/images/i/patologias/inestabilidad-rotuliana/inestabilidad-rotuliana-diagnostico-tratamiento-con-fisioterapia-y-prevencion.png
< Volver a patologías

Inestabilidad rotuliana: Diagnóstico, tratamiento con fisioterapia y prevención

La inestabilidad rotuliana significa que la rótula se sale del surco femoral del fémur. Una rótula inestable puede provocar una dislocación de la rodilla. La fisioterapia y los aparatos ortopédicos para las piernas pueden ayudar. Algunas personas tienen una inestabilidad rotuliana crónica (continua). Esta afección aumenta el riesgo de luxación de rodilla, desgarro del LCA y artritis en la rodilla.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la inestabilidad rotuliana?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la inestabilidad rotuliana de varias maneras. A menudo se centra en el fortalecimiento de los músculos que rodean la rodilla, lo que puede ayudar a estabilizar la articulación. También pueden utilizarse técnicas de manipulación para tratar la inestabilidad rotuliana. Estas técnicas pueden ayudar a aumentar el rango de movimiento de la rodilla y reducir el dolor. La fisioterapia también puede incluir ejercicios de equilibrio y coordinación para mejorar la estabilidad de la rodilla.
¿Qué es la inestabilidad rotuliana?

¿Qué es la inestabilidad rotuliana?

La inestabilidad rotuliana es una rótula inestable. Se produce cuando la rótula se sale de la ranura situada en el extremo del hueso del muslo (fémur) que la mantiene en su sitio.

Al doblar y enderezar la rodilla, la rótula se mueve hacia arriba y hacia abajo en una muesca en forma de V llamada surco troclear. En el caso de la inestabilidad rotuliana, la rótula no se mueve en el surco como debería.

¿Cuál es la relación entre la inestabilidad rotuliana y una rótula dislocada?

La inestabilidad rotuliana puede provocar una luxación de rótula. Puede tener:

  • Dislocación completa: Los ligamentos que mantienen la rótula en su sitio se deslizan hacia el exterior de la rodilla, llevándose la rótula con ellos. Los ligamentos pueden desgarrarse o estirarse. La rótula está completamente fuera de su sitio.
  • Dislocación parcial (subluxación): La rótula se sale parcialmente del surco.

¿Cómo de común es la inestabilidad rotuliana?

Las rodillas se utilizan constantemente a lo largo del día. Esto las hace más propensas a problemas como la inestabilidad rotuliana. Los expertos estiman que entre 50 y 77 de cada 100.000 tienen algún grado de inestabilidad rotuliana.

¿Qué causa la inestabilidad rotuliana?

¿Qué causa la inestabilidad rotuliana?

La rótula forma parte del sistema esquelético . Los tejidos conectivos (músculos, tendones y ligamentos) de la parte delantera del hueso del muslo (fémur) pasan por encima de la rótula y se conectan con la espinilla (tibia). Estos músculos tiran de la rótula hacia arriba a través del surco troclear cuando enderezas la pierna y hacia abajo del surco cuando la doblas. Cuando la rótula es inestable, se desplaza fuera de este surco.

Las causas de la inestabilidad rotuliana son las siguientes

  • Surco troclear poco profundo o irregular.
  • Ligamentos sueltos o articulaciones extremadamente flexibles.
  • Golpe fuerte en la rótula durante una caída, una lesión deportiva u otro accidente.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la inestabilidad rotuliana?

Cualquiera puede desarrollar una inestabilidad rotuliana. Las mujeres suelen tener ligamentos más sueltos que las hacen más propensas a la inestabilidad rotuliana.

El riesgo es mayor si se practican deportes de alto impacto, como el fútbol, o si se realizan actividades que requieren muchos giros rápidos, como el baloncesto, la animación o el fútbol.

Ciertas condiciones de salud pueden causar tejido conectivo suelto que contribuye a la inestabilidad rotuliana. Entre ellas se encuentran:

¿Cuáles son los síntomas de la inestabilidad rotuliana?

Cuando la rótula se sale del surco troclear, la rodilla puede doblarse. Es posible que la rodilla y la pierna no puedan soportar su peso o mantenerle en pie. Es posible que no pueda enderezar la rodilla ni caminar.

Otros signos de inestabilidad rotuliana son

  • Dolor de rodilla , rigidez e hinchazón.
  • Sonidos de crujidos o chasquidos en la rodilla al subir escaleras o doblar la rodilla.
  • Sensación de que la rótula se engancha en el tejido o se mueve de lado a lado.

¿Cómo se diagnostica la inestabilidad rotuliana?

Aunque la rótula vuelva a su sitio por sí sola, debe acudir a su médico para que le haga un diagnóstico y le ofrezca un posible tratamiento. Su médico le hará un examen físico para evaluar los síntomas, incluida la amplitud de movimiento.

También se puede hacer:

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos de la inestabilidad rotuliana?

