/images/i/patologias/enfermedad-vascular-vasculopatia/enfermedad-vascular-tipos-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Enfermedad vascular: Tipos, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La enfermedad vascular (vasculopatía) afecta a los vasos sanguíneos que transportan el oxígeno y los nutrientes por todo el cuerpo y eliminan los residuos de los tejidos. Los problemas vasculares habituales se producen porque la placa (formada por grasa y colesterol) ralentiza o bloquea el flujo sanguíneo dentro de las arterias o las venas. Los cambios en el estilo de vida suelen ayudar, pero algunas personas necesitan medicación o cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación en las extremidades afectadas. También puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

Visión general

Las enfermedades vasculares dañan los vasos sanguíneos
¿Qué es la enfermedad vascular?

¿Qué es la enfermedad vascular?

Las enfermedades vasculares incluyen cualquier condición que afecte a su sistema circulatorio , o sistema de vasos sanguíneos. Esto abarca desde enfermedades de las arterias, las venas y los vasos linfáticos hasta trastornos sanguíneos que afectan a la circulación.

Los vasos sanguíneos son tubos elásticos que llevan la sangre a todas las partes del cuerpo. Los vasos sanguíneos incluyen:

  • Arterias que llevan la sangre desde el corazón.
  • Las venas, que devuelven la sangre al corazón.
  • Los capilares, los vasos sanguíneos más pequeños, que conectan las venas y las arterias pequeñas, llevan oxígeno y nutrientes a los tejidos y eliminan sus residuos.

Tipos de enfermedades vasculares

Algunas enfermedades vasculares afectan a las arterias, mientras que otras se producen en las venas. También pueden ocurrir sólo en partes específicas de su cuerpo.

Enfermedad arterial periférica

Al igual que los vasos sanguíneos del corazón (arterias coronarias) , las arterias periféricas (vasos sanguíneos fuera del corazón) también pueden desarrollar aterosclerosis, es decir, la acumulación de placa (depósitos de grasa y colesterol) en su interior. Con el tiempo, esta acumulación estrecha la arteria. A la larga, el estrechamiento de la arteria hace que fluya menos sangre, lo que puede provocar una isquemia o un flujo sanguíneo inadecuado a los tejidos del cuerpo. Los tipos de enfermedad arterial periférica incluyen:

  • Enfermedad arterial periférica : Una obstrucción en las piernas. La pérdida total de la circulación puede conducir a la gangrena y a la pérdida de una extremidad.
  • Síndrome isquémico intestinal : Obstrucción de los vasos sanguíneos que conducen al sistema gastrointestinal.
  • Arteriopatía renal : Una obstrucción en las arterias renales puede provocar una arteriopatía renal e insuficiencia renal.
  • Síndrome de atrapamiento poplíteo : Una rara enfermedad vascular que afecta a las piernas de algunos jóvenes deportistas. El músculo y los tendones cercanos a la rodilla comprimen la arteria poplítea, restringiendo el flujo sanguíneo a la parte inferior de la pierna y posiblemente dañando la arteria.
  • Fenómeno de Raynaud : Consiste en espasmos de las pequeñas arterias de los dedos de las manos, y a veces de los pies, por exposición al frío o al estrés.
  • Enfermedad de Buerger : Afecta sobre todo a las arterias pequeñas y medianas, las venas y los nervios. Aunque se desconoce la causa, existe una fuerte asociación con el consumo o la exposición al tabaco. Las arterias de los brazos y las piernas se estrechan u obstruyen, lo que provoca una falta de riego sanguíneo (isquemia) en los dedos, las manos, los dedos de los pies y los pies. En caso de obstrucciones graves, el tejido puede morir (gangrena), lo que hace necesario amputar los dedos de las manos y los pies afectados. También puede producirse una inflamación de las venas superficiales y síntomas de Raynaud.

Problemas de la arteria carótida

Se producen en las dos arterias carótidas principales del cuello.

