/images/i/patologias/fracturas-del-cartilago-de-crecimiento/fracturas-del-cartilago-de-crecimiento-sintomas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Fracturas del cartílago de crecimiento: Síntomas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

Una fractura del cartílago de crecimiento es una fisura o rotura en el cartílago de crecimiento del hueso de un niño o adolescente. Los síntomas incluyen dolor, una pierna o un brazo con un aspecto diferente y un movimiento limitado. Los fisioterapia, tratamientos incluyen yesos o cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con son fracturas del cartílago de crecimiento?

La fisioterapia puede ser muy útil en el tratamiento del trastorno de conversión. El objetivo de la fisioterapia es ayudar al paciente a mejorar su movilidad y reducir el dolor y la inflamación.La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la fuerza y el equilibrio, lo que puede ayudar a prevenir caídas y lesiones.
¿Qué es una fractura del cartílago de crecimiento?

¿Qué es una fractura del cartílago de crecimiento?

Una fractura del cartílago de crecimiento es una fisura o rotura en el cartílago de crecimiento del hueso de un niño o adolescente. Un cartílago de crecimiento es una sección de tejido, formada por cartílago, una sustancia gomosa y flexible, que se encuentra en los extremos de los huesos largos del cuerpo (dedos, brazos y piernas).

Hay dos cartílagos de crecimiento, uno en cada extremo de cada hueso largo del cuerpo. Los cartílagos de crecimiento determinan la forma y la longitud del hueso del niño a medida que crece. Una vez que el niño ha dejado de crecer, los cartílagos de crecimiento se endurecen y se convierten en hueso sólido.

¿Qué frecuencia tienen las fracturas de los cartílagos de crecimiento?

Hasta un tercio de todas las fracturas que se producen en los niños son fracturas del cartílago de crecimiento. Son más frecuentes en los niños que en las niñas. De hecho, los niños tienen el doble de probabilidades de sufrir fracturas del cartílago de crecimiento que las niñas, porque los huesos de éstas dejan de crecer y se endurecen a una edad más temprana.

¿Qué causa las fracturas del cartílago de crecimiento?

¿Qué causa las fracturas del cartílago de crecimiento?

Las fracturas se producen en el cartílago de crecimiento porque éste aún no se ha endurecido del todo como hueso. Las principales causas de las fracturas del cartílago de crecimiento son las caídas, los accidentes u otros tipos de traumatismos en el cuerpo. El uso repetitivo o constante de una articulación—por ejemplo, cuando un niño trabaja en exceso la extremidad o la articulación al practicar deportes como el lanzamiento o la gimnasia—también puede causar fracturas del cartílago de crecimiento.

Otros problemas que pueden causar una fractura del cartílago de crecimiento son

  • Problemas médicos heredados
  • Ciertos tipos de medicamentos
  • Abuso físico
  • Infecciones óseas
  • Radiación
  • Exposición al frío extremo

¿Cuáles son los síntomas de una fractura del cartílago de crecimiento?

Los síntomas de una fractura del cartílago de crecimiento incluyen:

  • Dolor
  • Favorecer los dedos, la pierna o el brazo no lesionados
  • Movimiento limitado de una extremidad o articulación
  • Una extremidad que tiene un aspecto diferente o se dobla con dificultad
  • Zona hinchada, magullada o sensible alrededor de la articulación del hueso

Dado que los niños pueden no ser capaces de decir a nadie que están lesionados, los adultos deben estar atentos a los síntomas o quejas del niño.

¿Cómo se diagnostica una fractura del cartílago de crecimiento?

Si se sospecha que un niño puede tener una fractura del cartílago de crecimiento, es importante que lo vea un médico lo antes posible. El médico examinará al paciente y preguntará a los padres o al cuidador sobre el historial médico del niño. Como parte de la exploración, el médico tocará suavemente la zona lesionada y podrá mover cuidadosamente la extremidad para comprobar su rango de movimiento.

El médico puede solicitar radiografías de la extremidad lesionada y de la sana para detectar cualquier diferencia. El médico también puede solicitar otras pruebas de imagen, como una tomografía computarizada (TC) , una resonancia magnética (RM) o una ecografía .

