/images/i/patologias/efectos-secundarios-de-la-inmunoterapia/inmunoterapia-efectos-secundarios-riesgos-y-beneficios.png
< Volver a patologías

Inmunoterapia: Efectos secundarios, riesgos y beneficios

La inmunoterapia está diseñada para reforzar el sistema inmunitario con el fin de combatir el cáncer con mayor eficacia. Aunque es un tratamiento con fisioterapia eficaz para múltiples tipos de cáncer, puede causar efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios, como las erupciones cutáneas y la fatiga, son leves. Otros requieren atención médica inmediata.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con los efectos secundarios de la inmunoterapia?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Rett. Puede ayudar a mejorar la movilidad y la fuerza, así como a reducir el dolor. También puede ayudar a mejorar la respiración y la coordinación, y puede ayudar a las personas a aprender nuevas habilidades.
¿Qué es la inmunoterapia?

¿Qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza el sistema inmunitario de su cuerpo para encontrar y destruir las células cancerosas. Su sistema inmunitario identifica las sustancias nocivas (incluidos los gérmenes y las células anormales) y las destruye para mantenerle sano. Sin embargo, las células cancerosas saben cómo burlar las defensas de su sistema inmunitario. Las células cancerosas pueden multiplicarse y extenderse sin tratamiento.

La inmunoterapia está diseñada para dar a su sistema inmunitario el impulso que necesita para eliminar las células cancerosas de su cuerpo. La inmunoterapia refuerza el poder de su cuerpo para combatir el cáncer:

  • Estimulando su sistema inmunitario para que produzca más células inmunitarias que combatan el cáncer.
  • Ayudando a su cuerpo a producir células inmunitarias que combaten el cáncer y que localizan y destruyen eficazmente las células cancerosas.

La inmunoterapia es un tratamiento eficaz para muchas formas de cáncer porque refuerza las defensas inmunitarias que usted ya tiene.

¿Por qué la inmunoterapia causa efectos secundarios?

Cualquier forma de tratamiento —, incluida la inmunoterapia —, tiene posibles efectos secundarios. Aunque la inmunoterapia está diseñada para ayudar a su sistema inmunitario a atacar las células cancerosas, las células inmunitarias pueden atacar por error al tejido sano. Esto se denomina efecto adverso relacionado con el sistema inmunitario, o EAI.

Como resultado, la inmunoterapia puede causar inflamación en el tejido sano que usted puede experimentar como uno o más efectos secundarios.

¿Qué frecuencia tienen los efectos secundarios de la inmunoterapia?

Es posible que no experimente ningún efecto secundario. Alrededor del 20% de las personas que reciben inmunoterapia experimentan un EAI. Por lo general, los efectos secundarios son leves y fáciles de controlar. Aun así, debe informar a su especialista médico sobre cualquier cambio que note mientras recibe la inmunoterapia o incluso después.

Es más probable que experimente un efecto secundario si está tomando una combinación de medicamentos de inmunoterapia o si tiene una enfermedad autoinmune. Una enfermedad autoinmune implica que su sistema inmunitario ataca por error el tejido sano de su cuerpo.

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de la inmunoterapia?

Los efectos secundarios más comunes de la inmunoterapia son leves, e incluyen

  • Fatiga.
  • Erupción cutánea con picor.
  • Diarrea.
  • Náuseas y vómitos.
  • Disminución de los niveles de la hormona tiroidea.

¿Cómo afecta la inmunoterapia a los distintos órganos y sistemas corporales?

El sistema inmunitario protege todo el cuerpo. Esto significa que un sistema inmunitario sobrecargado (gracias a la inmunoterapia) puede afectar a múltiples órganos y sistemas corporales. La mayoría de los signos y síntomas de la inmunoterapia son menores. Otros son graves y requieren atención médica inmediata. Informe a su especialista sobre cualquier síntoma que esté experimentando para estar seguro.

Piel

La inmunoterapia puede causar una reacción alérgica que afecte a su piel. Los síntomas incluyen:

  • Erupción cutánea.
  • Picor en la piel.
  • Ampollas.
  • Piel agrietada.
  • Llagas o úlceras dolorosas.
  • Piel más sensible a la luz solar.
Hígado y sistema gastrointestinal

La inmunoterapia puede hacer que aumenten los niveles de enzimas en el hígado. La mayoría de las veces, las personas no notan síntomas relacionados cuando esto sucede. Las complicaciones más graves de la inmunoterapia incluyen:

  • Una afección hepática llamada hepatitis , que puede causar ictericia , orina de color oscuro, dolor de estómago en el lado derecho, vómitos, sensación de malestar en el estómago y aumento de las posibilidades de hemorragias o moratones.
  • Una afección gastrointestinal llamada colitis , que provoca diarrea. También puede causar heces sanguinolentas, oscuras, alquitranadas y/o resbaladizas y dolor de estómago.
Pulmones y sistema respiratorio

En casos raros, la inmunoterapia puede causar inflamación en los pulmones, o neumonitis. Los síntomas incluyen:

