/images/i/patologias/dolor-cronico/dolor-cronico-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dolor crónico: qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

El dolor crónico dura meses o años y se produce en todas las partes del cuerpo. Interfiere en la vida diaria y puede provocar depresión y ansiedad. El primer paso del tratamiento con fisioterapia es encontrar y tratar la causa. Cuando eso no es posible, el enfoque más eficaz es una combinación de medicamentos, terapias y cambios en el estilo de vida.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el dolor crónico?

La artritis postraumática es una afección degenerativa que puede ocurrir después de una lesión en la articulación. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, y mejorar la fuerza y la amplitud de movimiento. También puede ayudar a los pacientes a evitar futuras lesiones.
¿Qué es el dolor crónico?

¿Qué es el dolor crónico?

El dolor crónico es un dolor que dura más de tres meses. El dolor puede estar presente todo el tiempo, o puede aparecer y desaparecer. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

El dolor crónico puede interferir en sus actividades diarias, como trabajar, tener una vida social y cuidar de sí mismo o de los demás. Puede provocar depresión, ansiedad y problemas para dormir, lo que puede empeorar el dolor. Esta respuesta crea un ciclo difícil de romper.

¿Cuál es la diferencia entre el dolor crónico y otros dolores?

El dolor crónico se diferencia de otro tipo de dolor llamado dolor agudo. El dolor agudo se produce cuando uno se hace daño, por ejemplo, al sufrir un simple corte en la piel o un hueso roto. No dura mucho tiempo y desaparece cuando el cuerpo se recupera de la causa del dolor. En cambio, el dolor crónico continúa mucho después de recuperarse de una lesión o enfermedad. A veces incluso se produce sin una razón evidente.

¿Dónde se produce el dolor crónico?

El dolor crónico puede adoptar muchas formas diferentes y aparecer en todo el cuerpo. Los tipos más comunes de dolor crónico son

  • Artritis , o dolor en las articulaciones.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor de cuello .
  • Dolor por cáncer cerca de un tumor.
  • Dolores de cabeza , incluyendo migrañas .
  • Dolor testicular (orquialgia).
  • Dolor duradero en el tejido cicatricial.
  • Dolor muscular en todo el cuerpo (como en la (23)fibromialgia ).
  • Dolor neurogénico, por daños en los nervios u otras partes del sistema nervioso.

¿Cómo de común es el dolor crónico?

El dolor crónico es una afección muy común y una de las razones más frecuentes por las que alguien busca atención médica. Aproximadamente el 25% de los adultos de Europa padecen dolor crónico.

¿Qué causa el dolor crónico?

¿Qué causa el dolor crónico?

A veces el dolor crónico tiene una causa evidente. Puede tener una enfermedad de larga duración, como la artritis o el cáncer, que puede causar un dolor continuo.

Las lesiones y las enfermedades también pueden provocar cambios en el cuerpo que le hagan más sensible al dolor. Estos cambios pueden permanecer incluso después de que te hayas curado de la lesión o enfermedad original. Algo como un esguince, una fractura de hueso o una breve infección pueden dejarte con dolor crónico.

Algunas personas también tienen dolor crónico que no está relacionado con una lesión o enfermedad física. Los profesionales sanitarios llaman a esta respuesta dolor psicógeno o psicosomático. Está causado por factores psicológicos como el estrés, la ansiedad y la depresión. Muchos científicos creen que esta conexión se debe a los bajos niveles de endorfinas en la sangre. Las endorfinas son sustancias químicas naturales que desencadenan sentimientos positivos.

Es posible que se superpongan varias causas de dolor. Por ejemplo, podrías tener dos enfermedades diferentes. O podrías tener algo como migrañas y dolor psicógeno juntos.

¿Cómo se siente el dolor crónico?

Las personas con dolor crónico describen su dolor de muchas maneras diferentes, como:

  • Dolor.
  • Ardor.
  • Disparo.
  • Apretando.
  • Rigidez.
  • Picor.
  • Punzante.

El dolor crónico suele provocar otros síntomas y afecciones, como:

  • Ansiedad .
  • Depresión .
  • Fatiga , o sentirse demasiado cansado la mayor parte del tiempo.
  • Insomnio , o dificultad para conciliar el sueño.
  • Cambios de humor.

¿Cómo se diagnostica el dolor crónico?

