/images/i/patologias/disfuncion-erectil/disfuncion-erectil-de-causas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Disfunción eréctil (DE): Causas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

La disfunción eréctil, comúnmente conocida como DE, es la incapacidad de lograr y mantener una erección adecuada para las relaciones sexuales. Se estima que alrededor de 1 de cada 10 hombres adultos sufre de disfunción eréctil a largo plazo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la disfunción eréctil?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor neuropático mediante la aplicación de calor o frío, la terapia de masaje, la estimulación eléctrica, la terapia de ejercicio y la terapia manual. También pueden brindar consejos sobre cómo evitar o minimizar el dolor.

Visión general

El Dr. Drogo Montague habla de las opciones de tratamiento para la disfunción eréctil.
¿Qué es la disfunción eréctil (DE)?

¿Qué es la disfunción eréctil (DE)?

La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad de conseguir y mantener una erección lo suficientemente firme para mantener relaciones sexuales. Se calcula que uno de cada 10 hombres padecerá disfunción eréctil en algún momento de su vida. Es importante comprender que, en la mayoría de los casos, la DE es un síntoma de otro problema subyacente. La disfunción eréctil no se considera normal a ninguna edad, y puede estar asociada a otros problemas que interfieren en las relaciones sexuales, como la falta de deseo y los problemas con el orgasmo y la eyaculación.

¿Qué frecuencia tiene la disfunción eréctil?

Aproximadamente uno de cada 10 varones adultos padecerá disfunción eréctil a largo plazo.

Muchos hombres experimentan fallos ocasionales en la erección, que pueden producirse por diversas razones, como el consumo excesivo de alcohol, el estrés, los problemas de pareja o el cansancio extremo.

El hecho de no conseguir una erección menos del 20% de las veces no es inusual y normalmente no requiere tratamiento. Sin embargo, el hecho de no conseguir una erección más del 50% de las veces suele significar que hay un problema y que es necesario un tratamiento.

La disfunción eréctil no tiene por qué formar parte del envejecimiento. Si bien es cierto que algunos hombres mayores pueden necesitar más estimulación, deberían seguir siendo capaces de lograr una erección y disfrutar del coito.

¿Qué causa la disfunción eréctil (DE)?

¿Qué causa la disfunción eréctil (DE)?

La disfunción eréctil puede estar causada por una serie de factores, entre ellos:

  • Enfermedad vascular : El suministro de sangre al pene puede bloquearse o estrecharse como resultado de una enfermedad vascular como la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).
  • Trastornos neurológicos (como la esclerosis múltiple) : Los nervios que envían impulsos al pene pueden resultar dañados por un accidente cerebrovascular, la diabetes u otras causas.
  • Estados psicológicos : Entre ellos se encuentran el estrés, la depresión , la falta de estímulos del cerebro y la ansiedad por el rendimiento.
  • Traumatismos : Una lesión podría contribuir a los síntomas de la disfunción eréctil.

Las enfermedades crónicas, ciertos medicamentos y una afección llamada enfermedad de Peyronie también pueden causar disfunción eréctil. Las operaciones de cáncer de próstata, de vejiga y de colon también pueden ser factores que contribuyan.

¿Qué medicamentos pueden causar disfunción eréctil (DE)?

La disfunción eréctil (DE) es un efecto secundario común de una serie de medicamentos recetados. Si bien estos medicamentos pueden tratar una enfermedad o afección, al hacerlo pueden afectar a las hormonas, los nervios o la circulación sanguínea del hombre, lo que da lugar a la disfunción eréctil o aumenta el riesgo de padecerla.

