/images/i/patologias/desgarro-del-labrum-de-la-cadera/desgarro-del-labrum-de-la-cadera-sintomas-causas-y-fisioterapia-tratamientos.png
< Volver a patologías

Desgarro del Labrum de la Cadera: Síntomas, causas y fisioterapia, tratamientos

Un desgarro del labrum de la cadera es una lesión del labrum, el tejido blando que cubre el acetábulo (cavidad) de la cadera. Un desgarro del labrum de la cadera puede estar causado por una lesión, problemas estructurales o problemas degenerativos. Los síntomas incluyen dolor en la cadera o rigidez. El desgarro del labrum de la cadera puede tratarse de forma no quirúrgica o con cirugía en casos graves.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con un desgarro del labrum de la cadera?

La fisioterapia puede ayudar a tratar los puntos negros de varias maneras. Primero, puede ayudar a aumentar el flujo sanguíneo y la circulación en la zona afectada, lo que puede mejorar la apariencia de los puntos negros. También puede ayudar a mejorar la elasticidad de la piel, lo que puede ayudar a evitar que se formen nuevos puntos negros. Finalmente, la fisioterapia también puede ayudar a disolver los puntos negros existentes.
¿Qué es un desgarro del labrum de la cadera?

¿Qué es un desgarro del labrum de la cadera?

La cadera tiene forma de rótula. La cavidad se denomina acetábulo y la bola es la cabeza femoral, situada en la parte superior del fémur (hueso de la pierna). Un desgarro del labrum de la cadera es una lesión del labrum, el tejido blando que cubre el acetábulo.

El labrum ayuda a que la cabeza del fémur se mueva suavemente dentro de la cavidad. Permite que la cadera se mueva sin problemas ni dolor. También sirve de sello, manteniendo la bola y la cavidad juntas pero sin tocarse.

¿Qué causa un desgarro del labrum de la cadera?

¿Qué causa un desgarro del labrum de la cadera?

Los desgarros del labrum de la cadera pueden ser causados por muchas cosas, entre ellas las siguientes

  • Dolencias estructurales: Las afecciones que causan un movimiento anormal de la cadera también pueden provocar desgarros del labrum de la cadera. En el pinzamiento femoroacetabular (FAI), la cabeza del fémur no encaja correctamente en la cavidad. Este ajuste imperfecto puede causar dolor inguinal de larga duración y limitaciones de movimiento. Esta es la causa más común de los desgarros del labrum. La FAI puede afectar a personas de cualquier edad. Sin tratamiento, puede provocar artrosis en algunos pacientes.
  • Lesión: Un traumatismo en la cadera puede provocar un desgarro del labrum de la cadera. Esto puede ocurrir en personas que practican ciertos deportes con movimientos repetitivos y de alto impacto, como el hockey sobre hielo, el fútbol, el fútbol americano y el golf.
  • Condiciones de salud degenerativas: La osteoartritis es un desgaste crónico (a largo plazo) del cartílago entre las articulaciones. A medida que el cartílago se erosiona lentamente con el paso del tiempo, se vuelve más propenso al desgarro. La edad avanzada y el exceso de peso pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle artrosis. Las personas con artrosis suelen tener dolor y rigidez en más de una articulación (la cadera y la rodilla, por ejemplo).

¿Cuáles son los síntomas de un desgarro del labrum de la cadera?

Los síntomas de un desgarro del labrum de la cadera incluyen

  • Dolor o rigidez en la cadera
  • Dolor en la zona de la ingle o las nalgas
  • Un chasquido o bloqueo en la zona de la cadera al moverse
  • Sensación de inestabilidad en los pies

Si tiene un desgarro del labrum de la cadera, el dolor o las molestias de la cadera pueden empeorar al doblar, mover o rotar la cadera, o al hacer ejercicio o deporte. También es posible tener un desgarro del labrum de la cadera sin ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostica un desgarro del labrum de la cadera?

Para diagnosticar un desgarro del labrum de la cadera, el médico realizará una exploración física. Durante el examen, el médico puede pedirle que mueva la pierna o que camine. Lo bien que se pueda mover y el dolor que sienta al hacerlo pueden ayudar al médico en el diagnóstico.

