/images/i/patologias/dolor-musculoesqueletico/dolor-musculoesqueletico-tipos-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dolor musculoesquelético: tipos, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

El dolor musculoesquelético afecta a los huesos, las articulaciones, los ligamentos, los tendones o los músculos. Una lesión, como una fractura, puede causar un dolor repentino e intenso. Una afección crónica como la artritis también puede causar dolor. Si el dolor musculoesquelético interfiere en sus actividades habituales, hable con un profesional sanitario. El tratamiento con fisioterapia adecuado puede ayudar a aliviar el dolor.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el dolor musculoesquelético?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor musculoesquelético mediante la estimulación de los músculos y el tejido conectivo, lo que aumenta la circulación y la flexibilidad. También puede ayudar a reducir la inflamación y la tensión muscular.
¿Qué es el dolor musculoesquelético?

¿Qué es el dolor musculoesquelético?

El dolor musculoesquelético es un dolor que afecta a:

  • Huesos.
  • Las articulaciones.
  • Los ligamentos.
  • Músculos.
  • Los tendones.

El dolor musculoesquelético puede ser agudo , es decir, repentino e intenso. O el dolor puede ser crónico (de larga duración). Puede tener un dolor localizado (en una zona del cuerpo) o puede afectar a todo el cuerpo.

¿Cuáles son los tipos de dolor musculoesquelético?

Los tipos más comunes de dolor musculoesquelético incluyen:

  • Dolor óseo: Las lesiones como las fracturas óseas u otras lesiones musculoesqueléticas causan dolor óseo. Con menor frecuencia, un tumor puede causar dolor de huesos.
  • Dolor articular: La rigidez y la inflamación suelen acompañar al dolor articular . En muchas personas, el dolor articular mejora con el reposo y empeora con la actividad.
  • Dolor muscular: Los espasmos musculares , los calambres y las lesiones pueden causar dolor muscular . Algunas infecciones o tumores también pueden provocar dolor muscular.
  • Dolor de tendones y ligamentos: Los ligamentos y los tendones son fuertes bandas de tejido que conectan las articulaciones y los huesos. Los esguinces, las distensiones y las lesiones por uso excesivo pueden provocar dolor en los tendones o los ligamentos.
¿Qué causa el dolor musculoesquelético?

¿Qué causa el dolor musculoesquelético?

Las causas más comunes del dolor musculoesquelético son

  • Fracturas óseas .
  • Dislocación articular (cuando algo fuerza una articulación fuera de su posición correcta).
  • Golpes directos en músculos, huesos o articulaciones.
  • Lesiones por uso excesivo.
  • Mala postura .
  • Esguinces.

¿Cuáles son los síntomas del dolor musculoesquelético?

Los síntomas pueden variar en función de la causa del dolor musculoesquelético. Los síntomas más comunes son

  • Dolor y rigidez.
  • Sensación de ardor en los músculos.
  • Fatiga.
  • Tirones musculares.
  • Dolor que empeora con el movimiento.
  • Alteraciones del sueño.

¿Cómo se diagnostica el dolor musculoesquelético?

Su especialista médico comienza el diagnóstico haciendo una historia clínica completa. Su especialista médico puede hacerle preguntas para determinar

  • Si tiene otros síntomas, como sarpullido o fiebre.
  • Si su dolor es agudo o crónico.
  • Qué factores empeoran o alivian el dolor.

A continuación, el médico le hace un examen práctico para buscar el origen del dolor. Su especialista puede tocar o mover la zona afectada.

¿Qué pruebas me pueden hacer para el dolor musculoesquelético?

Su especialista médico puede solicitar otras pruebas para encontrar la causa subyacente del dolor. Estas pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre.
  • Tomografía computarizada (TC) .
  • Resonancia magnética (RM) .
  • Rayos X.
¿Cómo se trata el dolor musculoesquelético?

¿Cómo se trata el dolor musculoesquelético?

Su plan de tratamiento dependerá de la causa subyacente de su dolor musculoesquelético. Los tratamientos más comunes son:

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el dolor musculoesquelético?