  • Enfermedad de la arteria carótida : Obstrucción o estrechamiento de las arterias que irrigan el cerebro. Puede provocar un accidente isquémico transitorio (AIT) o un accidente cerebrovascular.
  • Disección de la arteria carótida : Comienza como un desgarro en una capa de la pared arterial. La sangre se filtra a través de este desgarro y se extiende entre las capas de la pared.
  • Tumores del cuerpo carotídeo : Crecimientos dentro del tejido nervioso que rodea la arteria carótida.
  • Aneurisma de la arteria carótida : Protuberancia en la pared de la arteria que la debilita y puede provocar una rotura.

Enfermedad venosa

Las venas son tubos flexibles y huecos con aletas en su interior, llamadas válvulas. Cuando los músculos se contraen, estas válvulas unidireccionales se abren y la sangre circula por las venas. Cuando los músculos se relajan, las válvulas se cierran y la sangre sigue fluyendo en una sola dirección por las venas.

Si las válvulas del interior de las venas se dañan, es posible que no se cierren completamente. Esto permite que la sangre fluya en ambas direcciones. Cuando sus músculos se relajan, las válvulas del interior de la(s) vena(s) dañada(s) no podrán retener la sangre. Esto puede provocar la acumulación de sangre o la hinchazón de las venas. Las venas se abultan y parecen cuerdas bajo la piel. La sangre empieza a moverse más lentamente por las venas y puede pegarse a los lados de las paredes de los vasos. Los síntomas incluyen pesadez, dolor, hinchazón, palpitaciones o picores. Pueden formarse coágulos de sangre .

  • Venas varicosas : Venas abultadas, hinchadas, de color púrpura, que se ven justo debajo de la piel. Las válvulas dañadas dentro de las venas son la causa.
  • Arañas vasculares : Pequeños brotes rojos o morados en las rodillas, pantorrillas o muslos. La causa son los capilares inflamados (pequeños vasos sanguíneos).
  • Síndrome de Klippel-Trenaunay (KTS) : Un raro trastorno vascular congénito (presente al nacer).
  • Síndrome de May-Thurner (MTS) : Su arteria ilíaca derecha comprime su vena ilíaca izquierda, lo que aumenta el riesgo de trombosis venosa profunda (TVP) en su extremidad izquierda.
  • Síndrome de salida torácica (SST) : Grupo de trastornos que se producen por la compresión, lesión o irritación de los nervios y/o los vasos sanguíneos (arterias y venas) de la parte inferior del cuello, la axila y la zona superior del tórax.
  • Insuficiencia venosa crónica (IVC) : Enfermedad que se produce cuando la pared venosa y/o las válvulas de las venas de las piernas no funcionan eficazmente, lo que dificulta el retorno de la sangre al corazón desde las piernas.

Coágulos de sangre

Un coágulo se forma cuando los factores de coagulación de la sangre hacen que ésta se coagule o se convierta en una masa sólida y gelatinosa. Cuando un coágulo se forma en el interior de un vaso sanguíneo (un trombo), puede desprenderse y desplazarse por el torrente sanguíneo, provocando una trombosis venosa profunda, una embolia pulmonar, un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Los coágulos sanguíneos en las arterias pueden aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque al corazón, dolor intenso en las piernas, dificultad para caminar o incluso la pérdida de una extremidad.

  • Estados hipercoagulables o trastornos de la coagulación de la sangre : Afecciones que aumentan el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos porque hacen que la sangre sea más propensa a formar coágulos (hipercoagulable) en las arterias y las venas. Estas afecciones pueden ser hereditarias (congénitas, que se producen al nacer) o adquirirse. Estos trastornos incluyen niveles elevados de factores en la sangre que hacen que ésta se coagule (fibrinógeno, factor 8, protrombina) o una cantidad insuficiente de proteínas anticoagulantes naturales (antitrombina, proteína C, proteína S). Los trastornos más agresivos son los anticuerpos antifosfolípidos circulantes, que pueden provocar coágulos tanto en las arterias como en las venas.
  • Trombosis venosa profunda (TVP) : Coágulo de sangre que se produce en una vena profunda.
  • Embolia pulmonar : Coágulo de sangre que se desprende de una vena y se desplaza a los pulmones.
  • Trombosis de la vena axilo-subclavia , también llamada síndrome de Paget-Schroetter : La afección vascular más común que afecta a los atletas jóvenes de competición. Esta afección se produce cuando la clavícula, la primera costilla o el músculo circundante comprimen una vena de la axila o de la parte delantera del hombro (la vena subclavia). Esto aumenta el riesgo de que se formen coágulos de sangre.
  • Tromboflebitis superficial : Un coágulo de sangre en una vena justo debajo de la piel.

