/images/i/patologias/dispepsia-funcional/dispepsia-funcional-sintomas-dieta-tratamiento-con-fisioterapia-y-como-vivir-con-ella.png
< Volver a patologías

Dispepsia funcional: síntomas, dieta, tratamiento con fisioterapia y cómo vivir con ella

La dispepsia funcional es un tipo de indigestión crónica — un dolor de estómago, una sensación de plenitud o hinchazón durante y después de las comidas. Se diagnostica dispepsia funcional cuando no se encuentra una causa evidente para los síntomas. Hay muchas opciones de tratamiento con fisioterapia, pero no hay una solución que funcione para todos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la dispepsia funcional?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la dispepsia funcional de varias maneras. Pueden ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad asociados con la condición, mejorar la motilidad intestinal y reducir el estrés y la ansiedad. Los ejercicios de relajación y respiración también pueden ser útiles.

Visión general

Es más probable que padezca una DF si tiene estos factores de riesgo.
¿Qué es la dispepsia funcional?

¿Qué es la dispepsia funcional?

Dispepsia es otra palabra para indigestión . Las personas que padecen indigestión crónica suelen tener una sensación de dolor de estómago, sensación de plenitud e hinchazón durante y después de comer. Otros síntomas comunes son el reflujo ácido, la acidez y los eructos excesivos. Estos síntomas se asemejan a los de la enfermedad de úlcera péptica , pero cuando se analizan, sólo 1/3 de las personas tendrán una úlcera de estómago — los otros 2/3 tendrán dispepsia funcional.

Un trastorno funcional es un problema continuo de las funciones corporales que no puede explicarse por causas físicas. Usted tiene síntomas, y los médicos pueden observar esos síntomas, pero no pueden encontrar ninguna razón mecánica para ellos. Las enfermedades gastrointestinales suelen ser “funcionales” más que estructurales. Los médicos no siempre entienden por qué se producen. Puede ser que el cerebro y los nervios estén implicados .

Si tiene síntomas frecuentes de indigestión, los médicos buscarán si pueden encontrar algo malo en su tracto gastrointestinal —, como una úlcera o un problema estructural. Si no pueden, diagnosticarán su enfermedad como simple dispepsia funcional (DF). A veces la DF también se describe como dispepsia nerviosa, dispepsia no ulcerosa o síndrome pseudoulceroso.

¿Qué frecuencia tiene la dispepsia funcional?

La dispepsia funcional se considera uno de los trastornos funcionales más comunes. Se calcula que entre el 10% y el 20% de las personas que acuden a la sanidad por sus síntomas pueden tener dispepsia funcional. Pero como muchas personas nunca acuden a la sanidad por sus síntomas, el número de los que la padecen podría ser mucho mayor de lo que sabemos.

¿Cuáles son los síntomas de la dispepsia funcional?

Los síntomas de la dispepsia son esporádicos: aparecen y desaparecen sin razones claras, y es difícil saber si algo en particular los mejora o empeora. Mientras que la dispepsia funcional es crónica — continua durante un largo periodo de tiempo — puede desaparecer durante un tiempo y luego volver por razones desconocidas. Para ser diagnosticado, debe haber tenido síntomas en los últimos tres meses y de forma persistente durante al menos seis meses. También tendrá más de uno de los siguientes síntomas:

  • Dolor epigástrico . Se trata de un dolor en la parte superior del abdomen bajo la caja torácica. Esta región, llamada epigastrio, alberga el estómago , el intestino delgado , el páncreas y el hígado .
  • Estómago hinchado . Sensación de presión o plenitud incómoda en el vientre, especialmente después de comer.
  • Saciedad precoz o pérdida de apetito . Sentirse “lleno” muy rápidamente después o durante la comida.
  • Acidez . Es un dolor ardiente en la región entre el estómago y el esófago, generalmente debido al reflujo ácido.
  • Reflujo ácido . Los ácidos estomacales suben desde el estómago a través del esófago, lo que provoca una sensación de ardor y a menudo un sabor agrio en la boca.
  • Náuseas y vómitos . En casos graves, la sensación de saciedad y la pérdida de apetito pueden convertirse en náuseas o vómitos reales.

¿Existen diferentes tipos de dispepsia funcional?

