/images/i/patologias/disquecia/disquecia-tipos-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Disquecia: Tipos, causas y tratamiento con fisioterapia

Disquecia significa dificultad para defecar. En los adultos, puede significar dolor, esfuerzo u obstrucción de la defecación. La disquecia infantil es una entidad diferente. Los bebés con disquecia sólo tienen problemas con la coordinación muscular necesaria para hacer caca. Puede que sientan frustración, pero probablemente no sientan dolor. Pronto se darán cuenta y la disquecia infantil se resolverá por sí sola.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la disquecia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con fracturas del cartílago de crecimiento. También puede ayudar a mejorar la movilidad y la fuerza, y puede prevenir la formación de cicatrices.
¿Qué es la disquecia?

¿Qué es la disquecia?

Disquecia significa literalmente dificultad para hacer caca. Otro nombre para la disquecia es defecación desordenada. Los profesionales de la salud utilizan el término “disquecia” de forma diferente cuando se trata de bebés o adultos, lo que puede resultar confuso.

  • La disquecia en adultos es más una descripción que una condición. Significa que no puedes hacer caca sin tener algún tipo de dificultad, esfuerzo o dolor. Esto puede ser por muchas razones. El estreñimiento suele estar relacionado con la disquecia en los adultos, ya sea como causa de sus dificultades o como efecto secundario.
  • La disquecia infantil es una afección específica. Otro nombre para la disquecia infantil es el síndrome del bebé gruñón. Los bebés con disquecia parecen tener dificultades para hacer caca, pero no presentan signos de estreñimiento. Puede que se esfuercen, gruñan o lloren entre 10 y 30 minutos antes de hacer caca, pero cuando la caca sale, es normal.

La disquecia infantil es un problema de coordinación muscular. Significa que tu bebé tiene problemas para coordinar los diferentes grupos musculares necesarios para hacer caca. Se trata de un reflejo aprendido, y a algunos bebés les cuesta un poco más que a otros aprenderlo. Suelen darse cuenta en una o dos semanas.

A los padres les resulta molesto ver cómo sus bebés se esfuerzan, pero los bebés con disquecia no están enfermos ni sufren. Los pediatras creen que estos bebés lloran para producir la presión abdominal necesaria para hacer caca, no porque tengan dolor. No es necesario ni se recomienda ningún tratamiento.

¿Qué síntomas se asocian a la disquecia del adulto?

Su especialista médico podría utilizar el término “disquecia” para describir su condición si experimenta:

¿Qué síntomas se asocian a la disquecia infantil?

Los bebés con disquecia pueden mostrar síntomas como:

  • Dificultad para hacer caca durante al menos 10 minutos.
  • Gruñir, llorar o gritar mientras intentan hacer caca.
  • Enrojecimiento de la cara por el esfuerzo.
  • Retorcerse o dar patadas con los pies.
  • No conseguir hacer caca todas las veces.
  • Caca de aspecto “normal” — blanda o pastosa — cuando sale.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene disquecia o estreñimiento?

Al principio, los padres de bebés con disquecia infantil suelen confundirla con el estreñimiento. Ven a su bebé haciendo esfuerzos para hacer caca y asumen que es porque la caca es demasiado difícil de expulsar. Al fin y al cabo, ésta suele ser la razón por la que los adultos se esfuerzan por hacer caca. Los adultos no recuerdan que una vez tuvieron que aprender a hacerlo.

El esfuerzo para hacer caca tiene el mismo aspecto, tanto si se trata de un esfuerzo contra la caca dura como contra sus propios músculos. Pero puedes saber qué tipo de esfuerzo es por la caca que sale. Si la caca es dura o tiene sangre, es un signo de estreñimiento. Si la caca tiene un aspecto normal, el problema no es la caca en sí.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene disquecia infantil o cólicos?

El cólico es otra afección que hace que los bebés lloren desconsoladamente sin motivo aparente. Los bebés con cólicos a menudo parecen tener problemas gastrointestinales. Pueden arquear la espalda, apretar los puños o llevarse las piernas a la barriga mientras lloran, y a veces se ponen rojos.

Tanto los padres como los médicos suponían que los problemas del aparato digestivo, como los gases, el reflujo, la indigestión o la dificultad para hacer caca, podían estar relacionados con los cólicos. Pero las pruebas de ello son escasas, y los padres han observado que los episodios de cólicos no se corresponden necesariamente con los ciclos de alimentación.

Los cólicos siguen siendo un misterio, pero algunos creen ahora que pueden ser, al igual que la disquecia infantil, una fase del desarrollo — a la que sólo hay que esperar. Esto no impide que tanto los cólicos como la disquecia infantil causen mucha angustia a los padres. Queremos saber qué pasa y cómo solucionarlo.

En general, los médicos diagnostican los cólicos cuando no encuentran ninguna otra explicación a la inquietud del bebé. La disquecia infantil es una de las posibilidades que intentan excluir primero. Si notas que tu bebé está inquieto antes de hacer caca, y que se le pasa cuando hace caca, es posible que tenga disquecia infantil.

¿Qué causa la disquecia en los adultos?

¿Qué causa la disquecia en los adultos?

