/images/i/patologias/dolor-por-cancer-de-mama/dolor-por-cancer-de-mama.png
< Volver a patologías

Dolor por cáncer de mama

Algunos dolores del cáncer de mama están relacionados con la enfermedad, especialmente en lo que respecta al cáncer de mama metastásico. Algunos dolores por cáncer de mama están relacionados con fisioterapia, tratamientos como la cirugía, la radioterapia y/o la quimioterapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar con el dedo del pie de césped mediante la reducción de la inflamación, la mejora del rango de movimiento y la reducción del dolor. También puede ayudar a prevenir la recurrencia de la lesión.

¿Qué debe saber sobre el dolor del cáncer de mama de mama?

El cáncer de mama no suele causar dolor, pero puede hacerlo. Un tumor en la mama puede crear dolor al empujar contra otros tejidos mamarios.

El cáncer de mama que se ha extendido a otras partes del cuerpo se conoce como cáncer de mama metastásico. También se denomina cáncer de mama avanzado o cáncer de mama en estadio IV. Esta forma puede provocar dolor en las zonas a las que se ha extendido, como los huesos, el cerebro, los pulmones o el hígado. Se calcula que entre el 70 y el 90 por ciento de las personas con cáncer metastásico tienen dolor crónico.

Si bien parte del dolor del cáncer está relacionado con la enfermedad, también es posible que parte del dolor esté relacionado con el tratamiento. Los tratamientos del cáncer de mama incluyen quimioterapia, cirugía y/o radioterapia. Para muchas personas que reciben tratamiento para el cáncer de mama, el dolor causado por la terapia es temporal. Sin embargo, cierto grado de dolor puede ser duradero y afectar a su capacidad de funcionamiento y a su calidad de vida.

Existen diferentes tipos de dolor, entre ellos

  • Crónico (de larga duración)
  • Agudo (dolor nuevo o repentino)
  • Dolor irruptivo (dolor que se produce a pesar de estar en tratamiento)
¿Qué debe saber sobre el tratamiento del dolor del cáncer de mama?

¿Qué debe saber sobre el tratamiento del dolor del cáncer de mama?

Es importante que siempre informe a su médico o a otro profesional sanitario si tiene dolor. No espere a que le pregunten por el dolor.

Manejo del dolor de la cirugía de cáncer de mama

El tratamiento del cáncer de mama suele incluir procedimientos quirúrgicos como la lumpectomía , la extirpación de la mama o la reconstrucción de la misma. El médico puede extirpar uno o más ganglios linfáticos de la zona axilar, lo que suele ser doloroso. Los cortes de la cirugía pueden causar dolor en la piel, los nervios de la mama o los músculos. Es de esperar que haya cierto grado de dolor o molestia después de la cirugía. Durante la cirugía, el cirujano puede inyectar un analgésico en la zona quirúrgica para ayudar a disminuir la cantidad de dolor postoperatorio que experimente.

El médico también puede recetarle analgésicos opiáceos para el dolor intenso. Le sugerirá que tome analgésicos de venta libre, como ibuprofeno, paracetamol o naproxeno, como primera medida. También le hablará de la aplicación de hielo en la zona quirúrgica para que se sienta cómodo. Asegúrese de consultar con su médico antes de tomar cualquier tipo de medicamento, incluso los de venta libre.

En el postoperatorio, es reconfortante llevar un sujetador suave que se abroche por delante. Después de la operación de los ganglios linfáticos, mantener el brazo elevado sobre una almohada al sentarse y colocar una pequeña almohada entre la parte superior del brazo y la pared torácica lateral le ayudará a aliviar el dolor y la curación del brazo.

La actividad después de la cirugía, como caminar y comenzar lentamente los ejercicios de amplitud de movimiento del brazo, una vez que el cirujano lo autorice, ayuda a mejorar la curación y el dolor. El equipo quirúrgico discutirá con usted las limitaciones de la actividad y el ejercicio. El dolor que sea nuevo o que empeore en los días posteriores a la cirugía debe ser puesto en conocimiento del cirujano para asegurarse de que no hay ninguna infección o problema con la zona quirúrgica.

Control del dolor de la radioterapia para el cáncer de mama

Si se somete a radioterapia, es probable que ésta afecte a su piel. Los resultados son similares a los de una quemadura solar en algunos casos, en los que la piel se enrojece, se sensibiliza, se ampolla y luego se descama, como una mala quemadura solar. Su médico le recomendará una crema o loción tópica para frotar en la zona de la piel a diario. Algunas recomendaciones pueden ser la crema eucerin, aquaphore y aloe vera. Las lociones hacen que la piel se sienta mejor. También puede tomar un analgésico de venta libre según sea necesario. Es posible que experimente algo de dolor en el interior de la mama mientras se somete a la radiación o incluso hasta el año siguiente a la misma, mientras los tejidos se curan. La recomendación para obtener los mejores resultados es seguir frotando la loción en su piel, incluso después de que el tratamiento haya terminado, para mantener la piel suave ya que la radiación la secará. Además, debe continuar con los ejercicios de amplitud de movimiento en la zona del brazo y el hombro para evitar la formación de tejido cicatricial.

Control del dolor provocado por la quimioterapia para el cáncer de mama

Algunos fármacos que tratan el cáncer de mama también pueden causar daños en los nervios de las manos y los pies en determinadas personas. Este tipo de dolor, llamado neuropatía, suele ser un dolor punzante o quemante. También puede causar entumecimiento. Suele afectar a los dedos de las manos y de los pies. Su médico puede sugerirle que tome un analgésico suave. Otras opciones para el dolor nervioso y muscular son los medicamentos que se utilizan normalmente para otras afecciones, como antidepresivos, anticonvulsivos, ansiolíticos y esteroides. Algunas mujeres han tenido éxito con la acupuntura . La mayor parte de este dolor mejora tras la finalización de la quimioterapia, con el tiempo, pero algunos adormecimientos, por desgracia, pueden ser crónicos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • La fisioterapia para el dedo del pie de césped implica el uso de técnicas de masaje para aliviar la tensión y la inflamación.
  • También se utilizan técnicas de estiramiento para ayudar a relajar y elongar los músculos del dedo del pie.
  • Otras técnicas de fisioterapia, como la terapia con calor o la terapia fría, también pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con el dedo del pie de césped.

¿Existen formas alternativas de tratar el dolor del cáncer de mama?

El diagnóstico preciso de la causa del dolor puede ser difícil, y el tratamiento eficaz del dolor puede ser complejo. Los especialistas en el tratamiento del dolor emplean un enfoque interdisciplinario para aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de quienes viven con dolor.

Además de los medicamentos, un especialista puede recomendar

  • Terapia física
  • Ejercicio
  • Aplicación de hielo o calor
  • Herramientas psicológicas, como la biorretroalimentación , la terapia cognitivo-conductual o los grupos de apoyo
  • Métodos complementarios como el masaje, el reiki, la acupuntura, la hipnosis, la meditación y el yoga