/images/i/patologias/disfuncion-sexual-en-la-mujer/disfuncion-sexual-en-la-mujer-tipos-causas-y-fisioterapia-tratamientos.png
< Volver a patologías

Disfunción sexual en la mujer: Tipos, causas y fisioterapia, tratamientos

La disfunción sexual femenina puede impedir que una mujer experimente satisfacción durante las relaciones sexuales. Puede afectar a su capacidad para excitarse, tener un orgasmo o disfrutar del sexo sin dolor. Las causas pueden ser físicas o psicológicas.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con de disfunción sexual en la mujer?

La disfunción sexual puede afectar a la mujer a diversos niveles, tanto física como psicológicamente. La fisioterapia puede ayudar a tratar la causa física de la disfunción sexual, como una lesión en la espina dorsal o un trastorno hormonal. También puede ayudar a tratar el dolor asociado con la disfunción sexual. La fisioterapia también puede ayudar a la mujer a mejorar su fuerza y flexibilidad, lo que puede mejorar su capacidad para tener relaciones sexuales.
¿Qué es la disfunción sexual?

¿Qué es la disfunción sexual?

La disfunción sexual puede darse en un individuo o en una pareja. Se refiere a cualquier problema que impida el placer durante el ciclo de respuesta sexual . Este ciclo incluye cuatro fases:

  • Motivación o deseo.
  • Excitación.
  • Orgasmo.
  • Resolución.

¿Cuáles son los tipos de disfunción sexual en la mujer?

La disfunción sexual en la mujer es un trastorno que puede adoptar muchas formas y tener muchas causas. Puede ocurrir antes, durante o incluso después del sexo. Los problemas más comunes relacionados con la disfunción sexual son:

  • Anorgasmia: Trastorno orgásmico, o incapacidad de tener un orgasmo.
  • Dispareunia : Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Trastorno del deseo sexual hipoactivo: Baja libido, o falta de deseo sexual.
  • Trastorno de la excitación sexual: Dificultad para excitarse.

¿Cómo de común es la disfunción sexual en las mujeres?

Las disfunciones sexuales afectan a entre el 30% y el 40% de las mujeres. La falta de deseo es la queja más común. Los problemas sexuales tienden a aumentar a medida que las mujeres envejecen, pero pueden afectar a las mujeres en cualquier etapa de la vida. La disfunción sexual puede ser temporal o crónica (de larga duración).

¿Cuáles son las causas de la disfunción sexual en las mujeres?

¿Cuáles son las causas de la disfunción sexual en las mujeres?

Las causas físicas de la disfunción sexual en la mujer pueden ser:

  • Trastornos del flujo sanguíneo : Algunas investigaciones apuntan a trastornos vasculares (vasos sanguíneos). Estos trastornos pueden impedir el flujo sanguíneo a partes del sistema reproductor femenino . La vagina, el clítoris y los labios necesitan un mayor flujo sanguíneo para la excitación sexual.
  • Ciertos medicamentos y tratamientos: Algunos medicamentos afectan a la función sexual. Los antidepresivos pueden reducir el deseo sexual o la capacidad de tener un orgasmo. Los inhibidores selectivos de la captación de serotonina (ISRS) son especialmente propensos a causar efectos sexuales secundarios. La quimioterapia y otros tratamientos contra el cáncer también pueden afectar a los niveles hormonales y causar problemas.
  • Afecciones ginecológicas: La endometriosis , los quistes ováricos , los fibromas uterinos y la vaginitis pueden causar dolor durante las relaciones sexuales. El vaginismo , una afección que provoca espasmos musculares vaginales, también puede hacer que el coito sea incómodo.
  • Cambios hormonales : Los desequilibrios hormonales pueden causar sequedad vaginal o atrofia vaginal , haciendo que las relaciones sexuales sean dolorosas. Los niveles bajos de estrógenos también pueden reducir la sensibilidad en los genitales. La menopausia , la cirugía y el embarazo pueden afectar a los niveles hormonales.
  • Condiciones de salud particulares: Una serie de condiciones de salud pueden afectar a su capacidad para disfrutar del sexo. Entre ellas se encuentran la diabetes , la artritis , la esclerosis múltiple y las enfermedades cardíacas. La adicción a las drogas o el abuso del alcohol también pueden impedir una experiencia sexual saludable.

Las causas psicológicas de la disfunción sexual en las mujeres pueden ser:

  • Depresión: Depresión puede causar una falta de interés en las actividades que antes disfrutaba, incluyendo el sexo. La baja autoestima y los sentimientos de desesperanza también pueden contribuir a la disfunción sexual.
  • Estrés: El estrés en casa o en el trabajo puede hacer que sea difícil concentrarse en disfrutar del sexo. Algunos estudios muestran que el estrés puede aumentar los niveles de la hormona cortisol. Este aumento puede reducir el deseo sexual.
  • Abuso físico o sexual en el pasado: Los traumas o los abusos pueden provocar ansiedad y miedo a la intimidad. Estos sentimientos pueden dificultar las relaciones sexuales.
  • Problemas de relación: Algunas mujeres pueden estar descontentas con su pareja o sentirse aburridas durante las relaciones sexuales. Otras tensiones en la relación pueden provocar una disfunción sexual.

