/images/i/patologias/dislocaciones-rotulianas/dislocaciones-de-rotula-sintomas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dislocaciones de rótula: Síntomas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

Una luxación de rótula se produce cuando la rótula se sale lateralmente de su ranura vertical en la articulación de la rodilla. Suele estar causada por la fuerza, por una colisión, una caída o un mal paso. Una rótula dislocada es dolorosa y le impedirá caminar, pero es fácil de corregir y a veces se corrige sola.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ser muy útil para el tratamiento de úlceras de la pierna. La fisioterapia puede ayudar a reducir la inflamación, aumentar la circulación y a mejorar la cicatrización de las heridas. También puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, y mejorar la movilidad de la pierna.
¿Qué es una luxación de rótula?

¿Qué es una luxación de rótula?

Una luxación de rótula es una dislocación de la rótula — de su ranura en la articulación de la rodilla. La articulación de la rodilla es una reunión de tres huesos: el hueso del muslo, la espinilla y la rótula en el centro. Normalmente, al doblar y enderezar la pierna, la rótula se desliza hacia arriba y hacia abajo dentro de un surco vertical entre el extremo inferior del fémur y el extremo superior de la tibia (el surco troclear). Una red de tendones y ligamentos asegura la rótula dentro del surco, flexionándose a medida que se mueve.

Cuando la rótula se disloca, se ve forzada a salir del surco troclear y ya no puede moverse hacia arriba y hacia abajo. Esto bloquea la rodilla y tira de los ligamentos fuera de su sitio, a menudo desgarrándolos. Lo más frecuente (93% de las veces) es que la rótula salga lateralmente, hacia el lado del surco. La luxación rotuliana suele ser una lesión aguda causada por un impacto o por un giro y torsión repentinos. Como cualquier luxación , es dolorosa y debilitante hasta que se corrige. Pero la rótula dislocada a veces se corrige sola.

[h3] ¿Existen diferentes tipos de luxación de rótula?

La mayoría de las veces, la luxación de rótula es una lesión aguda causada por la fuerza. Esto se llama luxación aguda de rótula. Es una lesión relativamente común, ya que la rótula necesita menos fuerza para dislocarse que otras articulaciones. También es relativamente fácil de volver a colocar. En raras ocasiones, la luxación de rótula también puede producirse en el desarrollo, por una condición llamada luxación congénita de rótula (o displasia troclear) . Cuando la rótula se desarrolla fuera del surco troclear, no puede volver a colocarse en su sitio. Estos casos requieren una intervención quirúrgica para corregirlos.

¿Cuál es la diferencia entre la luxación de rótula y la subluxación de rótula?

Algunas personas pueden pensar que tienen una luxación de rótula cuando en realidad tienen una subluxación de rótula . Una subluxación es una dislocación parcial. Significa que el hueso es inestable en la articulación y puede haberse desviado un poco de su sitio, pero no se ha salido del todo. Cuando se tiene una subluxación de rótula, la rótula sigue en el surco y se puede seguir caminando, pero se puede sentir incómoda o inestable, y se puede oír un ruido de chasquido cuando se mueve. Una subluxación rotuliana puede ser el resultado de una lesión o de una soltura general en la articulación ((2298)inestabilidad rotuliana ).

¿Cuál es la diferencia entre una luxación de rótula y una luxación de rodilla?

La luxación rotuliana es una dislocación de la rótula. Una “rodilla dislocada” afecta a los otros dos huesos que componen la articulación de la rodilla: el fémur y la tibia. Cuando la rodilla se disloca, el fémur y la tibia dejan de estar unidos en la articulación de la rodilla. Uno de los huesos ha sido forzado hacia atrás o hacia delante en relación con el otro hueso. Una rodilla dislocada (dislocación tibiofemoral) es más rara y más grave que una rótula dislocada, debido a la fuerza necesaria para desalinear los huesos de la pierna y al daño que produce en los ligamentos.

¿Qué causa la dislocación de la rótula?

¿Qué causa la dislocación de la rótula?

La luxación rotuliana aguda está causada por la fuerza, ya sea por un impacto directo o por un mal paso que utiliza el peso del propio cuerpo en su contra. Una caída fuerte o una colisión pueden hacer que la rótula se salga de su sitio. Sin embargo, no siempre hace falta tanto. Puede estar causada por algo tan simple como un giro repentino que tuerza la rodilla mientras la parte inferior de la pierna sigue firmemente plantada. Los atletas y los bailarines, que son propensos a los giros rápidos, son víctimas habituales de esto.

Algunas personas tienen inestabilidad rotuliana , lo que significa que los tendones y ligamentos que mantienen la rótula en su sitio ya están sueltos e inestables. Esto puede estar causado por una lesión anterior o por otra condición anatómica preexistente. Una rótula inestable se disloca más fácilmente.

Las personas con luxación rotuliana congénita (displasia troclear) nacen con esta afección. A menudo, pero no siempre, está relacionada con otras anomalías del desarrollo.

¿A quién afecta la luxación de rótula?

