/images/i/patologias/estenosis-espinal/estenosis-espinal-que-es-sintomas-causas-tratamiento-con-fisioterapia-y-cirugia.png
< Volver a patologías

Estenosis espinal: Qué es, síntomas, causas, tratamiento con fisioterapia y cirugía

La estenosis espinal, un estrechamiento de los espacios de la columna vertebral, puede comprimir la médula espinal y las raíces nerviosas que salen de cada vértebra. Una de las causas más comunes son los cambios en la columna vertebral relacionados con la edad. Los síntomas incluyen dolor de espalda y/o cuello, y entumecimiento, hormigueo y debilidad en brazos y piernas. Los tratamientos son remedios de autocuidado, fisioterapia, medicamentos, inyecciones y cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la estenosis espinal?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de una fractura de espinilla. También puede ayudar a mejorar la movilidad y la fuerza de la pierna. La fisioterapia también puede ayudar a prevenir la formación de cicatrices y adherencias.

Visión general

La estenosis espinal es un estrechamiento del espacio alrededor de la médula espinal y de las raíces nerviosas que se ramifican en ella.
¿Qué es la estenosis espinal?

¿Qué es la estenosis espinal?

La estenosis espinal es el estrechamiento de uno o más espacios dentro de la columna vertebral. Un menor espacio dentro de su columna vertebral reduce la cantidad de espacio disponible para su médula espinal y los nervios que se ramifican de su médula espinal. Un espacio reducido puede hacer que la médula espinal o los nervios se irriten, compriman o pinchen, lo que puede provocar dolor de espalda y ciática.

La estenosis espinal suele desarrollarse lentamente con el tiempo. La causa más frecuente es la artrosis o los cambios de desgaste que se producen de forma natural en la columna vertebral con la edad. Por este motivo, es posible que no tenga ningún síntoma durante mucho tiempo, aunque algunos cambios puedan verse en las radiografías u otras pruebas de imagen si se realizan por otro motivo. Dependiendo de dónde y de la gravedad de su estenosis espinal, puede sentir dolor, entumecimiento, hormigueo y/o debilidad en el cuello, la espalda, los brazos, las piernas, las manos o los pies.

Columna vertebral normal sin estrechamiento del espacio que rodea la médula espinal o las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral.

¿Dónde se produce la estenosis espinal?

La estenosis espinal puede producirse en cualquier parte de la columna vertebral, pero lo más frecuente es que se produzca en dos zonas

  • La espalda baja ((0)estenosis del canal lumbar ).
  • Cuello (estenosis espinal cervical).

¿Qué es la estenosis del canal lumbar?

La estenosis del canal lumbar es el estrechamiento del canal espinal o de los túneles a través de los cuales los nervios y otras estructuras se comunican con dicho canal. El estrechamiento del canal espinal suele producirse debido a los cambios asociados al envejecimiento que disminuyen el tamaño del canal, incluido el movimiento de una de las vértebras fuera de la alineación.

El estrechamiento del canal espinal o de los canales laterales que protegen los nervios suele provocar un pinzamiento de la raíz nerviosa de la médula espinal. Los nervios se irritan cada vez más a medida que el diámetro del canal se estrecha.

Los síntomas de la estenosis del canal lumbar incluyen dolor, entumecimiento o debilidad en las piernas, la ingle, las caderas, las nalgas y la espalda baja . Los síntomas suelen empeorar al caminar o estar de pie y pueden disminuir al acostarse, sentarse o inclinarse ligeramente hacia delante.

¿Quién padece estenosis espinal?

La estenosis espinal puede desarrollarse en cualquier persona, pero es más frecuente en hombres y mujeres mayores de 50 años. Las personas más jóvenes que nacen con un canal espinal estrecho también pueden tener estenosis espinal. Otras enfermedades que afectan a la columna vertebral, como la escoliosis , o una lesión en la columna vertebral pueden ponerle en riesgo de desarrollar estenosis espinal.