Si experimenta una disfunción eréctil y cree que puede ser consecuencia de la medicación que está utilizando, no deje de tomarla. Si el problema persiste, póngase en contacto con su médico para que le recete un medicamento diferente. Entre los medicamentos más comunes que pueden incluir la disfunción eréctil como posible efecto secundario se encuentran

  • Diuréticos (píldoras que provocan un aumento del flujo de orina).
  • Antihipertensivos (medicamentos para la presión arterial alta).
  • Antihistamínicos.
  • Antidepresivos.
  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson.
  • Antiarrítmicos (medicamentos para la acción irregular del corazón).
  • Tranquilizantes.
  • Relajantes musculares.
  • Antiinflamatorios no esteroideos .
  • Antagonistas de los receptores H2 de la histamina.
  • Las hormonas.
  • Medicamentos de quimioterapia.
  • Medicamentos para el cáncer de próstata.
  • Medicamentos anticonvulsivos.

Otras sustancias o fármacos que pueden causar o conducir a la disfunción eréctil incluyen estas drogas recreativas y de abuso frecuente

  • El alcohol.
  • Anfetaminas.
  • Barbitúricos.
  • Cocaína.
  • Marihuana.
  • Metadona.
  • Nicotina.
  • Opiáceos.

Estas drogas no sólo afectan y a menudo suprimen el sistema nervioso central, sino que también pueden causar graves daños en los vasos sanguíneos, lo que conduce a una DE permanente.

¿Qué medicamentos recetados pueden causar disfunción eréctil?

La disfunción eréctil (DE) es un efecto secundario común de varios medicamentos recetados. Si bien estos medicamentos pueden tratar una enfermedad o afección, al hacerlo pueden afectar a las hormonas, los nervios o la circulación sanguínea del hombre. El resultado puede ser la disfunción eréctil o un aumento del riesgo de padecerla.

Si tiene disfunción eréctil y cree que puede ser consecuencia de la medicación que está utilizando, no deje de tomarla. Si el problema persiste, póngase en contacto con su médico para que le recete un medicamento diferente. Entre los medicamentos más comunes que pueden incluir la disfunción eréctil como posible efecto secundario se encuentran

  • Diuréticos (pastillas que provocan un aumento del flujo de orina).
  • Antihipertensivos (medicamentos para la presión arterial alta).
  • Antihistamínicos.
  • Antidepresivos.
  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson.
  • Antiarrítmicos (medicamentos para el funcionamiento irregular del corazón).
  • Tranquilizantes.
  • Relajantes musculares.
  • Antiinflamatorios no esteroideos .
  • Antagonistas de los receptores H2 de la histamina.
  • Las hormonas.
  • Medicamentos de quimioterapia .
  • Medicamentos para el cáncer de próstata.
  • Medicamentos anticonvulsivos.

¿Qué otras sustancias o fármacos pueden causar disfunción eréctil?

Otras sustancias o fármacos que pueden causar o conducir a la disfunción eréctil incluyen estas drogas recreativas y de abuso frecuente

  • El alcohol.
  • Anfetaminas.
  • Barbitúricos.
  • Cocaína.
  • Marihuana.
  • Metadona.
  • Nicotina.
  • Opiáceos.

Aparte de las conocidas complicaciones que el uso y el abuso de estas drogas pueden causar, la disfunción eréctil no se menciona a menudo. Sin embargo, el uso de estas drogas es un factor de riesgo para la DE. Estas drogas no sólo afectan y a menudo ralentizan el sistema nervioso central, sino que también pueden causar graves daños en los vasos sanguíneos, lo que provoca una DE permanente.

¿Cómo se relacionan la depresión y la disfunción eréctil?

Para algunos hombres, la depresión puede acompañar a la condición de disfunción eréctil (DE) . Es habitual que los hombres con DE se sientan enfadados, frustrados, tristes, inseguros de sí mismos o incluso menos “viriles.” Estos sentimientos pueden conducir a una falta de autoestima y, en casos graves, a la depresión.

La depresión que acompaña a la disfunción eréctil es tratable. El primer paso para abordar sus preocupaciones sobre la depresión relacionada con la disfunción eréctil es ser sincero consigo mismo, con su pareja y con su médico. Una vez que la depresión haya salido a la luz, afrontarla será más fácil y menos estresante.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil (DE)?