Cualquiera puede dislocarse la rótula por una lesión. Sin embargo, algunas personas corren más riesgo, entre ellas:

  • Atletas , especialmente en deportes de alto impacto.
  • Bailarines , que son propensos a realizar pivotes rápidos.
  • Adolescentes , cuyas articulaciones y ligamentos están más sueltos por el constante crecimiento.
  • Mujeres , cuyas caderas más anchas y ligamentos más sueltos ejercen una mayor tensión lateral sobre la rodilla.
  • Hombres grandes y altos , cuyas articulaciones están sometidas a más presión.
  • Personas con inestabilidad rotuliana , especialmente si ya se han dislocado la rótula.

Los médicos no saben cuál es la causa de la luxación congénita de rótula, pero una mayor incidencia entre los miembros de la familia sugiere una relación genética. También se asocian a ella otras afecciones congénitas, como:

  • Síndrome de Larson.
  • Artrogriposis.
  • Displasia diastólica.
  • Síndrome de Nail-Patella.
  • Síndrome de Down.
  • Síndrome de Ellis-Van Creveld.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una rótula dislocada?

  • Un chasquido audible.
  • Flexión de la rodilla.
  • Dolor intenso.
  • Hinchazón repentina.
  • Moretones en la rodilla.
  • Bloqueo de la rodilla.
  • Incapacidad para caminar.
  • Rótula visualmente fuera de su sitio.

¿Cómo de dolorosa es una rótula dislocada?

Las luxaciones suelen ser muy dolorosas, pero hay un rango. Depende de lo mucho que se haya salido el hueso de la articulación y de lo mucho que se hayan lesionado los músculos y ligamentos circundantes, los vasos sanguíneos y los nervios. Siempre será doloroso mover la articulación dislocada o soportar peso sobre ella. No podrá utilizar la extremidad con normalidad hasta que se haya corregido la articulación.

Si la rótula dislocada se corrige por sí sola, el dolor y la movilidad pueden mejorar. Pero aún así debe acudir a su médico. Éste comprobará si hay lesiones secundarias en los ligamentos y le guiará en el largo proceso de rehabilitación.

¿Se puede caminar con una rótula dislocada?

No. La rodilla estará bloqueada y no podrá enderezarse ni doblarse, o se enganchará y saltará cuando intente doblarla. La articulación será inestable y se doblará cuando intente soportar peso sobre ella. También será doloroso moverla. Si puede caminar, es posible que sólo tenga una subluxación de rótula.

Si la rótula dislocada vuelve a su sitio, es posible que pueda caminar después. Pero la rodilla seguirá hinchada y dolorida por el traumatismo. No deberías intentar caminar si te duele demasiado. De todos modos, acude siempre a tu médico para que compruebe si hay lesiones secundarias. Es probable que te recomienden muletas y una férula cuando empieces a caminar de nuevo.

¿Cómo se diagnostica una luxación de rótula?

Los profesionales sanitarios con experiencia suelen diagnosticar una rótula dislocada examinando físicamente la rodilla y haciéndole preguntas sobre la lesión. Sin embargo, pedirán pruebas de imagen radiográficas para comprobar si hay alguna lesión relacionada, como rotura de ligamentos, lesión de cartílago o fracturas. En el caso de la luxación de rótula, es seguro corregir primero la articulación y tomar las imágenes después.

Si la rótula dislocada se corrige sola, es posible que no se dé cuenta de que está dislocada. Una luxación que se corrige sola se denomina “transitoria.” Después, la rodilla seguirá dolorida e hinchada, pero puede tener el mismo aspecto que otras lesiones de rodilla más comunes. En este caso, las pruebas de imagen pueden mostrar pruebas a posteriori de que hubo una luxación, junto con lesiones secundarias.

¿Puedo arreglar yo mismo una rótula dislocada?

Posiblemente. Se sabe que la rótula vuelve a su sitio por sí sola cuando se extiende la pierna con cuidado. Si le resulta demasiado doloroso extender la pierna, su médico puede darle una medicación para que le resulte más fácil. Si se lo arregla usted mismo, acuda después a su médico. Querrá comprobar si hay fracturas y si hay daños en el cartílago y los ligamentos.

¿Cómo se trata la luxación de rótula?

¿Cómo se trata la luxación de rótula?

Reducción: Siempre que el diagnóstico sea claro, un profesional sanitario experto recolocará manualmente la rótula lo antes posible. Esto se denomina reducción. Una lesión de luxación de rótula que se produce en el campo de juego puede ser reducida inmediatamente por un profesional sanitario capacitado si hay uno en el lugar. Si vas a urgencias, es posible que primero te den sedantes y analgésicos. Por lo general, primero corregirán la articulación y luego la observarán en una radiografía.

Imagen:Los profesionales sanitarios realizarán pruebas de imagen para comprobar que la rótula ha sido sustituida correctamente y planificar cualquier tratamiento adicional. Las radiografías y las tomografías computarizadas pueden ayudar a revelar cualquier condición anatómica preexistente que pueda haber contribuido a la dislocación, así como cualquier lesión adicional. Una resonancia magnética puede ofrecer información más detallada sobre el cartílago y los ligamentos si es necesario. A veces, una resonancia magnética revelará una luxación transitoria anterior que no se sospechaba antes.