Las fracturas del cartílago de crecimiento suelen clasificarse según la clasificación de Salter-Harris:

  • Fractura de tipo I : La parte inferior del cartílago de crecimiento se separa completamente del extremo del hueso. El hueso permanece en su posición.
  • Fractura de tipo II: Se trata de una rotura que afecta al cartílago de crecimiento y también a una parte del hueso. Es el tipo más frecuente en los niños.
  • Fractura de tipo III: Esta fractura es poco frecuente y suele darse en niños mayores. Se produce cuando la fractura atraviesa el cartílago de crecimiento y rompe una pieza final del hueso. Este tipo de fractura suele producirse en la parte inferior de la pierna.
  • Fractura de tipo IV: Afecta al cartílago de crecimiento, al extremo del hueso y a una parte del eje óseo. Estas fracturas son más frecuentes en el hueso de la parte superior del brazo, cerca del codo.
  • Fractura de tipo V : Esta fractura se produce cuando el cartílago de crecimiento se aprieta y el extremo del hueso se aplasta. Este tipo de fractura es poco frecuente y suele afectar a los huesos del tobillo o de la rodilla.
¿Cómo se trata una fractura del cartílago de crecimiento?

¿Cómo se trata una fractura del cartílago de crecimiento?

Una fractura del cartílago de crecimiento debe tratarse rápidamente porque puede interferir en el crecimiento adecuado del hueso. El tratamiento varía en función de la gravedad de la fractura del cartílago de crecimiento y del hueso adjunto.

Así es como se tratan los distintos tipos de fracturas del cartílago de crecimiento:

  • Fractura de tipo I : El médico suele recomendar al paciente una escayola para ayudar a proteger el cartílago de crecimiento mientras se cura. En la mayoría de los casos, una vez retirada la escayola, el hueso habrá sanado con normalidad.
  • Fractura de tipo II: Es posible que se requiera una escayola y que el médico tenga que fijar el hueso, o moverlo en su sitio, para asegurarse de que cicatriza correctamente. A continuación, se produce una curación normal.
  • Fractura de tipo III:En estos casos puede recomendarse una intervención quirúrgica, pero la cicatrización es normal.
  • Fractura de tipo IV: Este tipo de fractura suele requerir cirugía. También pueden recomendarse tornillos, clavos o placas metálicas para asegurarse de que todas las piezas fracturadas están alineadas para la curación.
  • Fractura de tipo V: Esta fractura es una lesión grave que afectará al crecimiento del niño y requiere cirugía.

Aunque cada persona es diferente, el proceso de curación de una fractura del cartílago de crecimiento suele durar varias semanas. El médico también puede solicitar un año de citas de seguimiento para controlar al niño y asegurarse de que los huesos siguen curándose y creciendo con normalidad. En las citas de seguimiento se suelen tomar radiografías.

Una vez curada la fractura, el médico puede recomendar al paciente ejercicios especiales o fisioterapia. Esto ayudará al paciente a recuperar la movilidad, a fortalecer los músculos circundantes y a disminuir la rigidez que pueda producirse por no haber movido la parte del cuerpo lesionada durante semanas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para son fracturas del cartílago de crecimiento?

  • El tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión implica la aplicación de técnicas de relajación para disminuir la ansiedad y el estrés.
  • También se utilizan técnicas de ejercicio para mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular, así como para aumentar la resistencia.
  • Otras técnicas utilizadas en el tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión incluyen la terapia ocupacional y la terapia de habilidades.
  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión es mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el impacto de los síntomas en su vida diaria.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas a una fractura del cartílago de crecimiento?

La mayoría de las fracturas del cartílago de crecimiento se curan rápidamente y sin complicaciones. Sin embargo, los pacientes que tienen fracturas de tipo IV y V corren un mayor riesgo de sufrir problemas posteriores. En ocasiones, la fractura puede cortar el suministro de sangre al cartílago de crecimiento, lo que provocaría una curación lenta y un retraso en el crecimiento.

Si el cartílago de crecimiento está aplastado o gravemente lesionado, puede cerrarse y endurecerse demasiado pronto, antes de que se haya completado el crecimiento. Si esto ocurre, el paciente queda con una sección de hueso endurecida sobre la línea de fractura que puede necesitar ser reparada con cirugía.

Cuidados en la Clínica Infitema
  • Tratamiento de las fracturas pediátricas

¿Cuál es el pronóstico de los pacientes con una fractura del cartílago de crecimiento?

Si una fractura del cartílago de crecimiento se diagnostica rápidamente después de producirse la lesión (en los primeros cinco días aproximadamente) y se trata a tiempo, el paciente se recuperará y no tendrá problemas duraderos. En ocasiones, si la fractura es grave, afecta a varios huesos o si los huesos están aplastados, pueden surgir complicaciones como un retraso en el crecimiento.