/images/i/patologias/hernia-inguinal-en-bebes/hernia-inguinal-en-bebes-y-ninos-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Hernia inguinal en bebés y niños: Síntomas y tratamiento con fisioterapia

Las hernias inguinales en bebés y niños son hernias que se producen en la zona de la ingle. Una hernia se produce cuando los intestinos sobresalen a través de la pared abdominal. El principal síntoma de una hernia inguinal en su hijo es un bulto que puede ver bajo la piel de su ingle o escroto. Su hijo necesitará una intervención quirúrgica para corregir una hernia inguinal.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con una hernia inguinal en bebés?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar algunos de los efectos secundarios de la inmunoterapia, como la fatiga, el dolor y la falta de energía. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la movilidad y la fuerza, y puede ser útil en el tratamiento de la inmunoterapia.
¿Qué son las hernias inguinales en los bebés?

¿Qué son las hernias inguinales en los bebés?

Una hernia inguinal en un bebé es una hernia que se produce en la ingle. Inguinal significa ingle. La ingle es la zona situada entre el vientre (abdomen) y los muslos del niño.

Una hernia inguinal se produce cuando parte del intestino de su hijo empuja a través de una abertura en su pared abdominal a través de su canal inguinal. El canal inguinal se extiende desde el abdomen del bebé hasta sus genitales.

Se supone que el canal inguinal se cierra antes del nacimiento, pero a veces no se cierra del todo. Esto deja un orificio por el que se desliza el intestino de tu hijo. Puede ver y sentir un bulto o masa anormal en la ingle o el escroto de su hijo. Es posible que sólo note la protuberancia cuando su hijo llora, tose o hace un esfuerzo.

Las hernias inguinales suelen desarrollarse en un solo lado de la ingle. Se desarrollan en el lado derecho con más frecuencia que en el izquierdo. En un 10% de los casos, las hernias inguinales se desarrollan en ambos lados de la ingle.

¿A quiénes afectan las hernias inguinales?

Las hernias inguinales pueden afectar a bebés, niños pequeños, niños y adultos. En los niños, son más frecuentes en los menores de 6 años. Aproximadamente el 90% de las hernias inguinales en los recién nacidos son en bebés varones. Las hernias inguinales son más frecuentes en bebés prematuros .

¿Qué frecuencia tiene esta afección?

Las hernias inguinales se producen entre el 1% y el 5% de los bebés varones sanos a término. Hasta el 30% de los bebés prematuros nacen con una hernia inguinal.

¿Qué riesgos conllevan las hernias inguinales?

Su hijo necesitará una intervención quirúrgica sencilla para solucionar la hernia inguinal. Si su hijo no recibe tratamiento, pueden surgir complicaciones raras pero graves:

  • Hernia encarcelada: La encarcelación se produce cuando el contenido de la hernia se atasca. Cuando esto ocurre, el profesional sanitario de su hijo no puede empujar la hernia hacia el interior del abdomen de su hijo.
  • Hernia estrangulada: Cuando una hernia se atasca, puede producirse una estrangulación. Esto significa que el suministro de sangre a los intestinos de su hijo se corta. La falta de flujo sanguíneo a los intestinos de su hijo puede causar la muerte del tejido. Se trata de una afección muy grave y dolorosa que constituye una urgencia médica.

¿Cuáles son los síntomas de la hernia inguinal en los niños?

El principal síntoma de una hernia inguinal en su hijo es un bulto que se puede ver bajo la piel de la ingle o el escroto. Puede aumentar de tamaño después de que su hijo haya estado llorando o haciendo esfuerzos. El bulto puede aparecer y desaparecer. Puede reducirse o desaparecer cuando su hijo está relajado o dormido. Puede tener una protuberancia en uno o ambos lados de la ingle.

Otros síntomas de la hernia inguinal en los niños pueden ser

  • Dolor y molestias que mejoran con el reposo.
  • Pesadez o presión en la ingle.
  • Inflamación del escroto.
  • Ardor en el lugar de la protuberancia.
  • Malestar y dificultad para alimentarse en los niños.

Si su hijo tiene una hernia encarcelada o estrangulada, se trata de una urgencia médica. Busque atención médica para su hijo de inmediato si desarrolla cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso o sensibilidad.
  • Enrojecimiento y hematomas alrededor del lugar de la protuberancia.
  • Falta de apetito.
  • Fiebre.
  • Náuseas y vómitos.
  • Caca con sangre (heces) .
¿Qué causa una hernia inguinal en los bebés?

¿Qué causa una hernia inguinal en los bebés?

Todos los bebés nacen con un conducto en forma de túnel llamado canal inguinal. El canal inguinal se extiende desde el vientre (abdomen) del bebé hasta sus genitales. Durante el desarrollo fetal , los testículos del bebé se forman dentro de su abdomen. A continuación, sus testículos se desplazan a través del canal inguinal hasta el escroto.

Normalmente, el canal inguinal se cierra antes del nacimiento. Pero a veces no se cierra del todo. Esto deja una abertura desde el vientre del bebé hasta el canal inguinal. Cuando esto ocurre, los intestinos del bebé pueden deslizarse por la abertura, provocando una hernia.

Las hernias inguinales son raras en los bebés de sexo femenino, pero pueden producirse. Las niñas también tienen canales inguinales. Las hernias inguinales en las niñas pueden contener parte de su sistema reproductor , como un ovario.

¿Cómo se diagnostica una hernia inguinal?

El profesional sanitario de su hijo debería poder diagnosticar una hernia inguinal mediante una exploración física . Buscará una protuberancia en la ingle o el escroto de su hijo mientras llora o se esfuerza. Determinarán si desaparece cuando el niño está relajado.