Se considera que el dolor es crónico si dura o va y viene (se repite) durante más de tres meses. El dolor suele ser un síntoma, por lo que el médico debe determinar, si es posible, la causa del dolor. El dolor es subjetivo — sólo la persona que lo experimenta puede identificarlo y describirlo — por lo que puede ser difícil para los especialistas determinar la causa.

Si tiene un dolor de larga duración, acuda a su especialista médico. Su especialista querrá saber

  • Dónde está su dolor.
  • Su intensidad, en una escala de 0 a 10.
  • Con qué frecuencia se produce.
  • En qué medida afecta a su vida y a su trabajo.
  • Qué hace que empeore o mejore.
  • Si tiene mucho estrés o ansiedad en su vida.
  • Si ha tenido alguna enfermedad o cirugía.

¿Qué pruebas se utilizan para diagnosticar el dolor crónico?

Su especialista médico puede examinar físicamente su cuerpo y ordenar pruebas para buscar la causa del dolor. Es posible que le hagan las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre.
  • Electromiografía para comprobar la actividad muscular.
  • Pruebas de imagen, como radiografías y resonancias magnéticas .
  • Estudios de conducción nerviosa para ver si los nervios reaccionan correctamente.
  • Pruebas de reflejos y de equilibrio.
  • Pruebas de líquido cefalorraquídeo .
  • Análisis de orina.
¿Cómo se trata el dolor crónico?

¿Cómo se trata el dolor crónico?

Para aliviar el dolor crónico, los profesionales sanitarios intentan primero identificar y tratar la causa. Pero a veces no pueden encontrar el origen. En ese caso, recurren al tratamiento o control del dolor.

Los profesionales sanitarios tratan el dolor crónico de muchas maneras diferentes. El enfoque depende de muchos factores, entre ellos:

  • El tipo de dolor que tenga.
  • La causa del dolor, si se conoce.
  • Su edad y su estado de salud general.

Los mejores planes de tratamiento utilizan una serie de estrategias, como medicamentos, cambios en el estilo de vida y terapias.

Si tiene dolor crónico y depresión y/o ansiedad, es importante que busque también tratamiento para su(s) condición(es) de salud mental. La depresión o la ansiedad pueden empeorar el dolor crónico. Por ejemplo, si tiene depresión, la fatiga, los cambios en el sueño y la disminución de la actividad que puede causar pueden empeorar su dolor crónico.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el dolor crónico?

  • La artritis postraumática es una enfermedad degenerativa que se produce después de una lesión en el hueso o el tejido conectivo.
  • El tratamiento de fisioterapia se centra en la reducción del dolor y la inflamación, así como en la mejora del movimiento y la función.
  • Los ejercicios de fortalecimiento y estabilización se utilizan para mejorar la fuerza y el control del movimiento.
  • La terapia manual y la manipulación articular se utilizan para mejorar la movilidad y reducir la inflamación.
  • La terapia física también puede incluir la aplicación de calor o frío, así como la estimulación eléctrica.
  • El tratamiento de fisioterapia se adapta a las necesidades individuales de cada paciente.

¿Qué medicamentos pueden tratar el dolor crónico?

El médico puede recomendar ciertos medicamentos para aliviar el dolor crónico, entre ellos

  • Anticonvulsivos (medicamentos que previenen las convulsiones) para el dolor nervioso.
  • Antidepresivos, como los antidepresivos tricíclicos.
  • Corticosteroides .
  • Relajantes musculares.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o paracetamol.
  • Productos tópicos (aplicados a la piel) que contienen analgésicos o ingredientes que crean calor o frío calmante.
  • Opiáceos (narcóticos). Los opioides pueden ser adictivos y con el tiempo se puede crear una tolerancia a ellos. Por ello, los profesionales sanitarios suelen probar otras opciones de tratamiento del dolor antes de recetar opiáceos.
  • Sedantes para aliviar la ansiedad o el insomnio.
  • Marihuana medicinal.

Otros tratamientos médicos que su especialista médico puede hacerle probar son:

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) : Este procedimiento administra pequeñas descargas a través de parches en la piel. Los impulsos eléctricos pueden aliviar el dolor.
  • Bloqueos nerviosos : En este tratamiento, el médico inyecta un anestésico cerca del lugar del dolor para reducir la sensibilidad en la zona. Los bloqueos nerviosos también pueden proporcionar a veces información de diagnóstico y localizar el origen de su dolor.
  • Inyecciones epidurales de esteroides : Este procedimiento consiste en la inyección de un medicamento antiinflamatorio — un esteroide o un corticosteroide — en el espacio que rodea sus nervios espinales conocido como espacio epidural para tratar el dolor crónico causado por la irritación e inflamación de las raíces de los nervios espinales.

