/images/i/patologias/dedos-de-mazo/dedos-de-mazo-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dedos de mazo: Causas y tratamiento con fisioterapia

El desgaste diario de nuestros pies puede provocar un dolor ocasional en los dedos. Pero desarrollar un dedo en mazo es diferente. Es posible que tenga problemas para usar zapatos, caminar sin molestias o realizar actividades normales. El dolor persistente en los dedos del pie causado por un dedo doblado debe ser evaluado por un profesional de la salud.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con rígidos: dedos de mazo?

La fisioterapia ayuda con Fractura en espiral mediante la aplicación de técnicas de tracción, masaje y estiramiento. La fisioterapia también puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con esta condición.
¿Qué son los dedos en mazo?

¿Qué son los dedos en mazo?

Un dedo en mazo es una flexión hacia arriba de la articulación del dedo. Puede hacer que el dedo parezca curvado en lugar de plano. El dedo en mazo se produce sobre todo en el segundo dedo del pie, junto al dedo gordo. Esto se debe a que suele ser el más largo de los cuatro dedos pequeños. Pero también puede afectar al tercer y cuarto dedo.

El dedo en martillo afecta a dos partes del cuerpo. Son la articulación interfalángica distal (DIPJ) y el flexor largo de los dedos (FDL). La DIPJ es la última articulación del dedo, la más cercana a la uña del pie. El FDL es un músculo que comienza cerca de la espinilla y baja hasta los cuatro dedos más pequeños. Ayuda a que los dedos se curven. Cuando el músculo se tensa demasiado, puede doblar la articulación de un dedo hacia arriba.

¿Existen diferentes tipos de dedos en mazo?

Los dedos en mazo suelen describirse como flexibles o rígidos:

  • Dedos de mazo flexibles: El músculo y la articulación del dedo siguen siendo flexibles y móviles.
  • Dedos de mazo rígidos: El músculo y los tendones cercanos (tejidos que unen el músculo al hueso) se tensan. Este cambio congela la articulación del dedo en una posición doblada.

¿Cuál es la diferencia entre los dedos en mazo, los dedos en martillo y los dedos en garra?

Los dedos en mazo se confunden a menudo con los dedos en martillo y los dedos en garra . Aunque las tres afecciones afectan a las articulaciones de los dedos del pie, presentan importantes diferencias:

  • Dedos en mazo: Dobladura en la articulación del tercer dedo, la más cercana a la uña del pie.
  • Dedos en martillo: Curvatura en la segunda articulación del dedo, la del medio.
  • Dedos en garra : Curvatura en la primera articulación del dedo, y posiblemente en la segunda y tercera.
¿Cuál es la causa de los dedos en mazo?

¿Cuál es la causa de los dedos en mazo?

Los dedos en mazo se desarrollan cuando un dedo del pie es forzado repetidamente hacia arriba. Las causas más comunes de los dedos en mazo incluyen:

  • Artritis .
  • Desequilibrios óseos y musculares, como huesos del pie demasiado cortos o músculos especialmente débiles.
  • Una lesión en el dedo del pie.
  • Zapatos demasiado apretados.

¿Cuáles son los síntomas de los dedos en mazo?

El síntoma más evidente de un dedo en martillo es la curvatura o flexión de la articulación del dedo más cercana a la uña. Otros síntomas pueden ser:

  • Enrojecimiento e hinchazón del dedo afectado.
  • Callos o callosidades en la parte doblada del dedo.
  • Dolor en los dedos del pie al usar zapatos o al caminar.
  • Llagas o úlceras en los dedos del pie , especialmente en personas con diabetes .
  • Engrosamiento o cambios en las uñas de los pies.

¿Qué debo saber sobre las deformidades de los dedos del pie y la diabetes?

Si tiene diabetes, corre un mayor riesgo de desarrollar complicaciones en los pies como el dedo en martillo. La diabetes puede provocar daños en los nervios y problemas de circulación (flujo sanguíneo) en los pies y los dedos. Esto significa que los callos y las callosidades pueden dar lugar a ampollas o llagas. Y esas llagas, o úlceras, pueden convertirse en peligrosas heridas abiertas propensas a las infecciones. Entonces es más probable que se produzcan infecciones o incluso gangrena (tejido muerto).

¿Cómo se diagnostican los dedos de mazo?

Los dedos de mazo deben ser diagnosticados por un profesional sanitario. Puede empezar por su médico de atención primaria (PCP) o visitar a un podólogo (médico de pies y tobillos). Por lo general, los dedos de mazo sólo necesitan un examen físico completo. Su médico:

  • Observará su calzado.
  • Probablemente comprobará la flexibilidad del dedo.
  • Posiblemente le haga un análisis de la marcha, para evaluar su forma de caminar.
  • Tomar una radiografía del pie.
  • Realizará un examen del pie y del tobillo.
  • Desbridar (quitar) cualquier piel o uña dolorosa.

