/images/i/patologias/displasia-de-cadera/displasia-de-cadera-sintomas-causas-fisioterapia-tratamientos-pruebas-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Displasia de cadera: síntomas, causas, fisioterapia, tratamientos, pruebas y recuperación

La displasia de cadera es una anomalía en la que el fémur (hueso del muslo) no encaja con la pelvis como debería. Los síntomas son dolor en la cadera, cojera y desigualdad en la longitud de las piernas. Los tratamientos incluyen aparatos ortopédicos para los bebés, fisioterapia y cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la displasia de cadera?

La displasia de cadera es una afección en la que la cabeza del hueso del femur no encaja correctamente en la cavidad de la cadera. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez asociados con esta afección. También puede ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de las articulaciones afectadas.

Visión general

Cadera y pelvis (rótula)
¿Qué es la displasia de cadera?

¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia de cadera es una anomalía en la articulación de la cadera. En las personas que padecen esta enfermedad, el fémur (hueso del muslo) no encaja con la pelvis como debería.

La displasia de cadera puede dañar el cartílago, el tejido que amortigua estos huesos en la articulación. También puede causar dolor y problemas, desde una articulación inestable hasta una luxación (el hueso se sale de su sitio en la articulación).

¿Qué frecuencia tiene la displasia de cadera?

Aproximadamente 1 de cada 1.000 bebés nace con displasia de cadera. Las niñas y los primogénitos tienen más probabilidades de padecerla. Puede darse en cualquiera de las dos caderas, pero es más frecuente en el lado izquierdo.

¿Qué causa la displasia de cadera?

¿Qué causa la displasia de cadera?

La articulación de la cadera es una configuración de rótula que une el fémur a la pelvis. En las personas con displasia de cadera, la cabeza femoral (parte superior del fémur) no se alinea correctamente con la cavidad curva de la pelvis. En algunos casos, la cavidad no es lo suficientemente profunda como para mantener la cabeza del fémur en su sitio.

La mayoría de las personas que tienen displasia de cadera nacieron con esta afección. La displasia de cadera puede desarrollarse si la posición del bebé en el útero ejerce presión sobre las caderas. También puede ser genética (se transmite en las familias).

Cuando las personas nacen con esta afección, se denomina displasia del desarrollo de la cadera o luxación congénita de cadera.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la displasia de cadera?

Los signos y síntomas de la displasia de cadera incluyen

  • Dolor en la cadera
  • Articulación de la cadera floja o inestable
  • Cojera al caminar
  • Longitudes desiguales de las patas

¿Cómo se diagnostica la displasia de cadera?

El médico realizará un examen físico para detectar la displasia de cadera en los primeros días de vida del bebé y de nuevo al cabo de unos dos meses. Es posible que los signos de la enfermedad no aparezcan hasta que el niño sea mayor.

Las radiografías, las ecografías y las tomografías computarizadas pueden confirmar el diagnóstico en niños mayores de 6 meses. Estas pruebas permiten a los médicos ver el interior de la articulación de la cadera para identificar la anomalía y buscar signos de daño.

¿Cómo se trata la displasia de cadera?

¿Cómo se trata la displasia de cadera?

El tratamiento de la displasia de cadera consiste en controlar el dolor y proteger la articulación de la cadera para que no sufra más daños. El médico adaptará el tratamiento a las necesidades específicas del paciente.

Las opciones de tratamiento para la displasia de cadera incluyen:

  • Férula: En los bebés menores de 6 meses, los médicos pueden utilizar una férula o un arnés para mantener la articulación en su sitio mientras el niño crece.
  • Fisioterapia: Los ejercicios pueden fortalecer la articulación y mejorar la flexibilidad (capacidad de mover la articulación).
  • Cirugía: En muchos casos, los médicos reparan la articulación de la cadera con operaciones como: artroscopia (un procedimiento mínimamente invasivo para reparar un desgarro del labrum, la capa de cartílago que rodea la cavidad de la cadera); osteotomía periacetabular (recoloca el fémur en la cavidad de la cadera); o, sustitución total de la cadera (restaura la cadera con una articulación artificial).

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la displasia de cadera?

  • La displasia de cadera es un trastorno del desarrollo de la articulación de la cadera.
  • El tratamiento de fisioterapia se centra en mejorar la movilidad de la articulación de la cadera y reducir el dolor.
  • La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la fuerza y el equilibrio, lo que puede reducir el riesgo de caídas.
  • El objetivo final del tratamiento de fisioterapia es mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de complicaciones.

¿Qué complicaciones se asocian a la displasia de cadera?

Si la displasia de cadera no se trata, puede causar problemas dolorosos a largo plazo, como:

  • Desgarro del labrum de la cadera : Daño del cartílago que recubre la cavidad de la articulación de la cadera
  • Artrosis : Daño del cartílago que provoca dolor y rigidez en la cadera
  • Articulación dislocada: Los huesos se salen de su sitio en la articulación.
  • Articulación inestable: Soltura en la articulación que provoca dolor y debilidad

¿Se puede prevenir la displasia de cadera?

La mayoría de los casos de displasia de cadera no se pueden prevenir. Para reducir el riesgo de displasia de cadera después del nacimiento, evite envolver al bebé con demasiada fuerza.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la displasia de cadera?

Las personas con mayor riesgo de padecer displasia de cadera son aquellas que:

  • Tienen familiares con la enfermedad
  • Son mujeres
  • Son primogénitos
  • Han nacido de nalgas (primero las nalgas en lugar de la cabeza)

¿Cuál es el pronóstico de las personas con displasia de cadera?

La cirugía para la displasia de cadera suele corregir el problema. Muchas personas que reciben un tratamiento exitoso pasan a tener una vida sana sin dolor de cadera.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades habituales después de una operación de displasia de cadera?

Las personas operadas de displasia de cadera suelen permanecer en el hospital durante unos días. Debería poder soportar peso sobre la articulación entre seis semanas y tres meses. Es posible que no pueda poner todo el peso en la articulación hasta tres meses después de la cirugía para permitir que la cadera sane.

Su médico observará su evolución y le indicará cuándo puede empezar a realizar ejercicios terapéuticos. Estas actividades fortalecerán la articulación para ayudarle a retomar sus actividades habituales.

¿Cuándo debo llamar al médico por la displasia de cadera?

Póngase en contacto con su médico si usted o su bebé muestran signos de displasia de cadera. Los adolescentes y los pacientes de más edad deben ponerse en contacto con sus médicos si tienen dolor de cadera.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico sobre la displasia de cadera?

Si tiene displasia de cadera, puede preguntar a su médico:

  • ¿Cómo afectará la displasia de cadera a mi vida familiar y laboral?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de la cirugía?