/images/i/patologias/hombro-congelado/hombro-congelado-capsulitis-adhesiva-signos-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Hombro Congelado (Capsulitis Adhesiva): Signos, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

El hombro congelado es una condición dolorosa en la que el hombro se vuelve rígido e inflamado, y el movimiento se limita.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el hombro congelado?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la sensación de ardor causados por el síndrome de Raynaud. También puede ayudar a mejorar la circulación y la sensibilidad en las extremidades afectadas. La fisioterapia puede incluir ejercicios de estiramiento, masajes, compresas calientes y ejercicios de respiración.

Visión general

Anatomía del hombro
¿Qué es el hombro congelado?

¿Qué es el hombro congelado?

El hombro congelado, también llamado capsulitis adhesiva, es una enfermedad dolorosa en la que el movimiento del hombro se ve limitado.

El hombro congelado se produce cuando el fuerte tejido conectivo que rodea la articulación del hombro (llamado cápsula articular del hombro) se vuelve grueso, rígido e inflamado. (La cápsula articular contiene los ligamentos que unen la parte superior del hueso de la parte superior del brazo [cabeza del húmero] a la cavidad del hombro [glenoidea], manteniendo firmemente la articulación en su sitio. Esto se conoce más comúnmente como la articulación "bola y cavidad").

La afección se denomina hombro "congelado" porque cuanto más dolor se siente, menos se utiliza el hombro. La falta de uso hace que la cápsula del hombro se engrose y se vuelva tensa, lo que hace que el hombro sea aún más difícil de mover: está "congelado" en su posición.

¿Quién corre el riesgo de desarrollar un hombro congelado?

Edad: Adultos, más comúnmente entre 40 y 60 años.

Sexo: Más frecuente en mujeres que en hombres.

Lesión reciente en el hombro: Cualquier lesión o cirugía en el hombro que haga necesario evitar que el hombro se mueva (por ejemplo, utilizando una ortesis, un cabestrillo, una venda para el hombro, etc.). Los ejemplos incluyen un desgarro del manguito rotador y fracturas del omóplato, la clavícula o la parte superior del brazo.

Diabetes: Entre el 10 y el 20 por ciento de los individuos con diabetes mellitus desarrollan hombro congelado.

Otras enfermedades y condiciones de salud: Incluye ictus , hipotiroidismo (glándula tiroidea poco activa), hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva), enfermedad de Parkinson y enfermedades del corazón. El ictus es un factor de riesgo de hombro congelado porque el movimiento del brazo y el hombro puede verse limitado. No está claro por qué otras enfermedades y afecciones aumentan el riesgo de desarrollar un hombro congelado.

¿Cuáles son los signos y síntomas del hombro congelado?

Los síntomas del hombro congelado se dividen en tres etapas:

  • Etapa de "congelación" : En esta etapa, el hombro se vuelve rígido y duele al moverlo. El dolor aumenta lentamente. Puede empeorar por la noche. La incapacidad de mover el hombro aumenta. Esta fase dura de 6 semanas a 9 meses.
  • Etapa de "congelación" : En esta etapa, el dolor puede disminuir, pero el hombro permanece rígido. Esto hace que sea más difícil completar las tareas y actividades diarias. Esta fase dura de 2 a 6 meses.
  • Etapa de "descongelación" (recuperación) :En esta etapa, el dolor disminuye y la capacidad de mover el hombro mejora lentamente. La recuperación total o casi total se produce cuando se recupera la fuerza y el movimiento normales. Esta etapa dura de 6 meses a 2 años.

¿Cómo se diagnostica el hombro congelado?