El examen físico puede ayudar a determinar si estás ejerciendo una presión o tensión adicional en el dedo afectado. En algunos casos, el médico puede solicitar también pruebas de imagen. Una radiografía descartará cualquier fractura del dedo del pie (huesos rotos).

¿Cómo se tratan los dedos de mazo?

¿Cómo se tratan los dedos de mazo?

El tratamiento de los dedos de mazo puede adoptar muchas formas. Afortunadamente, la mayoría de las personas encuentran alivio con tratamientos conservadores. Eso significa que no necesitan cirugía. Si el dedo en mazo sigue siendo flexible, su especialista médico puede recomendar:

  • Exfoliar suavemente, o alisar, las callosidades.
  • Colocar almohadillas para los dedos en los callos o callosidades.
  • Reducir la inflamación con una inyección de esteroides.
  • Estirar los dedos del pie con frecuencia.
  • Utilizar plantillas ortopédicas (plantillas especiales) para aliviar la presión del dedo afectado.
  • Usar zapatos con espacio extra en los dedos.

Para las personas con diabetes, el cuidado adecuado de los pies es esencial. Los consejos para la salud de los pies incluyen:

  • Revisar los pies cada día para ver si hay llagas o lesiones.
  • Mantener los pies limpios y secos.
  • Cortar las uñas de los pies con regularidad.

No intente nunca cortar usted mismo los callos o las durezas. Permitir siempre que un profesional sanitario evalúe los problemas de los pies relacionados con la diabetes. El médico le recomendará el mejor tratamiento.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para rígidos: dedos de mazo?

  • Se aplica una férula o yeso para estabilizar el hueso y permitir que se cure.
  • Se realizan ejercicios de movilidad para evitar la rigidez y la pérdida de fuerza.
  • Se realizan ejercicios de fortalecimiento para ayudar a que el hueso se vuelva más fuerte.
  • Se realizan masajes para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Se realizan baños de parafina para aliviar el dolor y la inflamación.

¿Necesitaré operar los dedos del pie?

Los dedos del pie en mazo severos o rígidos pueden no responder a las terapias conservadoras. Algunas personas necesitarán una intervención quirúrgica de los dedos del pie para restablecer la alineación adecuada de la articulación. Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • Artroplastia: Extirpación de parte del hueso del dedo doblado y realineación del mismo.
  • Liberación del tendón: Cortar un tendón del dedo del pie tenso para permitir que el dedo quede plano.
  • Transferencia del tendón: Trasladar el tendón del dedo en mazo a otra parte del pie, para obligar al dedo a enderezarse.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de los dedos del pie?

Todas las cirugías conllevan riesgos. Las posibles complicaciones de la cirugía del dedo del pie en mazo incluyen:

  • Infección.
  • Daño a los nervios.
  • Recurrencia (retorno) del dedo doblado.
  • Rigidez.
  • Hinchazón.

¿Cómo puedo prevenir el dedo en martillo?

Un buen cuidado de los pies puede ayudar a prevenir el desarrollo de los dedos en martillo. Asegúrese de:

  • Evitar los zapatos que pellizcan o aprietan los dedos del pie.
  • Elegir calzado con un tacón bajo para aliviar la presión de los dedos.
  • Estirar los pies y los dedos con regularidad.
  • Encargar a un profesional de la venta que le ajuste el tamaño de los zapatos.

¿Los dedos en mazo son permanentes?

Algunos dedos de mazo rígidos permanecen doblados de forma permanente. Pero hay muchas formas de aliviar el dolor de la articulación del dedo del pie y prevenir problemas posteriores, como callos y durezas.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con el médico por el dedo en martillo?

Un dedo en martillo por sí solo no suele ser una afección médica urgente. Pero asegúrese de ponerse en contacto con el médico de inmediato si

  • Tiene diabetes y ve que se le está formando una llaga o herida en el dedo del pie.
  • Observa signos de infección alrededor de la uña del pie.
  • Sospecha que el dedo del pie doblado puede deberse a una fractura o a una lesión de los tejidos blandos.

El resumen de Infitema

Sus pies y dedos le ayudan a realizar todas las actividades que le gustan. Una afección como el dedo en martillo puede hacer que sea doloroso llevar zapatos, caminar o hacer ejercicio. Si sufre un dolor de pies persistente, pida ayuda a un profesional sanitario. Existe una amplia gama de opciones de tratamiento para la mayoría de los problemas de los pies y los dedos. Algunos incluyen la cirugía, pero muchos no.