¿Cómo se diagnostica la disfunción sexual en la mujer?

Si experimenta una disfunción sexual, hable con su profesional sanitario. Éste puede realizar una evaluación exhaustiva de los factores físicos y psicológicos relacionados con el sexo.

Es probable que su especialista médico comience por elaborar un historial médico completo. Las cirugías anteriores, como la histerectomía o la ooforectomía , pueden contribuir a la disfunción sexual. Un examen físico también puede descartar cualquier problema ginecológico. Su especialista puede hacer un examen pélvico y una prueba de Papanicolaou. También se revisarán sus medicamentos.

En algunos casos, pueden ser necesarias otras pruebas, como las de imagen. Su especialista utiliza estas pruebas para buscar tumores, quistes u otros crecimientos inusuales. Los análisis de sangre pueden ayudar a diagnosticar desequilibrios hormonales. Se pueden realizar cultivos vaginales para buscar una infección.

Su especialista médico también explorará las posibles causas psicológicas. Hable abierta y honestamente sobre los problemas sexuales que está experimentando. No tenga miedo de compartir sus miedos o ansiedades. En algunos casos, su especialista puede recomendarle que hable con un profesional de la salud mental o con un consejero de relaciones.

¿Cómo se trata la disfunción sexual en la mujer?

¿Cómo se trata la disfunción sexual en la mujer?

Las mujeres pueden colaborar con su equipo sanitario para crear un plan de tratamiento de la disfunción sexual. Es importante entender las causas físicas o psicológicas antes de elegir las terapias.

Los tratamientos incluyen:

  • Técnicas de excitación:Hable con su pareja sobre las diferentes formas de aumentar el deseo y la excitación. Considere la posibilidad de hacer cambios en su rutina sexual. También puede probar materiales eróticos (dispositivos de estimulación sexual, vídeos o libros), masajes o masturbación.
  • Asesoramiento:Hablar con un profesional de la salud mental puede ayudar. Puede trabajar para superar las barreras emocionales o psicológicas que impiden tener relaciones sexuales placenteras. Puede optar por un asesoramiento individual o por un asesoramiento de pareja.
  • Terapia hormonal: dependiendo de sus síntomas, su especialista puede recomendar cremas tópicas, medicamentos administrados por vía vaginal u hormonas tomadas por vía oral o aplicadas en la piel.
  • Medicación: La flibanserina y la bremelanotida (bajo deseo sexual) en las mujeres. Sólo las mujeres premenopáusicas son candidatas a este tipo de tratamiento. Su especialista puede hablarle de otros medicamentos que se utilizan ‘fuera de etiqueta' para tratar la disfunción sexual.
  • Tratamiento del dolor:Existen varios métodos para reducir el dolor durante el coito. Puede probar diferentes posiciones sexuales, lubricantes vaginales o técnicas de relajación antes del sexo.Su especialista también puede hablarle sobre el uso de dilatadores vaginales.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para de disfunción sexual en la mujer?

  • El fisioterapeuta tratará de identificar la causa de la disfunción sexual.
  • A partir de ahí, el fisioterapeuta tratará de mejorar la función sexual mediante la realización de ejercicios de estiramiento y/o fortalecimiento, así como técnicas de relajación.
  • En algunos casos, el fisioterapeuta también puede recomendar la utilización de aparatos especiales o terapias específicas, como la terapia con láser.
  • El objetivo final del tratamiento de fisioterapia es mejorar la calidad de vida sexual de la mujer y, en algunos casos, ayudarla a recuperar la función sexual completa.

¿Puedo prevenir la disfunción sexual?

Aunque no hay una única forma de prevenir la disfunción sexual, puede reducir el riesgo si:

  • Evitando las drogas y el exceso de alcohol.
  • Llevando una dieta equilibrada.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Manteniendo un peso corporal saludable.
  • Buscando ayuda de un profesional de la salud si tiene problemas con su estado de ánimo o dificultades para comunicarse con su pareja.

Además, hable con su médico sobre el riesgo de disfunción sexual antes de empezar a tomar nuevos medicamentos o someterse a ciertos procedimientos médicos.

¿Es la disfunción sexual una condición permanente?

En algunas mujeres, la disfunción sexual puede desaparecer por sí sola. También puede ocurrir sólo en determinados momentos, como después del parto o durante los cambios hormonales. Para otras, la disfunción sexual puede necesitar un tratamiento continuo. La disfunción sexual suele requerir la ayuda de distintos tipos de profesionales sanitarios, como fisioterapeutas y consejeros.

¿Cuándo debo llamar al médico por una disfunción sexual femenina?

Muchas mujeres experimentan algún problema sexual ocasional. Pero si le molesta o se convierte en un problema frecuente, es hora de buscar ayuda. Hable con su médico sobre la evaluación y el tratamiento.

El resumen de Infitema

La disfunción sexual puede ser una condición frustrante y desafiante para muchas mujeres. Pero no es nada de lo que debas avergonzarte o sentirte incómoda. Hablar abierta y honestamente con su pareja y con su médico puede ayudar a llegar a la raíz del problema. Existen terapias para las causas físicas y psicológicas de la disfunción sexual. La mayoría de las mujeres pueden disfrutar de un sexo sano y placentero con los tratamientos adecuados.