/images/i/patologias/lesiones-deportivas/lesiones-deportivas-tipos-tratamiento-con-fisioterapia-y-prevencion.png
< Volver a patologías

Lesiones deportivas: Tipos, tratamiento con fisioterapia y prevención

Las lesiones deportivas son comunes y pueden producirse en todo el cuerpo en los huesos, músculos, tendones, ligamentos y otras estructuras. Usted puede tratar muchas lesiones menores en casa con reposo, hielo, compresión, elevación y medicamentos de venta libre para el dolor. Pero algunas lesiones requieren tratamiento médico, como inmovilización, fisioterapia y cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con las lesiones deportivas?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar la sinusitis aguda mediante la aplicación de compresas calientes o frías, que pueden ayudar a disminuir la inflamación de los senos paranasales. También pueden utilizar técnicas de masaje para ayudar a mejorar la circulación y drenar los senos paranasales.
¿Qué son las lesiones deportivas?

¿Qué son las lesiones deportivas?

El ejercicio es importante para una buena salud, pero la gente suele lesionarse al participar en deportes u otras actividades físicas. Una lesión deportiva implica un daño en una parte del cuerpo debido a los deportes, el ejercicio o las actividades atléticas.

Una lesión deportiva puede ser aguda (repentina) o crónica (se desarrolla con el tiempo).

¿Quién puede sufrir una lesión deportiva?

Las lesiones deportivas pueden afectar a cualquiera, especialmente a las personas que:

  • No están en forma.
  • No llevan el equipo de protección adecuado.
  • Hacen ejercicio sin calentar y enfriar.
  • Participan en deportes de contacto que pueden implicar placajes o choques.
  • Participan en actividades que implican saltar, correr y pivotar o cambiar de dirección rápidamente.

¿Cuáles son las partes del cuerpo que se lesionan con más frecuencia?

Las lesiones deportivas pueden afectar a cualquier parte del cuerpo. Lo más frecuente es que afecten a:

  • Tendón de Aquiles: El tendón de Aquiles es un cordón grueso que conecta la parte posterior de la pierna (pantorrilla) con el talón. Le ayuda a caminar. Pero el tendón puede hincharse, inflamarse y ponerse rígido. Incluso puede romperse. Esto se llama Tendinitis de Aquiles o Rotura del tendón de Aquiles .
  • Tobillo: La pierna y el pie se unen en el tobillo. Contiene tres articulaciones, así como varios huesos, cartílagos, ligamentos, músculos y tendones. El dolor de tobillo suele estar causado por un esguince de tobillo.
  • Codo: El codo es la articulación que actúa como bisagra entre la parte superior e inferior del brazo. Las personas suelen experimentar dolor en el codo por la repetición de movimientos y el uso excesivo (por ejemplo, (761)codo de tenista y codo de las ligas menores).
  • Cabeza: La cabeza incluye la cara, el cráneo y el cerebro. Una de las lesiones más comunes de la cabeza es la conmoción cerebral.
  • Rodilla: La rodilla es una articulación compleja que actúa como bisagra entre el muslo y la pierna. Contiene huesos, cartílagos, ligamentos y tendones. El dolor de rodilla puede estar causado por la rodilla de saltador o la rodilla de corredor . Otras lesiones comunes son la rotura de menisco y la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) .
  • Hombro: El hombro conecta la parte superior del brazo con el tronco del cuerpo. Contiene el manguito de los rotadores, un grupo de músculos y tendones que mantienen la parte superior del brazo en la cuenca del hombro. La tendinitis del manguito rotador y los desgarros del manguito rotador son lesiones deportivas comunes.

¿Cuáles son las lesiones deportivas más comunes?

