/images/i/patologias/hipertonia-en-los-bebes/hipertonia-en-los-bebes-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Hipertonía en los bebés: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

La hipertonía es un exceso de tono muscular. Los bebés con hipertonía parecen rígidos y tienen problemas para mover los músculos. Una lesión o enfermedad que afecta al funcionamiento del sistema nervioso central provoca hipertonía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

Los desgarros del labrum de la cadera son muy dolorosos y pueden ser muy restrictivos. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, así como a mejorar la movilidad de la cadera. También puede ayudar a corregir la mala postura y el equilibrio, lo que puede ayudar a prevenir futuros desgarros.
¿Qué es la hipertonía?

¿Qué es la hipertonía?

La hipertonía es un exceso de tono muscular. Los bebés y recién nacidos diagnosticados con hipertonía tienen los músculos rígidos, especialmente los brazos, las piernas y el cuello, que pueden ser difíciles de mover.

El tono muscular es la cantidad de resistencia (tensión) al movimiento de los músculos. Puedes sentir tu tono muscular si te pellizcas el bíceps mientras está relajado. La resistencia que sientes es tu tono muscular.

El tono muscular te permite mantener una buena postura al sentarte, controla tus reflejos y ayuda a regular la función de los órganos de tu cuerpo.

Si tienes demasiado tono muscular, tus movimientos serán robóticos porque no eres capaz de relajar tus músculos y tienes una flexibilidad limitada. Los niños con hipertonía tienen poco equilibrio, problemas para caminar, dificultad para alcanzar y agarrar objetos, y a veces necesitan ayuda para comer.

¿Cuáles son los tipos de hipertonía?

Hay dos tipos de hipertonía que describen el tono muscular:

  • Hipertonía espástica (espasticidad): Los reflejos exagerados y los espasmos musculares aumentan con el movimiento.
  • Hipertonía distónica (rigidez): La rigidez muscular no cambia con el movimiento.

Para identificar qué tipo de hipertonía tiene su bebé, el médico moverá el brazo o la pierna de su bebé desde una posición relajada a diferentes velocidades en una serie de direcciones.

¿A quién afecta la hipertonía?

La hipertonía puede afectar tanto a los bebés como a los adultos que sufren daños en el sistema nervioso central. El diagnóstico puede producirse tras una lesión o como síntoma de una enfermedad subyacente que es congénita (presente al nacer). Normalmente se diagnostica en bebés antes de los dos años de edad.

¿Cuál es la frecuencia de la hipertonía?

La hipertonía es menos común que la hipotonía (tono muscular débil) en los bebés, que es la condición más común que afecta a las habilidades motoras del recién nacido. Se desconoce el índice de ocurrencia, ya que la hipertonía puede ser un síntoma de otra afección.

¿Cómo afecta la hipertonía al cuerpo de mi hijo?

La hipertonía dificulta el movimiento de los brazos y las piernas de tu hijo, ya que hay una desconexión entre la forma en que el cerebro se comunica con los nervios y los músculos, indicándoles cuándo deben contraerse (relajarse). Su hijo puede tener dificultades para caminar porque sus músculos están rígidos y puede perder el equilibrio y caerse, ya que su cuerpo no responde con la suficiente rapidez para que pueda recuperar el equilibrio.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertonía?

Los síntomas de la hipertonía son el resultado de que los músculos están demasiado rígidos. Los síntomas varían de una persona a otra diagnosticada de hipertonía. La gravedad de los síntomas depende de la localización de la lesión en el cerebro y la médula espinal.

Los síntomas de la hipertonía incluyen

  • Disminución de la amplitud de movimiento.
  • Dificultad para mover los brazos, las piernas o el cuello.
  • Pérdida de equilibrio y caídas frecuentes.
  • Movimiento limitado de las articulaciones y muy poca flexibilidad.
  • Dolor punzante o dolor en los músculos.
  • Sacudidas o espasmos musculares involuntarios ((595)mioclonías ).

