/images/i/patologias/espondilolistesis/espondilolistesis-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Espondilolistesis: Qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La espondilolistesis es una enfermedad de la columna vertebral que provoca dolor en la parte baja de la espalda. Se produce cuando una de las vértebras, los huesos de la columna vertebral, se sale de su sitio sobre la vértebra inferior. La mayoría de las veces, el tratamiento con fisioterapia no quirúrgico puede aliviar los síntomas. Si se trata de una espondilolistesis grave, en la mayoría de los casos la cirugía tiene éxito.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la espondilolistesis?

La fisioterapia ayuda a tratar la espondilolistesis mediante el uso de ejercicios y técnicas de manipulación. Los ejercicios se centran en la mejora de la flexibilidad y el fortalecimiento de los músculos que sostienen la columna vertebral. Las técnicas de manipulación se utilizan para aumentar el rango de movimiento de la columna vertebral y reducir la inflamación.
¿Qué es la espondilolistesis?

¿Qué es la espondilolistesis?

La espondilolistesis es una enfermedad que implica inestabilidad de la columna vertebral , lo que significa que las vértebras se mueven más de lo debido. Una vértebra se sale de su sitio sobre la vértebra inferior. Puede ejercer presión sobre un nervio, lo que puede causar dolor en la parte baja de la espalda o en las piernas.

La palabra espondilolistesis viene de las palabras griegas spondylos , que significa "columna vertebral" o "vértebra", y listesis , que significa "deslizamiento o movimiento".

¿Es lo mismo una espondilolistesis que una espondilolisis?

Tanto la espondilolisis como la espondilolistesis causan dolor lumbar. Están relacionadas pero no son lo mismo.

  • Espondilolisis: Este defecto de la columna vertebral es una fractura por estrés o fisura en los huesos de la columna. Es común en atletas jóvenes.
  • Espondilolistesis: Esta afección se produce cuando una vértebra se sale de su sitio, apoyándose en el hueso que tiene debajo. La espondilolisis puede causar espondilolistesis cuando una fractura por estrés provoca el deslizamiento. O la vértebra puede salirse de su sitio debido a una enfermedad degenerativa. Los discos entre las vértebras y las articulaciones facetarias (las dos partes posteriores de cada vértebra que las unen) pueden desgastarse. El hueso de las articulaciones facetarias vuelve a crecer y crece en exceso, provocando una superficie desigual e inestable, que hace que las vértebras sean menos capaces de mantenerse en su sitio. Sea cual sea la causa, cuando la vértebra se sale de su sitio, ejerce presión sobre el hueso que hay debajo. La mayoría de los casos de espondilolistesis no causan síntomas. Si siente dolor en las piernas, también puede deberse a una compresión o "pinzamiento" de las raíces nerviosas que salen del canal espinal (el túnel creado por las vértebras entrelazadas de la columna). La compresión o pellizco se debe a que las vértebras se salen de su posición y estrechan el espacio necesario para los nervios.

¿Cuáles son los tipos de espondilolistesis?

Los tipos de espondilolistesis incluyen:

  • La espondilolistesis congénita se produce cuando la columna vertebral de un bebé no se forma como debería antes de nacer. Las vértebras desalineadas hacen que la persona corra el riesgo de sufrir un deslizamiento en el futuro.
  • La espondilolistesis ístmica se produce como consecuencia de una espondilolisis. La fisura o fractura debilita el hueso.
  • La espondilolistesis degenerativa, el tipo más común, se produce debido al envejecimiento. Con el tiempo, los discos que amortiguan las vértebras pierden agua. Al adelgazar los discos, es más probable que se salgan de su sitio.

Los tipos menos comunes de espondilolistesis son:

  • La espondilolistesis traumática se produce cuando una lesión provoca el deslizamiento de las vértebras.
  • La espondilolistesis patológica se produce cuando una enfermedad — como la osteoporosis — o un tumor provocan la afección.
  • La espondilolistesis posquirúrgica es un deslizamiento como resultado de una cirugía de la columna vertebral.

¿Qué tan común es la espondilolistesis?

La espondilolistesis y la espondilolisis se dan en alrededor del 4% al 6% de la población adulta. Es posible vivir con espondilolistesis durante años y no saberlo, ya que puede no presentar síntomas.

La espondilolistesis degenerativa (que se produce por el envejecimiento y el desgaste de la columna vertebral), es más frecuente después de los 50 años y más común en las mujeres que en los hombres.

Cuando el dolor de espalda se produce en la adolescencia, la espondilolistesis ístmica (normalmente causada por la espondilolisis) es una de las causas más comunes.

¿Quién corre el riesgo de padecer espondilolistesis?