¿Cuáles son las partes de la columna vertebral?

La columna vertebral (o espina dorsal) es un conjunto o columna de 24 huesos (vértebras) más los huesos fusionados del sacro y el cóccix. Comienza en la base del cráneo y termina en la pelvis. La columna vertebral soporta el peso del cuerpo y protege la médula espinal. Cada vértebra tiene una parte frontal redonda (el cuerpo), una abertura central en forma de anillo (el canal espinal), zonas óseas planas (articulaciones facetarias) donde una vértebra entra en contacto con otras por encima y por debajo de ella, y secciones óseas a lo largo de los lados (apófisis transversas) y la parte posterior (láminas). Una parte de la lámina llamada apófisis espinosa es la cresta que se siente al pasar la mano por la espalda. Entre el cuerpo de cada vértebra hay una almohadilla plana y redonda llamada disco intervertebral que sirve de cojín o amortiguador. Los ligamentos son fuertes bandas de fibra que mantienen las vértebras unidas, mantienen la columna vertebral estable y protegen los discos.

La médula espinal – el cable maestro del cuerpo“que envía y recibe mensajes entre el cuerpo (incluidos los músculos y órganos) y el cerebro – pasa por el centro del canal espinal. Está completamente rodeado por las partes óseas de la columna vertebral. Las raíces nerviosas son el segmento inicial de un haz de fibras nerviosas que se desprenden de la médula espinal y salen de la columna vertebral a través de los espacios laterales entre las vértebras llamados foramen neural. Las fibras nerviosas o “nervios” ”) salen entonces a todas las partes del cuerpo.

¿Qué causa la estenosis espinal?

¿Qué causa la estenosis espinal?

La estenosis espinal tiene muchas causas. Lo que tienen en común es que modifican la estructura de la columna vertebral, provocando un estrechamiento del espacio que rodea la médula espinal y las raíces nerviosas que salen por la columna. La médula espinal y/o las raíces nerviosas se comprimen o pellizcan, lo que provoca síntomas como el dolor lumbar y la ciática.

Las causas de la estenosis espinal incluyen:

  • Sobrecrecimiento óseo/espolones artríticos: La artrosis es la “condición de desgaste” que rompe el cartílago de las articulaciones, incluida la columna vertebral. El cartílago es la cubierta protectora de las articulaciones. A medida que el cartílago se desgasta, los huesos comienzan a rozarse entre sí. El cuerpo responde con el crecimiento de nuevos huesos. Es frecuente que aparezcan espolones óseos , o un crecimiento excesivo del hueso. Los espolones óseos en las vértebras se extienden hacia el canal espinal, estrechando el espacio y pellizcando los nervios de la columna. La enfermedad ósea de Paget también puede provocar un crecimiento excesivo del hueso en la columna vertebral, comprimiendo los nervios.
  • Discos abultados/ Hernia discal : Entre cada vértebra hay una almohadilla plana y redonda (disco vertebral) que actúa como amortiguador a lo largo de la columna vertebral. La desecación y el aplanamiento de los discos vertebrales relacionados con la edad y el agrietamiento del borde exterior de los discos hacen que el centro gelatinoso de estos discos se rompa a través de una capa exterior débil o desgarrada. El disco abultado presiona entonces los nervios cercanos al disco.

Las hernias discales y los espolones óseos son dos causas comunes de estenosis espinal.

  • Engrosamiento de los ligamentos: Los ligamentos son las bandas de fibra que mantienen unida la columna vertebral. La artritis puede hacer que los ligamentos se engrosen con el tiempo y sobresalgan en el espacio del canal espinal.
  • Fracturas y lesiones de la columna vertebral: Los huesos rotos o dislocados y la inflamación de los daños que se producen cerca de la columna vertebral pueden estrechar el espacio del canal y/o ejercer presión sobre los nervios de la columna.
  • Quistes o tumores de la médula espinal: Los crecimientos dentro de la médula espinal o entre la médula espinal y las vértebras pueden estrechar el espacio y ejercer presión sobre la médula espinal y sus nervios.
  • Estenosis espinal congénita: Se trata de una condición en la que una persona nace con un canal espinal pequeño. Otra deformidad congénita de la columna vertebral que puede poner a una persona en riesgo de padecer estenosis espinal es la escoliosis (una columna vertebral con forma anormal).

