/images/i/patologias/gastritis-atrofica/gastritis-atrofica-sintomas-tratamiento-con-fisioterapia-dieta-y-definicion.png
< Volver a patologías

Gastritis atrófica: Síntomas, tratamiento con fisioterapia, dieta y definición

La gastritis atrófica metaplásica ambiental (GAE) es una inflamación del revestimiento del estómago causada generalmente por la bacteria H. pylori. La gastritis atrófica autoinmune (GAA) es el resultado de los anticuerpos que atacan las células del estómago. Las personas que padecen estas enfermedades pueden no presentar síntomas. Dado que ambas afecciones pueden desembocar en un cáncer, es necesario realizar un seguimiento periódico.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la gastritis atrófica?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de las articulaciones afectadas, así como a reducir la rigidez y el dolor. También puede ayudar a mejorar la coordinación y el equilibrio, lo que puede reducir el riesgo de caídas. En general, la fisioterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Kabuki.
¿Qué son la gastritis atrófica y la gastritis atrófica autoinmune?

¿Qué son la gastritis atrófica y la gastritis atrófica autoinmune?

La gastritis atrófica (GA) es una inflamación crónica y un adelgazamiento del revestimiento de su estómago . Además, las células del revestimiento del estómago imitan a las células intestinales.

Un tipo de gastritis atrófica, conocida como gastritis atrófica metaplásica ambiental (EMAG), se produce cuando los factores ambientales causan una inflamación crónica. La infección crónica por la bacteria H. pylori ((456)Helicobacter pylori ) suele provocar esta afección. Estas bacterias alteran el moco que suele proteger el revestimiento del estómago de los jugos ácidos liberados durante la digestión. A lo largo de muchos años, este ácido destruye las células del revestimiento del estómago, provocando la EMAG.

La gastritis atrófica autoinmune (GAA) es el segundo tipo de gastritis atrófica. Se produce cuando el sistema inmunitario ataca las células del revestimiento del estómago. Los profesionales sanitarios también pueden llamar a esta afección gastritis autoinmune (AIG) o gastritis atrófica metaplásica autoinmune (AMAG).

Tanto la EMAG como la AAG pueden provocar un mayor riesgo de desarrollar pequeños tumores neuroendocrinos (NET) en el estómago. Los TNE suelen ser no cancerosos (benignos). La EMAG y la AAG también aumentan el riesgo de cáncer de estómago (cáncer gástrico).

¿Quién puede padecer gastritis atrófica ambiental?

Tiene un mayor riesgo de padecer gastritis atrófica ambiental si

  • Es asiático o hispano.
  • Es mayor de 70 años.
  • Lleva una dieta rica en sal.
  • Tiene una infección por H. pylori .
  • Viven en condiciones de hacinamiento.
  • El humo.

¿Quién puede padecer gastritis atrófica autoinmune (GAA)?

Tiene un mayor riesgo de padecer gastritis atrófica autoinmune si:

  • Se le asignó un sexo femenino al nacer (AFAB).
  • Es afroamericana o descendiente de europeos del norte.
  • Tiene antecedentes familiares de GAA.
  • Tiene una mutación genética.
  • Tiene otras enfermedades autoinmunes , incluyendo la enfermedad de Addison , la enfermedad tiroidea autoinmune (como la (1663)enfermedad de Hashimoto o la enfermedad de Graves ), la diabetes tipo 1 o el vitíligo .

¿Qué frecuencia tienen la gastritis atrófica metaplásica ambiental (EMAG) y la gastritis atrófica autoinmune (AAG)?

Se calcula que el 15% de las personas en Europa tienen GA. Aproximadamente entre el 0,5% y el 2% de la población puede tener GAA.

¿Qué causa la gastritis atrófica metaplásica ambiental?

¿Qué causa la gastritis atrófica metaplásica ambiental?

La infección por H. pylori suele causar la GAA. Las personas suelen infectarse con esta bacteria durante la infancia. Las causas de la infección son el contacto directo con las

  • Heces (caca).
  • Alimentos.
  • Saliva.
  • Vómito.
  • Agua.

¿Qué causa la gastritis atrófica autoinmune?

Los anticuerpos son proteínas que forman parte de su sistema inmunitario y ayudan a combatir las infecciones bacterianas y víricas. En la GAA, los anticuerpos atacan a las células sanas de su estómago.

Los anticuerpos también pueden atacar una proteína liberada por las células del estómago (factor intrínseco). El factor intrínseco suele ayudar a absorber la vitamina B12. Sin el factor intrínseco, su cuerpo puede no ser capaz de producir glóbulos rojos sanos. Esto puede provocar una anemia perniciosa . La falta de vitamina B12 también puede causar daños en los nervios ((19)neuropatía ).

¿Cuáles son los signos y síntomas de la gastritis atrófica ambiental?

Se puede tener gastritis atrófica y no presentar ningún signo o síntoma. Cuando H. pylori causa gastritis atrófica, los signos y síntomas pueden incluir

  • Dolor abdominal superior .
  • Anemia ferropénica.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos .
  • Úlceras pépticas .
  • Pérdida de peso inexplicable .

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis atrófica autoinmune?