Si su hijo es lo suficientemente mayor, el pediatra puede pedirle que se ponga de pie o que tosa mientras busca el bulto. Es posible que intente masajear suavemente la hernia para que vuelva a su sitio. En raras ocasiones, el especialista médico de su hijo puede solicitar una prueba como una ecografía para confirmar el diagnóstico.

¿Cuál es el tratamiento de una hernia inguinal en bebés?

¿Cuál es el tratamiento de una hernia inguinal en bebés?

Su hijo necesitará una intervención quirúrgica para solucionar una hernia inguinal. La cirugía suele durar menos de una hora y suele ser un procedimiento ambulatorio. Esto significa que su hijo puede volver a casa el mismo día de la intervención.

Antes de la intervención

Un anestesista le administrará a su hijo anestesia general . Un anestesista es un médico especializado en el alivio del dolor. La anestesia general relaja los músculos de su hijo y le hace dormir. Su hijo no sentirá dolor durante la operación.

Durante la operación

El cirujano de su hijo hará un pequeño corte (incisión) en la piel de la ingle de su hijo. Empujará el contenido de la hernia hacia el abdomen de su hijo. A continuación, cerrará la abertura del canal inguinal para evitar otra hernia. Unas pequeñas tiras de esparadrapo cubrirán y cerrarán las incisiones de su hijo.

Después de la operación

Su hijo debería poder volver a casa unas horas después de la operación. Si su hijo fue prematuro o tiene ciertas condiciones médicas, es posible que deba pasar la noche en el hospital para su observación.

El médico de su hijo programará una cita de seguimiento entre siete y diez días después de la operación. Querrá evaluar la incisión de su hijo y asegurarse de que se está recuperando completamente.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para una hernia inguinal en bebés?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación causados por los efectos secundarios de la inmunoterapia.
  • También puede ayudar a mejorar la fuerza y la movilidad de las articulaciones afectadas.
  • La fisioterapia también puede ayudar a tratar los efectos secundarios neurológicos de la inmunoterapia, como la neuropatía periférica.
  • Los ejercicios de respiración también pueden ser útiles para tratar los efectos secundarios de la inmunoterapia.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo después del tratamiento?

Su hijo puede sentir un leve dolor o molestia después de la operación. El dolor debería disminuir en una o dos semanas. El profesional sanitario de su hijo puede recetarle analgésicos .

Puede darle a su hijo un baño de esponja el día después de la operación. Pero no bañe a su hijo en la bañera durante los dos o tres días siguientes a la operación.

Los pequeños trozos de esparadrapo que cubren las incisiones de su hijo deberían ir cayendo por sí solos. No tire de estas tiras usted mismo. Si las tiras no se caen por sí solas, el profesional sanitario de su hijo las retirará en la cita de seguimiento de su hijo.

¿Cómo puedo prevenir una hernia inguinal en mi bebé?

Si su bebé ha nacido con una abertura en el canal inguinal, puede desarrollar una hernia en cualquier momento. No hay forma de prevenir el desarrollo de una hernia.

¿Qué puedo esperar si mi hijo tiene una hernia inguinal?

Las hernias inguinales en bebés y niños son frecuentes. Su hijo tendrá que ser operado para corregir la hernia. Pero el procedimiento es rápido y sencillo. La cirugía suele ser un procedimiento ambulatorio, por lo que su hijo debería poder volver a casa el mismo día.

¿Cuándo puede mi hijo reanudar sus hábitos alimenticios y otras actividades normales?

Tan pronto como su hijo pueda, podrá retomar sus hábitos alimenticios normales. Debería poder retomar otras actividades normales en una o dos semanas.

¿Cuándo debe ver mi hijo a su profesional sanitario?

Es posible que note una pequeña hinchazón alrededor de la incisión de su hijo. Esto es normal y puede durar unas semanas. Pero llame al profesional sanitario de su hijo si desarrolla alguno de los siguientes síntomas:

  • No puede hacer pis (orinar).
  • Moja menos pañales de lo habitual.
  • Fiebre superior a 100,4°F (38°C).
  • Hinchazón excesiva.
  • Enrojecimiento alrededor del lugar de la incisión.
  • Sangrado en el lugar de la incisión.
  • Aumento del dolor.
  • Vómitos .

¿Cuál es la diferencia entre una hernia inguinal y una hernia umbilical?

Una hernia umbilical es una hernia que se produce cerca del ombligo de su hijo. El tejido graso o parte de su intestino empuja a través de un agujero en la pared abdominal. La hernia umbilical a veces desaparece por sí sola. Una hernia inguinal se produce cerca de la ingle de su hijo y suele requerir cirugía.

¿Cuál es la diferencia entre una hernia inguinal y un hidrocele?

Los hidroceles son sacos llenos de líquido en la ingle o el escroto de tu bebé. Los hidroceles se parecen a las hernias inguinales, pero no hay tejido en un saco de hidrocele. Aproximadamente el 10% de los bebés varones tienen un hidrocele al nacer. Si tu bebé tiene un hidrocele, no necesitará una intervención quirúrgica de inmediato, a menos que sea doloroso. Las niñas no tienen hidroceles, pero pueden tener hernias.

El resumen de Infitema

Si tu recién nacido tiene una hernia inguinal, es posible que te preocupes. Pero las hernias inguinales son comunes en bebés y niños. Si nota un bulto cerca de la ingle de su bebé, llévelo de inmediato a su profesional sanitario. Aunque las hernias inguinales pueden parecer y sonar aterradoras, son un diagnóstico común y fácilmente tratable. Su hijo tendrá que ser operado para corregir el problema. Pero se sentirá mejor en cuestión de días o semanas.