Usted puede tener más probabilidades de desarrollar una espondilolistesis debido a:

  • Atletismo: Los atletas jóvenes (niños y adolescentes) que participan en deportes que estiran la columna lumbar, como la gimnasia y el fútbol, son más propensos a desarrollar espondilolistesis. El deslizamiento de las vértebras tiende a producirse durante el periodo de crecimiento de los niños. La espondilolistesis es uno de los motivos más comunes de dolor de espalda en los adolescentes.
  • Genética: Algunas personas con espondilolistesis ístmica nacen con una sección más delgada de la vértebra llamada pars interarticularis. Esta fina pieza de hueso conecta las articulaciones facetarias, que unen las vértebras directamente por encima y por debajo para formar una unidad de trabajo que permite el movimiento de la columna vertebral. Estas zonas más delgadas de las vértebras son más propensas a fracturarse y deslizarse. La espondilolistesis degenerativa también tiene un gran componente genético.
  • Edad: A medida que envejecemos, pueden desarrollarse afecciones degenerativas de la columna vertebral, que es cuando el desgaste de la columna debilita las vértebras. Los adultos mayores con afecciones degenerativas de la columna vertebral pueden tener un mayor riesgo de sufrir espondilolistesis. Es más frecuente a partir de los 50 años.

¿Qué es la espondilolistesis de bajo grado frente a la de alto grado?

Para determinar la gravedad de la espondilolistesis, el médico le da un grado:

  • Las de bajo grado (Grado I y Grado II) no suelen requerir cirugía. Los casos de bajo grado suelen verse en adolescentes con espondilolistesis ístmica y en casi todos los casos de espondilolistesis degenerativa.
  • Las de alto grado (Grado III y Grado IV) pueden requerir cirugía si tienen mucho dolor.

¿Necesitaré cirugía para la espondilolistesis?

Su médico empezará con opciones no quirúrgicas, como el reposo y la fisioterapia. Estos tratamientos suelen aliviar los síntomas. Su especialista médico puede recomendar la cirugía si usted:

  • Tiene espondilolistesis de alto grado.
  • Experimentar un dolor intenso.
  • Ha probado tratamientos no quirúrgicos pero sigue teniendo síntomas.
¿Qué causa la espondilolistesis?

¿Qué causa la espondilolistesis?

La sobrecarga de la columna vertebral es una de las principales causas de la espondilolistesis en los deportistas jóvenes. La genética también puede influir. Algunas personas nacen con un hueso vertebral más fino. En los adultos mayores, el desgaste de la columna vertebral y de los discos (las almohadillas entre las vértebras) puede provocar esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilolistesis?

Es posible que no experimente ningún síntoma de espondilolistesis. Algunas personas padecen la enfermedad y ni siquiera lo saben. Si tiene síntomas, el principal suele ser el dolor lumbar. El dolor puede extenderse a las nalgas y a los muslos. También puede experimentar:

  • Espasmos musculares en los isquiotibiales (músculos de la parte posterior de los muslos).
  • Rigidez de la espalda.
  • Dificultad para caminar o estar de pie durante mucho tiempo.
  • Dolor al agacharse.
  • Adormecimiento, debilidad u hormigueo en el pie.

¿Cómo se diagnostica la espondilolistesis?

Su médico le hará un examen físico y le preguntará por sus síntomas. A continuación, es probable que necesite una prueba de imagen para confirmar el diagnóstico.

¿Qué pruebas de imagen necesitaré?

  • La radiografía de la columna vertebral ayuda a los profesionales sanitarios a ver si una vértebra está fuera de su sitio.
  • La tomografía computarizada o La resonancia magnética puede ser necesaria para ver la columna vertebral con más detalle o para ver los tejidos blandos, como los discos y los nervios.
¿Cómo tratan los profesionales sanitarios la espondilolistesis?

¿Cómo tratan los profesionales sanitarios la espondilolistesis?

El tratamiento depende del grado de deslizamiento, los síntomas, la edad y el estado de salud general. Su médico le explicará las opciones de tratamiento. Es posible que necesite medicación, fisioterapia o cirugía.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la espondilolistesis?

  • La espondilolistesis es un trastorno en el que una vertebra se desliza hacia adelante sobre la vertebra debajo de ella.
  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia es aliviar el dolor y la inflamación, así como ayudar a mantener la movilidad de la columna vertebral.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden incluir estiramientos suaves, movimientos de amplitud de movimiento y ejercicios de fortalecimiento.
  • La fisioterapia también puede incluir terapia manual, como manipulación vertebral y terapia de masaje.
  • Los pacientes pueden necesitar fisioterapia durante un período de varias semanas o meses.

¿Qué tratamientos no quirúrgicos existen para la espondilolistesis?

