/images/i/patologias/fracturas-de-pilon/fracturas-de-pilon-causas-tipos-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Fracturas de pilón: Causas, tipos y tratamiento con fisioterapia

Las fracturas de pilón son fracturas óseas poco frecuentes pero graves que se producen en la parte inferior de la espinilla, cerca del tobillo. Suelen estar causadas por sucesos de alto impacto, como accidentes de tráfico. El tratamiento con fisioterapia suele ser quirúrgico.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con las fracturas de pilón?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones afectadas por el síndrome de Brown-Séquard. También puede ayudar a mejorar la fuerza y la coordinación de los músculos, y la sensibilidad al tacto. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar el equilibrio y la marcha.
¿Qué es una fractura de pilón?

¿Qué es una fractura de pilón?

Una fractura de pilón es una rotura ósea relativamente rara que se produce en la parte inferior de la tibia (el mayor de los dos huesos de la parte inferior de la pierna, o la espinilla) cerca del tobillo. En muchos casos de fractura de la tibia, el otro hueso de la pierna, el peroné, también se rompe. La mayoría de las fracturas de pilón están causadas por acontecimientos de gran impacto, como un accidente de tráfico o una caída desde una altura considerable.

“Pilón” es la palabra francesa que designa un mortero, que es una herramienta con un extremo redondeado que se utiliza para triturar y moler sustancias. Este tipo de rotura ósea se denomina fractura de pilón debido a la fuerza de aplastamiento que suele causarlas. La tibia y el peroné están unidos al astrágalo, que es el hueso que soporta el peso del tobillo. Las fracturas de pilón se producen cuando el astrágalo se clava en la tibia con tal fuerza que ésta (y a menudo también el peroné) se rompe en la articulación del tobillo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de fracturas de pilón?

Existen varios tipos de fracturas de pilón en función del patrón de rotura, y hay muchos sistemas de clasificación para describirlas. Según el sistema de clasificación Ruedi-Allgower, los profesionales sanitarios clasifican las fracturas de pilón en los siguientes tipos:

  • Tipo I: Una fractura de pilón de tipo I es una fractura articular (rotura del hueso en o alrededor de una articulación) con un desplazamiento mínimo o nulo del hueso (los huesos rotos siguen alineados).
  • Tipo II: Una fractura de pilón de tipo II se produce cuando la parte inferior de la tibia (conocida como la superficie articular del hueso) se desplaza (no está alineada), pero hay un mínimo o ningún fragmento (comunicación). Una fractura conminuta es cuando el hueso se rompe en más de dos trozos.
  • Tipo III: Una fractura de pilón de tipo III se produce cuando el hueso se ha roto en más de dos trozos (conminución) y los extremos de los huesos rotos se han clavado entre sí (fractura impactada). Aproximadamente entre el 25% y el 71% de las fracturas de pilón son de tipo III.

También hay tipos de fracturas que pueden aplicarse a cualquier rotura ósea. Su profesional sanitario puede utilizar uno o varios de los siguientes términos para describir su fractura de pilón:

  • Fractura cerrada o abierta (compuesta): Si la fractura no rompe la piel circundante, se denomina fractura cerrada. Si el hueso roto atraviesa la piel, se denomina fractura abierta o fractura compuesta. Aproximadamente el 20% de las fracturas de pilón son fracturas abiertas.
  • Fractura completa: Una fractura completa se produce cuando el hueso se rompe en dos partes.
  • Fractura desplazada: Una fractura desplazada significa que los huesos rotos no quedan alineados como lo harían normalmente.
  • Fractura conminuta: Una fractura conminuta significa que el hueso se rompe en más de dos trozos.
  • Fractura impactada: Una fractura impactada se produce cuando los extremos del hueso roto se clavan entre sí.
  • Fractura en espiral: Las fracturas en espiral se producen cuando la fractura gira en espiral alrededor del hueso.

¿Cuál es la gravedad de una fractura de pilón?