Hay muchos tipos de lesiones deportivas. Algunas de las más comunes son:

  • Rotura de hueso: Una rotura de hueso ((74)fractura de hueso ) puede producirse cuando se aplica una fuerza repentina a un hueso.
  • Rotura de cartílago: El cartílago es un amortiguador resistente pero flexible que cubre y protege los extremos de algunos huesos. Las lesiones de cartílago pueden producirse en articulaciones como la rodilla y el hombro.
  • Conmoción cerebral : Una conmoción cerebral es una lesión cerebral causada por un golpe en la cabeza.
  • Dislocación: La dislocación se produce cuando el extremo de un hueso se sale de su posición normal en una articulación. Por ejemplo, si el hombro se sale de su órbita, está dislocado.
  • Tendinitis: La tendinitis se produce cuando los tejidos que conectan los músculos con los huesos (tendones) se hinchan e inflaman. Está causada por movimientos repetitivos a lo largo del tiempo. Un ejemplo es la rodilla de saltador ((1952)tendinitis rotuliana ).
  • Esguinces: Un esguince se produce cuando un ligamento se estira demasiado o se rompe. Los ligamentos conectan los huesos y estabilizan las articulaciones. Estas lesiones pueden ser leves o graves, y son comunes en el tobillo , la rodilla y la muñeca.
  • Distensiones: Una distensión se produce cuando se estira demasiado un músculo y éste se estira o se desgarra. Algunos ejemplos son la distensión de isquiotibiales , la distensión de espalda y la distensión abdominal .
¿Cuáles son las causas de las lesiones deportivas?

¿Cuáles son las causas de las lesiones deportivas?

Las lesiones deportivas tienen muchas causas, entre ellas

  • Accidentes, como una caída.
  • Malos hábitos en el ejercicio, como no calentar o estirar lo suficiente.
  • Falta de equipo de seguridad, o equipo dañado o usado incorrectamente.
  • Calzado que no se ajusta bien o no proporciona suficiente apoyo.
  • Inicio repentino de un programa de ejercicios o aumento significativo de la actividad física a la que el cuerpo no está acostumbrado.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión deportiva?

Los signos y síntomas de una lesión deportiva dependen del tipo de lesión. Los síntomas más comunes son

  • Molestias, dolor o sensibilidad.
  • Moretones.
  • Deformidad, como un hueso o una articulación que parece fuera de su sitio.
  • Disminución de la amplitud de movimiento.
  • Ruido de chirrido, crujido, chasquido o estallido.
  • Incapacidad para soportar el peso de la cadera, la pierna o el pie.
  • Piel caliente al tacto.
  • Rigidez o debilidad.
  • Hinchazón.
  • Dificultad para mover una parte del cuerpo con normalidad (por ejemplo, no puedes moverla tan lejos o se bloquea cuando intentas moverla).

¿Cómo se diagnostica una lesión deportiva?

Para diagnosticar una lesión deportiva, el médico realiza un examen físico. Te preguntará qué ha pasado y qué síntomas has tenido. También observará la zona lesionada y posiblemente comprobará cómo se mueve.

Dependiendo del tipo de lesión que tengas y de la gravedad de la misma, tu médico puede recomendarte también pruebas de imagen. Una radiografía , una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden crear imágenes de las estructuras internas de su cuerpo. Las imágenes ayudarán a su especialista médico a entender, diagnosticar y tratar su lesión específica.

¿Cómo se trata una lesión deportiva?

¿Cómo se trata una lesión deportiva?

El tratamiento de las lesiones deportivas varía mucho según el tipo y la gravedad. Muchas lesiones deportivas se curan en pocos días o semanas con reposo y estrategias caseras.

En el caso de las lesiones más graves, el tratamiento puede consistir en

  • Inmovilización con yeso, férula , cabestrillo, bota para caminar u otro dispositivo médico.
  • Inyecciones para reducir la hinchazón y el dolor.
  • Medicamentos antiinflamatorios recetados.
  • Cirugía para corregir fracturas o reparar desgarros de ligamentos, tendones o cartílagos.
  • Fisioterapia (también llamada rehabilitación) para curar y fortalecer las partes del cuerpo lesionadas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para las lesiones deportivas?

  • La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales que puede ser causada por una infección viral, bacteriana o alergia.
  • El tratamiento de fisioterapia para la sinusitis se centra en aliviar la inflamación y la congestión, y puede incluir técnicas como la terapia de calor, ultrasonido y ejercicios de respiración.
  • La fisioterapia también puede ayudar a prevenir la sinusitis crónica mediante el fortalecimiento de los músculos del cuello y la garganta, así como la mejora de la técnica de respiración.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir lesiones deportivas?

Hay muchas maneras de ayudar a prevenir las lesiones deportivas.