Varias afecciones pueden causar disquecia en los adultos, entre ellas:

  • Anismo : Esta afección puede hacer que los adultos tengan problemas con los músculos de la caca, de forma similar a como lo hacen los bebés con disquecia infantil. Otro nombre para el anismo es defecación disinérgica.
  • Endometriosis : Las personas con endometriosis pueden tener dificultad, dolor o sangrado rectal al hacer caca si su endometriosis se extiende a la parte inferior del intestino, cerca del recto.
  • Estreñimiento : Las cacas duras e impactadas pueden ser difíciles y dolorosas de expulsar. El estreñimiento prolongado también puede dañar los músculos y los nervios que controlan la caca, causando más problemas.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal : Afecciones crónicas como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn pueden causar inflamación crónica y sangrado en el intestino grueso inferior (el recto y el ano).
  • Lesiones anorrectales : Las heridas o crecimientos temporales pueden causar dolor u obstrucción al hacer caca, incluyendo hemorroides , fisuras anales , abscesos anales , pólipos de colon y tumores .

¿Cuáles son las causas de la disquecia infantil?

Los bebés y los niños están en constante desarrollo, y se toman su tiempo con diferentes habilidades. Hacer caca, aunque no lo creas, es una de esas habilidades. Se necesita mucha coordinación entre el cerebro, los nervios y los diferentes grupos musculares para sincronizar el acto de hacer caca, especialmente sin que la gravedad esté de su lado.

Normalmente, la entrada de la caca en el recto hace que los músculos del ano se liberen y la dejen pasar. Como los bebés aún no pueden sentarse, la presión en su recto puede ser más débil, y puede ser necesaria más presión abdominal para empujarla. También tienen que descubrir cómo empujar y soltar al mismo tiempo.

Los bebés que intentan expulsar la caca contra un ano cerrado lucharán y posiblemente llorarán de frustración hasta que aprendan a relajarlo. Los bebés también pueden llorar porque sienten que el llanto les ayuda a contraer los músculos abdominales. Puede ser parte de su proceso para descubrir cómo expulsar la caca.

¿Cómo se diagnostica la disquecia en los adultos?

La disquecia en adultos es un síntoma, y sus síntomas son los que usted dice que son. Si le dices a un profesional sanitario que tienes dificultades para hacer caca, lo anotará y te preguntará más sobre ello. Puede estar relacionado con una afección que ya sabe que tiene, o puede llevarle a descubrir una afección subyacente.

¿Cómo se diagnostica la disquecia infantil?

Su pediatra le preguntará por los síntomas de su bebé y por cómo son sus cacas. Es posible que le pida una muestra de caca. También le hará un examen físico básico. Si su anatomía parece normal, sus cacas parecen normales y sus síntomas sólo tienen que ver con el acto de hacer caca, le diagnosticarán disquecia infantil.

¿Cómo se alivia la disquecia en los adultos?

La disquecia en los adultos puede significar diferentes cosas, y puede tener muchas causas diferentes. Su especialista médico tendrá que aislar la causa para poder recomendar el tratamiento adecuado. Los posibles tratamientos para las dificultades para hacer caca incluyen medicamentos, fisioterapia, biorretroalimentación y, a veces, cirugía.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé con disquecia?

No hay tratamiento para la disquecia infantil y los pediatras no aconsejan intervenir. Esto es difícil de oír para los padres que quieren aliviar las dificultades de sus bebés. Puede ser tentador intentar ayudarles estimulando su recto. Pero esto retrasa su propio proceso de aprendizaje y puede hacerlos dependientes de la estimulación.

Hay algunas investigaciones que sugieren que el masaje infantil puede ayudar a estimular el sistema nervioso del bebé y su desarrollo físico. Aunque no es un tratamiento directo para la disquecia, los masajes regulares pueden mejorar la coordinación cerebro-cuerpo que necesitan desarrollar para aprender a hacer caca.

¿Cuál es el pronóstico para los adultos con disquecia?

Algunos problemas de caca son relativamente fáciles de tratar, mientras que otros pueden ser más difíciles de resolver, sobre todo cuando afectan al cerebro y al sistema nervioso. En estos casos, los profesionales sanitarios suelen adoptar un enfoque holístico que combina cambios en la dieta y el estilo de vida con diversas terapias. Este enfoque requiere tiempo.

Si tiene una enfermedad crónica o una lesión física que le causa dolor y dificultad para hacer caca, la cirugía podría tener cabida en su plan de tratamiento. La cirugía suele ser el último recurso para las personas con síntomas graves que no responden a otros tratamientos o a la medicina complementaria . Pero a menudo tiene éxito.

¿Cuándo se les pasa la disquecia infantil a los bebés?

La buena noticia es que la disquecia infantil suele ser un problema breve, que dura entre unos días y unas semanas. Incluso esto puede parecerte una eternidad cuando eres testigo de las luchas diarias de tu bebé. Pero puedes estar segura de que lo superarán. La mayoría de los bebés han superado la disquecia a los dos o tres meses de edad.

El resumen de Infitema

Las dificultades para hacer caca te harán sentir miserable, ya seas un bebé, un niño o un adulto. Afortunadamente, la disquecia infantil es de corta duración y se resuelve por sí sola. La disquecia del adulto puede ser más complicada y tardar más en resolverse. Si tienes disquecia, no tardes en acudir a un profesional sanitario cualificado para tratarla.