Algunos especialistas sanitarios clasifican los síntomas de la dispepsia funcional en dos categorías:

  • El síndrome de dolor epigástrico (EPS) se refiere únicamente a los síntomas asociados con el dolor y el ardor en la parte superior del abdomen.
  • El síndrome de malestar postprandial (SPP) se refiere únicamente a los síntomas que se producen después de comer, como la saciedad temprana, la hinchazón y las náuseas.

No todos los síntomas entran en estas dos categorías, pero cuando lo hacen, ayuda a los especialistas sanitarios a centrarse en el tratamiento de esos síntomas como grupo.

¿Cómo puedo saber si tengo dispepsia funcional o gastritis?

La gastritis y la dispepsia comparten muchos síntomas, y se pueden tener ambos. La gastritis, que es la inflamación de la mucosa del estómago, suele tener una causa identificable. Puede ser una infección bacteriana, el uso excesivo de ciertos medicamentos para el dolor que erosionan el revestimiento del estómago ((158)AINE ) o un exceso de ácido estomacal. Estas cosas se pueden comprobar y tratar. Si tiene dispepsia funcional, la gastritis puede ser parte de la ecuación, pero no toda. Puede descubrir y tratar la causa de su gastritis y experimentar cierto alivio de esos síntomas, pero no un alivio total.

¿Cómo puedo saber si tengo dispepsia funcional vs. ERGE?

La ERGE también puede ser un factor de dispepsia funcional. El ardor de estómago , los eructos y el sabor agrio que a veces acompaña al reflujo ácido son algunos de los síntomas de la dispepsia funcional. Si se padece ERGE, no es difícil de reconocer para los profesionales sanitarios. El reflujo ácido crónico provoca daños visibles en el esófago con el paso del tiempo. Además, la ERGE es relativamente fácil de tratar con medicamentos que reducen el ácido del estómago. Si ha tratado su ERGE, pero sigue teniendo síntomas de indigestión, es posible que le diagnostiquen dispepsia funcional.

¿Cómo puedo saber si tengo dispepsia funcional o SII?

El SII (síndrome del intestino irritable) es otro trastorno funcional, como la dispepsia funcional. Incluso tienen apodos similares. La dispepsia funcional se ha llamado “síndrome del estómago irritable,” y el SII se ha llamado “estómago nervioso”. Sin embargo, el SII está realmente relacionado con los intestinos, especialmente el intestino grueso o colon . Los síntomas de la dispepsia funcional están más relacionados con el estómago y la parte superior del intestino delgado. El dolor de la dispepsia funcional es más bien una sensación de ardor en el tracto gastrointestinal superior, mientras que el dolor del síndrome del intestino irritable es más bien un calambre en los intestinos debido al estreñimiento o la diarrea.

¿Qué causa la dispepsia funcional?

¿Qué causa la dispepsia funcional?

El término “indigestión” supone que algo va mal en el proceso digestivo. Pero esto puede ser muchas cosas. Los médicos no tienen respuestas claras sobre las causas de la dispepsia funcional, pero tienen algunas sugerencias. Algunas de ellas son:

  • Deterioro de la acomodación / vaciado del estómago . Normalmente, se supone que el estómago se relaja y se expande para acomodar la comida, pero en algunas personas esta función puede estar alterada, lo que provoca una sensación de saciedad constante. Las señales que indican al estómago que debe vaciar la comida en el intestino delgado también pueden estar alteradas. Esto puede hacer que la comida se retrase, que se acumulen los gases y que las bacterias se reproduzcan demasiado mientras los alimentos permanecen demasiado tiempo en el estómago.
  • Alergias alimentarias . Si tienes una alergia alimentaria no diagnosticada, podría estar produciendo una respuesta inflamatoria en tu intestino. Algunas personas con FD tienen recuentos de glóbulos blancos más altos, lo que sugiere que el sistema inmunitario intestinal está activado. Algunos también declaran tener sensibilidad a los alimentos, en particular al trigo. Una respuesta alérgica podría explicar los síntomas de náuseas, gases e inflamación. La inflamación podría ser la causa de la hinchazón y el dolor.
  • H. pylori . Esta infección bacteriana común puede causar inflamación crónica (gastritis) en algunas personas, así como erosionar el revestimiento mucoso que protege el estómago contra el ácido gástrico. La infección por H. pylori puede tener diversos efectos secundarios, por lo que los profesionales sanitarios la analizarán cuando los síntomas gastrointestinales sean inexplicables. Algunas personas con FD mejoran después de ser tratadas por H. pylori .
  • Hipersensibilidad visceral / factores psicológicos . El sistema nervioso de algunas personas es muy sensible. Estas personas pueden tener una respuesta física al estrés y a los factores emocionales, como la tensión y la restricción de los órganos digestivos. Algunas de estas personas también pueden tener hipersensibilidad visceral, lo que significa que la expansión y contracción regular de los órganos digestivos les resulta excesiva o incómoda.