¿Existen efectos secundarios o complicaciones del tratamiento médico para el dolor crónico?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios —, algunos más graves que otros. Asegúrese de comentar los posibles efectos secundarios de sus medicamentos para el dolor crónico con su especialista médico.

Las complicaciones de los tratamientos médicos para el dolor crónico pueden incluir

  • Insuficiencia hepática aguda por el tratamiento con paracetamol.
  • Adicción a los opiáceos y/o sobredosis.
  • Cambios de humor, confusión y problemas respiratorios por los medicamentos para el dolor nervioso.
  • Daño o infección de la médula espinal por los estimuladores de la médula espinal.

¿Pueden los cambios en el estilo de vida ayudar a combatir el dolor crónico?

Hay cuatro factores principales del estilo de vida que pueden afectar al dolor crónico y ayudar a minimizarlo. Los profesionales sanitarios los denominan a veces los cuatro pilares del dolor crónico. Son los siguientes:

  • Estrés : El estrés puede desempeñar un papel importante en el dolor crónico, por lo que es importante intentar reducir el estrés en la medida de lo posible. Cada persona tiene diferentes técnicas para controlar su estrés, pero algunas técnicas incluyen la meditación, la atención plena y la respiración profunda. Prueba diferentes opciones hasta que encuentres la que mejor te funcione.
  • Ejercicio : Participar en ejercicios de baja intensidad, como caminar o nadar ligeramente, durante 30 minutos cada día puede ayudar a reducir el dolor. El ejercicio también puede servir para aliviar el estrés de algunas personas, algo que es importante controlar cuando se tiene dolor crónico.
  • Dieta : Es importante seguir una dieta saludable para mejorar su salud en general. Su médico puede sugerirle que pruebe una dieta antiinflamatoria eliminando los alimentos que causan inflamación, como la carne roja y los carbohidratos refinados.
  • Dormir : Dormir lo suficiente es importante para la salud en general. La falta de sueño puede hacer que aumente de peso, lo que podría empeorar su dolor crónico. Dormir bien también es importante para controlar el estrés.

Asegúrese de hablar de estos cuatro pilares del estilo de vida con su especialista médico para determinar cómo se aplica cada uno a su tipo de dolor crónico y cómo puede incorporar los cambios en su vida diaria.

¿Puede la terapia ayudar con el dolor crónico?

Ciertas terapias pueden ayudarle a controlar el dolor crónico, entre ellas:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC) : Este método de asesoramiento le ayuda a pensar de forma diferente sobre el dolor y le enseña formas de afrontarlo.
  • Asesoramiento : La terapia de conversación puede ayudarle a controlar el dolor crónico, especialmente el psicógeno.
  • Terapia ocupacional : La terapia ocupacional le enseña a realizar las tareas cotidianas de forma diferente para disminuir el dolor o evitar las lesiones.
  • Fisioterapia : La fisioterapia consiste en ejercicios que estiran y fortalecen el cuerpo, lo que puede ayudar a reducir el dolor.

¿Qué tratamientos alternativos existen para el dolor crónico?

Los tratamientos alternativos que han demostrado aliviar el dolor crónico con el tiempo incluyen:

  • Acupuntura , que utiliza pequeñas necesidades colocadas en el cuerpo.
  • La aromaterapia, que utiliza plantas aromáticas y aceites esenciales.
  • Biorretroalimentación , que enseña a modificar el funcionamiento del cuerpo, influyendo en aspectos como el ritmo cardíaco, la respiración y la tensión muscular.
  • Hipnoterapia , o hipnosis.
  • Entrenamiento de atención plena, que te enseña a calmarte.
  • Música, arte o terapia con animales.
  • Reiki o Toque Curativo™, con un terapeuta que utiliza el tacto para cambiar los campos energéticos de tu cuerpo.
  • Técnicas de relajación, como masajes, meditación y imágenes guiadas .

¿Existe una cura para el dolor crónico?

Actualmente, no existe una cura para el dolor crónico, aparte de identificar y tratar su causa. Por ejemplo, el tratamiento de la artritis a veces puede detener el dolor articular.

Muchas personas con dolor crónico no conocen su causa y no encuentran una cura. Utilizan una combinación de medicamentos, terapias y cambios en el estilo de vida para disminuir el dolor.