Los casos graves de hipertonía dan lugar a contractura, cuando las articulaciones se congelan en su lugar y los músculos, tendones, tejidos y piel se tensan permanentemente, haciendo que las articulaciones sean cortas y extremadamente rígidas. La contractura dificulta el movimiento de las partes del cuerpo afectadas.

¿Qué causa la hipertonía?

¿Qué causa la hipertonía?

Un error de comunicación en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), que regula la interacción entre nervios y músculos, provoca la hipertonía.

Las vías que conectan los nervios con el cerebro gestionan y controlan el tono muscular. Si hay daños o interferencias en las vías cerebrales, los músculos son incapaces de oír lo que las señales nerviosas les dicen que hagan. Si el tono muscular es demasiado alto, el cerebro no puede indicar a los nervios que dejen que los músculos se relajen.

Las causas de los daños en las vías que conducen a un diagnóstico de hipertonía incluyen

  • Lesión de nacimiento, como la falta de oxígeno al desplazarse por el canal de parto.
  • Tumor cerebral.
  • Condiciones que afectan a la forma en que los nervios se comunican con los músculos.
  • Lesión en el sistema nervioso central.
  • Problemas en la formación del cerebro del bebé durante el desarrollo fetal.
  • Apoplejía .

¿Qué afecciones tienen como síntoma la hipertonía?

Varias afecciones afectan a la forma en que el cerebro se comunica con los nervios y los músculos del cuerpo, lo que da lugar a un síntoma de hipertonía. Si su bebé recibe un diagnóstico de hipertonía, su especialista médico también examinará a su bebé para detectar otras condiciones que también afectan a su sistema nervioso central, incluyendo:

¿Cómo se diagnostica la hipertonía?

Para diagnosticar a su hijo, su especialista médico examinará a su bebé en busca de síntomas físicos de la enfermedad observando su:

  • El equilibrio y la coordinación.
  • Habilidades motoras (agarrar, mover brazos y piernas, sentarse).
  • Los reflejos.
  • La función nerviosa.

Este examen es indoloro y suele utilizar instrumentos como un martillo de reflejos.

El médico también revisará el historial médico de su familia e identificará si la afección fue el resultado de alguna complicación que ocurrió antes de que naciera el bebé o durante el parto.

¿Qué pruebas diagnostican la hipertonía?

Si su especialista médico sospecha que hay hipertonía, es probable que realice pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico. Las pruebas podrían incluir:

  • Pruebas de imagen para observar su cerebro y médula espinal como una resonancia magnética o una tomografía computarizada.
  • Electromiogramas para medir la función muscular y nerviosa.
¿Cómo se trata la hipertonía?

¿Cómo se trata la hipertonía?

El tratamiento varía en función de la gravedad del diagnóstico de hipertonía y se centra en el control de los síntomas. El tratamiento de la hipertonía puede incluir:

  • Hacer ejercicio regularmente dentro de los límites personales.
  • Participar en fisioterapia para mejorar la amplitud de movimiento.
  • Recibir inyecciones localizadas ((129)toxina botulínica ) en los músculos afectados para desactivar las señales nerviosas.
  • Tomar medicamentos relajantes musculares para reducir los espasmos musculares.
  • Tratar cualquier enfermedad subyacente que tenga la hipertonía como síntoma.

También existe un tratamiento para mejorar la movilidad y la seguridad de las personas diagnosticadas de hipertonía, especialmente para reducir el riesgo de caídas, que podrían provocar fracturas y roturas de huesos. Muchas personas con hipertonía grave eligen los equipos de movilidad como una opción más segura para desenvolverse en el mundo.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • Reposo
  • Hielo
  • Ejercicios de estiramiento
  • Ejercicios de fortalecimiento
  • Terapia manual
  • Electroterapia

¿Cuándo me sentiré mejor después del tratamiento?

