/images/i/patologias/enfermedad-de-ledderhose/enfermedad-de-ledderhose-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Enfermedad de Ledderhose: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

La enfermedad de Ledderhose es un tipo raro de fibromatosis que afecta al pie. Es posible que vea pequeños crecimientos duros en la planta del pie. Estos crecimientos pueden ser dolorosos, y puede ser difícil para usted caminar. En raras ocasiones, los dedos del pie pueden doblarse hacia abajo. La enfermedad de Ledderhose puede tratarse con métodos no quirúrgicos o quirúrgicos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la enfermedad de ledderhose?

La sinusitis fúngica es una infección de los senos paranasales por hongos. La sinusitis fúngica suele ser más difícil de tratar que la sinusitis bacteriana y puede requerir un tratamiento más prolongado. La fisioterapia puede ayudar a aliviar los síntomas de la sinusitis fúngica y acelerar la recuperación. Los ejercicios de respiración y los masajes faciales pueden ayudar a aliviar la congestión nasal y los dolores de cabeza. También se pueden utilizar técnicas de lavado nasal para limpiar los senos paranasales y reducir la inflamación.
¿Qué es la enfermedad de Ledderhose?

¿Qué es la enfermedad de Ledderhose?

La enfermedad de Ledderhose (fibromatosis plantar) es una enfermedad rara. Afecta a la fascia plantar, que es la gruesa capa de tejido ((487)ligamento ) que protege y sostiene la planta del pie. Si tiene la enfermedad de Ledderhose, se desarrollan lentamente pequeños nódulos duros en la planta del pie. Estos nódulos son engrosamientos no cancerosos (benignos) de este ligamento. Tienen el aspecto de protuberancias, nudos o crecimientos en la superficie de la piel. Las protuberancias pueden crecer hasta alcanzar un tamaño de 1 a 2 centímetros.

¿Cuáles son los estadios de la enfermedad de Ledderhose?

La enfermedad de Ledderhose tiene tres estadios:

  • Estadio I : Hay un aumento del número de células en la zona.
  • Estadio II : Se forma un crecimiento o nudo en la piel.
  • Estadio III : El tejido se aprieta (se contrae). Los dedos de los pies también pueden contraerse.

¿A quién afecta la enfermedad de Ledderhose?

La enfermedad de Ledderhose afecta a personas de cualquier edad. Sin embargo, es más común en hombres de mediana edad o mayores.

La enfermedad de Ledderhose suele afectar a quienes tienen:

  • Enfermedad de Dupuytren .
  • Enfermedad de Peyronie .
  • Engrosamiento de la parte superior de las articulaciones de los dedos ((1639)almohadillas de los nudillos ).
  • Hombro congelado .
  • Epilepsia .
  • Trastorno por consumo de alcohol.

¿Qué frecuencia tiene la enfermedad de Ledderhose?

La enfermedad de Ledderhose afecta cada año a menos de 200.000 personas en Europa. Sin embargo, es más común en personas de mediana edad o mayores, y hasta un 25% desarrolla la enfermedad.

En el 25% de los casos, la enfermedad de Ledderhose afecta a ambos pies.

¿Cómo afecta la enfermedad de Ledderhose a mi cuerpo?

La enfermedad de Ledderhose puede causar molestias. Sus pies pueden hincharse y los crecimientos en sus pies pueden ser dolorosos. Estos problemas pueden afectar a su capacidad para caminar.

En casos raros, los dedos de los pies pueden doblarse hacia la parte inferior de los mismos. Puede ser difícil o incluso imposible enderezar los dedos de los pies. Esto tensa el ligamento de la planta del pie (fascia plantar) y puede predisponer a desarrollar fascitis plantar .

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Ledderhose?

Los síntomas de la enfermedad de Ledderhose pueden incluir:

  • Dolor e hinchazón en el pie.
  • Dificultad para caminar.
  • Un pequeño conjunto de protuberancias en la planta del pie.
  • Los dedos de los pies pueden curvarse.
¿Qué causa la enfermedad de Ledderhose?

¿Qué causa la enfermedad de Ledderhose?

Los profesionales de la salud no saben cuál es la causa de la enfermedad de Ledderhose. Sin embargo, parece ocurrir en quienes tienen otros tipos de fibromatosis. Dígale a su especialista médico si tiene la enfermedad de Dupuytren, la enfermedad de Peyronie o las almohadillas de los nudillos.

