/images/i/patologias/diabetes-y-accidente-cerebrovascular/diabetes-y-accidente-cerebrovascular-causas-sintomas-tratamiento-con-fisioterapia-y-prevencion.png
< Volver a patologías

Diabetes y accidente cerebrovascular: Causas, síntomas, tratamiento con fisioterapia y prevención

La diabetes aumenta la posibilidad de sufrir un ictus, que puede dañar el tejido cerebral y causar discapacidad o incluso la muerte. Para prevenir el ictus, las personas con diabetes deben controlar la glucosa en sangre, la tensión arterial, el colesterol y el peso. Usted y sus seres queridos deben conocer los signos de un ictus para poder recibir una atención médica rápida.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de una fractura de pie o tobillo sin consolidación. También puede ayudar a mantener la movilidad del área afectada y mejorar la fuerza y el equilibrio. La fisioterapia también puede ayudar a prevenir que las fracturas se vuelvan a fracturar.
¿Qué es un ictus?

¿Qué es un ictus?

Un ictus se produce cuando un vaso sanguíneo del cerebro se bloquea o revienta. Un ictus interrumpe el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, lo que puede dañar el tejido cerebral y provocar:

  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Pérdida de memoria.
  • Entumecimiento o parálisis (incapacidad de movimiento).
  • Dolor.
  • Problemas para controlar o expresar las emociones, o depresión.
  • Problemas para pensar, prestar atención, aprender o hacer juicios.
  • A veces, la muerte.

¿Cuál es el riesgo de sufrir un ictus por diabetes?

Los adultos con diabetes tienen 1,5 veces más probabilidades de sufrir un ictus que las personas que no tienen diabetes. Y tienen casi el doble de probabilidades de morir por una enfermedad cardíaca o un ictus que las personas sin diabetes.

¿Cómo provoca la diabetes un ictus?

La diabetes impide que el cuerpo procese los alimentos adecuadamente. El cuerpo no puede producir insulina o no puede utilizarla correctamente, lo que hace que la glucosa (azúcar) se acumule en la sangre.

Con el tiempo, los niveles elevados de glucosa pueden dañar los vasos sanguíneos del cuerpo, aumentando la posibilidad de sufrir un ictus.

Muchos adultos con diabetes tienen también otros problemas de salud que pueden provocar un ictus:

  • El exceso de peso corporal.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Hipertensión arterial .
  • Colesterol alto.

¿Cuáles son los síntomas del ictus relacionado con la diabetes?

Los síntomas del ictus relacionado con la diabetes son los mismos que los de cualquier ictus:

  • Cualquier problema para hablar.
  • Mareos, problemas de equilibrio o dificultad para caminar.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino.
  • Confusión repentina.
  • Problemas de visión o visión doble.
  • Debilidad o entumecimiento en un lado del cuerpo (por ejemplo, un lado de la cara, un brazo o una pierna).

Un ictus es una emergencia médica. Busque atención médica inmediatamente si experimenta alguno de los síntomas.

¿Cómo se diagnostica el ictus?

Si puede haber sufrido un ictus, es probable que un profesional sanitario

  • Comprobar si puede mover los músculos de la cara, los brazos y las piernas.
  • Determinar si piensa con claridad haciéndole preguntas sencillas o pidiéndole que describa una imagen o un objeto.
  • Pedir pruebas para tomar imágenes de su cerebro, como un TAC o una RMN .
  • Utilizar otras pruebas para examinar su corazón ((581)electrocardiograma ) o sus vasos sanguíneos (ecografía o arteriografía).
¿Cómo se trata un ictus relacionado con la diabetes?

¿Cómo se trata un ictus relacionado con la diabetes?

Si el ictus o el riesgo de ictus se identifican a tiempo, algunos tratamientos pueden ayudar, como por ejemplo

  • Fármacos para deshacer los coágulos de sangre.
  • Cirugía para colocar un stent en un vaso sanguíneo para abrirlo y aumentar el flujo sanguíneo ( (1679)stent carotídeo ).
  • Cirugía para eliminar la grasa que bloquea las arterias ((866)endarterectomía carotídea ).

Si sufre un ictus y tiene efectos duraderos, la rehabilitación puede incluir:

  • Terapia ocupacional para volver a aprender a realizar tareas cotidianas importantes, como escribir y vestirse.
  • Fisioterapia para recuperar la fuerza y la función de los brazos y las piernas.
  • Asesoramiento psicológico para hacer frente a cualquier problema de salud mental causado por el ictus.
  • Logopedia para aprender a hablar mejor si el ictus ha afectado al habla.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia para fracturas de pie y tobillo sin consolidación es aliviar el dolor y la inflamación, así como mejorar la movilidad del área afectada.
  • Para aliviar el dolor y la inflamación, se pueden utilizar técnicas de masaje y/o terapia física.
  • Para mejorar la movilidad del área afectada, se pueden utilizar ejercicios de estiramiento y/o terapia física.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir un ictus por diabetes?

Si tiene diabetes, algunos cambios en su estilo de vida pueden ayudarle a reducir la posibilidad de sufrir un ictus:

  • Compruebe su nivel de glucosa en sangre con frecuencia y tome medidas para mantenerlo dentro de un rango saludable (menos de 140 mg/dL).
  • Controle su presión arterial con regularidad y comunique los problemas a su equipo médico.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada para reducir el colesterol y mantener un peso saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Duerma lo suficiente para mantener la salud y la energía.
  • Acuda a todas sus citas médicas.
  • Limite la sal en su dieta para ayudar a controlar la presión arterial.
  • Mantener un peso saludable y perder la grasa del vientre.
  • Dejar de fumar y/o consumir productos de tabaco.
  • Tomar todos los medicamentos exactamente como se le han recetado.

¿Cuál es el pronóstico para las personas que sufren un ictus relacionado con la diabetes?

El pronóstico tras un ictus varía mucho de una persona a otra. Dependiendo del tipo de ictus y de sus efectos, la recuperación puede llevar de semanas a años. Algunas personas sufren accidentes cerebrovasculares leves y no experimentan ningún efecto. Otras sufren accidentes cerebrovasculares graves y quedan discapacitadas de por vida.

Del mismo modo, algunas personas pueden volver a casa rápidamente tras el tratamiento del ictus. Pero otras pueden necesitar un tiempo en el hospital o en un centro de cuidados de larga duración (rehabilitación).

¿Cuándo debo llamar al 911?

Si tiene diabetes, usted y sus seres queridos deben ser conscientes de los signos de un ictus. Busque atención médica de inmediato si experimenta

  • Cualquier problema para hablar.
  • Mareos, problemas de equilibrio o dificultad para caminar.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino.
  • Confusión repentina.
  • Problemas de visión o visión doble.
  • Debilidad o entumecimiento en un lado del cuerpo (por ejemplo, un lado de la cara, un brazo o una pierna).

El resumen de Infitema

Las personas con diabetes tienen una mayor probabilidad de sufrir un ictus, que puede causar graves problemas de salud y discapacidades. Pero puede reducir el riesgo de ictus si vigila y controla su nivel de glucosa en sangre, su presión arterial, su colesterol y su peso. Hable con su médico sobre el riesgo de sufrir un ictus y las formas de prevenirlo.