/images/i/patologias/fractura-del-quinto-metatarsiano/fractura-del-quinto-metatarsiano-tipos-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Fractura del quinto metatarsiano: Tipos, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La fractura del quinto metatarsiano es una lesión común en la que se rompe el hueso que conecta el tobillo con el dedo pequeño del pie. Estas fracturas se producen por una lesión, por el uso excesivo o por arcos altos. Los médicos pueden tratar el hueso roto con una escayola, una bota o un zapato — o con cirugía. El uso de hielo, mantener el peso alejado del pie y elevar el pie puede ayudar a reducir el tiempo de recuperación.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la fractura del quinto metatarsiano?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de una fractura del quinto metatarsiano. También puede ayudar a mejorar la movilidad y la fuerza de los pies y reducir el riesgo de fracturas futuras.
¿Qué es una fractura del 5º metatarsiano?

¿Qué es una fractura del 5º metatarsiano?

La fractura del quinto metatarsiano es un hueso roto en el borde exterior del pie y una de las lesiones más comunes del pie. El quinto metatarsiano es el hueso largo de la parte exterior del pie que se conecta con el dedo pequeño.

¿Cuáles son los tipos de fractura del quinto metatarsiano?

Existen tres tipos de fracturas del quinto metatarsiano clasificadas en tres zonas:

  • Zona 1 (fractura por avulsión): Estas fracturas constituyen el 93% de todas las fracturas del quinto metatarsiano. En una fractura por avulsión, un pequeño trozo de hueso se desprende de la parte principal del hueso por un tendón o un ligamento. Este tipo de fractura es el resultado de una lesión que hace rodar el tobillo. Las fracturas por avulsión suelen pasarse por alto cuando se producen con un esguince de tobillo.
  • Zona 2 (fractura de Jones): Las fracturas de Jones se producen en una pequeña zona del quinto metatarsiano que recibe menos sangre. Por ello, es más propensa a las dificultades de curación. Una fractura de Jones puede ser una fractura de estrés (una pequeña rotura que se produce con el tiempo) o una rotura aguda (repentina). Las fracturas de Jones están causadas por el uso excesivo, el estrés repetitivo o el traumatismo. Son menos frecuentes y más difíciles de tratar que las fracturas por avulsión.
  • Zona 3 (fractura de la parte media del fuste o fractura de bailarina): Las fracturas de la parte media del fuste suelen ser consecuencia de un traumatismo o de una torsión. Estas roturas se producen en la cabeza y el cuello del metatarso.

¿Quién puede sufrir una fractura del quinto metatarsiano?

Aproximadamente entre el 5% y el 6% de las fracturas atendidas por los profesionales sanitarios de Europa son fracturas de metatarso. Cualquiera puede sufrir una fractura del quinto metatarsiano, pero este tipo de fractura alcanza su punto máximo en los hombres de 30 años y en las mujeres de 70 años. Las mujeres tienden a tener una mayor tasa de avulsión y de fracturas del eje medio que los hombres.

¿Qué causa una fractura del quinto metatarsiano?

¿Qué causa una fractura del quinto metatarsiano?

Un traumatismo en el pie provoca una fractura del quinto metatarsiano. Este traumatismo puede ser consecuencia de:

  • Un golpe en el pie.
  • Arcos elevados, que provocan un exceso de presión en la parte exterior del pie.
  • El uso excesivo y repetitivo.
  • Rodar el tobillo y el pie hacia dentro (lesión por inversión).
  • Torcer o rotar el pie debido a un accidente o a una lesión deportiva.

¿Cuáles son los síntomas de una fractura del 5º metatarsiano?

Si tiene una fractura del quinto metatarsiano, puede tener problemas para caminar. También puede tener los siguientes síntomas en la parte externa del pie:

  • Hematomas .
  • Dolor o molestias.
  • Hinchazón.
  • Sensibilidad.

¿Cómo se diagnostica una fractura del 5º metatarsiano?

Su médico le preguntará cuándo y dónde empezó el dolor. El médico también le presionará suavemente el pie para encontrar la ubicación del dolor. También puede solicitar algunas pruebas de imagen:

  • Radiografía : Esta prueba muestra la localización de su fractura. Las fracturas de Jones a veces no aparecen en las radiografías.
  • TAC (tomografía computarizada) o resonancia magnética (RM) : Si su especialista sospecha de una fractura de Jones, puede solicitar una de estas pruebas para ver su lesión con más detalle.
¿Cómo se trata una fractura del quinto metatarsiano?

¿Cómo se trata una fractura del quinto metatarsiano?