Las fracturas de pilón pueden ser difíciles de tratar porque afectan a la articulación del tobillo y suelen dañar los tejidos blandos circundantes, como los músculos, la piel y los ligamentos. Aproximadamente el 20% de las fracturas de pilón son fracturas abiertas, lo que significa que el hueso roto ha atravesado la piel. Las fracturas abiertas pueden dar lugar a una infección, que puede ser peligrosa. Las fracturas de pilón suelen ser lesiones graves que pueden causar problemas a largo plazo, como artritis en la articulación del tobillo.

¿Quién sufre una fractura de pilón?

Cualquier persona puede sufrir una fractura de pilón a cualquier edad. Los hombres de entre 25 y 50 años son más propensos a sufrir una fractura de pilón a causa de un acontecimiento de gran impacto, como un accidente de tráfico. Las mujeres mayores con osteoporosis son más propensas a sufrir una fractura de pilón por un evento de bajo impacto, como una caída menor.

¿Qué frecuencia tienen las fracturas de pilón?

Las fracturas de pilón son relativamente raras. Aproximadamente entre el 1% y el 10% de las fracturas de pierna o tibia son fracturas de pilón.

¿Cuáles son los síntomas de una fractura de pilón?

Los signos y síntomas de una fractura de pilón pueden incluir:

  • Experimentar un dolor intenso en la parte inferior de la pierna y el tobillo.
  • Tener hematomas, hinchazón y/o ampollas en la piel alrededor de la parte inferior de la pierna y el tobillo.
  • No poder poner peso en la pierna lesionada.
  • Tener el tobillo torcido o deformado.
¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

La mayoría de las fracturas de pilón se producen cuando el astrágalo (el hueso que soporta el peso en el tobillo) se clava en los huesos de la parte inferior de la pierna (la tibia y el peroné) con tal fuerza que el hueso de la pierna se rompe en la articulación del tobillo. Hay algunas situaciones o condiciones que pueden causar fracturas de pilón, entre ellas:

  • Acontecimientos de alto impacto: La mayoría de las fracturas de pilón están causadas por acontecimientos de alto impacto, como un accidente de coche, una caída desde una altura considerable y accidentes de esquí.
  • Enfermedades que debilitan los huesos: Las enfermedades que debilitan los huesos como la osteoporosis pueden contribuir a las fracturas de pilón. Si una persona tiene osteoporosis, puede sufrir una fractura de la columna vertebral a causa de un acontecimiento de bajo impacto, como una pequeña caída. Este tipo de fracturas de pilón son poco frecuentes.

¿Cómo se diagnostican las fracturas de pilón?

Las fracturas de pilón requieren radiografías para ser diagnosticadas. Es posible que su equipo médico le haga someterse a otras pruebas de imagen para conocer mejor su lesión.

¿Qué pruebas se utilizan para diagnosticar las fracturas de pilón?

Las siguientes pruebas de imagen pueden utilizarse para diagnosticar una fractura de pilón:

  • Rayos X: Los rayos X utilizan radiación para tomar imágenes de los huesos. Todas las fracturas de pilón requieren radiografías para que su equipo sanitario pueda ver el tipo de fractura de pilón que tiene, la gravedad de la misma y para que puedan saber cómo hay que tratar la fractura.
  • TAC : Un TAC (tomografía computarizada) utiliza múltiples radiografías tomadas desde diferentes ángulos de su cuerpo para producir imágenes detalladas. Un TAC proporciona imágenes más detalladas que las radiografías normales. Es posible que su equipo médico le haga someterse a una TC para saber más sobre su fractura de pilón como preparación para la cirugía.
¿Cómo se trata una fractura de pilón?

¿Cómo se trata una fractura de pilón?

El tratamiento de una fractura de pilón depende de varios factores, entre ellos

  • El número de fracturas.
  • El patrón y el tipo de fractura.
  • Si los huesos están desplazados (no alineados) y su grado de desplazamiento.
  • Si los tejidos blandos circundantes, como el músculo, los tendones y la piel, están dañados.
  • Su estado de salud general y si tiene otras lesiones.