¿Qué factores de riesgo contribuyen a la dispepsia funcional?

Es más probable que experimente dispepsia funcional si:

  • Tiene un historial de ansiedad o depresión.
  • Tiene una historia de abuso.
  • Tener antecedentes de infección por H. pylori.
  • Utiliza AINE.
  • Fuma o usa productos de tabaco.
  • Se le asignó el sexo femenino al nacer.

¿Cómo se diagnostica la dispepsia funcional?

Cuando explique sus síntomas a su especialista médico, éste le hará pruebas para detectar las causas más comunes. Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre para comprobar si hay infecciones y enfermedades comunes que puedan explicar sus síntomas.
  • Endoscopia superior , una prueba de imagen para ver el interior de sus órganos y detectar cualquier problema estructural.
  • Pruebas de aliento para detectar bacterias anormales en el intestino. La prueba de urea en el aliento puede detectar la infección por H. pylori , mientras que la prueba de hidrógeno en el aliento puede detectar la SIBO .
  • Estudios de vaciado gástrico para ver la rapidez con la que el estómago se vacía en el intestino delgado.

Si no hay evidencia de una enfermedad estructural o bioquímica, y sus síntomas han sido persistentes durante tres meses o más, se le diagnosticará FD.

¿Cómo se trata la dispepsia funcional?

¿Cómo se trata la dispepsia funcional?

Si ha dado positivo en una infección bacteriana, se le tratará primero con antibióticos para la infección. Pero si la dispepsia funcional persiste, y no se encuentra ninguna otra causa directa, las restantes opciones de tratamiento se centran en el control de los síntomas. Se trata de un proceso de prueba y error. La medicación puede incluir:

  • Reducción de la acidez: Los profesionales de la salud suelen empezar recetando un curso de medicación a corto plazo para reprimir o neutralizar la acidez estomacal. De este modo, el revestimiento del estómago tendrá la oportunidad de descansar y repararse, y se reducirán los síntomas del reflujo ácido. Entre los medicamentos que se suelen recetar están los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y los bloqueadores de los receptores H2. Suelen recetarse durante dos o tres meses y luego se reevalúan. También puede probar con antiácidos de venta libre para controlar los síntomas, pero consulte a su médico si los utiliza regularmente durante más de unas semanas.
  • Agentes procinéticos: Si hay algo que ralentiza o impide la motilidad, el proceso de movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo, los agentes procinéticos pueden ayudar. Estos fármacos ayudan a animar al estómago a vaciar los alimentos en el intestino delgado sin retenerlos demasiado tiempo, y reducen la tendencia a devolver los alimentos o los líquidos a través del esófago.
  • Fitoterapia: Los preparados herbales combinados han tenido éxito en el tratamiento de los síntomas de algunas personas. El enfoque multiobjetivo de utilizar diferentes extractos de plantas juntos para tratar diferentes síntomas parece funcionar mejor que uno solo. Una combinación fija de aceite de menta y alcaravea es una de las fórmulas más prescritas para estimular la motilidad y, al mismo tiempo, calmar y sedar el sistema digestivo. Un compuesto comercial llamado que contiene nueve ingredientes diferentes, también ha dado buenos resultados en los ensayos clínicos.
  • Antidepresivos en dosis bajas: Algunas personas cuyos síntomas parecen estar relacionados con el sistema nervioso se benefician de una categoría de medicamentos conocida como antidepresivos tricíclicos (ATC). Estos medicamentos, administrados en dosis mucho más bajas que las que se dan para tratar la depresión, pueden ayudar a atenuar la percepción del dolor y el malestar, así como a modular los desencadenantes psicológicos. Algunos también ayudan a que el estómago se relaje durante la digestión, permitiendo que se expanda más para acomodar los alimentos.