Dado que las causas de la disfunción eréctil son muy variadas , el médico puede realizar varias pruebas para diagnosticar la enfermedad y determinar su causa. Sólo cuando se determina la causa de la disfunción eréctil se puede tratar eficazmente.

Antes de solicitar cualquier prueba, su médico revisará su historial médico y realizará un examen físico completo. El médico también le "entrevistará" sobre su historia personal y sexual. Algunas de estas preguntas serán muy personales y pueden parecer intrusivas. Sin embargo, es importante que responda a estas preguntas con sinceridad. Las preguntas pueden incluir:

  • ¿Qué medicamentos o drogas utiliza actualmente? Esto incluye medicamentos recetados, medicamentos de venta libre, hierbas, suplementos dietéticos y drogas ilegales.
  • ¿Ha tenido algún problema psicológico como estrés, ansiedad y depresión?
  • ¿Cuándo notó por primera vez los síntomas de la DE?
  • ¿Cuál es la frecuencia, calidad y duración de las erecciones que ha tenido?
  • ¿Cuáles son las circunstancias específicas en las que se produjo la DE por primera vez?
  • ¿Experimenta o experimentó erecciones por la noche o por la mañana?
  • ¿Qué técnicas sexuales utiliza?
  • ¿Hay problemas en su relación actual?

Es posible que el médico también quiera entrevistar a su pareja sexual, ya que ésta puede aportar información sobre las causas subyacentes.

Tras el examen físico y la conversación, el médico puede solicitar alguna de las siguientes pruebas para diagnosticar mejor su enfermedad:

  • Recuento sanguíneo completo (CBC): Se trata de un conjunto de análisis de sangre que, entre otras cosas, puede detectar la presencia de anemia . La anemia está causada por un recuento bajo de glóbulos rojos y puede causar fatiga, que a su vez puede causar disfunción eréctil.
  • Pruebas de la función hepática y renal: Estos análisis de sangre pueden indicar si la disfunción eréctil puede deberse a un mal funcionamiento de los riñones o del hígado.
  • Perfil lipídico: Este análisis de sangre mide el nivel de lípidos (grasas), como el colesterol . Unos niveles elevados pueden indicar aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), que puede afectar a la circulación de la sangre en el pene.
  • Prueba de la función tiroidea: Una de las funciones de las hormonas tiroideas es regular la producción de hormonas sexuales, y una deficiencia de estas hormonas puede contribuir o causar la disfunción eréctil.
  • Estudios hormonales en sangre: Se pueden medir los niveles de testosterona y/o prolactina en sangre para ver si existen anomalías en alguna de estas hormonas sexuales.
  • Análisis de orina: El análisis de orina puede proporcionar una gran cantidad de información, incluyendo información sobre los niveles de proteínas, azúcar y testosterona. Las mediciones anormales de estas sustancias pueden indicar diabetes, enfermedad renal o una deficiencia de testosterona, todo lo cual puede causar disfunción eréctil.
  • Ecografía dúplex: Esta es quizás la mejor prueba para evaluar la DE. Una ecografía utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para tomar "imágenes" de los tejidos del cuerpo. En el caso de las personas con disfunción eréctil, la ecografía puede utilizarse para evaluar el flujo sanguíneo y comprobar si hay signos de fuga venosa, aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) o cicatrización de los tejidos. Esta prueba se realiza tanto mientras el pene está erecto (normalmente inducido por una inyección de un fármaco que estimula la erección) como cuando está blando.
  • Reflejo bulbocavernoso: Esta prueba evalúa la sensación nerviosa en el pene. Durante la prueba, el médico apretará la cabeza del pene, lo que debería provocar inmediatamente la contracción del ano. Si la función nerviosa es anormal, habrá un retraso en el tiempo de respuesta.
  • Tumescencia peneana nocturna (TNP): Esta prueba mide la función eréctil del hombre mientras duerme. Normalmente, un hombre tendrá cinco o seis erecciones mientras duerme. La falta de estas erecciones puede indicar que hay un problema con la función nerviosa o la circulación del pene. La prueba utiliza dos métodos, el método del medidor de presión y el método del medidor de tensión. El método del medidor de presión se lleva a cabo envolviendo el pene con tres bandas de plástico de fuerza variable. La función eréctil se mide en función de cuál de las tres bandas se rompe. El método del medidor de tensión funciona colocando bandas elásticas alrededor de la punta y la base del pene. Si el pene se pone erecto durante la noche, las bandas se estiran, midiendo los cambios en la circunferencia del pene.
  • Biotesiometría peneana: Esta prueba implica el uso de vibraciones electromagnéticas para determinar la sensibilidad y la función nerviosa. Una disminución de la sensibilidad a estas vibraciones puede indicar un daño nervioso.
  • Inyección vasoactiva: Durante esta prueba, se produce una erección mediante la inyección de soluciones especiales que hacen que los vasos sanguíneos se dilaten (amplíen) permitiendo la entrada de sangre en el pene.
  • Cavernosometría de infusión dinámica: Esta prueba se utiliza para los hombres con disfunción eréctil que tienen una fuga venosa. Durante esta prueba, se bombea líquido en el pene a una velocidad predeterminada. Al medir la velocidad a la que debe bombearse el líquido para lograr una erección rígida, los médicos pueden determinar la gravedad de la fuga venosa.
  • Cavernosografía: Utilizada junto con la cavernosometría de infusión dinámica, esta prueba consiste en inyectar un colorante en el pene. A continuación, se realiza una radiografía del pene para poder ver la fuga venosa.
  • Arteriografía: Esta prueba se realiza a las personas candidatas a la cirugía reconstructiva vascular. Se inyecta un colorante en la arteria que se cree dañada y se toman radiografías.