Si tiene una fractura de pilón que no está desplazada y sus huesos siguen alineados correctamente, es posible que no necesite cirugía. El tratamiento no quirúrgico de las fracturas de pilón puede incluir:

  • Reposo: Lo más probable es que su especialista médico le recomiende que descanse todo lo posible con la pierna afectada elevada para que no ejerza una presión adicional sobre la fractura de pilón.
  • Yesos , férulas y/o botas: Es probable que su equipo sanitario le haga llevar una férula, un yeso y/o una bota mientras se cura la fractura para estabilizar el tobillo.
  • Ayudas para caminar: Es posible que su equipo sanitario le haga utilizar una ayuda para caminar, como muletas, para evitar que cargue peso sobre la pierna afectada. Es posible que tenga que utilizar la ayuda para caminar durante un máximo de tres meses o hasta que la fractura de pilón esté completamente curada.
  • Medicamentos: Es posible que su médico le haga tomar un medicamento anticoagulante para reducir el riesgo de que se formen coágulos de sangre en las venas de las piernas.
  • Fisioterapia: Es posible que tenga que someterse a fisioterapia para recuperar la fuerza en la pierna y el tobillo una vez que la fractura se haya curado.

Si tiene una fractura de pilón desplazada y los huesos no están bien alineados, es probable que necesite una intervención quirúrgica. Dependiendo de la gravedad de la fractura y de si tiene otras lesiones, el equipo médico puede retrasar la operación hasta que la hinchazón alrededor del tobillo se haya asentado y usted esté lo suficientemente sano como para someterse a la cirugía para minimizar riesgos como la infección. Los tipos de cirugías utilizadas para tratar las fracturas de pilón incluyen:

  • Reducción abierta y fijación interna: Durante la cirugía de reducción abierta y fijación interna, los fragmentos óseos desplazados se recolocan primero en su alineación normal. A continuación, los fragmentos se mantienen unidos con tornillos o placas metálicas que se fijan a la superficie exterior del hueso. El cirujano sólo puede realizar este tipo de cirugía para fijar la fractura si la piel y los tejidos circundantes están sanos.
  • Fijación externa: En esta cirugía, el cirujano hace pequeñas incisiones (cortes) en la piel e inserta clavos metálicos a través de los huesos. Los clavos sobresalen de la piel y se fijan a unas barras en el exterior del cuerpo. El fijador externo actúa como un marco que ayuda a mantener el tobillo en una posición estable y segura hasta que el cirujano pueda realizar una segunda intervención quirúrgica (normalmente reducción abierta y fijación interna) para fijar la fractura.

El tratamiento postoperatorio de las fracturas de pilón puede incluir:

  • Medicación: Es posible que su especialista médico le haga tomar medicamentos anticoagulantes para ayudar a prevenir la formación de coágulos en las piernas.
  • Reposo: Tendrá que descansar mucho después de la operación para que los huesos y las incisiones puedan cicatrizar. Es probable que su tobillo quede inmovilizado con una escayola durante seis semanas o más después de la operación. Asegúrese de seguir las instrucciones de su equipo médico en cuanto a reposo y movimiento.
  • Fisioterapia : Una vez que se le permita empezar a utilizar el tobillo, su especialista puede ponerle una bota de yeso o una férula extraíble para que pueda empezar la fisioterapia. Los ejercicios específicos le ayudarán a mejorar la fuerza y la amplitud de movimiento de su tobillo.

Las personas que sufren una fractura de pilón a causa de un acontecimiento de alto impacto, como un accidente de tráfico, suelen tener otras lesiones que también deben tratarse. En estos casos, el éxito en el tratamiento de la fractura del pilón suele depender del éxito en el tratamiento de las lesiones relacionadas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para las fracturas de pilón?

  • Este tratamiento se centra en la restauración del equilibrio y la coordinación del movimiento.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de los músculos afectados, así como a reducir el dolor y la inflamación.
  • El objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de complicaciones.
  • El tratamiento puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramientos, masajes, aplicación de calor o frío, y terapia ocupacional.