¿Causa la enfermedad de Ledderhose otros problemas en el cuerpo?

La enfermedad de Ledderhose puede causar dolor en la planta de los pies, incluidos los dedos. El dolor puede afectar a la forma de caminar. En consecuencia, es posible que cambie su forma natural de caminar para compensar el dolor. Esto puede ejercer demasiada presión sobre otras partes de los pies y los tobillos, lo que puede causar otras lesiones.

La enfermedad de Ledderhose se asocia a menudo con la diabetes y la epilepsia, pero no las causa.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Ledderhose?

Las pruebas de imagen pueden ayudar a su especialista médico a confirmar la bursitis del talón. Pueden incluir:

  • ¿Tiene antecedentes familiares biológicos de la enfermedad de Ledderhose?
  • ¿Le han diagnosticado alguna vez la enfermedad de Dupuytren, la enfermedad de Peyronie, las almohadillas de los nudillos o cualquier otro tipo de fibromatosis?
  • ¿Tiene usted diabetes?
  • ¿Tiene epilepsia?

Su profesional sanitario le examinará el pie. Lo hará:

  • Compruebe si hay hinchazón, hematomas, bultos, llagas o deformidades.
  • Fíjate en las zonas sensibles o dolorosas de la planta de los pies y de los talones.
  • Revisa tu tendón de Aquiles y los músculos que lo rodean.
  • Ortesis : Las cuñas para el talón favorecen la forma correcta de caminar y reducen la irritación en el talón. Puede comprar cuñas para el talón en una tienda. Su especialista médico también puede fabricar cuñas de talón a medida para su pie.
  • Pedirle que camine una distancia corta y observar cómo se mueven sus pies y tobillos.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar la enfermedad de Ledderhose?

Su médico puede realizar las siguientes pruebas para diagnosticar la enfermedad de Ledderhose:

  • Ecografía : Después de examinar sus signos, síntomas e historial médico, su especialista médico puede realizar una ecografía para confirmar su diagnóstico clínico.
  • Resonancia magnética (RM) : En los estadios avanzados de la enfermedad de Ledderhose, los nódulos pueden extenderse más profundamente en la planta del pie. Una resonancia magnética muestra lo agresivo que puede ser su caso.
  • Biopsia : El médico puede extraer tejido, células o líquido del pie (biopsia). Una biopsia confirmará que un crecimiento no es un tumor canceroso.
¿Qué tipo de médico trata la enfermedad de Ledderhose?

¿Qué tipo de médico trata la enfermedad de Ledderhose?

Su médico habitual puede diagnosticar y tratar las primeras fases de la enfermedad de Ledderhose. Si el dolor no desaparece después de varios meses de tratamiento no quirúrgico, su médico puede remitirle a un cirujano de pie y tobillo.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la enfermedad de ledderhose?

  • La sinusitis fúngica es una infección de los senos paranasales por hongos.
  • Los síntomas de la sinusitis fúngica pueden incluir dolor de cabeza, dolor facial, dolor de dientes, goteo nasal, estornudos, secreción nasal, congestión nasal, pérdida del olfato y fatiga.
  • La sinusitis fúngica puede ser difícil de tratar y puede requerir un tratamiento prolongado con antifúngicos.
  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar los síntomas de la sinusitis fúngica y puede ayudar a prevenir las recaídas.
  • La fisioterapia para la sinusitis fúngica puede incluir ejercicios de respiración, masajes, compresas calientes y/o frías, y ultrasonido.

¿Cómo se trata la enfermedad de Ledderhose?

En las primeras fases de la enfermedad de Ledderhose, los tratamientos conservadores pueden proporcionar alivio. Estos tratamientos incluyen:

  • Plantillas : Las plantillas de venta libre o las plantillas a medida proporcionan alivio. Se pueden hacer agujeros en las plantillas alrededor de los crecimientos en el pie para evitar la presión directa. También se pueden aplicar almohadillas de fieltro de descarga a las plantillas para lograr este mismo objetivo.
  • Masaje : Masajee suavemente la planta del pie. Evite tocar los crecimientos porque eso puede aumentar su dolor.
  • Estiramientos : Estire los tejidos conectivos de la planta del pie.
  • Hielo : Aplique una bolsa de hielo cubierta con una toalla ligera en la planta del pie durante un máximo de 20 minutos, de tres a cuatro veces al día.
  • Medicamentos : Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre, como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, reducirán el dolor y la inflamación asociados a su enfermedad de Ledderhose. No todo el mundo puede tomar AINE, por lo que es conveniente consultar con el médico antes de utilizarlos.