¿Cuáles son los factores de riesgo del dolor crónico?

Dado que muchas afecciones o lesiones pueden causar dolor crónico, existen varios factores de riesgo para padecerlo. Algunos factores de riesgo son

  • Tu genética : Algunas causas de dolor crónico, como las migrañas, son hereditarias (son genéticas).
  • Tener obesidad : Tener obesidad puede empeorar ciertas condiciones de salud que causan dolor, como la artritis, ya que hay una presión adicional sobre las articulaciones.
  • Tu edad : Las personas mayores son más propensas a experimentar dolor crónico por artritis y neuropatía.
  • Tener una lesión previa : Si has tenido una lesión traumática, tienes más probabilidades de desarrollar dolor crónico en el futuro.
  • Tener un trabajo intensivo : Si tienes un trabajo físicamente agotador, tienes más riesgo de desarrollar dolor crónico.
  • Experimentar estrés : Los estudios han demostrado que el dolor crónico está relacionado tanto con el estrés frecuente como con el trastorno de estrés postraumático.
  • Fumar : Si fuma, corre un mayor riesgo de desarrollar afecciones médicas que le lleven a necesitar un tratamiento para el dolor crónico.

¿Puede prevenirse el dolor crónico?

Lamentablemente, no se ha demostrado que nada pueda prevenir el dolor crónico en general. Es posible que pueda prevenir ciertas condiciones que conducen al dolor crónico. Por ejemplo, puede dejar de fumar para reducir el riesgo de cáncer de pulmón.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) de las personas con dolor crónico?

El dolor crónico no suele desaparecer, pero puede controlarlo con una combinación de estrategias que le funcionen. Los tratamientos actuales del dolor crónico pueden reducir la puntuación del dolor de una persona en aproximadamente un 30%.

Los investigadores siguen estudiando los trastornos del dolor. Los avances en neurociencia y un mejor conocimiento del cuerpo humano deberían conducir a tratamientos más eficaces.

Si tienes dolor crónico y depresión y/o ansiedad, es importante que busques tratamiento para tu salud mental. La depresión y la ansiedad no tratadas pueden empeorar el dolor y reducir aún más la calidad de vida.

¿Cuáles son las complicaciones del dolor crónico?

Las complicaciones del dolor crónico pueden incluir

  • Disminución de la calidad de vida.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Trastornos por abuso de sustancias.
  • Empeoramiento de enfermedades crónicas existentes.
  • Un mayor riesgo de ideación suicida y/o suicidio.

Las complicaciones del dolor crónico son graves. Por ello, es esencial buscar atención médica si se experimenta dolor crónico. Existen muchas opciones para el tratamiento y la gestión del dolor. Aunque puede llevar un tiempo encontrar la combinación adecuada de terapias que funcionen para ti, merece la pena emprenderla.

¿Cómo puedo afrontar el dolor crónico?

Además de tomar medicamentos, hacer terapia y cambiar su estilo de vida, cuídese bien. Las siguientes medidas pueden ayudarle a sobrellevar su dolor crónico y a mejorar su salud en general:

  • Evitar fumar .
  • No intente hacer demasiadas cosas. Cree un horario diario que incluya algunas prioridades y tiempo para el descanso y el autocuidado.
  • Siga una dieta saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Duerma lo suficiente.
  • Controle su estrés.
  • Únase a un grupo de apoyo para el dolor crónico para aprender de otras personas con condiciones similares.
  • Limite el consumo de alcohol, que puede causar más problemas de sueño y dolor.
  • Intente pensar de forma positiva.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Si tiene dolor crónico, puede ser útil hacer las siguientes preguntas a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la causa de mi dolor?
  • ¿Desaparecerá? Si no, ¿por qué no?
  • ¿Qué tipo de medicamentos puedo tomar? ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
  • ¿Debo probar la terapia física o psicológica?
  • ¿Es seguro hacer ejercicio?
  • ¿Qué más puedo hacer para aliviar mi dolor crónico?
  • ¿Debo llamar si empeora?

El resumen de Infitema

El dolor crónico dura meses o años y puede interferir en su capacidad para trabajar, disfrutar de actividades y cuidar de sí mismo o de los demás. Si tiene dolor crónico, hable con un profesional sanitario o con un especialista en dolor. Hay formas de controlar el dolor para ayudarle a llevar una vida más cómoda.