¿Cuáles son los síntomas de la estenosis espinal?

La estenosis espinal puede o no presentar síntomas cuando se desarrolla por primera vez. El estrechamiento del canal espinal suele ser un proceso lento y empeora con el tiempo. Aunque la estenosis espinal puede producirse en cualquier parte de la columna vertebral, la zona lumbar (la más frecuente) y el cuello son las áreas más comunes. Los síntomas varían de una persona a otra y pueden aparecer y desaparecer.

Los síntomas de la estenosis espinal lumbar son los siguientes

  • Dolor en la zona lumbar. El dolor se describe a veces como un dolor sordo o una sensibilidad hasta una sensación eléctrica o de ardor. El dolor puede aparecer y desaparecer.
  • Ciática. Se trata de un dolor que comienza en las nalgas y se extiende por la pierna y puede continuar hasta el pie.
  • Sensación de pesadez en las piernas, que puede dar lugar a calambres en una o ambas piernas.
  • Adormecimiento u hormigueo ”) en las nalgas, la pierna o el pie.
  • Debilidad en la pierna o el pie (a medida que la estenosis empeora).
  • Dolor que empeora al estar de pie durante largos periodos de tiempo, al caminar o al andar cuesta abajo.
  • Dolor que disminuye al inclinarse, inclinarse ligeramente hacia delante, caminar cuesta arriba o sentarse.
  • Pérdida del control de la vejiga o del intestino (en casos graves).

Los síntomas de la estenosis espinal del cuello (cervical) incluyen

  • Dolor de cuello.
  • Adormecimiento u hormigueo en el brazo, la mano, la pierna o el pie. (Los síntomas pueden sentirse en cualquier lugar por debajo del punto de compresión del nervio).
  • Debilidad o torpeza en el brazo, la mano, la pierna o el pie.
  • Problemas de equilibrio.
  • Pérdida de la funcionalidad de las manos, como tener problemas para escribir o abotonarse las camisas.
  • Pérdida de control de la vejiga o los intestinos (en casos graves).

Los síntomas de la estenosis espinal abdominal (torácica) incluyen:

  • Dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad a nivel del abdomen o por debajo de él.
  • Problemas de equilibrio.

¿Puede la estenosis espinal causar una parálisis permanente?

Aunque el estrechamiento de la columna vertebral puede causar dolor, normalmente no causa parálisis. Sin embargo, si un nervio espinal o la médula espinal están comprimidos durante un largo periodo de tiempo, es posible que se produzca un entumecimiento y/o una parálisis permanente. Por eso es especialmente importante que acuda a su médico de inmediato si experimenta entumecimiento o debilidad en los brazos o las piernas.

¿Cómo se diagnostica la estenosis espinal?

Su médico revisará su historial médico, le preguntará sobre sus síntomas y le hará un examen físico. Durante el examen físico, su especialista médico puede palparle la columna vertebral, presionando en diferentes zonas para ver si esto le causa dolor. Probablemente le pedirá que se incline en diferentes direcciones para ver si las diferentes posiciones de la columna vertebral le provocan dolor u otros síntomas. Su especialista comprobará su equilibrio, observará cómo se mueve y camina y comprobará la fuerza de sus brazos y piernas.