Antes de que le hagan cualquiera de estas pruebas, su médico le explicará en qué consiste. Si tiene alguna duda, no dude en preguntar a su médico.

¿Qué médicos tratan la disfunción eréctil?

¿Qué médicos tratan la disfunción eréctil?

El tipo de especialista médico que trate la disfunción eréctil dependerá de la causa del problema. En función de los antecedentes médicos de su familia, así como de su propio historial médico y su estado de salud actual, su médico puede tratarle con medicamentos orales estas opciones fracasan, es posible que le remita a un urólogo que pueda ayudarle con otras opciones no quirúrgicas, como un dispositivo de vacío o inyecciones, o con opciones de tratamiento quirúrgico. Si es necesario, su médico también puede remitirle a un psicólogo especializado en disfunción sexual.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la disfunción eréctil?

  • Se realizan ejercicios de estiramiento para aliviar la tensión muscular.
  • Aplicación de calor o frío para reducir la inflamación y el dolor.
  • Masajes para ayudar a relajar los músculos y aliviar el dolor.
  • Ultrasonido para disminuir la inflamación y el dolor.
  • TENS (estimulación eléctrica nerviosa transcutánea) para aliviar el dolor.
  • IPC (terapia de intervención periférica) para disminuir la inflamación y el dolor.

¿Cómo se trata la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil puede tratarse de muchas maneras, entre ellas

  • Medicamentos orales.
  • Terapia sexual.
  • Inyecciones en el pene.
  • Dispositivos de vacío.
  • Medicación intrauretral.
  • Cirugía (implante de pene).

Cada tipo tiene sus propios pros y contras. Discuta sus opciones con su médico para determinar el mejor tratamiento para usted.

El primer paso para tratar la disfunción eréctil es encontrar la causa subyacente. A continuación, puede comenzar el tratamiento adecuado. Hay una serie de opciones no quirúrgicas y quirúrgicas que pueden ayudar al hombre a recuperar la función sexual normal.

¿Qué tratamientos no quirúrgicos existen para la disfunción eréctil (DE)?