  • Tos.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
Glándula tiroidea y sistema endocrino

La inmunoterapia puede causar problemas con las glándulas que producen hormonas, especialmente la tiroides . Su tiroides puede producir muy pocas hormonas ((92)hipotiroidismo ). Con menor frecuencia, su tiroides puede producir demasiadas hormonas ((2368)hipertiroidismo ). Los síntomas incluyen:

  • Pérdida de cabello.
  • Vértigo.
  • Dolores de cabeza.
  • Estreñimiento.
  • Fatiga severa.
  • Cambios de peso.
  • Sudoración excesiva.
  • Latidos del corazón más rápidos.
  • Sensación de desmayo.
  • Aumento del hambre o la sed.
Cerebro y sistema nervioso

Aunque es poco frecuente, la inmunoterapia puede causar afecciones del sistema nervioso. Las más comunes incluyen:

  • Una afección cerebral llamada encefalitis , que puede causar fiebre, comportamientos inusuales, mal humor, rigidez de cuello, convulsiones y ojos sensibles a la luz.
  • Una afección del sistema nervioso denominada neuropatía , que provoca hormigueo, entumecimiento o debilidad en las manos, los pies o la cara.
Corazón y sistema cardiovascular

Aunque es poco frecuente, la inmunoterapia puede afectar a su sistema cardiovascular. La inmunoterapia puede causar un latido irregular del corazón ((578)arritmia ). También puede provocar:

  • Afecciones que causan inflamación en su corazón, incluyendo miocarditis y pericarditis .
  • Una enfermedad que causa inflamación en sus vasos sanguíneos, llamada vasculitis.
Articulaciones

La inmunoterapia puede causar inflamación en las articulaciones ((45)artritis ). Los síntomas incluyen:

  • Hinchazón de las articulaciones.
  • Dolor en las articulaciones.

¿Qué efectos secundarios se asocian a los distintos tipos de inmunoterapia?

Los posibles efectos secundarios dependen del tipo de inmunoterapia que se reciba. La mayor parte de las investigaciones sobre los efectos secundarios se han centrado en un tipo concreto de inmunoterapia denominado inhibidores de puntos de control inmunitarios (ICI). Pero hay varios tipos de inmunoterapia y posibles efectos secundarios.

Inhibidores de los puntos de control inmunitarios (ICI)

Las células cancerosas pueden impedir que las células inmunitarias que combaten el cáncer, llamadas células T, reconozcan el cáncer como algo peligroso. Las células cancerosas pueden esconderse a plena vista. En consecuencia, las células T del organismo no atacan al cáncer. Las ICI ayudan a las células T a reconocer las células cancerosas como dañinas para que puedan destruirlas.

Las ICI pueden provocar síntomas como fatiga, diarrea y sarpullido. Los efectos secundarios más graves incluyen afecciones que causan inflamación en sus órganos.

Terapia celular adoptiva (terapia de transferencia de células T)

Con la terapia celular adoptiva, su especialista extrae sus células T que combaten el cáncer y las cambia en un laboratorio, para que sean mejores para encontrar y destruir las células cancerosas. A continuación, el médico vuelve a colocar las células T en su cuerpo.

Los efectos secundarios dependerán del tipo de terapia celular adoptiva que reciba:

  • La terapia con linfocitos infiltrantes de tumores (TIL) puede causar una rara afección llamada síndrome de fuga capilar. El líquido se escapa de los pequeños vasos sanguíneos llamados capilares, causando una presión arterial baja o síntomas más graves.
  • La terapia con células T CAR puede causar el síndrome de liberación de citoquinas (SRC). Con el SRC, su sistema inmunitario libera unas proteínas denominadas citoquinas que activan su sistema inmunitario. Puede experimentar varios síntomas, como fiebre, dolor de cabeza, aceleración de los latidos del corazón y dificultad para respirar. Su médico puede ayudarle a controlar los síntomas del síndrome de liberación de citoquinas.

La terapia con células T CAR también puede causar efectos secundarios que afecten a su sistema inmunitario, entre ellos

  • Dolores de cabeza.
  • Confusión.
  • Convulsiones.

Anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos monoclonales son proteínas fabricadas en laboratorio y diseñadas para dirigirse a puntos débiles específicos de varios tipos de células cancerosas. Los efectos secundarios potenciales incluyen:

  • Síntomas parecidos a los de la gripe (fatiga, fiebre, escalofríos, dolor de músculos o articulaciones, dolor de garganta, dificultad para respirar).
  • Presión arterial anormal (demasiado baja o demasiado alta).
  • Sangrado o coágulos de sangre.
  • Heridas que cicatrizan lentamente.
  • Erupción cutánea.

Vacunas de tratamiento

Las vacunas enseñan a su sistema inmunitario a reconocer los signos de las células cancerosas para que las células inmunitarias que combaten el cáncer puedan encontrarlas y destruirlas.

Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Síntomas parecidos a los de la gripe.
  • Presión arterial alta.