Le harán pruebas de imagen para examinar la columna vertebral y determinar la ubicación exacta, el tipo y el alcance del problema. Los estudios de imagen pueden incluir:

  • Radiografías: Las radiografías utilizan una pequeña cantidad de radiación y pueden mostrar cambios en la estructura ósea, como la pérdida de altura del disco y el desarrollo de espolones óseos que están estrechando el espacio de la columna.
  • RMN: La resonancia magnética (RMN) utiliza ondas de radio y un potente imán para crear imágenes transversales de la columna vertebral. Las imágenes de resonancia magnética proporcionan imágenes detalladas de los nervios, los discos, la médula espinal y la presencia de cualquier tumor.
  • TAC o mielografía por TAC: Una tomografía computarizada (TAC) es una combinación de rayos X que crea imágenes transversales de la columna vertebral. Un mielograma por TC añade un medio de contraste para ver más claramente la médula espinal y los nervios.
¿Cuáles son los tratamientos para la estenosis espinal?

¿Cuáles son los tratamientos para la estenosis espinal?

La elección de los tratamientos de la estenosis depende de la causa de los síntomas, la localización del problema y la gravedad de los mismos. Si sus síntomas son leves, el médico puede recomendarle primero algunos remedios de autocuidado. Si éstos no funcionan y a medida que los síntomas empeoran, su especialista puede recomendarle fisioterapia, medicación y, finalmente, cirugía.

Los remedios de autoayuda incluyen:

  • Aplicar calor: El calor suele ser la mejor opción para el dolor debido a la artrosis. El calor aumenta el flujo sanguíneo, lo que relaja los músculos y alivia las articulaciones doloridas. Tenga cuidado al utilizar el calor – no ponga los ajustes demasiado altos para no quemarse.
  • Aplica frío: Si el calor no alivia los síntomas, prueba con el hielo (una bolsa de hielo, una bolsa de gel congelada o una bolsa de guisantes o maíz congelados). Normalmente, el hielo se aplica durante 20 minutos y 20 minutos menos. El hielo reduce la hinchazón, la sensibilidad y la inflamación.
  • Ejercicio: Consulte primero a su médico, pero el ejercicio es útil para aliviar el dolor, fortalecer los músculos para sostener la columna vertebral y mejorar la flexibilidad y el equilibrio.

Los tratamientos no quirúrgicos incluyen:

  • Medicamentos orales: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) – como el ibuprofeno el naproxeno la aspirina – o el paracetamol pueden ayudar a aliviar la inflamación y proporcionar alivio del dolor de la estenosis espinal. Asegúrese de hablar con su especialista médico y de informarse sobre los posibles problemas a largo plazo de tomar estos medicamentos, como reflujo ácido y úlceras de estómago . Su especialista médico también puede recomendarle otros medicamentos recetados con propiedades analgésicas, como el fármaco anticonvulsivo gabapentina o antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina Los opioides, como la oxicodona o la hidrocodona pueden recetarse para aliviar el dolor a corto plazo. Sin embargo, suelen recetarse con precaución, ya que pueden crear hábito. Los relajantes musculares como la ciclobenzaprina pueden tratar los campamentos y espasmos musculares.
  • Fisioterapia: Los fisioterapeutas trabajarán con usted para desarrollar un programa de ejercicios saludables para la espalda que le ayuden a ganar fuerza y a mejorar su equilibrio, flexibilidad y estabilidad de la columna vertebral. Fortalecer los músculos de la espalda y los abdominales — su núcleo — hará que su columna vertebral sea más resistente. Los fisioterapeutas pueden enseñarte a caminar de forma que se abra el canal espinal, lo que puede ayudar a aliviar la presión sobre los nervios.
  • Inyecciones de esteroides: La inyección de corticoesteroides cerca del espacio de la columna vertebral donde se pellizcan las raíces nerviosas o donde se rozan zonas de hueso desgastadas puede ayudar a reducir la inflamación, el dolor y la irritación. Sin embargo, sólo se suele aplicar un número limitado de inyecciones (normalmente tres o cuatro inyecciones al año) porque los corticosteroides pueden debilitar los huesos y los tejidos cercanos con el tiempo.
  • Procedimiento de descompresión: Este procedimiento ambulatorio, también conocido como descompresión lumbar percutánea guiada por imagen (PILD), trata específicamente la estenosis espinal lumbar causada por el engrosamiento de un ligamento específico (ligamentum flavum) en la parte posterior de la columna vertebral. Se realiza a través de una pequeña incisión y no requiere anestesia general ni puntos de sutura. El procedimiento se guía por una radiografía y un agente de contraste que se inyecta durante la intervención. El cirujano utiliza herramientas especiales para eliminar una sección del ligamento engrosado, lo que libera espacio dentro del canal espinal, reduciendo la compresión sobre las raíces nerviosas. Algunas de las ventajas de este procedimiento son que la arquitectura ósea de la columna vertebral queda intacta y que la mecánica de la columna vertebral se altera poco, por lo que la gente se recupera rápidamente. Las personas suelen volver a casa un par de horas después de la intervención y comienzan a caminar y/o a hacer fisioterapia poco después. En comparación con antes de la intervención, podrá caminar y estar de pie durante más tiempo y experimentará menos entumecimiento, hormigueo y debilidad muscular.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la estenosis espinal?

