/images/i/patologias/displasia-fibromuscular-fmd/displasia-fibromuscular-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Displasia fibromuscular: causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La displasia fibromuscular (DMF) es una enfermedad poco frecuente que implica un crecimiento celular anormal en las paredes de las arterias. Suele desarrollarse en mujeres, pero puede afectar a cualquier edad o sexo. Los síntomas de la DMF varían en función de las arterias afectadas (por ejemplo, migrañas y problemas de presión arterial). Los casos graves pueden provocar un aneurisma y un accidente cerebrovascular.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez muscular en personas con displasia fibromuscular (FMD). También puede ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de los músculos y articulaciones afectados. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la capacidad de las personas con FMD para realizar actividades cotidianas y para participar en actividades físicas.
¿Qué es la DMF?

¿Qué es la DMF?

La displasia fibromuscular (DMF) es una enfermedad poco frecuente que consiste en un crecimiento celular anormal en las paredes de las arterias. Las arterias son los vasos sanguíneos que llevan la sangre del corazón a los tejidos del resto del cuerpo.

La fiebre aftosa puede hacer que los vasos sanguíneos se estrechen, se abulten o adquieran un aspecto de cuentas. Puede afectar a:

  • Las arterias carótidas, que se encuentran en el cuello y conectan el corazón y el cerebro.
  • Las arterias renales, que llevan la sangre del corazón a los riñones.
  • Las arterias coronarias, que suministran sangre al corazón.
  • Las arterias mesentéricas, que van a los intestinos.
  • Otras arterias, como las que van a las piernas, los brazos u otras partes del cuerpo.

¿Quién puede padecer displasia fibromuscular?

Cualquiera puede padecer displasia fibromuscular. Pero la afección es mucho más frecuente en las mujeres y en las personas designadas como mujeres al nacer (DFAB) en más del 90% de los casos, sobre todo entre los 40 y los 70 años.

Otras afecciones pueden imitar a la displasia fibromuscular, como:

  • Síndrome de Ehlers-Danlos .
  • Síndrome de Loeys-Dietz.
  • Neurofibromatosis tipo 1 .
  • Síndrome de Williams .
  • Vasculitis de grandes vasos.
  • Aterosclerosis.
  • Mediolisis arterial sistémica.

¿Qué frecuencia tiene la displasia fibromuscular?

Los científicos no están seguros de cuántas personas la padecen porque en muchos casos no causa síntomas o se descubre de forma incidental.

¿Cuáles son los tipos de displasia fibromuscular?

Existen dos tipos de FA, según el aspecto de las arterias en las pruebas diagnósticas.

  • La FMD multifocales la más común. Las arterias parecen un collar de cuentas, con un patrón repetitivo de abultamiento y luego estrechamiento.
  • La fiebre aftosa focal es mucho menos frecuente. Se trata de arterias estrechas o lesiones en las paredes arteriales. Una lesión es una zona de tejido anormal.
¿Qué causa la displasia fibromuscular?

¿Qué causa la displasia fibromuscular?

Los científicos no saben qué causa la FA. Algunos casos se han relacionado con:

  • La genética, ya que algunos casos se heredan.
  • Las hormonas.
  • Una lesión en la pared arterial, como un estiramiento repetido.
  • Algunos factores, como el tabaquismo, pueden empeorar la FA.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la displasia fibromuscular?

Los signos de la FA dependen de las arterias afectadas. Algunas personas con casos leves pueden no tener ningún síntoma. Otras pueden experimentar síntomas causados por la restricción del flujo sanguíneo, como:

  • Soplo, un ruido anormal que se produce en el cuello o el abdomen cuando el médico escucha el flujo sanguíneo con un estetoscopio.
  • Mareo o vértigo .
  • Hipertensión arterial o presión arterial descontrolada.
  • Migrañas .
  • Dolor de cuello.
  • Zumbidos en los oídos.

La fiebre aftosa puede causar problemas médicos graves, como:

  • Aneurisma cuando la arteria se abulta y se debilita (como un (208)aneurisma cerebral o un aneurisma de la arteria abdominal ).
  • Disección arterial cuando la pared interior de la arteria se desgarra (por ejemplo, una disección carotídea o (967)coronaria espontánea ).
  • Apoplejía .
  • Un accidente isquémico transitorio , también llamado AIT o miniaccidente cerebrovascular.