Moduladores del sistema inmunitario (inmunomoduladores)

Los inmunomoduladores modifican el sistema inmunitario de forma que ayudan al organismo a combatir el cáncer. Los inmunomoduladores pueden aumentar sus células inmunitarias, estimular las células que ya tiene para que combatan el cáncer de forma más agresiva, etc.

La talidomida, la lenalidomida y la pomalidomida son inmunomoduladores que pueden provocar los siguientes efectos secundarios

  • Fatiga y somnolencia.
  • Daño nervioso (neuropatía).
  • Coágulos de sangre.

El imiquimod es un inmunomodulador que se aplica en forma de crema. Algunas personas que lo utilizan tienen reacciones cutáneas.

¿Cuándo comienzan los efectos secundarios de la inmunoterapia?

No hay un momento determinado en el que comiencen los efectos secundarios. Por lo general, la inmunoterapia tarda en empezar a funcionar. Los efectos secundarios pueden tardar meses o incluso años en aparecer —, si es que aparecen. Algunos efectos secundarios no aparecen hasta más de un año después de iniciar la terapia.

¿Cuándo terminan los efectos secundarios de la inmunoterapia?

La mayoría de los efectos secundarios son temporales. En raras ocasiones, provocan efectos a largo plazo. Si tiene efectos secundarios, pueden persistir durante algún tiempo, incluso después de que el medicamento haya desaparecido del organismo. Los efectos de la inmunoterapia son duraderos porque no se trata de un fármaco que actúe mientras está en su organismo y deje de hacerlo una vez que lo haya eliminado. Por el contrario, tiene efectos duraderos en su sistema inmunitario para que sus células inmunitarias puedan combatir el cáncer con eficacia.

¿Cómo puedo controlar los efectos secundarios de la inmunoterapia?

Es esencial que hable con su especialista médico sobre cualquier síntoma que experimente durante (o después) de los tratamientos de inmunoterapia, por pequeño o insignificante que parezca. A menudo, su especialista puede ajustar su tratamiento o recetar medicamentos adicionales para aliviar sus síntomas y prevenir complicaciones.

Su especialista puede:

  • Suspender el tratamiento a corto plazo para dar a su sistema inmunitario un período de enfriamiento.
  • Recetar medicamentos para disminuir su respuesta inmunitaria. Los medicamentos incluyen esteroides e inmunosupresores .

Su especialista también puede sugerir cambios en el estilo de vida para ayudarle a controlar los síntomas.

¿Significan los efectos secundarios que el tratamiento está funcionando?

¿Significan los efectos secundarios que el tratamiento está funcionando?

Algunos estudios sugieren que los efectos secundarios asociados a la ICI pueden ser una señal de que el tratamiento está eliminando el cáncer. Aun así, el hecho de no tener efectos secundarios no significa que la inmunoterapia no esté ayudando. Se necesitan más investigaciones para determinar la relación entre los efectos secundarios y la eficacia de los distintos tratamientos de inmunoterapia.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para los efectos secundarios de la inmunoterapia?

  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el tono muscular, así como la coordinación y la movilidad.
  • Puede ayudar a mejorar la respiración y la función pulmonar.
  • Puede mejorar el control de la temperatura corporal.
  • Puede ayudar a mejorar la circulación.
  • Puede mejorar el control de la vejiga y del intestino.
  • Puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Puede mejorar el bienestar general y la calidad de vida.

¿Cuáles son los beneficios de la inmunoterapia?

Entender los posibles riesgos y efectos secundarios de la inmunoterapia invita naturalmente a preguntarse: ¿Merece la pena? Aunque no hay garantías de que ningún tratamiento contra el cáncer funcione para todo el mundo, la inmunoterapia tiene muchos beneficios potenciales. La inmunoterapia:

  • Mejora la tasa de supervivencia a largo plazo de muchos tipos de cáncer.
  • Destruye múltiples tipos de tumores y puede evitar su reaparición en muchos casos.
  • Puede evitar que muchos tipos de cáncer se propaguen.
  • Sobrecarga el sistema inmunitario para que siga luchando contra el cáncer incluso después de haber interrumpido el tratamiento.
  • Causa efectos secundarios que son (por término medio) menos graves que los asociados a los tratamientos del cáncer más tradicionales, como la quimioterapia.

Hable de los pros y los contras de la inmunoterapia con su médico para determinar si es la opción de tratamiento adecuada para usted.

El resumen de Infitema

La inmunoterapia no es un tipo de tratamiento único. En cambio, depende de la fuerza de su sistema inmunitario. Del mismo modo, es imposible saber qué efectos secundarios experimentará. El tipo de cáncer que tenga, la localización del mismo en su cuerpo y su estado de salud general pueden influir en su experiencia. El tipo y la dosis específicos de inmunoterapia que reciba también influyen. Pregunte a su especialista médico sobre todos los factores que probablemente influyan en su experiencia. Manténgalo informado sobre cualquier síntoma o efecto secundario que note durante el tratamiento.