  • La fractura de espinilla es una lesión en uno o más de los huesos de la pierna.
  • El tratamiento de fisioterapia para esta lesión se centra en la reducción del dolor y la inflamación, así como en la promoción de la curación y la restauración de la función.
  • Los fisioterapeutas pueden utilizar técnicas de masaje, estiramientos, electroterapia y ultrasonido para tratar la fractura de espinilla.
  • También se pueden prescribir ejercicios para fortalecer y estabilizar la pierna, así como para mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento.
  • El objetivo final del tratamiento de fisioterapia es ayudar al paciente a recuperar la movilidad y la fuerza de la pierna, y evitar las complicaciones como la artritis.

¿Cuándo se considera la cirugía de estenosis espinal?

Debido a la complejidad de la estenosis espinal y a la delicada naturaleza de la columna vertebral, la cirugía suele considerarse cuando todas las demás opciones de tratamiento han fracasado. Afortunadamente, la mayoría de las personas con estenosis espinal no necesitan cirugía. Sin embargo, hable con su médico sobre las opciones quirúrgicas cuando:

  • Sus síntomas son intolerables, ya no tiene la calidad de vida que desea y no puede hacer o disfrutar de las actividades de la vida diaria.
  • Su dolor está causado por la presión sobre la médula espinal.
  • Caminar y mantener el equilibrio se ha vuelto difícil.
  • Ha perdido el control de los esfínteres o tiene problemas de función sexual.

¿Cuáles son los tratamientos quirúrgicos de la estenosis espinal?

Las opciones quirúrgicas consisten en la extracción de porciones de hueso, crecimientos óseos en las articulaciones facetarias o discos que están obstruyendo el canal espinal y pellizcando los nervios espinales.

Los tipos de cirugía de la columna vertebral incluyen:

Laminectomía (cirugía de descompresión): El tipo de cirugía más común para esta condición, la laminectomía implica la eliminación de la lámina, que es una porción de la vértebra. También se pueden extirpar algunos ligamentos y espolones óseos . El procedimiento hace sitio para la médula espinal y los nervios, aliviando sus síntomas.

En una laminectomía, se extirpa la parte de la lámina del hueso vertebral.

Laminotomía: Se trata de una laminectomía parcial. En este procedimiento, sólo se extirpa una pequeña parte de la lámina – la zona que causa la mayor presión sobre el nervio.

Laminoplastia: En este procedimiento, realizado sólo en la zona del cuello (cervical), se extirpa parte de la lámina para proporcionar más espacio en el canal y las placas metálicas y los tornillos crean un puente articulado a través de la zona donde se extirpó el hueso.