¿Cómo se diagnostica la displasia fibromuscular?

A veces, el profesional sanitario detecta la FA durante una exploración física rutinaria (por ejemplo, al oír un soplo). La afección también puede descubrirse durante pruebas para otras afecciones.

Si un profesional sanitario sospecha que usted tiene displasia fibromuscular, puede solicitar las siguientes pruebas:

  • TAC .
  • RESONANCIA MAGNÉTICA .
  • Ecografía .
  • Angiografía , que utiliza un tinte y rayos X para observar las arterias.

¿Existe una cura para la displasia fibromuscular?

No hay cura para la DMF. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones.

¿Cómo se trata la displasia fibromuscular?

¿Cómo se trata la displasia fibromuscular?

El tratamiento de la displasia fibromuscular varía en función de las arterias afectadas, la gravedad y los síntomas. Las opciones pueden incluir:

  • Fármacos antiplaquetarios o anticoagulantes para diluir la sangre, lo que puede evitar la formación de coágulos y los accidentes cerebrovasculares.
  • Medicamentos para la hipertensión arterial, como inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de la angiotensina.
  • Tratamientos para las cefaleas y el dolor, como inyecciones de toxina botulínica o aspirina .
  • Angioplastia , que utiliza un diminuto globo introducido a través de un catéter para abrir una arteria.
  • Cirugía para reparar aneurismas o crear nuevas vías para que la sangre circule.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia es mejorar la fuerza y el rango de movimiento de los músculos afectados, así como reducir el dolor y la inflamación.
  • Se realizarán ejercicios de estiramiento y fortalecimiento específicos para los músculos afectados.
  • También se pueden utilizar técnicas de masaje para aliviar el dolor y la tensión muscular.
  • Se recomienda realizar una sesión de fisioterapia una o dos veces por semana, dependiendo de la severidad de los síntomas.

¿Cómo puedo prevenir la displasia fibromuscular?

Dado que los científicos no comprenden las causas de la displasia fibromuscular, no existen estrategias para prevenirla.

¿Cuál es la esperanza de vida de la displasia fibromuscular?

Muchas personas con DMF tienen una esperanza de vida normal. Pero en raras ocasiones, un aneurisma puede reventar y sangrar, lo que provoca un accidente cerebrovascular, daños permanentes en los nervios y, a veces, la muerte.

¿Cómo me cuido con la displasia fibromuscular?

Si tiene displasia fibromuscular, debe hacerse cargo de su salud con las siguientes estrategias:

  • Controle su presión arterial con regularidad.
  • Dejar de fumar y de consumir productos del tabaco, que empeoran la FA.
  • Programe y acuda a todas las citas de seguimiento, que pueden incluir pruebas anuales para examinar las arterias.
  • Tome todos los medicamentos según lo prescrito.

A algunas personas con DMF les resulta útil participar en organizaciones de defensa y grupos de apoyo. Estas oportunidades pueden ponerle en contacto con otras personas que tienen la misma enfermedad. También pueden ayudar a concienciar y a recaudar fondos para la investigación de la fiebre aftosa.

¿Cuándo debo buscar atención médica para la fiebre aftosa?

Su profesional sanitario le informará sobre los signos y síntomas que requieren atención médica inmediata. Esto varía en función de las arterias afectadas.

Las personas con fiebre aftosa deben ser conscientes de los signos y síntomas de un ictus. Entre ellos están los repentinos:

  • Confusión.
  • Mareos, pérdida de equilibrio o problemas para caminar.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Problemas de visión.
  • Debilidad o entumecimiento de la cara, un brazo o una pierna (especialmente en un solo lado).

El resumen de Infitema

La displasia fibromuscular (DMF) es una enfermedad poco frecuente que implica un crecimiento celular anormal en las paredes de las arterias. Si tiene signos de DMF, hable con un profesional sanitario. Éste puede ofrecerle pruebas de diagnóstico, así como tratamientos para reducir los síntomas y prevenir complicaciones.