/images/i/patologias/dolor-facial-atipico/dolor-facial-atipico-dfa-causas-sintomas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dolor facial atípico (DFA): causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

Si le duele la cara sin una causa clara, podría tratarse de un dolor facial atípico (DFA). El DFA es un dolor inexplicable y crónico (continuo) en la cara. Puede afectar a los dientes, la mandíbula, las mejillas o las orejas. El DFA puede ser difícil de diagnosticar. La depresión, el estrés o la ansiedad pueden empeorar la PFA. Suele ser tratable con medicación o terapia psicológica.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el dolor facial atípico?

La fisioterapia puede ayudar al paciente a mejorar su fuerza y resistencia, lo que puede ayudar a prevenir el edema. También puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con el edema.
¿Qué es el dolor facial atípico?

¿Qué es el dolor facial atípico?

El dolor facial atípico (DFA) es un dolor crónico en la cara o la boca que no tiene una causa clara. También se denomina dolor facial idiopático persistente (PIFP). La PFA puede afectar a cualquier zona de la cara, pero suele provocar dolor en la mandíbula, las orejas o las mejillas. La afección puede ser difícil de diagnosticar y puede ser frustrante si se experimenta dolor.

¿Quién padece dolor facial atípico?

Cualquiera puede padecer la PFA, pero suele ser más frecuente en mujeres de entre 40 y 50 años. Las personas que han tenido lesiones dentales o cirugía bucal en el pasado pueden ser más propensas a contraer la PFA.

¿Qué frecuencia tiene el dolor facial atípico?

La PFA no es común. Afecta a menos del 1% de la población. Pero esta cifra puede ser mayor, ya que la PFA se diagnostica a menudo de forma errónea. Sus síntomas pueden ser los mismos que los de muchas otras afecciones de la cara y la boca, como la neuralgia del trigémino .

¿Qué causa el dolor facial atípico?

¿Qué causa el dolor facial atípico?

La PFA no tiene una causa conocida. Puede tener una relación con problemas psicológicos. Unas sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores regulan el estado de ánimo y la percepción del dolor. La depresión , la ansiedad u otros trastornos mentales alteran el funcionamiento de los neurotransmisores. Pueden cambiar la forma en que sentimos el dolor o hacernos más sensibles a él.

¿Cuáles son los síntomas del dolor facial atípico?

Las personas con PFA tienen dolor en la cara todos los días durante al menos tres meses. El calor, el frío o el tacto pueden desencadenar el dolor. Algunas personas también dicen que el dolor empeora si están cansadas o estresadas.

El dolor puede estar en el lado izquierdo o derecho de la cara, a menudo cerca de la mandíbula o la oreja. Puede sentirse contenido en una pequeña zona de la cara, o puede extenderse por toda la cara. No sigue la trayectoria de un nervio.

Las personas con PFA pueden describir el dolor como

  • Ardor.
  • Profundo.
  • Sordo o doloroso, pero con periodos de sensación aguda y punzante.
  • Palpitante o pulsátil.
  • Hormigueo o sensación de pinchazos.

¿Las personas con dolor facial atípico tienden a tener otros problemas de salud?

Es frecuente que las personas con dolor facial atípico tengan también:

  • Depresión, ansiedad o trastornos del estado de ánimo.
  • Síndrome del intestino irritable (SII) .
  • Dolor inexplicable en otras zonas del cuerpo.

¿Cómo se diagnostica el dolor facial atípico?

El dolor facial atípico es difícil de diagnosticar. Los síntomas son similares a los de muchos otros síndromes de dolor facial. Su médico le hará un examen físico , revisará su historial médico y evaluará sus síntomas.

El médico puede realizar pruebas para descartar otras afecciones que puedan hacer que le duela la cara. A esto se le llama diagnóstico diferencial.

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes dentales: Un dentista examina cuidadosamente sus dientes, mandíbulas y el interior de su boca. Puede hacer radiografías dentales para comprobar si hay caries , infecciones, molares impactados u otros problemas dentales.
  • Exámenes de imagen: Una resonancia magnética o tomografía computarizada puede detectar problemas en su cabeza, cuello o cara. Su profesional sanitario puede realizar estas pruebas para descartar la posibilidad de una fractura facial , un tumor o un problema de vasos sanguíneos.
  • Pruebas neurológicas: Su profesional sanitario utiliza pruebas neurológicas para comprobar los nervios de su cara. Puede pedirle que parpadee y mueva los ojos en diferentes direcciones. Comprueban su capacidad para sonreír, fruncir el ceño y mover los labios. También pueden tocar distintas zonas de la cara para comprobar si hay dolor o entumecimiento.
  • Pruebas psicológicas: Su médico puede hacerle preguntas sobre su estado de ánimo, su comportamiento y sus interacciones con otras personas. Problemas como la depresión, el estrés o la ansiedad pueden desencadenar el dolor o empeorarlo.