La hipertonía es una enfermedad de por vida que puede mejorar con el tiempo gracias al tratamiento. El objetivo del tratamiento es reducir los síntomas y mejorar la función muscular. El plazo para sentirse mejor depende de la causa y la gravedad del diagnóstico.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de tener un hijo con hipertonía?

Es difícil reducir el riesgo de tener un hijo con hipertonía porque, a menudo, la causa no puede prevenirse, especialmente si el diagnóstico está relacionado con una enfermedad subyacente. Su especialista médico colaborará estrechamente con usted para discutir las opciones que tiene para dar a luz a su bebé de la forma más segura para evitar lesiones en el parto y complicaciones en el trabajo de parto que podrían provocar hipertonía.

¿Qué puedo esperar si tengo un hijo con hipertonía?

La hipertonía es una enfermedad de por vida y el pronóstico depende de la causa del diagnóstico. Algunos niños se sentirán mejor tras un tratamiento prolongado y la enfermedad no tendrá consecuencias en su salud general. Los casos graves de hipertonía pueden empeorar con el tiempo y repercutir en la salud y el bienestar general de su hijo, llegando a veces a la inmovilidad permanente, con el consiguiente riesgo de caídas, infecciones y escaras. Tratar la causa de la hipertonía puede mejorar las perspectivas de su hijo.

¿Cómo puedo cuidar a mi bebé con hipertonía?

Es importante apoyar a tu bebé durante su diagnóstico. Es posible que tu bebé tarde más tiempo en desarrollar sus habilidades motoras, como agarrar objetos, alcanzarlos y gatear, pero trabajar estrechamente con el profesional sanitario de tu bebé y seguir el tratamiento recomendado aliviará sus síntomas y le permitirá alcanzar los hitos de desarrollo propios de su edad. A medida que su hijo crezca, serán necesarios cuidados a largo plazo, como la fisioterapia continuada, para mejorar su movilidad a medida que se relacione más con el mundo que le rodea.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si su bebé muestra signos o síntomas de hipertonía, debe acudir a su profesional sanitario. Los signos son los siguientes

  • Dificultad para mover los brazos, las piernas o el cuello.
  • Los músculos se sienten tensos al tacto, especialmente cuando el bebé está descansando.
  • Los músculos se mueven de forma incontrolada.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Tiene efectos secundarios el medicamento que me han recetado para tratar el diagnóstico de mi bebé?
  • ¿Con qué frecuencia debe mi hijo acudir a un fisioterapeuta?
  • ¿El diagnóstico de mi hijo es el resultado de una enfermedad subyacente?

¿Cuál es la diferencia entre hipertonía e hipotonía?

La hipertonía es el exceso de tono muscular y la hipotonía es lo contrario, con muy poco tono muscular. La hipotonía también se conoce como “síndrome del bebé flácido”, ya que los músculos del bebé no muestran resistencia cuando su cuerpo se mueve, dando a los niños un aspecto de cojera.

¿Cuál es el código CIE-10 para la hipertonía?

El código de diagnóstico CIE-10-CM (Clasificación Internacional de Enfermedades, Décima Revisión, Modificación Clínica) para la hipertonía congénita es P94.1. Para los profesionales sanitarios, este código describe el diagnóstico, los síntomas y la necesidad de tratamiento. Este código lo utilizan todos los profesionales sanitarios de Europa

El resumen de Infitema

Puede resultar incómodo levantar al bebé y que se sienta rígido como una estatua, pero hay tratamientos disponibles. Sin embargo, como los músculos de tu bebé no pueden relajarse debido a la hipertonía, es posible que necesite un poco de ayuda adicional a medida que crece y alcanza los hitos del desarrollo propios de su edad. Tener paciencia con el tratamiento de tu hijo, ya que probablemente será a largo plazo, será fundamental para apoyarlo con su diagnóstico de hipertonía.