Aneurisma aórtico

Un aneurisma es una protuberancia anormal en la pared de un vaso sanguíneo. Los aneurismas pueden formarse en cualquier vaso sanguíneo, pero se producen con mayor frecuencia en la aorta (aneurisma aórtico), que es el principal vaso sanguíneo que sale del corazón:

  • Aneurisma de aorta torácica .
  • Aneurisma de aorta abdominal .

Displasia fibromuscular (DMF)

Displasia fibromuscular (DMF) : Enfermedad rara en la que las personas tienen un crecimiento celular anormal en las paredes de las arterias medianas y grandes. Esto puede hacer que las arterias con un crecimiento anormal tengan un aspecto de cuentas y se vuelvan estrechas. Esto puede causar problemas en las arterias, incluyendo aneurismas y disecciones.

Linfedema

El sistema linfático incluye una extensa red de vasos y ganglios linfáticos que ayuda a coordinar la función del sistema inmunitario para proteger el cuerpo de sustancias extrañas. El linfedema, una acumulación anormal de líquido, se desarrolla cuando los vasos linfáticos o los ganglios linfáticos faltan, se deterioran, se dañan o se extirpan.

  • Linfedema primario (poco frecuente): Algunas personas nacen sin ciertos vasos linfáticos o tienen anomalías en ellos.
  • Linfedema secundario : Ocurre como resultado de una obstrucción o interrupción que altera el sistema linfático. Entre las causas se encuentran: infección, neoplasia, cirugía, formación de tejido cicatricial, traumatismo, trombosis venosa profunda (TVP), radiación u otro tratamiento contra el cáncer.

Vasculitis

Sus vasos sanguíneos pueden inflamarse debido a un medicamento, una infección o una causa desconocida. Esto puede dificultar el recorrido de la sangre por los vasos sanguíneos. A veces está asociada a enfermedades reumatológicas o del tejido conectivo. La vasculitis también puede causar un aneurisma.

¿A quién afecta la vasculopatía?

Algunas personas nacen con enfermedades vasculares que heredan de sus padres. En estos casos, como los trastornos de la coagulación de la sangre, empiezan a lidiar con este problema a una edad más temprana. Sin embargo, muchas enfermedades vasculares se desarrollan con el tiempo debido a la acumulación de placa (grasa y colesterol) en las arterias, como la enfermedad arterial periférica o la enfermedad de la arteria carótida. La aterosclerosis , el endurecimiento de las arterias, puede empezar en la adolescencia y causar problemas en la mediana edad o más adelante.

¿Cómo de común es la enfermedad vascular?

Las enfermedades vasculares son muy comunes en Europa, en parte porque mucha gente pesa demasiado y tiene diabetes. Las enfermedades vasculares más comunes son la enfermedad arterial periférica (EAP) y la enfermedad de la arteria carótida.

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades vasculares?

Los síntomas varían en función del tipo de enfermedad vascular.

Síntomas de la enfermedad arterial periférica

  • Enfermedad arterial periférica: Dolor o calambres en las piernas con la actividad, pero que mejoran con el descanso; cambios en el color de la piel; llagas o úlceras y piernas cansadas.
  • Síndrome de isquemia intestinal (o isquemia mesentérica): Dolor de estómago intenso, náuseas, vómitos, diarrea, miedo a la comida y pérdida de peso.
  • Arteriopatía renal: Hipertensión no controlada (presión arterial alta), insuficiencia cardíaca congestiva y función renal anormal.
  • Síndrome de atrapamiento poplíteo: Calambres en piernas y pies, entumecimiento, hormigueo, decoloración.
  • Fenómeno de Raynaud: Dedos de las manos y de los pies con aspecto rojo, azul o blanco, palpitaciones, hormigueo, enrojecimiento.
  • Enfermedad de Buerger: Dolor en brazos, manos, piernas y pies, incluso en reposo. Dedos de las manos o de los pies azules o pálidos.