¿Qué medicamentos/tratamientos se utilizan para tratar la enfermedad de Ledderhose?

Si su dolor no disminuye o cesa después de varios meses de tratamiento conservador, su especialista médico puede sugerir lo siguiente:

  • Esteroides intralesionales : El médico puede inyectar esteroides directamente en los crecimientos. Los esteroides disminuirán la inflamación y reducirán los crecimientos.
  • Verapamilo : El verapamilo es un bloqueador de los canales de calcio. Impide que el calcio se mueva por partes de su cuerpo. El verapamilo tiene propiedades antiinflamatorias y puede disminuir el tamaño de sus crecimientos. Puede aplicar el gel de verapamilo en sus crecimientos dos veces al día durante un máximo de nueve meses.
  • Radioterapia : En las primeras fases de la enfermedad de Ledderhose, la radioterapia impide que los tumores aumenten de tamaño. También puede ayudar a que los crecimientos disminuyan de tamaño.
  • Terapia de ondas de choque extracorpóreas (ESWT) : Las ondas de sonido pueden disminuir el dolor y ablandar los crecimientos y el tejido de los pies.
  • Tamoxifeno : El estrógeno hace que ciertas células se contraigan. El tamoxifeno es un medicamento que bloquea los estrógenos. Puede impedir que los tumores aumenten de tamaño o incluso hacer que se reduzcan.
  • Inyección de colagenasa : La colagenasa es un medicamento que rompe los tejidos duros. Su médico puede inyectar colagenasa directamente en sus tumores.
  • Cirugía : La cirugía no suele ser necesaria. Sin embargo, si su dolor no ha mejorado en 6 a 12 meses, es posible que tenga que acudir a un cirujano de pie y tobillo. Pueden extirpar parte de la fascia plantar ((1644)fasciectomía ), pero la recidiva (retorno) es frecuente.

¿Cuándo me sentiré mejor después del tratamiento?

En muchos casos, debería sentirse mejor después de varias semanas de tratamiento adecuado.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Ledderhose?

Dado que los profesionales sanitarios desconocen las causas de la enfermedad de Ledderhose, puede que no sea posible prevenirla. Sin embargo, puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Ledderhose si

  • Beber alcohol con moderación.
  • Estirar los pies de forma rutinaria.
  • Caminando con regularidad.
  • Usando zapatos de apoyo y plantillas ortopédicas.

¿Qué puedo esperar si tengo la enfermedad de Ledderhose?

Con un diagnóstico y tratamiento adecuados, el pronóstico para las personas con la enfermedad de Ledderhose es bueno. Siga las instrucciones de su médico para los tratamientos caseros. Asegúrese de concertar citas de seguimiento para controlar su evolución.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Programe una cita con su especialista médico si:

  • Experimenta un dolor duradero en la planta de los pies.
  • Tener dificultades para caminar.
  • Nota la aparición de bultos o protuberancias cerca de la mitad de la planta de los pies.
  • Tener dificultades para enderezar los dedos de los pies.

¿Qué preguntas debo hacer a mi especialista médico?

  • ¿Por qué me ha ocurrido esto?
  • ¿Tengo otros tipos de fibromatosis?
  • ¿Necesito una biopsia?
  • ¿Qué actividades debo evitar? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Qué puedo hacer para controlar el dolor?
  • ¿Qué tratamientos me recomiendan?
  • ¿Cree que debería operarme?

El resumen de Infitema

Aunque la enfermedad de Ledderhose es rara, puede ser muy dolorosa y frustrante. Puede notar cambios en su forma de caminar. Si experimenta un dolor duradero en los pies, nota bultos en la planta de los pies o tiene dificultades para enderezar los dedos, hable con su médico. Puede tratar la enfermedad de Ledderhose en sus primeras fases con plantillas, masajes, estiramientos, hielo y medicamentos de venta libre. En las fases posteriores, su médico puede remitirle a un especialista en pies y tobillos.