Estos medicamentos pueden ayudar si se dirigen a los factores que contribuyen a los síntomas. Pero la dispepsia funcional suele ser más complicada que eso, y los medicamentos en general sólo tienen una tasa de éxito moderada en el tratamiento de la DF.

Algunas otras terapias que la gente utiliza para controlar sus síntomas son

  • Acupuntura: Los resultados son dispares, pero algunos estudios y personas informan de una mejora tras un curso de varias semanas de tratamientos de acupuntura constantes.
  • Terapia conductual: Ciertas técnicas de mente y cuerpo pueden ayudar a mejorar los síntomas que no mejoran sólo con la medicación. Las técnicas de relajación, la biorretroalimentación y la psicoterapia pueden contribuir a regular mejor el sistema nervioso y el sistema digestivo.
  • Cambios en la dieta: Aunque la dieta por sí sola no es un factor importante en la dispepsia funcional, todo el mundo puede beneficiarse si presta atención a los alimentos que parecen desencadenar sus síntomas y los evita. Esto puede ser algo muy individual. Tal vez quieras llevar un diario de alimentos para saber cómo responde tu cuerpo a las diferentes comidas, o probar una dieta de eliminación para probar sistemáticamente diferentes categorías de alimentos. Comer menos y masticar mejor también puede ayudar.
  • Cambios en el estilo de vida:Algunas personas descubren que perder peso, hacer más ejercicio, dormir lo suficiente y reducir los factores de estrés en sus vidas mejora sus síntomas digestivos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la dispepsia funcional?

  • La fisioterapia para la dispepsia funcional se centra en la relajación del sistema digestivo y el aumento de la motilidad intestinal.
  • Técnicas de relajación, como la respiración diafragmática, pueden ayudar a disminuir la tensión muscular y el estrés, que pueden agravar los síntomas de la dispepsia funcional.
  • Ejercicios de estiramiento suaves y terapia manual también pueden ayudar a aliviar la rigidez y el dolor en el abdomen.
  • La terapia de electroestimulación puede ser útil para aumentar la motilidad intestinal y reducir los síntomas de la dispepsia funcional.
  • Otras técnicas, como la acupuntura y la terapia neural, también pueden ser beneficiosas.

¿La dispepsia funcional desaparece alguna vez?

Entre las personas que buscan atención médica para su dispepsia funcional, sólo el 20% afirma tener un alivio permanente. ¿Cuánto dura la dispepsia funcional? Para la mayoría de las personas, es una afección crónica que aparece y desaparece indefinidamente, dependiendo de muchos factores. Lo mejor que puede hacer es intentar controlar los síntomas a medida que surgen, y tratar de desarrollar una conciencia de los alimentos, los desencadenantes del estrés y los hábitos de vida que afectan a sus síntomas. La buena noticia es que la EF no es una enfermedad peligrosa o progresiva. Debería mejorar al menos a veces, y no debería empeorar.

¿Cómo puedo vivir con dispepsia funcional?

Los trastornos funcionales como la DF son complejos. A menudo tienen que ver con el cerebro y el sistema nervioso, la dieta y el estilo de vida, así como con causas orgánicas en el sistema digestivo. Por eso son tan difíciles de tratar, tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. Las pruebas médicas pueden ayudar a descartar cosas, pero a menudo no pueden decir exactamente lo que está pasando. Al final, usted es el que está en mejor posición para darse cuenta de lo que hace que sus síntomas mejoren o empeoren. A medida que vayas probando diferentes terapias y trabajando para reducir los factores desencadenantes, encontrarás tu propia manera de vivir con la dispepsia funcional.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Busque atención médica si:

  • No te han hecho pruebas de enfermedades gastrointestinales.
  • Sus síntomas cambian o empeoran notablemente.
  • Estás perdiendo peso involuntariamente.

El resumen de Infitema

La dispepsia funcional puede ser un diagnóstico frustrante para las personas que la padecen y buscan soluciones. Por un lado, es una afección benigna que no pone en peligro su vida. Pero, por otro lado, no existe una causa ni una cura definitivas. Aun así, las pruebas médicas pueden ayudar a ponerle en el camino del alivio. Pueden identificar o descartar ciertos factores que contribuyen a la enfermedad y dar a su especialista médico información importante sobre su condición. Su especialista utilizará las pruebas que encuentre para recetarle la mejor medicación que pueda para ayudarle. Y si la primera prescripción no funciona, eso les dirá qué sugerir a continuación.