/images/i/patologias/hoyuelo-sacro/hoyuelos-de-la-espalda-hoyuelo-sacro-hoyuelos-de-venus-sintomas-y-causas.png
< Volver a patologías

Hoyuelos de la espalda, hoyuelo sacro, hoyuelos de Venus: Síntomas y causas

Un hoyuelo sacro es una pequeña abolladura o depresión en la parte baja de la espalda de tu hijo, cerca del pliegue de sus nalgas. Los científicos no saben con certeza cuál es la causa de los hoyuelos sacros, pero puede ser genética. Si un hoyuelo sacro va acompañado de otros síntomas, como hematomas, mechones de pelo o marcas en la piel, podría ser un signo de una enfermedad de la columna vertebral. Pero la mayoría son inofensivos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con un hoyuelo sacro?

La fisioterapia ayuda con la rotura de menisco de la siguiente manera: 1. A través de la terapia manual, la fisioterapeuta puede reducir la inflamación y el dolor en la articulación afectada. 2. La fisioterapia también puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor de la articulación, lo que puede evitar que se produzcan más lesiones. 3. Por último, la fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad de la articulación afectada y así evitar que se produzca una rotura de menisco.

Visión general

Un hoyuelo sacro es una abolladura en la parte baja de la espalda de tu bebé.
¿Qué es un hoyuelo sacro?

¿Qué es un hoyuelo sacro?

Un hoyuelo sacro es una pequeña protuberancia en la parte baja de la espalda de tu recién nacido, cerca del pliegue de sus nalgas. El término "sacro" hace referencia al sacro, que es el hueso que se encuentra en la parte inferior de la columna vertebral de tu bebé . Un hoyuelo sacro es una condición congénita, lo que significa que tu bebé nació con él. El hoyuelo sacro no desaparece. Pero a medida que su hijo crece, se hace menos perceptible.

La mayoría de los hoyuelos sacros no causan ningún problema. A veces, un hoyuelo sacro puede ser un signo de un problema subyacente de la columna vertebral. Entre ellos están la espina bífida y la médula espinal anclada.

La espina bífida se produce cuando la columna vertebral del bebé en desarrollo no se forma por completo al principio del embarazo. La espina bífida es un tipo de defecto del tubo neural. La gravedad de la enfermedad varía mucho. La mayoría de los casos son leves. Los casos más graves pueden causar daños importantes en los nervios y la médula espinal.

La médula espinal anclada se produce cuando la médula espinal de su bebé está pegada a los tejidos que rodean su columna vertebral. Esto hace que su médula espinal esté fijada en su lugar — y no pueda moverse libremente dentro de su canal espinal. Esta afección puede hacer que la médula espinal de su bebé se estire a medida que crece, lo que puede provocar daños en los nervios.

El médico de su hijo examinará detenidamente un hoyuelo sacro para decidir si puede ser un signo de un problema de la columna vertebral. En función de su tamaño y ubicación, el médico de su hijo puede solicitar más pruebas para descartar problemas de la columna vertebral.

¿Qué tan comunes son los hoyuelos sacros?

Aproximadamente entre el 3% y el 8% de los bebés nacen con un hoyuelo sacro.

¿Cuál es la diferencia entre los hoyuelos de la espalda y los del sacro?

Los hoyuelos de la espalda también son hendiduras que se encuentran en la parte inferior de la espalda de tu hijo. Pero se presentan en un conjunto de dos —, uno a cada lado de la columna vertebral de su hijo. Los tejidos llamados ligamentos crean estos hoyuelos en la parte baja de la espalda. Los ligamentos conectan la piel con los huesos de la pelvis.

Los hoyuelos de la espalda son inofensivos como los hoyuelos del sacro. También se llaman hoyuelos del trasero y hoyuelos de Venus. Venus era la diosa romana de la belleza. Muchas personas creen que los hoyuelos de la espalda realzan su belleza. Creen que los hoyuelos de Venus también pueden aumentar tu fertilidad y darte buena suerte.

¿Cuál es la diferencia entre los hoyuelos pilonidales y los hoyuelos sacros?

Los hoyuelos pilonidales ((2238)quistes pilonidales ) también se encuentran en la zona lumbar. Pero un quiste pilonidal es un saco redondo de tejido que está lleno de líquido o aire. Si el quiste se infecta, puede hincharse y doler. Un quiste pilonidal puede dar lugar a una bolsa hinchada de pus (absceso) si no se trata.

