codo. Su especialista también puede preguntarle sobre las actividades que pueden causar dolor. Para hacer un diagnóstico, es posible que le hagan una o más de estas pruebas

  • Las radiografías descartan afecciones como la artritis o un hueso roto.
  • Las pruebas de imagen , entre las que se incluyen la ecografía , la resonancia magnética (RM) o la tomografía computarizada (TC) , evalúan las lesiones tendinosas y musculares.
  • La electromiografía (EMG) comprueba si hay nervios comprimidos midiendo la actividad eléctrica de los músculos y los nervios.

¿Cuáles son las complicaciones del codo de tenista?

El dolor del codo de tenista puede dificultar el trabajo o las actividades físicas. La afección también puede afectar al agarre, lo que puede dificultar la toma de objetos. En general, el codo de tenista no causa problemas graves a largo plazo.

¿Cómo se controla o se trata el codo de tenista?

¿Cómo se controla o se trata el codo de tenista?

El codo de tenista puede mejorar por sí solo con poco o ningún tratamiento. Sin embargo, esa recuperación puede tardar hasta 18 meses. Existen técnicas no quirúrgicas probadas que pueden acelerar su recuperación. Los tratamientos no quirúrgicos y mínimamente invasivos para el codo de tenista incluyen:

  • Reposo: Es posible que deba interrumpir o reducir sus actividades durante varias semanas para dar tiempo a los tendones a sanar.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Los AINE , incluidos el ibuprofeno y el naproxeno pueden aliviar el dolor y la inflamación.
  • Aparatos ortopédicos: Es posible que su especialista le recomiende el uso de un aparato ortopédico de apoyo extraíble llamado aparato de contrafuerza. Esta herramienta elimina la tensión de los tendones y los músculos.
  • Fisioterapia: Los ejercicios de fisioterapia pueden fortalecer los músculos del antebrazo y el agarre. Los masajes, los ultrasonidos u otras técnicas de estimulación muscular pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar la función.
  • Inyecciones de esteroides: Los corticoesteroides inyectables alivian temporalmente el dolor y la inflamación de las articulaciones. Estas inyecciones deben colocarse en la zona correcta, por lo que muchos especialistas realizarán estas inyecciones bajo la guía de ultrasonidos.
  • Terapia con plasma rico en plaquetas (PRP): Las plaquetas son pequeños fragmentos de células en la sangre que ayudan a la curación. Durante una inyección de (PRP) , el médico extrae una pequeña cantidad de sangre y separa las plaquetas de otras células sanguíneas. A continuación, inyecta las plaquetas concentradas en la zona lesionada bajo control ecográfico.
  • Tratamiento con ondas de choque extracorpóreas: Las ondas sonoras pueden romper el tejido cicatricial. Después, el flujo sanguíneo a la zona dañada mejora.
  • Tenotomía mínimamente invasiva: El médico puede realizar un procedimiento mínimamente invasivo para eliminar el tejido tendinoso degenerativo del interior del tendón. Este procedimiento (denominado TenJet) utiliza un dispositivo de aguja con solución salina a alta presión para crear succión e hidroreseccionar el tejido tendinoso degenerativo. Esto puede ser una alternativa a un procedimiento quirúrgico mayor.

Si los síntomas no mejoran después de seis a 12 meses de terapias no quirúrgicas, el médico puede recomendar una intervención quirúrgica, como un desbridamiento artroscópico o abierto del tendón o una reparación del mismo. La cirugía suele consistir en la extirpación del tendón y el músculo lesionados. El médico sustituye el tejido dañado por tendón y músculo sanos de otra parte del cuerpo. La recuperación puede llevar de cuatro a seis meses. Una vez que haya padecido el codo de tenista, es posible que tenga que usar un aparato ortopédico para evitar que vuelvan los síntomas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El objetivo del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación, así como mejorar la movilidad de la articulación afectada.
  • Se pueden utilizar métodos como la terapia manual, la terapia física, el ejercicio, la manipulación y la estimulación eléctrica.
  • Se pueden aplicar técnicas de masaje para ayudar a relajar los músculos y tejidos alrededor de la articulación.
  • Se pueden utilizar férulas o yesos para inmovilizar la articulación y permitir que se cure.
  • En algunos casos, se puede recomendar la cirugía para corregir el problema.

¿Cómo puedo prevenir el codo de tenista?

Estas medidas pueden ayudarle a evitar el codo de tenista:

  • No presione el dolor. El dolor es la forma en que su cuerpo le habla, y usted debe escucharlo. Presionar el dolor puede dañar el tendón y provocar un posible desgarro.
  • Compruebe el ajuste del equipo. Por ejemplo, las raquetas rígidas o con cuerdas sueltas pueden reducir la tensión en el antebrazo.
  • Levante pesas para fortalecer los músculos de los antebrazos y las muñecas.
  • Estire las muñecas y los brazos antes de empezar a trabajar o realizar una actividad.
  • Usar una codera para evitar que los síntomas empeoren.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) de las personas que tienen codo de tenista?

Aproximadamente el 95% de las personas con codo de tenista mejoran con tratamientos no quirúrgicos. Después, pueden retomar sus actividades. Los síntomas pueden tardar entre seis y 18 meses en desaparecer.

Un pequeño número de personas necesita cirugía. Entre el 80% y el 90% de las personas que se operan del codo de tenista ven mejorar sus síntomas en el plazo de un año.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Dificultad para mover el brazo, extenderlo o sujetar objetos.
  • Articulaciones rojas e hinchadas, o un bulto o protuberancia en el codo.
  • Dolor intenso que interfiere con el sueño o las actividades diarias.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Por qué tengo codo de tenista?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para el codo de tenista?
  • ¿Qué cambios debo hacer para controlar los síntomas?
  • ¿Qué cambios debo hacer para evitar que el problema se repita?
  • ¿Debo estar atento a los signos de complicaciones?

El resumen de Infitema

Cualquier persona que realice actividades o un trabajo que requiera movimientos repetitivos del brazo (extender y doblar) puede tener codo de tenista. Acuda a su médico si doblar y estirar el brazo le produce dolor o si la parte exterior del codo está sensible al tacto. Su especialista puede ofrecerle sugerencias para reducir el dolor y la inflamación. En raras ocasiones, las personas con codo de tenista necesitan cirugía. Con el tratamiento adecuado, puede volver a realizar con seguridad el trabajo o las actividades que le gustan sin dolor.