Las pruebas de imagen también pueden ayudar a los médicos a diagnosticar un desgarro del labrum de la cadera. El médico puede solicitar las siguientes pruebas de imagen:

  • Radiografías: Las radiografías pueden alertar a los médicos de problemas en los huesos de la cadera, como el pinzamiento femoroacetabular o la artrosis, que pueden contribuir a un desgarro del labrum y a una cadera dolorosa.
  • Resonancia magnética (RM): Esta prueba muestra más detalles de los tejidos blandos. Una resonancia magnética puede mostrar dónde se encuentra un desgarro del labrum y su gravedad.
¿Cómo se trata un desgarro del labrum de la cadera?

¿Cómo se trata un desgarro del labrum de la cadera?

Un desgarro del labrum de la cadera no se cura por sí solo, pero el reposo y otras medidas pueden ayudar a controlar los síntomas de un desgarro menor. Los tratamientos no quirúrgicos incluyen:

  • Medicamentos antiinflamatorios: Los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno pueden reducir la inflamación.
  • Inyección de medicamentos: Los médicos pueden inyectar medicamentos, como esteroides , en la articulación de la cadera para aliviar los síntomas.
  • Fisioterapia: Los ejercicios específicos de fisioterapia para estirar y fortalecer los músculos de la cadera pueden ayudar a aliviar el dolor. La fisioterapia suele requerir una prescripción del médico.

Si los síntomas persisten o si el desgarro es grave, el médico puede recomendar la cirugía. La cirugía para reparar un desgarro del labrum de la cadera suele realizarse mediante artroscopia. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva en la que el médico realiza pequeñas incisiones (cortes) en la cadera y utiliza instrumentos en miniatura para realizar las siguientes reparaciones

  • Refijación o reparación (coser el tejido desgarrado)
  • Reconstrucción (reconfiguración del tejido dañado utilizando tejido sano de otra parte del cuerpo o de un donante)
  • Desbridamiento (eliminación de un pequeño trozo de tejido labral)

Si también hay una FAI, se tratará (se extirpará) al mismo tiempo para evitar que el labrum vuelva a desgarrarse.

La cirugía artroscópica suele realizarse de forma ambulatoria, lo que significa que el paciente se va a casa el mismo día.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para un desgarro del labrum de la cadera?

  • El tratamiento de fisioterapia para los puntos negros se centra en mejorar la circulación y la eliminación de las toxinas del cuerpo.
  • Se utilizan técnicas de masaje para ayudar a drenar las toxinas y mejorar la circulación.
  • También se pueden utilizar técnicas de estiramiento para ayudar a los músculos a relajarse y mejorar la elasticidad de la piel.
  • Se pueden utilizar baños de vapor para abrir los poros y permitir que las toxinas se eliminen más fácilmente.
  • Se pueden utilizar compresas calientes o frías para ayudar a reducir la inflamación y la hinchazón.
  • Se pueden utilizar aceites esenciales para ayudar a limpiar la piel y mejorar la elasticidad.

¿Cuál es el pronóstico de una persona con un desgarro del labrum de la cadera?

El pronóstico de una persona que tiene un desgarro del labrum de la cadera depende de la lesión específica y de cómo se trate:

  • Terapias conservadoras (no quirúrgicas):Los tratamientos como los antiinflamatorios y la fisioterapia no solucionan el desgarro en sí. Pueden disminuir el dolor y ofrecer una opción viable para algunos desgarros menores. Algunas personas necesitarán un tratamiento adicional más adelante.
  • Cirugía:En muchos casos, la artroscopia de cadera puede aliviar el dolor de un desgarro del labrum y devolver la función de la cadera. Muchas personas se recuperan completamente de la cirugía en un plazo de 4 a 6 meses, y a menudo pueden volver a sus actividades deportivas y físicas anteriores.
  • Artrosis:Las afecciones crónicas como la artrosis deben ser tratadas por un médico para evitar síntomas más graves.

¿Cuándo debo llamar al médico por un desgarro del labrum de la cadera?

Aunque el dolor de cadera y de las articulaciones no suele poner en peligro la vida, puede afectar significativamente a su vida. Cualquier dolor de cadera o de ingle que no desaparezca al cabo de unos días debe ser evaluado por un especialista médico. Si tiene un dolor repentino o intenso en la cadera o la ingle, llame a su médico de inmediato.