El tratamiento de una fractura del quinto metatarsiano depende de si los huesos rotos se han salido de su sitio. El tratamiento también depende de su:

  • El nivel de actividad.
  • La edad.
  • El estado de salud general.

Los tratamientos para las fracturas del quinto metatarsiano incluyen:

Inmovilización: Si sus huesos están en su sitio (alineados), su especialista puede sugerir la inmovilización. Este suele ser el único tratamiento necesario para la zona 1 (avulsión). Los médicos también pueden tratar las fracturas de la zona 2 (Jones) con inmovilización como primera medida.

Durante este tratamiento, se mantiene el pie estabilizado con una escayola , bota o zapato de suela rígida mientras se cura la lesión. Es posible que también tenga que utilizar muletas. La inmovilización suele durar de seis a ocho semanas.

Cirugía: Si sus huesos están fuera de su sitio (desplazados) más de 3 mm o si es un atleta de élite, su especialista puede recomendar la cirugía. Los especialistas suelen recomendar la cirugía para las fracturas de la zona 2 (Jones) cuando el tratamiento no quirúrgico no funciona. También se sugiere a menudo para las fracturas de la zona 3 (eje medio o de bailarina).

En este procedimiento, un cirujano de pie y tobillo colocará un clavo, un tornillo, una varilla o una placa en el pie para mantener el hueso en su sitio. La inserción permanecerá en su sitio después de que el hueso se cure.

En algunos casos es necesario que el cirujano retire el hueso dañado alrededor de la fractura y lo sustituya por un injerto óseo . También pueden utilizar un estimulador de curación ósea, que envía una corriente eléctrica para estimular la curación.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la fractura del quinto metatarsiano?

  • El tratamiento de fisioterapia para fractura del quinto metatarsiano implica la aplicación de calor y/o hielo, así como la realización de ejercicios de estiramiento y/o fortalecimiento.
  • También se pueden utilizar técnicas de manipulación y/o terapia manual para tratar de reducir la inflamación y el dolor.
  • En algunos casos, se puede recomendar la realización de una serie de sesiones de fisioterapia, que deben seguirse de forma regular para ayudar a restablecer la movilidad y la fuerza del pie.

¿Existen complicaciones/efectos secundarios del tratamiento?

Las complicaciones del tratamiento varían de una persona a otra. Las complicaciones más comunes son:

  • Coágulos de sangre .
  • Daños en los vasos sanguíneos o los nervios.
  • Sangrado excesivo.
  • Infección.
  • Atrofia muscular.
  • No unión/malunión.
  • Dolor.

¿Cómo puedo cuidarme y controlar los síntomas?

Puede mejorar el tiempo de recuperación si:

  • Elevando el pie mientras está sentado.
  • Aplicar hielo en el pie durante 20 minutos al día, según sea necesario, después de la lesión y antes del tratamiento.
  • Manteniendo el pie sin peso durante el tiempo recomendado por su especialista.
  • Dejar de fumar y/o de consumir productos del tabaco puede ayudar a acelerar el tiempo de curación.
  • Tomar ibuprofeno o naproxeno las primeras 24 horas después del tratamiento para controlar el dolor. Hable con su especialista sobre la mejor medicación para usted.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir una fractura del quinto metatarsiano?

Puede reducir el riesgo de sufrir una fractura del quinto metatarsiano si mantiene un peso saludable y controla la diabetes si la padece. Las personas con diabetes y obesidad corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones asociadas a las fracturas de metatarsiano.

¿Qué puedo esperar si tengo una fractura del quinto metatarsiano?

Si los especialistas tratan su fractura con inmovilización, puede esperar curarse en seis a ocho semanas. La recuperación de una fractura del quinto metatarsiano suele durar hasta siete semanas. Deberá mantener el pie sin peso durante al menos seis semanas.

Por lo general, puede volver a sus actividades habituales, incluidos los deportes, entre tres y cuatro meses después de la cirugía o la inmovilización. Su especialista puede recomendarle fisioterapia para ayudarle a recuperar la movilidad del pie.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Acuda a su especialista si desarrolla fiebre o tiene alguno de los siguientes síntomas en el pie o la pierna:

  • Aumento del dolor.
  • Aumento de la hinchazón.
  • Adormecimiento u hormigueo.
  • La piel se pone morada.

El resumen de Infitema

Las fracturas del quinto metatarsiano son muy comunes. Después de que su especialista trate su hueso roto, puede cuidarse descansando el pie y manteniéndolo elevado cuando esté sentado. Por lo general, podrá retomar sus actividades habituales varios meses después del tratamiento.