Foraminotomía: El foramen es la zona de las vértebras por donde salen las raíces nerviosas. El procedimiento consiste en extraer hueso o tejido de esta zona para proporcionar más espacio a las raíces nerviosas.

Espacios de las apófisis interespinosas: Se trata de una cirugía mínimamente invasiva para algunas personas con estenosis espinal lumbar. Se insertan espaciadores entre los huesos que se extienden desde la parte posterior de cada vértebra, denominados apófisis espinosas. Los espaciadores ayudan a mantener las vértebras separadas creando más espacio para los nervios. El procedimiento se realiza con anestesia local y consiste en retirar parte de la lámina.

Fusión espinal: Este procedimiento se considera si usted tiene dolor de nervio radiante por estenosis espinal, su columna vertebral no es estable y no ha sido ayudado con otros métodos. La cirugía de fusión espinal une (fusiona) permanentemente dos vértebras. Normalmente se realiza primero una laminectomía y el hueso extraído durante este procedimiento se utiliza para crear un puente entre dos vértebras, lo que estimula el crecimiento de hueso nuevo. Las vértebras se mantienen unidas con tornillos, varillas, ganchos o alambres hasta que las vértebras se curan y crecen juntas. El proceso de curación dura entre seis meses y un año.

¿Es segura la cirugía de la columna vertebral? ¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para la estenosis espinal?

Todas las cirugías tienen riesgos de infección, hemorragia, coágulos de sangre y reacción a la anestesia. Los riesgos adicionales de la cirugía para la estenosis espinal incluyen

  • Lesión nerviosa.
  • Desgarro de la membrana que recubre el nervio o la médula espinal.
  • Falta de cicatrización del hueso después de la cirugía.
  • Fallo de las placas metálicas, tornillos y otros elementos de fijación.
  • Necesidad de cirugía adicional.
  • No hay alivio de los síntomas o reaparición de los mismos.

¿Cómo me preparo para la cirugía de estenosis espinal?

Para prepararse para la cirugía de columna vertebral, deje de fumar si fuma y haga ejercicio de forma regular (después de consultarlo primero con su especialista médico) para acelerar el tiempo de recuperación. Pregunte a su médico si debe dejar de tomar cualquier medicamento no esencial, suplementos o hierbas medicinales que pueda estar tomando y que puedan reaccionar con la anestesia. Además, no dude en preguntar a su equipo médico cualquier duda que pueda tener o discutir cualquier preocupación.

¿Qué ocurre después de una operación de columna vertebral?

Si se ha sometido a una laminectomía, puede estar en el hospital durante uno o dos días. Si se ha sometido a una fusión espinal, puede tener una estancia hospitalaria de tres a cinco días. Si es mayor, es posible que le trasladen a un centro de rehabilitación para recibir cuidados adicionales antes de volver a casa.

Se le administrarán analgésicos y/o AINE para reducir el dolor y la inflamación. Es posible que le den una férula o un corsé para que se sienta cómodo. Es probable que se le anime a levantarse y caminar lo antes posible. Su profesional sanitario o fisioterapeuta le recomendará una forma ligera de ejercicio justo después de la operación de columna para asegurarse de que su espalda no se agarrota y para reducir la hinchazón. Su fisioterapeuta elaborará un plan de ejercicios individualizado para estirar y fortalecer los músculos para sostener la espalda y estabilizar la columna vertebral.

Tomar duchas calientes y utilizar compresas calientes puede ayudar a aliviar el dolor. Además, el uso de una bolsa de hielo puede aliviar el dolor antes y después del ejercicio.

¿Cuánto dura el período de recuperación tras una operación de estenosis espinal?

La recuperación completa después de la cirugía de estenosis espinal y la vuelta a las actividades normales suele durar tres meses y posiblemente más en el caso de la fusión espinal, dependiendo en parte de la complejidad de su cirugía y de su progreso en la rehabilitación.

¿Cuándo puedo volver a trabajar después de una operación de columna?