Se puede tener gastritis atrófica autoinmune y no tener ningún signo o síntoma. Si la GAA causa una deficiencia de vitamina B-12, puede tener síntomas de anemia y daño nervioso. Estos síntomas incluyen:

  • Dolor de pecho .
  • Mareos , aturdimiento y debilidad.
  • Palpitaciones del corazón .
  • Confusión mental ((1176)delirio ).
  • Náuseas y vómitos.
  • Piel pálida.
  • Pulso rápido ((507)pulso ).
  • Zumbidos en los oídos ((876)tinnitus ).
  • Hormigueo y entumecimiento en las extremidades.

¿Cómo se diagnostican estas enfermedades?

Su médico le preguntará primero por sus síntomas y le hará un examen físico. Le presionará suavemente el estómago para comprobar si está sensible.

Si su especialista sospecha que se trata de una gastritis atrófica o de una gastritis atrófica autoinmune, puede sugerirle que se haga un análisis de sangre para comprobar sus niveles de

  • Glóbulos rojos sanos (la falta de glóbulos rojos sanos puede causar anemia).
  • Hierro.
  • Anticuerpos.
  • Gastrina, una hormona que promueve la producción de ácido estomacal.
  • Pepsinógeno, una proteína producida por las células del estómago.
  • Vitamina B12.

Su especialista también puede realizar una endoscopia superior , donde:

  1. Insertar un instrumento delgado con una luz en el extremo (endoscopio) por la garganta hasta el estómago.
  2. Tomar una muestra de tejido ((94)biopsia ) para detectar signos de gastritis atrófica y la bacteria H. pylori .
  3. Buscar la presencia de pequeños tumores neuroendocrinos (NET).
¿Cómo se tratan?

¿Cómo se tratan?

Su especialista puede tratar la gastritis atrófica metaplásica ambiental con:

  • Antibióticos para tratar la infección por H. pylori .
  • Medicamentos para reducir la acidez de estómago.
  • Control endoscópico de rutina.

Su especialista puede tratar la gastritis atrófica autoinmune con:

  • Inyecciones de B12 para aumentar sus niveles de vitamina.
  • Infusiones de hierro .

Si una endoscopia muestra la presencia de pequeños tumores neuroendocrinos, su especialista puede extirparlos durante el procedimiento ((2334)resección endoscópica de la mucosa ). Estos tumores no suelen ser cancerosos (benignos). Su especialista le hará un seguimiento de estos tumores cada uno o dos años.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la gastritis atrófica?

  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el movimiento de las extremidades afectadas.
  • Puede ayudar a mejorar la capacidad pulmonar y reducir la cantidad de líquido en los pulmones.
  • Puede ayudar a mejorar el control de la temperatura corporal.
  • Puede ayudar a mejorar la digestión.
  • Puede ayudar a mejorar el control de la vejiga y el intestino.
  • Puede ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer gastritis atrófica?

Puede reducir el riesgo de gastritis atrófica con buenas prácticas de higiene. Debe lavarse las manos :

  • Después de cambiar un pañal.
  • Después de ir al baño.
  • Antes de comer.

Además, anime a sus hijos a lavarse las manos con frecuencia.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer gastritis atrófica autoinmune?

No puede reducir el riesgo de padecer gastritis atrófica autoinmune. Pero puede buscar los signos para poder realizar un seguimiento y un tratamiento rápidos si es necesario.

¿Cuál es el pronóstico si tengo gastritis atrófica?

Aunque no hay cura para la gastritis atrófica, la mayoría de las personas viven sin síntomas. Algunas personas necesitan suplementos de vitamina B12 y/o hierro de por vida. Un pequeño porcentaje de personas con gastritis atrófica avanzada puede requerir vigilancia endoscópica, normalmente cada tres o cinco años. Sin embargo, el riesgo de cáncer de estómago en esta población, aunque presente, es bajo. Las personas con tumores neuroendocrinos también pueden requerir vigilancia; sin embargo, éstos suelen ser benignos (no cancerosos).

¿Cómo me cuido con la gastritis atrófica metaplásica ambiental?

Puede ayudar a reducir las complicaciones si

  • Dejar de fumar .
  • Inicie una dieta controlada de sodio .
  • Visite a un gastroenterólogo (especialista médico centrada en su tracto digestivo) de forma regular para controlar su estado.

¿Cómo me cuido con la gastritis atrófica autoinmune?

Si tiene un nivel bajo de vitamina B12, puede aumentar la cantidad de B12 en su dieta comiendo

  • La carne de vacuno.
  • Almejas.
  • Huevos.
  • Pescados grasos.
  • Cereales enriquecidos.
  • Milk.
  • Yogur.

También debe acudir a un gastroenterólogo con regularidad para controlar su estado y ajustar sus tratamientos según sea necesario.

El resumen de Infitema

La gastritis atrófica (GA) es una inflamación crónica y un adelgazamiento del revestimiento del estómago acompañado de un cambio en las células del revestimiento del estómago para imitar las células intestinales. Un tipo de gastritis atrófica, la gastritis atrófica metaplásica ambiental (EMAG), suele estar causada por la infección por H. pylori. La gastritis atrófica autoinmune (GAA) se produce cuando el sistema autoinmune ataca las células del estómago. Los médicos diagnostican la EMAG y la AAG con análisis de sangre y endoscopia. Los tratamientos para la EMAG incluyen antibióticos y otros medicamentos. Los tratamientos para la AAG incluyen inyecciones de vitamina B12 e infusiones de hierro. Deberá acudir a un gastroenterólogo para que le haga una endoscopia periódica, a fin de detectar cualquier cambio y ajustar sus tratamientos según sea necesario.