Educación y comunicación

La educación sobre el sexo, los comportamientos sexuales y las respuestas sexuales puede ayudar a un hombre a superar sus ansiedades sobre la disfunción sexual.

Hablar honestamente con su pareja sobre sus necesidades y preocupaciones también puede ayudar a superar muchas barreras para una vida sexual saludable.

Medicación

Los medicamentos como el sildenafilo el vardenafilo o el tadalafilo pueden ayudar a mejorar la función sexual en los hombres al aumentar el flujo sanguíneo al pene. Los hombres que toman medicamentos que contienen nitratos, como la nitroglicerina, no deben tomar medicamentos orales para la disfunción eréctil. La combinación de nitratos y estos medicamentos específicos puede causar una presión arterial baja (hipotensión).

Los efectos secundarios más comunes de estos medicamentos son indigestión, congestión nasal, enrojecimiento, dolores de cabeza y un trastorno visual temporal.

Ayudas mecánicas

Los dispositivos de vacío y los anillos de constricción del pene sirven de ayuda a la erección para algunos hombres.

Un dispositivo de constricción por vacío (arriba) es un cilindro que se coloca sobre el pene. El aire se bombea desde el cilindro, lo que atrae la sangre hacia el pene y provoca una erección. La erección se mantiene deslizando una banda desde la base del cilindro hasta la base del pene. La banda puede permanecer en su sitio hasta 30 minutos. El dispositivo de vacío puede utilizarse con seguridad para tratar la mayoría de las causas de insuficiencia eréctil. La falta de espontaneidad, la incomodidad y el engorro del dispositivo parecen ser las mayores preocupaciones de los pacientes.

Terapia de inyección en el pene (terapia de inyección intracavernosa)

Se enseña a los hombres a inyectar medicamentos directamente en las cámaras de erección del pene para crear una erección. La terapia de inyección es eficaz para tratar una gran variedad de problemas de erección causados por los vasos sanguíneos, los nervios y las condiciones psicológicas.

Con una pequeña aguja y una jeringuilla, el hombre se inyecta una pequeña cantidad de medicamento en el lateral del pene. El medicamento relaja los vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre fluya hacia el pene. Este tratamiento ha sido ampliamente utilizado y aceptado desde principios de la década de 1980. Los tres medicamentos más comunes son la prostaglandina E1 (alprostadil), la papaverina y la fentolamina Los efectos secundarios más comunes son el dolor y la cicatrización del pene (fibrosis). En casos extremadamente raros, los pacientes con enfermedades cerebrales y vasculares o con enfermedades cardiovasculares graves pueden no tolerar los mareos y la hipertensión arterial que ocasionalmente provoca la terapia inyectable.

Una erección dolorosa que dura más de dos o tres horas se llama priapismo y puede ocurrir con la terapia de inyección. Esto puede reducirse con una dosis adecuada y siguiendo las directrices del tratamiento.

Psicología y terapias sexuales

Las causas psicológicas pueden contribuir a la insuficiencia eréctil incluso cuando existe una causa orgánica clara.

La terapia con un consejero capacitado puede ayudar a una persona a abordar los sentimientos de ansiedad, miedo o culpa que pueden tener un impacto en la disfunción sexual.

La terapia sexual puede ser beneficiosa para la mayoría de los hombres cuando el asesoramiento lo proporciona un terapeuta sexual cualificado. La terapia sexual también ayuda a la pareja del hombre a aceptar y afrontar los problemas.

Un paciente cuya disfunción eréctil tenga una causa psicológica clara debe recibir asesoramiento de terapia sexual antes de seguir cualquier tratamiento invasivo.

Hormonas

Los niveles hormonales bajos pueden desempeñar un papel en la disfunción eréctil. El reemplazo hormonal en forma de geles tópicos, cremas, parches, inyecciones y gránulos sólo se utiliza después de la evaluación del médico .