Los tratamientos no quirúrgicos incluyen:

  • Reposo: Descansa de las actividades extenuantes y de los deportes.
  • Medicación: Un medicamento antiinflamatorio no esteroideo de venta libre (AINE), como el ibuprofeno o el naproxeno puede aliviarle. Si no funcionan, el médico puede recetar otros medicamentos.
  • Inyecciones: Recibe una inyección de medicamentos esteroides directamente en la zona afectada.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios específicos para fortalecer el abdomen (vientre) y la espalda. Los ejercicios diarios suelen aliviar el dolor al cabo de unas semanas.
  • Ortesis: Una ortesis puede ayudar a estabilizar la columna vertebral. El corsé limita el movimiento para que las fracturas puedan curarse. Los corsés no se utilizan en adultos.

¿Cómo sé si necesito operarme de una espondilolistesis?

Es posible que necesite una intervención quirúrgica si tiene una espondilolistesis de alto grado, si el dolor es intenso o si ha probado tratamientos no quirúrgicos sin éxito. Los objetivos de la cirugía de espondilolistesis son:

  • Aliviar el dolor del nervio irritado.
  • Estabilizar la columna vertebral donde la vértebra se ha deslizado.
  • Restablecer su función.

¿Qué ocurre durante la operación de espondilolistesis?

La cirugía para el dolor de espalda debido a la espondilolistesis suele implicar la descompresión de la columna, con o sin fusión. La descompresión sola casi nunca se realiza en la espondilolistesis ístmica. Los estudios demuestran que la fusión con descompresión puede dar mejores resultados que la descompresión sola. Durante una cirugía de descompresión, el cirujano retira el hueso y el disco de la columna vertebral. Este procedimiento da espacio a los nervios dentro del canal espinal, aliviando el dolor.

En una cirugía de fusión, el cirujano fusiona (conecta) las dos vértebras afectadas. A medida que sanan, se convierten en un solo hueso, eliminando el movimiento entre las dos vértebras. Es posible que experimente cierta flexibilidad limitada de la columna vertebral como resultado de la cirugía.

¿Reaparecerá la espondilolistesis?

La mayoría de las veces, el dolor desaparece después de la recuperación de la espondilolistesis. Puede empezar a reanudar gradualmente sus actividades hasta que vuelva a tener plena funcionalidad y movimiento.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir una espondilolistesis?

Puede tomar medidas para reducir el riesgo de espondilolistesis:

  • Haga ejercicios regulares para fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen.
  • Mantenga un peso saludable. El exceso de peso supone una carga adicional para la zona lumbar.
  • Lleve una dieta equilibrada para mantener sus huesos bien nutridos y fuertes.

Después del tratamiento, ¿cómo puedo prevenir la reaparición de la espondilolistesis?

Su médico puede recomendarle ejercicios para fortalecer la espalda y los músculos abdominales, especialmente en el caso de los niños. Asegúrese de someterse a revisiones periódicas para que su médico pueda detectar cualquier problema a tiempo.

Las probabilidades de que la espondilolistesis vuelva a aparecer, o se repita, son mayores si el grado fue mayor. En el caso de las personas con un deslizamiento menor, es posible que la afección no vuelva a aparecer.

¿Cuál es el pronóstico para las personas con espondilolistesis?

La cirugía tiene un alto índice de éxito. Las personas que se operan de espondilolistesis suelen volver a una vida activa a los pocos meses de la intervención. Es probable que necesite rehabilitación después de la cirugía para ayudarle a recuperar la plena funcionalidad.

¿La espondilolistesis desaparecerá por sí sola?

Aunque la enfermedad no desaparece por sí sola, a menudo se puede experimentar un alivio mediante el descanso, la medicación y la fisioterapia.

¿Puede revertirse la espondilolistesis?

Los tratamientos no quirúrgicos no pueden deshacer la fisura o el deslizamiento, pero pueden aliviar el dolor a largo plazo. La cirugía puede aliviar la presión sobre los nervios, estabilizar las vértebras y restaurar la fuerza de la columna vertebral.

¿Qué puedo hacer con el dolor de la espondilolistesis?

En primer lugar, tome un descanso de la actividad y el ejercicio extenuantes. Pruebe con medicamentos de venta libre para aliviar el dolor y la inflamación. Y asegúrese de acudir a su médico, que podrá ayudarle a determinar los pasos a seguir.

El resumen de Infitema

La espondilolistesis es una causa común de dolor de espalda, pero no es peligrosa y no tiene por qué dominar su vida. Hay muchos tratamientos disponibles, desde la medicación y la fisioterapia hasta la cirugía de la columna vertebral. Si tiene dolor lumbar o le resulta difícil caminar, estar de pie o agacharse, hable con su médico para saber cómo puede sentirse mejor.