Síntomas de los problemas de la arteria carótida

  • Enfermedad de la arteria carótida: Normalmente no hay síntomas hasta que se produce un accidente cerebrovascular o un ataque isquémico transitorio (AIT o miniaccidente cerebrovascular). Los síntomas de estos incluyen problemas con la visión o el habla, confusión y dificultad con la memoria.
  • Disección de la arteria carótida: Dolor de cabeza, dolor de cuello y dolor ocular o facial.
  • Tumores del cuerpo carotídeo: Palpitaciones, hipertensión, sudoración y dolores de cabeza.
  • Aneurisma de la arteria carótida: Accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio (AIT o miniaccidente cerebrovascular).

Síntomas de la enfermedad venosa

  • Venas varicosas y arañas vasculares: Hinchazón, dolor, venas azules o rojas visibles en las piernas.
  • Síndrome de Klippel-Trenaunay (KTS): Dolor o pesadez en la pierna o el brazo.
  • Síndrome de May-Thurner (MTS): Hinchazón, sensibilidad, dolor en la pierna, piel roja o descolorida.
  • Síndrome de salida torácica (SST): Dolor en el cuello, brazo y hombro, hormigueo y entumecimiento en el brazo o la mano.
  • Insuficiencia venosa crónica (IVC): Calambres en las piernas, pesadez o dolor en las piernas, hinchazón o dolor en las piernas.

Coágulos de sangre

  • Trastornos de la coagulación de la sangre: Trombosis venosa profunda, embolia pulmonar.
  • Trombosis venosa profunda (TVP): Dolor, hinchazón, calor en la pierna, piel roja.
  • Embolia pulmonar: Tos con sangre, dolor en el pecho, falta de aire.
  • Trombosis de la vena axilo-subclavia: Hinchazón, pesadez o dolor en el brazo o la mano, piel de color azul.
  • Tromboflebitis superficial: Inflamación, dolor, calor alrededor de la vena, piel roja.

Síntomas de un aneurisma aórtico

  • Aneurisma de aorta torácica: Dolor en el pecho, frecuencia cardíaca rápida, dificultad para tragar, cuello hinchado.
  • Aneurisma aórtico abdominal: Dolor abdominal o de espalda, mareos, náuseas y vómitos, frecuencia cardíaca rápida (si el aneurisma se rompe).

Síntomas de la displasia fibromuscular (DMF)

Displasia fibromuscular (DMF): Dolor de cuello, cambios en la visión, hipertensión arterial, mareos, oír una sensación de “silbido” o escuchar los latidos del corazón en los oídos.

Síntomas del linfedema

Hinchazón, sobre todo en los brazos o las piernas.

Síntomas de la vasculitis

No sentirse bien, fiebre, hinchazón.

¿Qué causa la enfermedad vascular?

¿Qué causa la enfermedad vascular?

Para algunos problemas vasculares, no se conoce la causa. Las causas de la enfermedad vascular incluyen:

  • Colesterol alto .
  • Hipertensión arterial .
  • Fumar o usar productos de tabaco.
  • Diabetes .
  • Genes que se heredan de los padres.
  • Los medicamentos.
  • Lesión.
  • Infección.
  • Coágulos de sangre.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad vascular?

Su especialista médico querrá hacer un examen físico y obtener su historial médico, así como un historial de las enfermedades que hay en su familia. El hecho de que usted se quite los zapatos y los calcetines antes de examinarle ayuda a su profesional sanitario a buscar la enfermedad vascular.

Dependiendo del tipo de enfermedad vascular que sospeche su especialista, puede hacer análisis de sangre e imágenes.

¿Qué pruebas se harán para diagnosticar una vasculopatía?

