/images/i/patologias/dolores-de-crecimiento/dolores-de-crecimiento-en-los-ninos-causas-y-sintomas.png
< Volver a patologías

Dolores de crecimiento en los niños: Causas y síntomas

Los dolores de crecimiento son dolores que afectan a las extremidades de tu hijo. El dolor suele producirse en las espinillas, las pantorrillas, los muslos o detrás de las rodillas. Los dolores de crecimiento se producen en ambas piernas por la noche y pueden despertar a su hijo. El tratamiento con fisioterapia puede incluir medicamentos de venta libre. Los dolores de crecimiento son engañosos porque no hay pruebas de que el crecimiento sea la causa del dolor.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con los dolores de crecimiento?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez asociados con el manguito de los rotadores. También puede ayudar a mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos y ligamentos del hombro. Esto puede ayudar a prevenir futuras lesiones.
¿Qué son los dolores de crecimiento?

¿Qué son los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento son calambres o dolores en las extremidades de su hijo. Suelen afectar a las piernas del niño. Los dolores de crecimiento son la causa más común de dolor en el sistema musculoesquelético de su hijo . Los dolores suelen afectar a ambas piernas y se producen por la noche. Los dolores de crecimiento suelen producirse en niños de 3 a 12 años. Estos dolores se dan por igual en niños y niñas. En la adolescencia, los dolores de crecimiento deberían desaparecer. Aunque estos dolores se denominan dolores de crecimiento, no hay pruebas de que el crecimiento sea la causa del dolor.

¿Los dolores de crecimiento son reales?

Los dolores de crecimiento no son una buena descripción de esta afección porque no están relacionados con el crecimiento ni con un estirón. El nombre se dio en los años 30 y 40, cuando se pensaba que los dolores se debían a un crecimiento más rápido de los huesos que de los tendones. Hoy sabemos que eso no es cierto. El nombre se ha mantenido a pesar de nuestra nueva comprensión de estos dolores.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento se producen sobre todo en las piernas de tu hijo (espinillas, pantorrillas, muslos o detrás de las rodillas) y afectan a ambos lados del cuerpo. El dolor aparece a última hora del día o por la noche, y a menudo despierta al niño. Por la mañana su hijo se encuentra bien, sin dolor ni rigidez. El dolor suele aparecer en los días de mayor actividad física.

¿Cómo se sienten los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento son diferentes para cada niño. En la mayoría de los casos, su hijo sentirá un dolor profundo o un calambre. El grado de dolor puede ser leve o muy intenso. Algunos niños sienten los dolores de crecimiento durante un par de minutos y otros los sienten durante varias horas. Los dolores de crecimiento pueden ser intermitentes, con intervalos sin dolor de días a meses. En algunos niños, el dolor puede producirse a diario.

¿Qué causa los dolores de crecimiento?

¿Qué causa los dolores de crecimiento?

No se conoce la causa de los dolores de crecimiento, pero no hay pruebas de que el crecimiento provoque el dolor. Hay varias teorías:

  • Los investigadores creen que el aumento de la actividad física puede provocar un uso excesivo de los músculos del niño, lo que puede causar dolor.
  • Algunos estudios demuestran que los niños con dolores de crecimiento tienen un umbral de dolor más bajo. Estos niños son más propensos a tener dolores de cabeza y dolor abdominal también.
  • Muchos niños con dolores de crecimiento tienen articulaciones muy flexibles (hipermovilidad) y tienen pies planos . La hipermovilidad puede provocar dolores de crecimiento.
  • Un estudio reveló que los niños con dolores de crecimiento tienen menos fuerza ósea debido a los bajos niveles de vitamina D.

¿Cómo se diagnostican los dolores de crecimiento?

No existen pruebas para diagnosticar los dolores de crecimiento. El médico de su hijo puede realizar un examen físico y le preguntará sobre los síntomas de su hijo. Le preguntará dónde se localiza el dolor de su hijo, cuándo empezó el dolor y qué estaba haciendo su hijo el día que empezó el dolor. Si su hijo era muy activo durante el día — practicando deportes, haciendo ejercicio, corriendo o saltando — el profesional sanitario de su hijo puede diagnosticar dolores de crecimiento. Mucha actividad física durante el día puede provocar dolores de crecimiento por la noche.

