/images/i/patologias/hernia-discal-deslizamiento-rotura-o-abultamiento-de-disco/hernia-de-disco-que-es-diagnostico-tratamiento-con-fisioterapia-y-perspectivas.png
< Volver a patologías

Hernia de disco: Qué es, diagnóstico, tratamiento con fisioterapia y perspectivas

La hernia discal también se conoce como hernia de disco, rotura o protuberancia. Es una de las causas más comunes de dolor de cuello, espalda y piernas. La mayoría de las veces, las hernias discales se curan por sí solas o con simples medidas de cuidado en casa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de una hernia discal. También puede ayudar a mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos que rodean la columna vertebral para evitar que se produzcan futuras hernias discales. Los ejercicios de fisioterapia también pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad que pueden empeorar los síntomas de una hernia discal.
¿Qué es una hernia discal?

¿Qué es una hernia discal?

Una hernia discal es una lesión de la columna vertebral . La columna vertebral está formada por una serie de huesos (vértebras) que se extienden desde la base del cráneo hasta el coxis. Entre las vértebras hay unos cojines redondos llamados discos. Los discos actúan como amortiguadores entre los huesos, permitiéndole doblarse y moverse con facilidad. Cuando uno de estos discos se rompe o se filtra, se denomina hernia discal.

¿Son frecuentes las hernias discales?

Cada año, hasta el 2% de las personas sufren una hernia discal. Las hernias discales son una de las principales causas de dolor de cuello y/o brazo, y de espalda y/o pierna ((1106)ciática ). Pueden producirse en cualquier parte de la columna vertebral, pero las hernias discales suelen producirse en la zona lumbar o en el cuello. Es raro que una hernia discal se encuentre en la parte media de la espalda.

¿Quién sufre una hernia discal?

Las personas de entre 30 y 50 años son las más propensas a sufrir una hernia discal. El problema afecta a los hombres con el doble de frecuencia que a las mujeres. Otros factores de riesgo son

  • Estar sentado durante mucho tiempo en la misma posición.
  • Tener sobrepeso.
  • Levantar objetos pesados.
  • Movimientos repetitivos de flexión o torsión para el trabajo, los deportes o las aficiones.
  • Fumar.
¿Qué causa una hernia discal?

¿Qué causa una hernia discal?

Los discos tienen un centro blando y gelatinoso y una capa exterior más firme, como un donut de gelatina. Con el tiempo, la capa exterior se debilita y puede agrietarse. Una hernia discal se produce cuando la sustancia gelatinosa interna “empuja a través de la grieta. El material filtrado puede presionar los nervios espinales cercanos.

Hay varios factores que pueden contribuir a la ruptura de un disco, entre ellos

  • El envejecimiento.
  • El exceso de peso.
  • Movimientos repetitivos.
  • Esfuerzos repentinos por levantar o girar de forma inadecuada.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

Los síntomas de la hernia discal varían según el lugar de la columna en el que se encuentre el problema. Los síntomas empeoran con el movimiento y mejoran con el descanso.

Hernia o hernia discal en la espalda (hernia discal lumbar)

Es habitual que una hernia discal en la parte baja de la espalda provoque “dolor del nervio ciático”. Este dolor agudo suele bajar por un lado de las nalgas hasta la pierna y a veces el pie. Otros síntomas de una hernia discal en la zona lumbar son

  • Dolor de espalda.
  • Hormigueo o entumecimiento en las piernas y/o en los pies.
  • Debilidad muscular.

Hernia o disco en el cuello (hernia discal cervical)

Los síntomas de una hernia discal en el cuello incluyen

  • Dolor cerca o entre los omóplatos.
  • Dolor que se traslada al hombro, al brazo y a veces a la mano y los dedos.
  • Dolor de cuello , especialmente en la espalda y en los lados del cuello.
  • Dolor que aumenta al doblar o girar el cuello.
  • Adormecimiento u hormigueo en los brazos.

¿Cómo se diagnostica una hernia discal?

Su médico le hará un examen completo. Durante el examen físico, su especialista evaluará el dolor, los reflejos musculares, la sensibilidad y la fuerza muscular. Su especialista también puede solicitar pruebas como:

  • Resonancia magnética (RM): La prueba de imagen más común y precisa para la sospecha de una hernia discal es una RM .
  • Radiografías: La realización de radiografías ayuda a descartar otras causas de dolor de espalda o cuello.
  • Tomografía computarizada (TC): Una TC muestra los huesos de la columna vertebral. Las hernias discales pueden desplazarse al espacio que rodea la médula espinal y los nervios y presionarlos.
  • Mielograma: Un mielograma consiste en la inyección de un colorante en la columna vertebral utilizando la guía de rayos X para un TAC. El tinte puede revelar un estrechamiento del canal espinal ((109)estenosis espinal ) y la localización de su hernia discal.
  • Electromiograma (EMG): Esta prueba consiste en colocar pequeñas agujas en varios músculos y evaluar la función de sus nervios. Un EMG ayuda a determinar a qué nervio afecta la hernia discal.

¿Qué puedo hacer en casa para aliviar el dolor de la hernia discal?

En la mayoría de los casos, el dolor de una hernia discal puede desaparecer con el tiempo. Para aliviar el dolor mientras el disco se cura, puede:

  • Descansar de uno a tres días, si el dolor es intenso, pero es importante evitar largos períodos de reposo en cama para evitar la rigidez.
  • Tomar un analgésico de venta libre , como ibuprofeno o paracetamol.
  • Aplicar calor o hielo en la zona afectada.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Inicialmente, puede tratar el dolor de la hernia discal en casa. Pero debe acudir al médico si:

  • El dolor interfiere en la vida diaria, como ir al trabajo.
  • Los síntomas no mejoran después de cuatro a seis semanas.
  • Los síntomas empeoran.
  • Pierde el control de la vejiga o del intestino.
  • Nota hormigueo, entumecimiento o pérdida de fuerza en brazos, manos, piernas o pies.
  • Tiene problemas para estar de pie o caminar.
¿Cuál es el mejor tratamiento para la hernia discal?