¿Cuánto tiempo tarda en curarse una fractura de pilón?

El tiempo que tarda en curarse una fractura de pilón depende de la gravedad de la lesión y de si la persona tiene otras lesiones derivadas del suceso que causó la fractura de pilón. La mayoría de las fracturas de pilón requieren cirugía. Por lo general, la fractura tarda de tres a seis meses en curarse por completo después de la cirugía. Sin embargo, a menudo los individuos tardan un año o más en recuperarse completamente de la lesión.

¿Cuáles son los factores de riesgo de sufrir una fractura de pilón?

Algunos de los factores de riesgo de sufrir una fractura de pilón son

  • Uso de una escalera:Las caídas de una escalera o de un tejado (y las colisiones de automóviles) son causas comunes de fracturas de pilón .
  • Osteoporosis: Aunque las fracturas de pilón causadas por eventos de bajo impacto, como una caída menor, no son tan comunes, las personas que tienen osteoporosis tienen un mayor riesgo de sufrir una fractura de pilón por un evento de bajo impacto.
  • Historial de caídas: Las personas que tienen un historial de caídas, especialmente las personas mayores, tienen más probabilidades de sufrir una fractura de pilón por una caída.

¿Cómo puedo prevenir una fractura de pilón?

Dependiendo de su edad y estilo de vida, hay algunas cosas que puede hacer para tratar de prevenir una fractura de pilón, como por ejemplo

  • Conducir con seguridad: Los accidentes de vehículos de alto impacto son una causa común de fracturas de pilón. Conduzca siempre de forma segura y respete las leyes de tráfico. Evite las distracciones mientras conduce.
  • Sigue las instrucciones de seguridad de la escalera:Cuando utilices una escalera, asegúrate de que lo haces de forma correcta y segura. Asegúrate siempre de que tu escalera está en una posición segura antes de utilizarla.
  • Utiliza una ayuda para caminar si tienes un mayor riesgo de caídas: Utilizar una ayuda para caminar, como un bastón o un andador, puede ayudar a evitar que te caigas, lo que podría evitar que sufras una fractura de pilón.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) de una fractura de pilón?

A pesar de los avances en la tecnología de la imagen y los enfoques quirúrgicos, las fracturas de pilón son difíciles de tratar. Esto se debe a que las fracturas de pilón suelen causar daños en la propia articulación del tobillo y en los tejidos blandos circundantes, como los músculos y los ligamentos. Las personas pueden tardar un año o más en recuperarse por completo de la lesión, y la artritis del tobillo a largo plazo es frecuente tras una fractura de pilón.

¿Existen complicaciones asociadas a la fractura de pilón?

El riesgo de complicaciones derivadas de una fractura de pilón depende de la gravedad de la fractura y de si se han producido otras lesiones como consecuencia del suceso que ha provocado la fractura de pilón. Las complicaciones causadas por una fractura de pilón pueden incluir

  • Daños en los tejidos blandos, incluidos los músculos, la piel, los ligamentos, los tendones, los vasos sanguíneos y los nervios.
  • Infección.
  • Disminución de la movilidad.
  • Rigidez articular.
  • Artritis postraumática en los huesos y la articulación afectados.
  • Dolor crónico .

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si experimenta signos y síntomas de una fractura de pilón, como dolor intenso en la parte inferior de la pierna y el tobillo y tener el tobillo torcido o deformado, acuda a un profesional sanitario de inmediato. Si no puede acudir a un centro de urgencias o a una sala de emergencias por su cuenta, llame a emergencias para pedir ayuda.

Si te han operado para reparar la fractura de pilón y tienes signos de infección, como enrojecimiento, pus o calor en la herida quirúrgica o fiebre, acude al hospital más cercano lo antes posible.

El resumen de Infitema

Aunque las fracturas de pilón son poco frecuentes, pueden ser lesiones graves. Sepa que su equipo sanitario le ayudará en el camino hacia su recuperación. No tenga miedo de hacer preguntas sobre su lesión y su plan de tratamiento. Están ahí para ayudarle.