Para diagnosticar el hombro congelado, su médico

  • Discutirá sus síntomas y revisará su historial médico.
  • Realice un examen físico de sus brazos y hombros:
    • El médico moverá su hombro en todas las direcciones para comprobar el rango de movimiento y si hay dolor con el movimiento. Este tipo de examen, en el que el médico mueve el brazo y no a usted, se denomina determinar su “amplitud de movimiento pasivo.”
    • El médico también le observará mover el hombro para ver su “amplitud de movimiento activo.”
    • Se comparan los dos tipos de movimiento. Las personas con hombro congelado tienen un rango limitado de movimiento tanto activo como pasivo.
  • También se obtienen radiografías del hombro de forma rutinaria para asegurarse de que la causa de los síntomas no se debe a otro problema del hombro, como la artritis . Las pruebas de imagen avanzadas, como la resonancia magnética (MRI) y la ecografía , no suelen ser necesarias para diagnosticar el hombro congelado. Pueden realizarse para buscar otros problemas, como un desgarro del manguito rotador.
¿Cuáles son los tratamientos para el hombro congelado?

¿Cuáles son los tratamientos para el hombro congelado?

El tratamiento suele consistir en métodos para aliviar el dolor hasta que pase la fase inicial. Si el problema persiste, puede ser necesario recurrir a la terapia y a la cirugía para recuperar el movimiento si éste no vuelve por sí solo.

Algunos tratamientos sencillos son

  • Compresas calientes y frías . Éstas ayudan a reducir el dolor y la hinchazón.
  • Medicamentos que reducen el dolor y la hinchazón . Entre ellos se encuentran los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno y el paracetamol Su médico puede recetarle otros analgésicos/antiinflamatorios. El dolor y la inflamación más graves pueden tratarse con inyecciones de esteroides . Un corticosteroide , como la cortisona, se inyecta directamente en la articulación del hombro.
  • Fisioterapia . Ejercicios de estiramiento y de amplitud de movimiento enseñados por un fisioterapeuta.
  • Programa de ejercicios en casa . Continuar con el programa de ejercicios en casa.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) . Uso de un pequeño dispositivo a pilas que reduce el dolor bloqueando los impulsos nerviosos.

Si estos sencillos tratamientos no han aliviado el dolor y la rigidez del hombro tras un año de prueba, se pueden probar otros procedimientos. Estos incluyen:

  • Manipulación bajo anestesia : Durante esta operación, se le dormirá y el médico forzará el movimiento del hombro. Esto hará que la cápsula articular se estire o se desgarre para aflojar la tensión. Esto conducirá a un aumento en el rango de movimiento.
  • Artroscopia de hombro : Su médico cortará las partes tensas de la cápsula articular (liberación capsular). Se introducen pequeños instrumentos del tamaño de un lápiz a través de pequeños cortes alrededor del hombro.

Estos dos procedimientos suelen utilizarse conjuntamente para obtener mejores resultados.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el hombro congelado?

  • La fisioterapia para el síndrome de Raynaud implica el uso de técnicas para mejorar la circulación y reducir la sensibilidad a los cambios de temperatura.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden incluir estiramientos para las extremidades y ejercicios de respiración para mejorar la oxigenación de la sangre.
  • Los tratamientos también pueden incluir la aplicación de calor o frío a las extremidades, así como la utilización de una máquina de ultrasonido para mejorar la circulación.
  • La fisioterapia también puede incluir la educación sobre cómo evitar los factores desencadenantes del síndrome de Raynaud, así como cómo manejar los síntomas si se producen.

¿Se puede prevenir el hombro congelado?

La posibilidad de que se produzca un hombro congelado puede prevenirse o al menos disminuirse si se inicia la fisioterapia poco después de cualquier lesión del hombro en la que el movimiento del mismo sea doloroso o difícil. Su médico ortopédico o fisioterapeuta puede desarrollar un programa de ejercicios para satisfacer sus necesidades específicas.

¿Cuál es el pronóstico para el hombro congelado?

Los tratamientos sencillos, como el uso de analgésicos y ejercicios para el hombro, en combinación con una inyección de cortisona , suelen ser suficientes para recuperar el movimiento y la función en un año o menos. Incluso si no se trata por completo, la amplitud de movimiento y el uso del hombro siguen mejorando por sí solos, pero a menudo en un plazo más lento. La recuperación total o casi total se observa al cabo de unos dos años.