No se nace con quistes pilonidales. Se desarrollan después del nacimiento. Los quistes pilonidales son más frecuentes en adolescentes y adultos jóvenes a los que se les asignó un sexo masculino al nacer. Esto se debe a que el vello corporal grueso y el sudor pueden crear un buen entorno para una infección.

¿Cuáles son los síntomas de un hoyuelo sacro?

Los hoyuelos sacros no presentan ningún otro síntoma que la propia hendidura. El hoyuelo suele ser poco profundo y se encuentra en el pliegue de las nalgas del bebé o cerca de él.

En raras ocasiones, algunos hoyuelos sacros son un signo de un problema de la columna vertebral o de la médula espinal. En estos casos, el profesional sanitario de su hijo puede remitirle a un especialista para que lo evalúe. Un hoyuelo sacro que es un signo de un problema de la columna vertebral puede tener signos como

  • Un mechón de pelo cerca.
  • Un pequeño exceso de piel.
  • Moretones o decoloración de la piel cercana.
¿Cuál es la causa del hoyuelo sacro?

¿Cuál es la causa del hoyuelo sacro?

Los investigadores no saben por qué aparecen los hoyuelos sacros en algunas personas. Algunos creen que los hoyuelos son genéticos, pero son muy pocas las investigaciones que han estudiado los hoyuelos. Así que no están seguros de qué genes pueden causar los hoyuelos.

¿Cómo se diagnostica un hoyuelo sacro?

Para diagnosticar un hoyuelo sacro, el especialista médico de su hijo realizará un examen físico . Observará la zona cercana a la parte inferior de la columna vertebral de su hijo. El médico anotará el tamaño y la ubicación del hoyuelo.

Si el hoyuelo sacro parece grande, profundo o alejado del pliegue de las nalgas de su hijo, el especialista médico de su hijo puede solicitar una ecografía . Una ecografía es una prueba que puede proporcionar imágenes de la columna vertebral. El especialista médico de su hijo también puede pedir una ecografía si ve una etiqueta en la piel, una mancha de vello o un hematoma en la zona.

¿Cómo se trata un hoyuelo sacro?

¿Cómo se trata un hoyuelo sacro?

La mayoría de los hoyuelos sacros no causan ningún problema ni necesitan ningún tratamiento. Si el hoyuelo sacro es un signo de un problema subyacente, el especialista médico de su hijo analizará con usted las opciones de tratamiento.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para un hoyuelo sacro?

  • Empieza con una evaluación del daño para determinar el alcance de la lesión.
  • A continuación, se aplica hielo para reducir el edema y la inflamación.
  • Después de eso, se realizan ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para ayudar a la rodilla a recuperar su rango de movimiento.
  • En algunos casos, se puede utilizar una máquina de ultrasonido para reducir la inflamación.
  • Finalmente, se le enseñará al paciente ejercicios para hacer en casa para ayudar a prevenir futuras lesiones.

¿Cómo puedo prevenir un hoyuelo sacro?

Dado que los hoyuelos sacros están presentes al nacer y no sabemos realmente qué los causa, no es posible prevenirlos.

¿Cuáles son los resultados después del tratamiento de las afecciones relacionadas con un hoyuelo sacro?

Si su hijo tiene una afección relacionada con un hoyuelo sacro, como la espina bífida o una médula espinal anclada, necesitará un tratamiento adicional. Cada una de esas afecciones tiene tratamientos y resultados diferentes.

¿Cuál es el pronóstico si mi hijo tiene un hoyuelo sacro?

La mayoría de las personas con un hoyuelo sacro no tienen ningún síntoma o complicación que requiera tratamiento. Su hijo debería llevar una vida normal y saludable.

¿Existen complicaciones o efectos secundarios asociados a un hoyuelo sacro?

La mayoría de los hoyuelos sacros no presentan ningún otro problema. Algunas personas tienen un crecimiento extra de pelo alrededor del hoyuelo a lo largo de su vida. Los hoyuelos que son más profundos de lo normal pueden desarrollar infecciones debido a los gérmenes atrapados. Mantener estos hoyuelos limpios ayudará a reducir el riesgo de infección.

El resumen de Infitema

Los hoyuelos sacros son comunes y no causan ningún problema importante. Si tu hijo tiene un hoyuelo sacro, lo más probable es que lleve una vida normal y saludable. El hoyuelo sacro no debería tener ningún efecto en su movimiento o estilo de vida. En raras ocasiones, los hoyuelos sacros pueden ser un signo de una enfermedad subyacente. El médico de su hijo examinará detenidamente el hoyuelo sacro de su hijo para determinar si es un síntoma de algo que deba tratarse.