¿Qué otras afecciones causan dolor facial?

El médico debe descartar muchas otras causas posibles de dolor facial. El dolor facial atípico no está causado por las siguientes afecciones:

  • Trastornos de los vasos sanguíneos como la arteritis temporal (inflamación de los vasos sanguíneos cerca de las sienes).
  • Sinusitis crónica .
  • Enfermedades dentales.
  • Dolores de cabeza .
  • Síndrome de dolor miofascial (dolor profundo en sus músculos).
  • Carcinoma nasofaríngeo ((86)cáncer que afecta a la nariz y la garganta).
  • Trastornos temporomandibulares (problemas de la mandíbula).
  • Traumatismos o fracturas de la cara.
  • Neuralgia del trigémino (presión sobre un nervio del cerebro).
¿Cómo se trata el dolor facial atípico?

¿Cómo se trata el dolor facial atípico?

La PFA puede ser difícil de tratar ya que no se conoce la causa subyacente. Su especialista médico puede recomendar una combinación de terapia y medicamentos:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): La TCC es un tratamiento psicológico que puede ayudar a las personas con dolor crónico. Se aprende a identificar y evitar los desencadenantes del dolor. También se aprenden estrategias de afrontamiento, como la respiración profunda, para controlar el dolor.
  • Medicación: Los antidepresivos pueden ayudar a las personas que tienen dolor relacionado con la depresión. El médico puede recomendar antidepresivos tricíclicos o inhibidores selectivos de la recaptación de norepinefrina (ISRS). Los anticonvulsivos (medicamentos para tratar las convulsiones) también pueden ayudar a regular los impulsos nerviosos que desencadenan el dolor.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el dolor facial atípico?

  • hereditario
  • Se utilizan diferentes técnicas de fisioterapia para tratar el angioedema hereditario, incluyendo la terapia manual, la terapia física y la estimulación eléctrica.
  • La terapia manual puede ayudar a aliviar la hinchazón y la inflamación, mientras que la terapia física puede ayudar a mejorar la fuerza y la coordinación.
  • La estimulación eléctrica puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Se pueden utilizar otros tratamientos, como la terapia ocupacional, la terapia de habla y la psicoterapia, para tratar el angioedema hereditario.

¿Pueden las terapias alternativas ayudar al dolor facial atípico?

Puede considerar la posibilidad de hablar con su especialista médico sobre las terapias alternativas para el dolor facial atípico. Las terapias alternativas, o complementarias, son tratamientos que no forman parte de la medicina occidental tradicional. Las terapias alternativas que pueden ayudar a aliviar el dolor crónico incluyen:

¿Cómo puedo prevenir el dolor facial atípico?

No hay forma de prevenir el DFA. Pero la terapia puede ayudarle a identificar y evitar las actividades o situaciones que desencadenan el dolor.

¿Cuál es el pronóstico del dolor facial atípico?

El dolor crónico puede acabar desapareciendo por sí solo. Muchas personas con PFA responden bien a la medicación, la psicoterapia o las terapias alternativas. Pero algunas personas controlan el dolor facial durante el resto de su vida.

¿Cómo puedo hacer más fácil la convivencia con el dolor facial atípico?

El dolor facial atípico puede ser una enfermedad estresante y frustrante. Aunque el dolor facial atípico no tiene una causa clara, el dolor es muy real. El primer paso para aprender a sobrellevar el dolor es hablar con su médico sobre lo que está experimentando. Es posible que le remita a otros profesionales sanitarios que puedan ayudarle, como por ejemplo

  • Dentistas.
  • Neurólogos.
  • Médicos especializados en el tratamiento del dolor.
  • Psiquiatras o psicólogos.

Otras formas de hacer frente a la PFA son

  • Unirse a un grupo de apoyo.
  • Reducir el estrés en su vida.
  • Mantenerse activo y comprometido con los demás.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Busque atención médica inmediata si su dolor de cara empeora repentinamente o si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor de pecho .
  • Mareos .
  • Dificultad para respirar .
  • Hinchazón en la cara, la cabeza o el cuello.
  • Dificultad para ver.

El resumen de Infitema

El dolor facial atípico (DFA) es un dolor persistente en la cara que no tiene una causa conocida. La mayoría de las personas con DFA tienen dolor todos los días durante al menos tres meses. El médico realizará una serie de pruebas diagnósticas para descartar otras afecciones que puedan estar causando el dolor facial. Los tratamientos más comunes para la PFA incluyen la medicación y la psicoterapia.