Muchas enfermedades vasculares implican coágulos u obstrucciones en los vasos sanguíneos. Para diagnosticarlas, el médico debe poder ver el interior de los vasos sanguíneos mediante métodos de imagen que incluyen

  • Ecografía vascular .
  • Angiografía por catéter .
  • Angiografía por TC .
  • Angiografía por RMN .
¿Cómo se trata la enfermedad vascular?

¿Cómo se trata la enfermedad vascular?

Comer más sano y hacer más ejercicio puede ayudar con muchas enfermedades vasculares. Para otras, puede ser necesario tomar medicamentos o someterse a un procedimiento quirúrgico. Los tratamientos de las enfermedades vasculares varían en función de la enfermedad.

Tratamiento de la arteriopatía periférica

  • Arteriopatía periférica: Dieta, ejercicio, medicina, cirugía.
  • Síndrome isquémico intestinal: Analgésicos, fármacos anticoagulantes, extracción quirúrgica del coágulo. Angioplastia, stent o cirugía de bypass para casos crónicos.
  • Enfermedad arterial renal: Dieta baja en sal y saludable para el corazón. Medicamentos para la hipertensión arterial , estatinas.
  • Síndrome de atrapamiento poplíteo: Cirugía para liberar la arteria poplítea.
  • Fenómeno de Raynaud: Mantener las manos y los pies calientes. Tomar medicamentos que ayuden a mantener los vasos sanguíneos abiertos (dilatados).
  • Enfermedad de Buerger: Dejar los productos del tabaco. Calentar los dedos de las manos y de los pies. Tomar medicamentos (vasodilatadores) para abrir los vasos sanguíneos.

Tratamiento de los problemas de la arteria carótida

  • Enfermedad de la arteria carótida: Dieta más sana. Anticoagulantes y medicamentos para reducir el colesterol. Eliminación de la placa ((866)endarterectomía carotídea ). Angioplastia y colocación de stent para mantener la arteria abierta.
  • Disección de la arteria carótida: Antiplaquetarios, anticoagulantes, colocación de stent.
  • Tumores del cuerpo carotídeo: Extirpación quirúrgica del tumor.
  • Aneurisma de la arteria carótida: Antihipertensivos, medicamentos para reducir el colesterol, medicamentos anticoagulantes. Cirugía de bypass o de injerto de stent.

Tratamiento de las enfermedades venosas

  • Venas varicosas y arañas vasculares: Eliminación mediante calor, agua salada o terapia láser.
  • Síndrome de Klippel-Trenaunay (KTS): Mismo tratamiento que las varices.
  • Síndrome de May-Thurner (MTS): Igual que para la trombosis venosa profunda.
  • Síndrome de salida torácica (SST): Fisioterapia, medicina.
  • Insuficiencia venosa crónica (IVC): Mover las piernas con frecuencia y llevar medias de compresión. Tratamiento de las venas con agua salada, láser o eliminación a través de una incisión.

Tratamiento de coágulos sanguíneos

  • Trastornos de la coagulación de la sangre: Igual que para la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar.
  • Trombosis venosa profunda (TVP): Elevar las piernas. Tome anticoagulantes y medicamentos para el dolor.
  • Embolia pulmonar: Anticoagulantes y trombolíticos. Procedimiento para eliminar el coágulo.
  • Trombosis de la vena axilo-subclavia: Trombolíticos, anticoagulantes. Eliminación del coágulo.
  • Tromboflebitis superficial: Elevar el miembro afectado por encima del corazón. Utilizar una compresa caliente. Poner medias de apoyo. Extirpar la vena quirúrgicamente.

Tratamiento del aneurisma aórtico

  • Aneurisma de aorta torácica: Cirugía para colocar un injerto de tejido o una endoprótesis. Puede ser una cirugía mayor dependiendo de la localización y del método quirúrgico.
  • Aneurisma de aorta abdominal: Cirugía para colocar un injerto. Una reparación endovascular es menos invasiva.

Displasia fibromuscular (FMD)

  • Anticoagulantes, medicamentos para el dolor.
  • Angioplastia. Cirugía para evitar la rotura de una arteria.