  • La fisioterapia para el dolor musculoesquelético se centra en el alivio del dolor y la restauración de la función.
  • El objetivo del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación, así como mejorar la movilidad y la fuerza.
  • La fisioterapia puede incluir una combinación de ejercicios, técnicas de manipulación, masaje y ultrasonido.
  • Los ejercicios se centran en mejorar la flexibilidad y la fuerza, y pueden incluir estiramientos y ejercicios de fortalecimiento.
  • La manipulación se realiza mediante la aplicación de fuerza para aumentar la movilidad de una articulación bloqueada o dolorosa.
  • El masaje puede ayudar a aliviar el dolor y la tensión musculares.
  • El ultrasonido es una forma de terapia de calor que puede ayudar a reducir la inflamación.

¿Puedo tratar el dolor musculoesquelético en casa?

Su profesional sanitario puede orientarle para tratar el dolor musculoesquelético en casa. Las recomendaciones pueden incluir:

  • Terapia de frío y calor.
  • Analgésicos de venta libre.
  • Ejercicios de fortalecimiento y acondicionamiento.
  • Ejercicios de estiramiento.
  • Técnicas de reducción del estrés.

¿Qué medicamentos se utilizan para el dolor musculoesquelético?

Su plan de tratamiento puede incluir medicamentos como

  • Acetaminofén
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) .
  • Medicamentos con receta, como opiáceos .

¿Cómo puedo prevenir el dolor musculoesquelético?

Mantener unos huesos y articulaciones fuertes es crucial para prevenir el dolor musculoesquelético. Puede trabajar para evitar el dolor musculoesquelético si

  • Limita los movimientos repetitivos.
  • Adopta una buena postura.
  • Practica técnicas correctas para levantar objetos.
  • Se estira con regularidad.

¿Existen condiciones que me pongan en mayor riesgo de dolor musculoesquelético?

Algunas condiciones pueden aumentar el riesgo de dolor musculoesquelético, incluyendo:

  • Artritis: La artritis provoca una inflamación crónica de las articulaciones. Muchas personas que tienen artritis experimentan dolor y rigidez en las articulaciones.
  • Fibromialgia: La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolor musculoesquelético generalizado y fatiga . Por lo general, las personas con fibromialgia experimentan dolor muscular, de tendones o de ligamentos.
  • “Síndromes del túnel”: Algunas afecciones provocan la compresión de los nervios o nervios pinzados . Algunos ejemplos de estas afecciones son el síndrome del túnel carpiano , el síndrome del túnel cubital y el síndrome del túnel tarsiano. A menudo, las lesiones por uso excesivo provocan estas afecciones.

¿Cuál es el pronóstico para las personas con dolor musculoesquelético?

Por lo general, el dolor musculoesquelético mejora con el tratamiento adecuado. Si el dolor musculoesquelético se debe a una afección subyacente, el tratamiento de esa afección puede ayudar a aliviar los síntomas.

¿Cuándo debo buscar atención para el dolor musculoesquelético?

Si el dolor interfiere en sus actividades diarias o en su capacidad de funcionamiento, hable con un profesional sanitario. Busque ayuda médica inmediata si tiene un dolor intenso debido a una lesión repentina.

¿Cuál es la mejor manera de aprender a afrontar el dolor musculoesquelético?

Para ayudarse a sí mismo a sobrellevar el dolor musculoesquelético

  • Evite fumar , que aumenta la inflamación.
  • Lleve una dieta sana y no inflamatoria.
  • Descanse el músculo, la articulación o el hueso lesionado.
  • Estire a diario o con la frecuencia que le indique su médico.
  • Tome los medicamentos para el dolor según lo prescrito.
  • Utilice hielo y calor para reducir la hinchazón y la inflamación.

El resumen de Infitema

El dolor musculoesquelético puede causar molestias e interrumpir sus actividades diarias. A veces, una lesión repentina, como un hueso roto, provoca un dolor intenso. Para algunas personas, las condiciones subyacentes como la artritis o la fibromialgia conducen al dolor. Tanto si el dolor musculoesquelético es agudo como crónico, el tratamiento adecuado puede aliviar los síntomas.