¿Cuáles son las opciones de tratamiento quirúrgico para la disfunción eréctil (DE)?

Cirugía de prótesis de pene

Las prótesis peneanas inflables se implantan durante una cirugía ambulatoria. Una vez que forman parte del cuerpo del hombre, le permiten tener una erección siempre que lo desee. El uso de una prótesis preserva la sensación del pene, el orgasmo y la eyaculación para la mayoría de los hombres.

El implante de pene más utilizado consiste en un par de cilindros inflables que se implantan quirúrgicamente en las cámaras de erección del pene. Los cilindros están conectados mediante tubos a un depósito de líquido situado bajo los músculos abdominales inferiores y a una bomba situada en el interior de la bolsa escrotal.

Para inflar la prótesis de pene, el hombre comprime la bomba varias veces para transferir el líquido del depósito a los cilindros. Esto hace que el pene se ponga erecto. Cuando se infla, la prótesis hace que el pene esté rígido y grueso, lo que es muy parecido a una erección natural.

Una prótesis de pene no cambia la sensación en la piel del pene ni la capacidad del hombre para alcanzar el orgasmo o eyacular. Al presionar una válvula de desinflado unida a la bomba, el líquido vuelve al depósito, lo que devuelve al pene a un estado de flacidez.

La intervención quirúrgica se realiza a través de una o dos pequeñas incisiones que suelen quedar bien ocultas. Otras personas no podrán decir que un hombre tiene una prótesis de pene inflable. Las complicaciones tras la cirugía no son frecuentes, pero incluyen principalmente la infección y el fallo mecánico del dispositivo.

Aproximadamente el 95% de las cirugías de implantes de pene consiguen producir erecciones que permiten a los hombres mantener relaciones sexuales. Además, los cuestionarios de satisfacción de los pacientes muestran que hasta el 90% de los hombres que se han sometido a implantes de pene dicen que volverían a elegir la cirugía, y los índices de satisfacción general son más altos que los de los hombres que utilizan medicación oral o terapia de inyección en el pene.

¿Puede prevenirse la disfunción eréctil (DE)?

En el caso de las personas que corren el riesgo de padecer disfunción eréctil debido a su comportamiento personal, se pueden tomar medidas para intentar prevenir su aparición. Sin embargo, otras causas pueden no ser prevenibles.

Varios estudios sugieren ahora una relación entre la disfunción eréctil y la obesidad , el colesterol alto, la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a prevenir la disfunción eréctil o a mejorar el problema si ya está presente:

  • Seguir una dieta saludable. Una dieta que limite el consumo de grasas saturadas y que incluya varias raciones de frutas, verduras y cereales integrales puede beneficiar a los hombres con DE.
  • Reducir el colesterol. El colesterol alto puede endurecer, estrechar u obstruir las arterias (aterosclerosis) que conducen al pene. Los hombres pueden reducir el colesterol mediante la dieta, el ejercicio y la medicación.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad. El ejercicio regular puede reducir el riesgo de disfunción eréctil. Escoja ejercicios que le gusten y que sean una parte habitual de su día. Además de reducir el riesgo de disfunción eréctil, el ejercicio puede ayudarle a controlar el estrés. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios.

¿Qué debo hacer si tengo problemas para lograr o mantener una erección?

Si sospecha que tiene una disfunción eréctil, acuda a su médico de cabecera o a un urólogo. Él o ella puede realizar pruebas para averiguar la causa de su problema y remitirle a un especialista si es necesario. Una vez identificada la causa, hay varias opciones de tratamiento entre las que elegir.

¿Cubre el seguro el tratamiento de la disfunción eréctil (DE)?

La cobertura del seguro para la disfunción eréctil depende del tipo de tratamiento prescrito y de si su seguro cubre la disfunción sexual. Hable con su especialista de seguros para determinar si la opción que está considerando estará cubierta.

Descargue nuestra guía de tratamiento gratuita

  • Reconstrucción genitourinaria