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos de la inestabilidad rotuliana?

Si la rótula no vuelve a colocarse en el surco troclear por sí sola, busque atención médica. Un profesional sanitario empujará suavemente la rótula hacia su sitio. Este proceso (reducción) puede ser incómodo. Es posible que reciba analgésicos , pero no debería necesitar anestesia .

Para las luxaciones parciales de rodilla y la inestabilidad rotuliana, su especialista puede recomendar:

  • Rodillera para inmovilizar la rodilla y mantener la rótula en su sitio. Es posible que tenga que llevar una férula durante varias semanas y utilizar muletas durante este tiempo.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) , reposo, elevación y compresas de hielo para aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Fisioterapia para fortalecer los músculos que mantienen la rótula en su sitio y mejorar la amplitud de movimiento.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la inestabilidad rotuliana?

  • El tratamiento de fisioterapia para la inestabilidad rotuliana se centra en la mejora del equilibrio y la estabilidad del paciente.
  • Se utilizan técnicas de rehabilitación para mejorar el control muscular y la coordinación.
  • Se realizan ejercicios de fortalecimiento para estabilizar la rodilla.
  • Se trabaja en la mejora de la flexibilidad y el rango de movimiento de la rodilla.
  • Se utilizan técnicas de terapia manual para tratar la inflamación y la dolor.
  • Se recomienda el uso de una rodillera o férula para estabilizar la rodilla durante el tratamiento.
  • El tratamiento de fisioterapia suele durar entre 4 y 6 semanas, y se realiza 1-2 veces por semana.

¿Cuáles son los tratamientos quirúrgicos para la inestabilidad rotuliana?

Si tiene una inestabilidad rotuliana crónica o una luxación completa de la rótula, su médico puede recomendarle una intervención quirúrgica. La mayoría de las cirugías de rodilla se realizan por vía artroscópica . El procedimiento utiliza pequeñas incisiones y una diminuta cámara (artroscopio). La recuperación puede durar de seis a doce meses.

Si una lesión causa inestabilidad rotuliana, puede tener cartílago suelto o fragmentos de hueso en la rodilla. Su especialista los eliminará quirúrgicamente.

Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • Reparación del ligamento patelofemoral medial (MPFL) para reforzar y reparar los ligamentos que mantienen la rótula en su sitio.
  • Reconstrucción del MPFL para sustituir un ligamento dañado por un tendón de la corva tomado de un donante o de otra parte del cuerpo.
  • Osteotomía de rodilla (transferencia del tubérculo tibial) para realinear la tibia, el fémur, la rótula y los tejidos conectivos. Este procedimiento quirúrgico abierto requiere una incisión mayor y una recuperación más larga que la cirugía artroscópica.
  • Sustitución de rodilla para tratar la artritis grave o las luxaciones recurrentes.

¿Cómo puedo prevenir la inestabilidad rotuliana?

Una rótula inestable puede dañar el tejido conectivo. Ese daño aumenta el riesgo de que se repitan las luxaciones de rótula.

Los ejercicios de fisioterapia pueden fortalecer los músculos y el tejido conectivo que mantienen la rótula en el surco femoral. El ciclismo en una bicicleta estática o al aire libre en una bicicleta real también es un buen fortalecedor de la rodilla. Su especialista también puede recomendar el uso de una rodillera durante ciertas actividades.

¿Cuál es el pronóstico para las personas con inestabilidad rotuliana?

Casi la mitad de las personas que completan los tratamientos no quirúrgicos para la inestabilidad rotuliana volverán a dislocarse la rodilla. Esto significa que la rótula sigue siendo inestable.

La inestabilidad rotuliana crónica aumenta el riesgo de desarrollar artritis y daños en los ligamentos. Su médico puede recomendarle una intervención quirúrgica.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Incapacidad para doblar o enderezar la rodilla, poner peso en la pierna o caminar.
  • Dolor o limitación de la amplitud de movimiento de la rodilla que interfiere en la vida diaria.
  • Enrojecimiento o hinchazón inusual en la articulación de la rodilla.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la causa de la inestabilidad rotuliana?
  • ¿Tengo una dislocación parcial o completa de la rodilla?
  • ¿Qué tratamientos pueden ayudar?
  • ¿Pueden ayudar la fisioterapia u otros ejercicios?
  • ¿Me beneficiaría la cirugía?
  • ¿Cómo puedo prevenir futuros problemas o luxaciones de rodilla?
  • ¿Debo estar atento a los signos de complicaciones?

El resumen de Infitema

La inestabilidad rotuliana aumenta el riesgo de luxación de rodilla. Puede romperse los ligamentos y desarrollar artritis. La mayoría de las personas se sienten mejor sin necesidad de cirugía, llevando una férula y haciendo ejercicios de fisioterapia. Si la rótula sigue siendo inestable (inestabilidad rotuliana crónica), o si se disloca por completo, es posible que tenga que operarse.