Si se ha sometido a una laminectomía, es probable que pueda volver a trabajar en un empleo de oficina a los pocos días de volver a casa. Si se ha sometido a una fusión espinal, es probable que pueda volver a trabajar unas semanas después de la operación.

¿Puede prevenirse la estenosis espinal?

Dado que la mayoría de las causas de la estenosis espinal son condiciones normales relacionadas con la edad “, como la osteoartritis y la pérdida de masa ósea y muscular, no se puede prevenir al 100% la estenosis espinal. Sin embargo, puede tomar ciertas medidas para reducir el riesgo o ralentizar la progresión, como por ejemplo

  • Llevar una dieta saludable y mantener un peso corporal ideal .
  • No fume. Si fuma, déjelo. Pida ayuda a su médico para dejar de fumar.
  • Mantenga una buena postura.
  • Haga ejercicio. Evite los ejercicios que le causen dolor, pero manténgase activo. Consulte a su profesional sanitario o fisioterapeuta antes de iniciar un programa de ejercicios en casa. Demasiado descanso puede ser más perjudicial que útil.

Tenga también en cuenta que, aunque no existe una “cura” para la estenosis espinal, sus síntomas pueden tratarse con éxito con las opciones no quirúrgicas o quirúrgicas que se comentan en este artículo.

¿Qué puedo esperar si tengo estenosis espinal?

En primer lugar, la estenosis espinal se desarrolla lentamente con el tiempo, por lo que es posible que no tenga síntomas aunque se estén produciendo cambios en su columna vertebral. Los primeros síntomas perceptibles pueden ser dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad en la espalda, el cuello o los brazos y las piernas, dependiendo de la ubicación de la estenosis. Los tratamientos conservadores –, como los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, el hielo o el calor, y la fisioterapia – pueden ser suficientes para aliviar el dolor durante un tiempo. Cuando la estenosis empeore y su calidad de vida deje de ser aceptable para usted, hable con su especialista médico. La mayoría de las personas que se someten a una operación de estenosis espinal consiguen resultados entre buenos y excelentes para aliviar el dolor. Los resultados de la cirugía dependen de su estado de salud general y de la presencia de otras afecciones médicas, de la gravedad y la localización de la estenosis espinal, de la experiencia y las habilidades del cirujano y de su compromiso con el plan de recuperación.

¿Puede revertirse la estenosis espinal? ¿Puede mejorar la estenosis espinal?

No, la estenosis espinal no puede revertirse, pero el proceso podría ralentizarse si se cuida bien manteniendo un peso saludable, comiendo alimentos sanos, haciendo ejercicio regularmente para mantener los huesos y los músculos fuertes, y siguiendo las instrucciones de su especialista médico para controlar mejor cualquier condición médica existente que pueda tener. Si desarrolla síntomas, hay muchas opciones –, incluida la cirugía –, que pueden considerarse para aliviar el dolor y otros síntomas, de modo que se sienta mejor.

¿Puede la estenosis espinal curarse por sí sola?

Por lo general, no, ya que la causa más común de la estenosis espinal es el desgaste normal relacionado con la edad “ en los huesos y las estructuras de la columna vertebral. Sin embargo, si la causa de su estenosis espinal es una hernia discal, a veces puede mejorar por sí sola con un breve reposo o con tratamientos como fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios o inyecciones espinales.

¿La estenosis espinal puede producirse en más de una zona de la columna vertebral al mismo tiempo?

Sí, la estenosis espinal puede producirse en varias zonas al mismo tiempo, por ejemplo en la parte baja de la espalda (columna lumbar) y en el cuello (columna cervical).

¿Puede la estenosis espinal causar dolor en la ingle, la cadera, el muslo y la pantorrilla?

Sí, esto es posible. Si la estenosis espinal está pellizcando el nervio ciático –, un nervio que se origina en la parte baja de la columna (lumbar) –, puede sentir dolor o tener entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular a lo largo del recorrido de este nervio desde la parte baja de la espalda, bajando por la pierna hasta el pie. Esta afección se conoce como ciática .

