/images/i/patologias/insuficiencia-renal-terminal/insuficiencia-renal-terminal-que-es-causas-dialisis-y-mas.png
< Volver a patologías

Insuficiencia renal terminal: Qué es, causas, diálisis y más

La insuficiencia renal terminal es la última etapa de la enfermedad renal crónica. La enfermedad renal puede estar causada por un problema de salud subyacente, a menudo la diabetes o la presión arterial alta. Cuando los riñones ya no pueden filtrar los desechos y el líquido sobrante de la sangre, se necesita diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la insuficiencia renal terminal?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con insuficiencia renal terminal. Los fisioterapeutas pueden trabajar con estos pacientes para ayudarles a mantener su movilidad y fuerza, así como para mejorar su capacidad para realizar actividades de la vida diaria. También pueden proporcionar tratamientos para aliviar el dolor y la ansiedad, y pueden ayudar a los pacientes a prepararse para el trasplante de riñón.
¿Qué es la insuficiencia renal terminal?

¿Qué es la insuficiencia renal terminal?

La enfermedad renal terminal (ERT), o insuficiencia renal, es la quinta y última etapa de la progresión de la enfermedad renal crónica (ERC). Con la enfermedad renal crónica, los riñones no pueden realizar su trabajo diario. Cuando fallan, se necesita un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.

¿Qué hacen los riñones?

Los riñones son órganos con forma de judía, situados en el interior del cuerpo hacia la espalda, cerca de las caderas. La mayoría de las personas tienen dos riñones. Pero algunas personas nacen con un solo riñón, o con uno solo que funciona. Otras personas tienen un solo riñón porque lo han donado o se lo han extirpado por otro motivo de salud. En la mayoría de los casos, un solo riñón puede hacer todo lo que su cuerpo necesita.

Los riñones

  • Filtran la sangre (aproximadamente media taza por minuto) para eliminar los desechos, el agua sobrante y los ácidos.
  • Ayudan al cuerpo a mantener un equilibrio saludable de agua, sal y minerales como el potasio, el calcio y el magnesio.
  • Producir orina, para que el cuerpo pueda eliminar los residuos.
  • Producir hormonas para ayudar a controlar la presión arterial, mantener los huesos fuertes y crear glóbulos rojos para prevenir la anemia.
¿Qué causa la insuficiencia renal?

¿Qué causa la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal está causada por muchos problemas de salud diferentes que pueden dañar los riñones. El daño puede producirse de una sola vez o poco a poco a lo largo de muchos años. A la larga, la enfermedad renal puede provocar una insuficiencia renal.

Las causas más comunes de la enfermedad renal son

  • Enfermedades autoinmunes ((61)lupus , por ejemplo).
  • Defectos de nacimiento que interfieren en el desarrollo de los riñones.
  • Quistes (bolsas de líquido) en los riñones, por una enfermedad hereditaria llamada poliquistosis renal .
  • Diabetes (es la causa más frecuente en Europa).
  • Presión arterial alta (hipertensión) (es la segunda causa más común en Europa) y enfermedades del corazón .
  • Cálculos renales .
  • Infecciones graves o repetidas, como infecciones del tracto urinario .

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia renal terminal?

La enfermedad renal en fase inicial no suele presentar síntomas. Algunas personas ni siquiera saben que tienen una enfermedad renal hasta que sus riñones fallan.

Si sus riñones empiezan a fallar, puede experimentar

  • Confusión.
  • Picazón en todo el cuerpo.
  • Falta de apetito.
  • Sabor metálico en la boca.
  • Calambres o sacudidas musculares.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón en los pies o los tobillos.
  • Demasiada o muy poca producción de orina.
  • Problemas para dormir o dormir demasiado.

Si presenta alguno de estos síntomas, debe ponerse en contacto con un profesional sanitario inmediatamente.

¿Cuáles son las complicaciones de la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal terminal puede provocar complicaciones y urgencias que requieren tratamiento, como por ejemplo

  • Anemia (no hay suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno a todo el cuerpo).
  • Bone disease.
  • Daño cerebral.
  • Edema (hinchazón)
  • Líquido en y alrededor de los pulmones.
  • Niveles elevados de ciertos minerales (potasio o fósforo).
  • Infecciones.
  • Daño a los nervios.
  • Convulsiones .
  • Apoplejía .

¿Qué pruebas debo hacerme para detectar una enfermedad renal?

Las personas con enfermedad renal crónica suelen acudir a un especialista en riñones llamado nefrólogo. Este profesional de la salud se encarga de realizar análisis de sangre en un horario determinado para medir los niveles de:

  • Albúmina (proteína).
  • Calcio (mineral), fósforo, hormona paratiroidea (marcadores óseos++)++.
  • Colesterol (grasa).
  • Creatinina (producto de desecho muscular).
  • Magnesio (mineral).
  • Potasio y sodio (electrolitos).
  • Glóbulos rojos y recuento sanguíneo completo (CBC).

¿Pueden los médicos curar la insuficiencia renal?

Los médicos pueden tratar, ralentizar o detener la enfermedad renal, pero no pueden curar la insuficiencia renal. Una persona con insuficiencia renal terminal necesita diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.

¿Cuándo sabe que necesita diálisis o un trasplante de riñón?

