/images/i/patologias/espondilolisis/espondilolisis-sintomas-tratamiento-con-fisioterapia-y-causas.png
< Volver a patologías

Espondilolisis: Síntomas, tratamiento con fisioterapia y causas

La espondilolisis se produce cuando un problema en la columna vertebral provoca una pequeña fisura, o fractura, entre dos vértebras (los huesos de la columna). La espondilolisis provoca dolor de espalda, pero es tratable, normalmente sin necesidad de cirugía. Los tratamientos, como la medicación y la fisioterapia, tienen más éxito cuando se inician pronto, así que acuda a su médico si usted o su hijo tienen dolor de espalda.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la espondilolisis?

La espondilolisis es un trastorno en el que se produce una separación en una o más articulaciones de la columna vertebral. Esto puede causar dolor y debilidad en la espalda y, a veces, limitación del movimiento. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, así como a mejorar la fuerza y la flexibilidad de la espalda. También puede ayudar a evitar futuras lesiones.
¿Qué es la espondilolisis?

¿Qué es la espondilolisis?

La espondilolisis es una enfermedad de la columna vertebral que puede ser dolorosa. Es un problema de conexión entre las vértebras —, los huesos que forman la columna vertebral . La espondilolisis puede provocar pequeñas fracturas por estrés o grietas, a menudo tras lesiones repetidas durante la práctica de deportes.

La espondilolisis también se conoce como "defecto de la pars" porque afecta a un pequeño hueso de la columna vertebral llamado pars interarticularis.

¿Es la espondilolisis lo mismo que la espondilolistesis?

La espondilolisis y la espondilolistesis están relacionadas pero no son lo mismo.

  • Espondilolistesis es cuando una vértebra se sale de su sitio sobre la vértebra de abajo.
  • La espondilolisis es una causa común de espondilolistesis, ya que la fisura en la vértebra puede hacer que el hueso se deslice.

¿Qué frecuencia tiene la espondilolisis?

La espondilolisis afecta a entre el 3% y el 7% de los . Es común en niños y adolescentes, especialmente los que practican deportes como la gimnasia o el fútbol. El estiramiento o la extensión excesiva de la columna vertebral, pero no la inflexión (flexión hacia dentro), puede provocar pequeñas grietas en las vértebras.

¿Qué causa la espondilolisis?

¿Qué causa la espondilolisis?

Si tiene espondilolisis, normalmente tiene una debilidad en una sección de la vértebra llamada pars interarticularis. Esta fina pieza de hueso conecta las articulaciones facetarias, que unen las vértebras directamente por encima y por debajo para formar una unidad de trabajo que permite el movimiento de la columna vertebral. Las fisuras suelen denominarse fracturas de la pars.

Aunque no sabemos exactamente por qué se produce la debilidad, los genes pueden desempeñar un papel. Es posible que haya nacido con vértebras delgadas, lo que le hace correr un mayor riesgo de sufrir fracturas de la pars. Los traumatismos repetitivos en la zona lumbar —, por ejemplo, lesionarse una y otra vez practicando deportes u otras actividades — también pueden debilitar la pars interarticularis.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilolisis?

Es posible tener una espondilolisis y no sentir ningún síntoma. Si se experimentan síntomas, el dolor lumbar es el más común. El dolor suele:

  • Se extiende por la parte baja de la espalda.
  • Se siente como una distensión muscular.
  • Empeora con la extensión

Los síntomas suelen aparecer durante el crecimiento de los adolescentes. La edad típica de diagnóstico es de 15 a 16 años (más joven en las mujeres).

¿Cómo se diagnostica la espondilolisis?

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y su historial médico. Probablemente también necesitará algunas pruebas de imagen.

¿Qué pruebas de imagen puedo necesitar?

Una Radiografía de la zona lumbar puede mostrar si hay alguna vértebra fracturada. También es posible que necesite un TAC o una RMN para detectar pequeñas fracturas o descartar otras afecciones de la columna vertebral que puedan causar dolor de espalda, como una hernia discal o un nervio pinzado .

¿Cómo se trata la espondilolisis?

¿Cómo se trata la espondilolisis?

Los profesionales sanitarios suelen utilizar métodos no quirúrgicos para tratar la espondilolisis. Su atención puede incluir medicamentos para modificar la actividad y fisioterapia . En raras ocasiones, es necesario recurrir a la cirugía.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la espondilolisis?

  • ?
  • La espondilolisis se trata mediante una combinación de ejercicios de fortalecimiento, estiramientos y técnicas de manipulación.
  • El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y la inflamación, así como mejorar la función de la articulación afectada.
  • Los ejercicios de fortalecimiento se centran en los músculos que rodean la articulación afectada, mientras que los estiramientos se realizan para mejorar la flexibilidad de la articulación.
  • Las técnicas de manipulación se utilizan para aumentar el rango de movimiento de la articulación y reducir la inflamación.

