/images/i/patologias/depresion-y-sexo/depresion-y-sexo-efectos-secundarios-de-los-isrs-depresion-y-disfuncion-erectil.png
< Volver a patologías

Depresión y sexo: Efectos secundarios de los ISRS, depresión y disfunción eréctil

La depresión puede hacer que pierda el interés por actividades que antes disfrutaba, incluido el sexo. Algunos antidepresivos también pueden afectar a su deseo sexual o a su capacidad de tener un orgasmo. Un profesional sanitario puede ayudarle a controlar tanto la depresión como la libido baja.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a tratar el dolor miofascial crónico (DMC) mediante el uso de técnicas para reducir la tensión en los músculos y tejidos blandos. También se pueden utilizar técnicas de estiramiento y terapia manual para ayudar a aliviar el dolor. La fisioterapia también puede ayudar a tratar la causa del dolor, que puede ser una mala postura, una lesión muscular o un desequilibrio en los músculos.

¿Cómo afecta la depresión al sexo?

La depresión puede afectar a todos los aspectos de su vida, incluido el sexo. La baja autoestima, los sentimientos de desesperanza y la fatiga física pueden reducir su libido (deseo sexual). La depresión también puede provocar:

  • Anorgasmia, o dificultad para tener un orgasmo.
  • Disfunción eréctil , o problemas para conseguir una erección.

¿Por qué el sexo está ligado a la depresión?

La depresión afecta al sexo debido a la biología. Comienza con sustancias químicas en el cerebro llamadas neurotransmisores. Los neurotransmisores se comunican entre el cerebro, donde comienza el deseo sexual, y los órganos sexuales. Cuando el cerebro piensa en el deseo, el cuerpo responde aumentando el flujo sanguíneo a los órganos sexuales. El aumento del flujo sanguíneo desencadena la excitación mediante una erección o una lubricación vaginal.

En una persona con depresión, las sustancias químicas relacionadas con el sexo están desequilibradas. En consecuencia, el deseo sexual es escaso o inexistente. Los niveles bajos de algunas de estas sustancias químicas también pueden embotar las sensaciones placenteras.

¿Cuáles son las diferentes formas en que la depresión puede causar disfunción sexual?

¿Cuáles son las diferentes formas en que la depresión puede causar disfunción sexual?

La biología de la depresión y la disfunción sexual está clara. Pero las formas en que la depresión afecta a nuestras relaciones y a nuestra visión de la vida son más complicadas. Los desafíos sexuales pueden seguir a ciertos síntomas de la depresión:

  • Incapacidad de experimentar placer.
  • Pérdida de interés en las actividades.
  • Bajos niveles de energía.
  • Cambios de humor.
  • Reducción de la autoestima.

¿Los antidepresivos causan efectos sexuales secundarios?

Los antidepresivos, o medicamentos para la depresión , son muy eficaces para aliviar la depresión. Sin embargo, muchos de estos fármacos tienen efectos sexuales secundarios.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son un ejemplo. Los ISRS actúan aumentando los niveles de serotonina en el cerebro. El aumento de la serotonina puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. Pero también puede impedir la comunicación normal entre el cerebro y los órganos sexuales. Los ISRS pueden dificultar la erección o la eyaculación del hombre. Estos fármacos también pueden impedir que una mujer tenga un orgasmo.

Otros antidepresivos se centran en diferentes sustancias químicas del cerebro. Los fármacos que aumentan la dopamina o la norepinefrina son menos propensos a tener efectos secundarios sexuales.

¿Cómo se diagnostican la depresión y los problemas sexuales?

Si cree que tiene problemas sexuales a causa de la depresión, hable con su médico. En algunos casos, los problemas sexuales pueden ser la causa de la depresión, y no lo contrario. Una revisión exhaustiva de su historial médico, sus síntomas y su medicación actual puede arrojar algo de luz.

Es importante descartar otras condiciones de salud que puedan contribuir a la depresión o a la disfunción sexual. Su especialista puede realizar un examen físico o hacer pruebas para comprobar:

  • Afecciones ginecológicas en las mujeres.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Enfermedad tiroidea .
  • Afecciones urológicas en los hombres.
¿Cómo se tratan la depresión y la disfunción sexual?

¿Cómo se tratan la depresión y la disfunción sexual?

La depresión suele tratarse con antidepresivos. Pero algunos antidepresivos, como los ISRS, pueden empeorar la disfunción sexual. Antes de empezar a tomar un antidepresivo, hable con su médico sobre sus efectos secundarios en la sexualidad.

Los antidepresivos afectan a cada persona de forma diferente, por lo que es importante encontrar el medicamento y la dosis adecuados para usted. Consulte siempre a su médico antes de:

  • Ajustar la dosis de un antidepresivo.
  • Cambiar de antidepresivo.
  • Dejar de tomar antidepresivos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • DMC es un trastorno del tejido muscular que se caracteriza por dolor y rigidez en los músculos.
  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez de los músculos afectados.
  • El tratamiento puede incluir estiramientos, masajes, ejercicios de fortalecimiento y/o terapia manual.
  • La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la postura y la coordinación, así como a reducir el estrés y la ansiedad.

¿Qué antidepresivos tienen efectos secundarios sexuales?

Los antidepresivos que se sabe que afectan negativamente al deseo, la excitación o el orgasmo son:

  • Citalopram.
  • Escitalopram.
  • Fluoxetina.
  • Paroxetina.
  • Sertralina.
  • Venlafaxina.

Los antidepresivos que tienen menos probabilidades de causar efectos secundarios sexuales son:

  • Bupropión.
  • Mirtazapina.
  • Nefazodona.
  • Vilazodona.

¿Puedo tratar la depresión sin medicación?

Algunas personas pueden encontrar alivio a la depresión sin necesidad de medicación. Si le preocupan los efectos sexuales secundarios de la medicación, hable con su médico. Las terapias alternativas para la depresión incluyen:

  • Acupuntura .
  • Ejercicio.
  • Suplementos herbales o dietéticos.
  • Psicoterapia .
  • El yoga.

¿Puedo prevenir los problemas sexuales si estoy deprimido?

Las mejores formas de prevenir los problemas sexuales derivados de la depresión o la medicación antidepresiva son:

  • Evitar las drogas, el alcohol y el tabaco, que pueden afectar a la función sexual.
  • Mantenerse sano haciendo ejercicio, llevando una dieta equilibrada y manteniendo un peso corporal saludable.
  • Hable abierta y honestamente con su pareja sobre lo que siente, mental y físicamente.
  • Trabaje con su especialista médico para elegir los medicamentos con menos efectos secundarios sexuales conocidos.

¿Puedo controlar mi depresión y seguir disfrutando del sexo?

Con los tratamientos adecuados, la mayoría de las personas pueden controlar la depresión con éxito y seguir disfrutando de un deseo sexual saludable. Empiece por tratar la depresión y luego concéntrese en mejorar la función sexual.

¿Cuándo debo llamar al médico por la depresión?

El resumen de Infitema

Tu salud física y mental van de la mano. La depresión no sólo puede afectar a tu vida sexual, sino también a tu capacidad de intimidad y apertura en las relaciones. Si estás experimentando una depresión, intenta mantener las líneas de comunicación abiertas. Habla con tu pareja sexual, amigos y familiares. Un sistema de apoyo sólido es una parte importante de cualquier plan de tratamiento de salud mental.