  • Elige deportes y actividades que sean menos peligrosos (por ejemplo, evita los deportes que impliquen choques y placajes).
  • No practique el mismo deporte ni realice la misma actividad durante todo el año. Esto es especialmente importante para los niños.
  • Mezcla tu rutina. Tu cuerpo necesita una combinación de ejercicio cardiovascular (aeróbico), entrenamiento de fuerza con pesas o resistencia y flexibilidad.
  • Bebe mucha agua antes, durante y después de cualquier ejercicio.
  • Aprenda la técnica adecuada y utilícela siempre.
  • Escucha a tu cuerpo y no te esfuerces demasiado. Descansa cuando estés cansado. Deja cualquier actividad que no te parezca bien.
  • Empieza despacio y ve aumentando gradualmente. Por ejemplo, empieza caminando y llega a correr antes de participar en una carrera.
  • Estira antes y después de cada entrenamiento. Calienta antes y enfría después.
  • Utiliza el calzado y el equipo de seguridad adecuados, y asegúrate de que estén siempre en buen estado.

¿Qué puedo esperar si tengo una lesión deportiva?

El pronóstico tras una lesión deportiva varía según el tipo y la gravedad. La mayoría de las lesiones deportivas son leves y se curan en pocos días o semanas con reposo y estrategias sencillas de recuperación. Otras lesiones, como las fracturas de huesos y las conmociones cerebrales, requieren intervención médica y pueden tardar varios meses en curarse.

¿Cómo me cuido después de una lesión deportiva?

Si te lesionas durante una actividad física, deja de jugar o hacer ejercicio inmediatamente. Puedes causarte más daño si sigues.

La mayoría de las lesiones deportivas menores mejoran en pocos días con el método RICE:

  • Reposo: No utilices la zona lesionada durante unos días. Si te has lesionado la parte inferior del cuerpo, considera la posibilidad de utilizar muletas para no cargar el peso sobre la zona lesionada.
  • Hielo: Poner hielo o compresas frías en la zona lesionada para reducir el dolor y la hinchazón (por ejemplo, de 15 a 20 minutos cada cuatro horas).
  • Compresión: Envuelve la zona lesionada con una venda elástica para dar soporte y reducir la hinchazón. Asegúrate de que esté bien ajustada, pero no tanto como para que duela o corte la circulación sanguínea.
  • Elevación: Eleva la parte del cuerpo lesionada, si es posible por encima del nivel del corazón, para que descanse y se reduzca la hinchazón. Utiliza una almohada o algo similar para mantener la lesión por encima del corazón.

También puedes considerar la posibilidad de tomar antiinflamatorios no esteroideos , como el ibuprofeno o el naproxeno.

Cuando empieces a sentirte mejor, vuelve a hacer deporte y otras actividades lentamente. Asegúrate de que puedes mover la zona sin dolor ni rigidez. Así te asegurarás de no volver a lesionarte o empeorar la lesión.

¿Cuándo debo buscar atención médica para una lesión deportiva?

Aunque muchas lesiones deportivas pueden tratarse en casa, debes buscar atención médica en los siguientes casos

  • Dolor que interfiere con el movimiento y no mejora con el tiempo.
  • Hinchazón masiva que no disminuye lentamente.
  • Hematomas o hemorragias extremas.
  • Incapacidad para utilizar la zona lesionada.
  • Deformación evidente, como la flexión de la pierna en la dirección equivocada.

¿Qué puedo preguntar a mi médico sobre mi lesión deportiva?

A continuación se exponen algunas preguntas que puede hacer a su especialista médico para comprender mejor su lesión específica:

  • ¿Qué tratamientos necesito?
  • ¿Debo aplicar calor, hielo o ambos?
  • ¿Debo tomar analgésicos? ¿Cuánto y con qué frecuencia?
  • ¿Cuánto tiempo tardará en curarse?
  • ¿Volverá la zona lesionada a la normalidad?
  • ¿Cuándo podré volver a practicar deportes y otras actividades físicas?
  • ¿Necesito fisioterapia?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar volver a lesionarme?

El resumen de Infitema

El ejercicio y el deporte son importantes para la salud, pero a menudo provocan lesiones. Muchas lesiones deportivas leves y comunes pueden tratarse en casa con reposo y otras estrategias. Pero busque atención médica si el dolor, la hinchazón, los hematomas o la imposibilidad de utilizar la zona lesionada no mejoran en unas horas o días.