Los dolores de crecimiento suelen aparecer en ambos lados del cuerpo del niño y desaparecen por la mañana. Si el dolor de su hijo es sólo en un lado del cuerpo y/o se despierta con dolor o rigidez, el profesional sanitario de su hijo puede solicitar pruebas de laboratorio o de imagen para descartar otras posibles causas del dolor.

¿Cómo se tratan los dolores de crecimiento?

¿Cómo se tratan los dolores de crecimiento?

No hay un tratamiento específico para los dolores de crecimiento. El profesional sanitario de su hijo le sugerirá formas de ayudar a su hijo a controlar el dolor. Las opciones de tratamiento que puede sugerir el especialista médico de su hijo incluyen:

  • Masajear suavemente las zonas doloridas.
  • Estirar los músculos de las zonas doloridas.
  • Poner una almohadilla térmica sobre la zona dolorida.
  • Dar a su hijo medicamentos suaves para el dolor sin receta, como paracetamol ibuprofeno o naproxeno
  • Aumentar la actividad física.
  • Fortalecer la hipermovilidad con fisioterapia.
  • Usar plantillas ortopédicas (plantillas de zapatos) si su hijo tiene pies planos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para los dolores de crecimiento?

  • El manguito de los rotadores es una bolsa de tejido que rodea a los músculos y tendones del hombro.
  • Estos músculos y tendones se encargan de mantener el hombro en su lugar y permiten que el brazo se mueva en todas las direcciones.
  • La fisioterapia para el manguito de los rotadores puede incluir ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, así como técnicas de manipulación para mejorar la movilidad del hombro.
  • El objetivo del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación, así como mejorar la fuerza y la flexibilidad del área afectada.

¿Cuál es el pronóstico para los dolores de crecimiento?

Aunque pueden ser incómodos para tu hijo, los dolores de crecimiento no son peligrosos. No provocan ningún problema de salud grave y suelen desaparecer al final de la infancia. Sin embargo, los episodios frecuentes pueden tener un gran impacto en la rutina diaria de tu hijo y de tu familia. Los dolores de crecimiento pueden provocar cansancio diurno ((24)fatiga ), reducir la actividad física y faltar al colegio. Hable con el profesional sanitario de su hijo sobre la mejor manera de controlar los dolores de crecimiento de su hijo.

¿Qué puedo hacer para controlar los dolores de crecimiento de mi hijo?

No es posible prevenir los dolores de crecimiento de su hijo. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a disminuir el dolor:

  • Anime a su hijo a tomar descansos regulares cuando haga actividad física .
  • Apunte a su hijo a diferentes deportes y actividades que utilicen diferentes músculos de su cuerpo.
  • Haga que su hijo tome un baño caliente antes de acostarse para aliviar los dolores musculares.

¿Cuándo debe ver mi hijo a su profesional sanitario?

Los dolores de crecimiento leves son normales. Pero llame al médico de su hijo si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso.
  • Fiebre .
  • Un bulto en un músculo.
  • Cojera.
  • Enrojecimiento.
  • Orina de color oscuro .
  • Hinchazón que no mejora o empeora después de 24 horas.

¿Los dolores de crecimiento aumentan la estatura?

No hay pruebas de que los dolores de crecimiento te hagan más alto. No están relacionados con un crecimiento rápido o un estirón de ninguna manera.

El resumen de Infitema

Los dolores de crecimiento son calambres profundos o dolores en las extremidades de tu hijo, concretamente en las piernas. El dolor suele afectar a ambas piernas y se produce por la noche. Aunque estos dolores se denominan dolores de crecimiento, no hay pruebas firmes que sugieran que los dolores de crecimiento estén causados por el crecimiento de tu hijo. Lo más probable es que el dolor esté causado por el aumento de la actividad física durante el día. El tratamiento de los dolores de crecimiento de su hijo incluye el control de los síntomas con masajes, calor, estiramientos y analgésicos suaves si es necesario. Póngase en contacto con el médico de su hijo si el dolor empeora o si aparecen otros síntomas.