¿Qué tratamientos no quirúrgicos existen para la espondilolisis?

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, permitir que la fractura se cure y ayudarle a retomar sus actividades diarias. Es posible que tenga que seguir el régimen de tratamiento durante unas semanas o unos meses para sentir un alivio completo.

Los tratamientos incluyen:

  • Reposo: Descansar de los deportes y otras actividades extenuantes.
  • Medicamentos: Los antiinflamatorios no esteroideos de venta libre (AINE), como el ibuprofeno pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Su especialista médico puede recetar medicamentos más fuertes según sea necesario.
  • Inyecciones de esteroides: Su especialista médico inyecta medicamentos esteroides directamente en la zona afectada para ayudar a aliviar el dolor.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta le ayuda a aprender ejercicios para fortalecer los músculos y mejorar la flexibilidad, para que pueda moverse sin dolor.
  • Ortesis: En ocasiones, los profesionales sanitarios recomiendan un corsé para estabilizar la columna vertebral mientras se cura la fractura de la pars.

¿Necesito operarme de una espondilolisis?

La cirugía para la espondilolisis es poco frecuente. La mayoría de las veces, las personas se sienten mejor con tratamientos no quirúrgicos.

Algunas personas necesitan cirugía para estabilizar la columna vertebral. Una cirugía de reparación de la pars arregla la fractura de la pars sin necesidad de realizar una fusión espinal (en la que los cirujanos fusionan las dos vértebras para formar un solo hueso).

En la reparación de la pars, los cirujanos eliminan el tejido cicatricial de la zona de la fractura. Estabilizan los lados de la fractura, a menudo utilizando un trozo de hueso de otra parte del cuerpo. Es probable que necesite rehabilitación después de la cirugía para ayudarle a recuperar la plena funcionalidad.

¿Puede prevenirse la espondilolisis?

No, pero puede tomar medidas para reducir el riesgo de fracturas. Si se ha lesionado la espalda o tiene un dolor lumbar que interfiere en su vida, acuda a su médico. Cuanto antes empiece el tratamiento, mejor será el resultado. También puede hacer ejercicios para fortalecer los músculos abdominales (del vientre) y de la espalda, que le ayudarán a sostener la zona lumbar.

Si tiene espondilolisis, elija actividades como la natación y el ciclismo para reducir el riesgo de fracturas. Estos ejercicios son más suaves para la zona lumbar.

¿Qué puedo esperar si tengo una espondilolisis?

Si tiene una espondilolisis, los tratamientos como el descanso, la medicación y el ejercicio pueden aliviar el dolor. Funcionan mejor si se busca atención temprana. Estos tratamientos no pueden deshacer la fractura, pero pueden ayudarle a retomar sus actividades diarias sin dolor.

¿Existen complicaciones de la espondilolisis?

Sin tratamiento, la espondilolisis puede dar lugar a espondilolistesis . En este caso, la fractura hace que una de las vértebras se salga de su sitio. Si la vértebra presiona un nervio, se puede sufrir un dolor intenso. En algunos casos, las personas necesitan una intervención quirúrgica para aliviar los síntomas de la espondilolistesis y volver a funcionar plenamente.

El dolor de espalda que conlleva la espondilolisis también puede provocar una reducción de la movilidad. Al moverse y hacer menos ejercicio, puede empezar a ganar peso. También podría perder masa muscular y flexibilidad. Recibir tratamiento y encontrar nuevas actividades puede ayudar.

¿Cuándo puedo volver a realizar actividades y deportes?

Su especialista médico controlará el progreso de su tratamiento. Cuando empiece a tener menos dolor y más flexibilidad, podrá volver a sus actividades habituales. Normalmente, las personas necesitan entre unas semanas y unos meses de tratamiento para eliminar el dolor.

¿Cuándo debo consultar a mi médico por el dolor de espalda?

El tratamiento funciona mejor cuando se inicia antes. Acuda al médico lo antes posible si se lesiona la zona lumbar o tiene un dolor de espalda que interfiere en su vida diaria.

¿Qué puedo hacer para evitar que vuelva o empeore?

Los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a fortalecer los músculos de la espalda y el estómago (el núcleo). Tener una buena fuerza central puede reducir el riesgo de lesiones de espalda. También debe acudir a las citas periódicas con su médico para el seguimiento.

El resumen de Infitema

La espondilolisis puede provocar un dolor de espalda que interrumpe las actividades diarias. En la mayoría de los casos, el reposo, la medicación y los ejercicios de fisioterapia alivian el dolor sin necesidad de cirugía. Con los cuidados y el tratamiento adecuados, podrá volver a llevar una vida activa.