Cirugía:Si hay un daño importante en el hueso o en el cartílago y los tendones de la rodilla, el médico puede recomendar la cirugía para repararlo. La cirugía también puede recomendarse si tiene luxaciones rotulianas recurrentes o inestabilidad rotuliana crónica. La reparación y el fortalecimiento del cartílago y los ligamentos es una medida preventiva para reestabilizar la rodilla. Cuando la luxación rotuliana es congénita, la articulación sólo puede repararse mediante cirugía.

Rehabilitación:Se le enviará a casa con analgésicos y una férula durante los primeros días. Elevar periódicamente la articulación y ponerle hielo puede ayudar a mantener la hinchazón. Comenzará a caminar de nuevo gradualmente con muletas y una férula para mantener la articulación en su sitio. La fisioterapia es muy importante para fortalecer los músculos mientras se limita la amplitud de movimiento hasta que la articulación se reestabilice. Se tarda entre seis semanas y tres meses en recuperarse completamente de una rótula dislocada.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • Las ulceras de la pierna son una complicación de la enfermedad arterial periférica, que se caracteriza por una mala circulación en las extremidades.
  • El tratamiento de fisioterapia se centra en mejorar la circulación y reducir la inflamación.
  • Se realizan ejercicios específicos para mejorar la circulación y se utilizan técnicas de masaje para reducir la inflamación.
  • También se pueden utilizar dispositivos de compresión, como fajas o calcetines, para mejorar la circulación.
  • El tratamiento de fisioterapia puede ayudar a mejorar la cicatrización de las úlceras y prevenir su recurrencia.

¿Cómo puedo evitar que la luxación de rótula se repita?

Todas las luxaciones estiran los ligamentos y deterioran el cartílago de la articulación en cierta medida. Una vez que la rótula se ha dislocado, es más probable que vuelva a ocurrir si se produce una lesión similar. Los accidentes son difíciles de prevenir, pero a veces hay factores que contribuyen y que podemos intentar reducir. Dependiendo de lo que haya hecho que su rótula se disloque en primer lugar, es posible que quiera tomar una o varias de estas medidas preventivas:

  • Rehabilitación diligente. Lo más importante que puede hacer para evitar una luxación de rótula recurrente es recuperarse completamente de la primera. Eso significa seguir la fisioterapia tal y como se ha prescrito y asegurarse de no intentar utilizar la pierna demasiado pronto. Dale el tiempo y la atención que necesita para curarse lo mejor posible.
  • Acondicionamiento muscular de la pierna . Fortalecer sistemáticamente cada uno de los diferentes grupos musculares que estabilizan la rodilla puede ayudar a garantizar que ningún grupo muscular soporta demasiada tensión. Los estiramientos también son importantes para garantizar que cada grupo muscular ofrezca todo el rango de movilidad que debería. Un fisioterapeuta o un entrenador personal pueden ayudarte a ponerte en el camino correcto para una práctica de por vida.
  • Forma atlética adecuada.Si eres deportista, te conviene que un especialista analice la forma en que practicas ciertos movimientos y ejercicios y se asegure de que tu forma es correcta. Practicar con una forma incorrecta puede suponer una tensión repetitiva en tus músculos y articulaciones.
  • Cirugía.Si tienes factores anatómicos que contribuyen a la inestabilidad de la rótula, podría valer la pena considerar la posibilidad de una cirugía para ayudar a fortificar la rodilla. Consulte a su médico para saber si es un buen candidato para la cirugía reconstructiva.

¿Cuál es el pronóstico tras una luxación de rótula?

Si ha sido tratado por una lesión de luxación de rótula por primera vez, su pronóstico es bueno. La mayoría de las personas se recuperan completamente en seis semanas. Las complicaciones a largo plazo pueden incluir una articulación de la rodilla menos estable y el deterioro del cartílago, lo que puede contribuir a la artrosis más adelante en la vida.

Si tiene inestabilidad rotuliana crónica o luxaciones rotulianas recurrentes, puede ser un buen candidato para la cirugía que ayude a estabilizar la articulación. La cirugía tiene una buena tasa de éxito para la estabilización, pero se asocia con la osteoartritis en el futuro.

El resumen de Infitema

Una rótula dislocada puede ser aterradora y dolorosa, pero no es tan grave como otras lesiones por dislocación. Se necesita menos fuerza para dislocar la rótula que otros huesos, lo que significa que es menos probable que haya daños colaterales en los vasos sanguíneos o los nervios. También se recoloca más fácilmente, a veces por sí sola.

Si te dislocas la rótula, lo primero que debe preocuparte es volver a colocarla en su sitio. Es posible que usted o un profesional capacitado puedan arreglarla in situ. Si no es así, el profesional sanitario puede hacerlo por ti con medicación para que sea menos doloroso. Después de eso, el reposo y la rehabilitación deberían devolverte a la rodilla en unas seis semanas.