¿Qué tipos de profesionales sanitarios pueden intervenir en mi atención si tengo estenosis espinal?

Además de su especialista médico habitual, es posible que le atienda un equipo de profesionales sanitarios que podría incluir:

  • Un reumatólogo para tratar la artritis y los trastornos relacionados.
  • Un neurólogo para tratar los trastornos nerviosos.
  • Un cirujano ortopédico para operar los huesos.
  • Un neurocirujano para operar las afecciones del sistema nervioso.
  • Un especialista en el tratamiento del dolor para controlar el dolor y las molestias.
  • Un radiólogo para interpretar estudios de imagen como radiografías, TAC y RMN.
  • Un fisioterapeuta para elaborar un plan de ejercicios de recuperación de la espalda y de la cirugía de la espalda.
  • Un especialista en fisiatría/rehabilitación para tratar el dolor de espalda con métodos no quirúrgicos.
  • Un acupuntor para administrar la terapia de acupuntura.
  • Un quiropráctico para manipular la columna vertebral y los músculos, ligamentos y huesos relacionados.

¿Pueden los tratamientos alternativos, como la acupuntura o la quiropráctica, ayudar a aliviar el dolor de la estenosis espinal?

La acupuntura y la manipulación quiropráctica pueden ayudar a aliviar el dolor leve en algunas personas con estenosis espinal. Es importante tener en cuenta que, al igual que otros tratamientos no quirúrgicos, estas terapias alternativas no mejoran el estrechamiento del canal espinal. Además, la manipulación quiropráctica debe utilizarse en la persona adecuada. Por ejemplo, la manipulación puede empeorar los síntomas o causar otras lesiones si la causa de su estenosis espinal es una hernia discal. Dicho esto, las terapias alternativas son cada vez más populares y se utilizan para tratar y controlar todo tipo de dolores. Asegúrese de preguntar a su profesional sanitario si estos tratamientos alternativos, así como otros, como el yoga, los masajes o la biorretroalimentación , pueden ser seguros y adecuados para controlar la causa de su dolor de columna.

¿Qué problemas médicos pueden confundirse con la estenosis espinal?

Los problemas médicos que a veces pueden confundirse con la estenosis espinal incluyen neuropatía , enfermedad arterial periférica , neuropatía relacionada con la diabetes y artritis inflamatoria, como espondilitis anquilosante . Entre las afecciones médicas más raras, pero que pueden confundirse con la estenosis espinal, se encuentran el cáncer y los aneurismas de aorta abdominal .

El resumen de Infitema

  • La estenosis espinal es el estrechamiento de los espacios dentro de la columna vertebral, lo que acaba provocando una presión sobre la médula espinal o las raíces nerviosas.
  • Los síntomas de la estenosis espinal varían mucho de una persona a otra y van desde la ausencia de síntomas hasta el dolor de espalda o cuello y el entumecimiento, el hormigueo y la debilidad en brazos y/o piernas.
  • El tratamiento depende de la gravedad y la localización de la estenosis y de sus efectos en la calidad de vida. El tratamiento suele comenzar con opciones no quirúrgicas y puede pasar a opciones quirúrgicas si otros métodos ya no alivian el dolor.
  • Aunque no hay cura para la estenosis espinal, haga ejercicio para mantener sus músculos fuertes, mejorar su flexibilidad y reducir el dolor. Consulte siempre a su médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios o movimientos.
  • Si es necesario, utilice dispositivos de ayuda como un bastón o un andador para desplazarse con seguridad.
  • Busque posturas que le alivien el dolor. Una ligera inclinación hacia delante, por ejemplo, puede aliviar el dolor si tiene estenosis espinal lumbar. Pide que te remitan a un fisioterapeuta que pueda elaborar un plan de ejercicios individualizado para ti.