¿Cuál es el mejor tratamiento para la hernia discal?

Es posible que necesite tratamientos más avanzados si sus síntomas no mejoran. Su especialista médico podría recomendarle:

  • Medicación: Su especialista puede recetarle un analgésico antiinflamatorio o un relajante muscular.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta le enseña un programa de ejercicios para ayudar a aliviar la presión sobre los nervios. El ejercicio afloja los músculos tensos y mejora la circulación.
  • Inyecciones en la columna vertebral: Llamada epidural o bloqueo nervioso, una inyección en la columna vertebral es una inyección de medicamentos esteroides directamente en la columna vertebral. La medicación reduce la hinchazón y la inflamación del nervio debido a la hernia de disco. Esto permitirá que su cuerpo se cure y vuelva a la actividad más rápidamente.
  • Cirugía: En casos excepcionales, una hernia discal grande puede dañar los nervios de la vejiga o el intestino. Esto puede requerir una cirugía de emergencia. Para los casos que no son de emergencia, la cirugía es una opción cuando otros tratamientos fallan. Hay varias formas de realizar una cirugía de descompresión espinal , pero el objetivo es aliviar la presión sobre el nervio.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con una hernia discal.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a estirar y fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral, lo que puede ayudar a prevenir futuras hernias discales.
  • La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de la columna vertebral, lo que puede ayudar a prevenir el deslizamiento o la rotura de un disco.

¿Necesitaré operarme de la columna vertebral?

Las hernias discales mejoran por sí solas con el tiempo o con tratamiento no quirúrgico en 9 de cada 10 personas. Si otros tratamientos no alivian sus síntomas, su médico puede recomendar la cirugía. Existen múltiples técnicas quirúrgicas para aliviar la presión sobre la médula espinal y los nervios, entre ellas:

  • Disquectomía para extirpar la hernia discal.
  • Laminectomía para extirpar parte del hueso que rodea una hernia discal y ampliar su canal espinal.
  • Cirugía de disco artificial para sustituir una hernia discal dañada por una artificial.
  • Fusión espinal para unir directamente dos o más vértebras para hacer más estable su columna vertebral.

¿Cómo puedo evitar una hernia discal?

No siempre es posible prevenir una hernia discal. Pero puede reducir el riesgo si:

  • Utilizar técnicas de levantamiento adecuadas. No doblar la cintura. Doble las rodillas manteniendo la espalda recta. Utilice los músculos fuertes de las piernas para ayudar a soportar la carga.
  • Mantener un peso saludable. El exceso de peso ejerce presión sobre la zona lumbar.
  • Practicar una buena postura. Aprende a mejorar tu postura cuando caminas, te sientas, estás de pie y duermes. Una buena postura reduce la tensión en la columna vertebral.
  • Estirarse. Es especialmente importante hacer pausas para estirarse si suele estar sentado durante mucho tiempo.
  • Evitar el uso de zapatos de tacón alto. Este tipo de calzado desalinea la columna vertebral.
  • Hacer ejercicio con regularidad. Centrarse en entrenamientos que fortalezcan los músculos de la espalda y el abdomen para sostener la columna vertebral.
  • Dejar de fumar. Fumar puede debilitar los discos, haciéndolos vulnerables a la rotura. Considere dejar de fumar .

¿Cuál es el pronóstico para las personas con hernias discales?

Para hasta el 90% de las personas, el dolor de la hernia discal mejora por sí solo o con una simple atención médica. Probablemente se sentirá mejor en un mes. Si no lo hace, debe acudir a su médico. Algunas personas necesitan medidas médicas más agresivas, como inyecciones en la columna vertebral o cirugía.

¿Puede empeorar una hernia discal?

Una hernia discal no tratada puede empeorar. Esto es especialmente cierto si continúa con las actividades que la causaron — por ejemplo, si se desarrolló debido a su trabajo. El empeoramiento de una hernia discal puede causar dolor crónico (continuo) y pérdida de control o de sensibilidad en la zona afectada. Consulte a su médico si sigue teniendo síntomas después de cuatro a seis semanas de cuidados conservadores.

Vivir con

¿Qué debo preguntar a mi médico?

Las preguntas que debe hacer a su médico son las siguientes

  • ¿Necesito descansar? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Cuánto debo caminar o realizar otras actividades?
  • ¿Hay algún ejercicio que pueda ayudar?
  • ¿Qué medicación para el dolor debo tomar?
  • ¿Ayudará el hielo o el calor?
  • Si estoy considerando la posibilidad de ponerme inyecciones en la columna vertebral, ¿qué inyección puede ayudarme a aliviar el dolor? ¿Cuáles son los riesgos?
  • Si estoy considerando la posibilidad de operarme, ¿cuáles son las opciones quirúrgicas? ¿Cuáles son los riesgos?

El resumen de Infitema

Tener una hernia discal puede hacer que sea reacio a moverse. Pero no se meta en la cama — un movimiento demasiado escaso puede empeorar el dolor cuando se levante de nuevo porque los músculos se agarrotan. Intenta mantenerte activo y sigue las recomendaciones de tu médico sobre los estiramientos. El movimiento suave junto con un analgésico de venta libre ayuda a la mayoría de las personas a sentirse mejor en unas pocas semanas.