Su médico calculará una puntuación especial denominada tasa de filtración glomerular estimada o TFGe. Esta puntuación ayuda al médico a controlar la gravedad de la enfermedad renal a lo largo del tiempo. Empieza en 100 (función renal máxima) y baja hasta 0 (sin función renal). Una puntuación inferior a 15 indica insuficiencia renal y la necesidad de diálisis o trasplante de riñón.

El personal sanitario determina la tasa de filtración en función de

  • La edad.
  • Los niveles de creatinina en sangre.
  • El tamaño del cuerpo.
  • El sexo.

¿Qué es la diálisis?

La diálisis asume el trabajo de los riñones para mantener el equilibrio del organismo. No tiene ningún efecto sobre la función renal. Hay dos tipos comunes:

  • Hemodiálisis:Una máquina llamada hemodializador extrae la sangre de su cuerpo, la filtra y devuelve la sangre limpia a su cuerpo. El personal sanitario tiene que utilizar los vasos sanguíneos de su brazo para transferir la sangre.
  • Diálisis peritoneal: Este tratamiento limpia la sangre mientras sigue en el cuerpo. Para empezar, los profesionales sanitarios le colocan un tubo de plástico en el abdomen. A continuación, bombean una solución que recoge el líquido sobrante y los residuos. Al final de la limpieza retiran la solución.

¿Dónde puedo recibir la diálisis?

Puede recibir la diálisis en un hospital, en una clínica de diálisis o en casa. Su profesional sanitario le ayudará a decidir qué opción es la mejor para usted.

¿Cuánto dura la diálisis?

Por lo general, cada tratamiento de hemodiálisis dura unas cuatro horas. La mayoría de las personas que reciben hemodiálisis la necesitan tres veces por semana. Un tratamiento de diálisis peritoneal dura entre 30 y 40 minutos y debe realizarse varias veces al día.

Su nefrólogo determinará qué tipo de diálisis necesita en función de

  • La cantidad de residuos en su cuerpo.
  • La cantidad de líquido que tenga.
  • Su función renal.
  • Su tamaño.

Una persona que espera un trasplante de riñón necesita tratamientos de diálisis hasta el momento de la cirugía.

¿Qué es un trasplante de riñón?

Un trasplante de riñón es una operación en la que los cirujanos sustituyen el riñón enfermo por uno nuevo colocado en la zona de la ingle. El riñón puede proceder de alguien que haya fallecido o de un donante vivo . Recuerde que la mayoría de las personas tienen dos riñones y pueden vivir bien con un riñón sano.

Su equipo sanitario realizará pruebas para determinar si el riñón del donante es compatible. Para evitar que su cuerpo rechace el nuevo riñón, tendrá que tomar medicamentos especiales. Estos fármacos se denominan medicamentos antirrechazo o inmunosupresores.

Después de un trasplante exitoso, el riñón donado comenzará a filtrar la sangre y a eliminar los desechos.

¿Puedo prevenir la insuficiencia renal?

La mejor manera de prevenir la insuficiencia renal terminal es controlar la enfermedad que daña los riñones, especialmente la hipertensión arterial o la diabetes. De este modo, se limitará el daño causado a los riñones.

¿Cuál es el pronóstico para una persona con insuficiencia renal?

El personal sanitario no puede curar la insuficiencia renal y la enfermedad es potencialmente mortal. Pero la diálisis o el trasplante de riñón pueden ayudarle a vivir más tiempo y a controlar cualquier síntoma o complicación. También puede hacer las cosas que le gustan.

¿Debo cambiar mi estilo de vida para controlar la insuficiencia renal?

Las personas con insuficiencia renal grave (incluso las que están en diálisis) deben:

  • Ejercicio.
  • Limitar los líquidos.
  • Limitar los alimentos que contienen fósforo, potasio o sodio (sal).

Un dietista puede ayudarle a planificar una nutrición adecuada para la insuficiencia renal.

¿Puedo seguir trabajando si me fallan los riñones?

Muchas personas con insuficiencia renal siguen trabajando. Puede hacer que se sienta más normal y productivo. Y puede proporcionarle un seguro que cubra sus gastos sanitarios.

Su personal sanitario puede ayudarle a planificar un programa de tratamiento que se adapte a sus necesidades laborales. Incluso puede pedir a su especialista de asistencia sanitaria que un trabajador social le ayude a hablar con su empresa. Por ejemplo, si está en diálisis peritoneal y se la hace usted mismo, necesitará tener acceso a un lugar limpio en el trabajo. Si está en hemodiálisis, su empleador debe saber que no puede levantar cosas pesadas.

Si no puedes trabajar, los programas gubernamentales y privados pueden ayudarte. Pueden proporcionar dinero, seguro médico y transporte a las citas médicas y a los tratamientos. Un trabajador social puede ayudarte a encontrar esos programas y a solicitarlos.

El resumen de Infitema

La insuficiencia renal terminal es la última fase de la enfermedad renal crónica. Marca el punto en el que la función renal desciende a niveles muy bajos. La insuficiencia renal pone en peligro la vida, pero la diálisis o el trasplante pueden aliviar los riñones debilitados. Si padece una enfermedad renal, un profesional sanitario puede ayudarle a controlar la causa y a vigilar su función renal.