Linfedema

  • Deje que su brazo descanse por encima del nivel del corazón mientras se acuesta durante 45 minutos dos veces al día.
  • Utilice una manga de compresión.
  • Utilice la extremidad afectada para las tareas diarias.
  • Acuda a una clínica especializada en linfedema si su médico se lo recomienda.

Vasculitis

  • El médico puede recetar medicamentos como los esteroides.

Complicaciones/efectos secundarios del tratamiento

Cualquier medicamento puede tener efectos secundarios, pero los beneficios de los medicamentos suelen hacer que merezca la pena tomarlos. Los efectos secundarios suelen desaparecer. Si no desaparecen, puede pedirle a su médico que le cambie a otro medicamento.

Cuando considere la posibilidad de someterse a un procedimiento o a una intervención quirúrgica, hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios. Lo que es adecuado para su vecino puede no ser el tratamiento adecuado para usted.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El tratamiento de fisioterapia para la enfermedad vascular se centra en mejorar la circulación y la elasticidad de los vasos sanguíneos.
  • Se realizan ejercicios de baja intensidad para aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos.
  • También se utilizan técnicas de masaje para aliviar la tensión muscular y promover la circulación.
  • En algunos casos, se pueden utilizar terapias de calor o frío para aliviar el dolor y la inflamación.
  • El tratamiento de fisioterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades vasculares y puede ayudar a prevenir complicaciones.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de enfermedad vascular?

No puede hacer nada con respecto a su edad, sus antecedentes familiares o su genética, pero sí puede

  • Controlar la diabetes, el colesterol alto y la hipertensión arterial.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Comer alimentos más saludables.
  • Moverse una vez por hora si tiene que estar sentado o de pie durante horas.
  • Mantener un peso saludable.
  • Reduzca su nivel de estrés.
  • Evitar los productos del tabaco.

¿Qué puedo esperar si tengo una vasculopatía?

La vasculopatía puede ser un problema de por vida. Una vez que su médico sepa que tiene acumulaciones de placa en los vasos sanguíneos, querrá que haga algunos cambios en su forma de vida. Estos cambios, como hacer ejercicio, no consumir productos de tabaco y elegir alimentos más saludables, son cosas que tendrá que seguir haciendo durante años. También es posible que tenga que tomar medicamentos para reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus.

Pronóstico para esta afección

El pronóstico para muchas afecciones vasculares es bueno si su especialista médico detecta el problema a tiempo. Muchos problemas vasculares son más difíciles de tratar a medida que empeoran. Algunas afecciones vasculares, como la disección de la arteria carótida, el aneurisma de la aorta abdominal y la embolia pulmonar, pueden ser mortales.

¿Cómo me cuido?

Además de lo mencionado anteriormente, es conveniente que siga tomando los medicamentos que le recete su médico y que siga acudiendo a sus revisiones periódicas.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Ponte en contacto con tu especialista si algo cambia en tu problema vascular o si tienes algún problema con la medicación que te ha recetado.

¿Cuándo debo ir a urgencias?

Llame al 911 si tiene

  • Confusión o mareos.
  • Dificultad para hablar.
  • Caída de un lado de la cara.
  • Dolor torácico grave .
  • Dolor abdominal severo .
  • Pérdida de visión.
  • Debilidad en un brazo o una pierna.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi situación específica?
  • ¿Hay algo más que deba hacer para cuidar mi condición vascular?
  • ¿Existen afecciones relacionadas que deba vigilar con este problema vascular?

El resumen de Infitema

En el caso de las enfermedades vasculares, lo mejor que puede hacer es mantenerse alerta. No se salte ninguna revisión médica o dosis de medicamentos. Dado que algunos problemas vasculares son hereditarios, compartir la información sanitaria con su familia puede ayudarles a prevenir y a estar atentos a las enfermedades vasculares. Anima a tu familia a que se haga un chequeo de la presión arterial y el colesterol, ya que los niveles altos les ponen en riesgo de padecer enfermedades vasculares.