/images/i/patologias/leucomalacia-periventricular-pvl/leucomalacia-periventricular-pvl-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Leucomalacia periventricular (PVL): Síntomas y tratamiento con fisioterapia

La leucomalacia periventricular (LPV) es un daño en la parte interna del cerebro (materia blanca). Los niños que nacen prematuramente corren un mayor riesgo de padecerla. La LPV puede producirse por falta de sangre u oxígeno en el cerebro del niño. La PVL provoca problemas en los movimientos motores y puede aumentar el riesgo de parálisis cerebral. La LPV no tiene cura, pero la terapia puede ayudar a mejorar el día a día de su hijo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La porencefalia es un trastorno del desarrollo del cerebro que se caracteriza por la presencia de una cavidad en el tejido cerebral. La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el tono muscular, así como la coordinación y el equilibrio. También puede ayudar a mejorar la capacidad de los pacientes para realizar actividades de la vida diaria y reducir el riesgo de caídas.
¿Qué es la leucomalacia periventricular?

¿Qué es la leucomalacia periventricular?

La leucomalacia periventricular (LPV) es un tipo de daño cerebral que se produce en la parte interna del cerebro (materia blanca). La LPV puede producirse antes, durante o después del nacimiento.

La materia blanca existe alrededor de los espacios del cerebro que contienen líquido (ventrículos). La materia blanca envía información entre las células nerviosas, la médula espinal y otras partes del cerebro. La lesión o muerte de este tejido cerebral afecta a las células nerviosas que controlan el movimiento.

Los síntomas de la leucomalacia periventricular pueden ser desde leves hasta limitantes para la vida. En la mayoría de los casos, la leucomalacia periventricular produce músculos tensos (espásticos). La LPV también aumenta el riesgo de parálisis cerebral , problemas de aprendizaje y otros problemas de desarrollo.

¿Quién puede padecer leucomalacia periventricular?

Cualquiera puede padecer leucomalacia periventricular. Pero es más frecuente en los niños que nacen prematuramente y tienen un peso bajo al nacer. Cuanto más prematuro sea su hijo, mayor será el riesgo.

¿Qué frecuencia tiene la leucomalacia periventricular?

Cada año, la leucomalacia periventricular afecta a entre 20.000 y 30.000 niños nacidos prematuramente que pesan menos de un kilo. Unos 7.000 de estos niños desarrollan parálisis cerebral .

¿Cuál es la causa de la leucomalacia periventricular (LPV)?

¿Cuál es la causa de la leucomalacia periventricular (LPV)?

La causa de la leucomalacia periventricular no está clara. La leucomalacia periventricular puede producirse cuando no llega suficiente sangre u oxígeno al cerebro de su hijo. Otras afecciones relacionadas con la LPV son:

  • Hemorragia cerebral (hemorragia intraventricular).
  • Rotura prematura de aguas o rotura de las membranas (bolsa amniótica).
  • Infección en el útero.

¿Cuáles son los síntomas de la leucomalacia periventricular (LPV)?

En los casos leves, algunos bebés pueden no presentar ningún síntoma. A veces, los síntomas aparecen gradualmente con el tiempo. Los síntomas más comunes de la EVP aparecen entre los seis y los nueve meses de edad y pueden incluir

  • Retraso del desarrollo (mental y físico).
  • Dificultad en los movimientos oculares.
  • Pérdida de audición y problemas de visión .
  • Problemas de aprendizaje .
  • Problemas de movimiento.
  • Escoliosis .
  • Convulsiones ((1499)epilepsia ).
  • Músculos tensos, especialmente en las piernas ((221)espasticidad ).
  • Incontinencia urinaria .

¿Cómo se diagnostica la leucomalacia periventricular?

El médico le preguntará sobre los síntomas y el historial médico de su hijo. También le hará un examen físico . También pueden sugerir otras pruebas, como:

  • Resonancia magnética (RM): Una RM utiliza ondas de radio, un imán y un ordenador para tomar imágenes del interior de su cuerpo. Esta prueba de imagen puede mostrar cambios en el tejido cerebral de su hijo.
  • Ecografía craneal: La ecografía utiliza ondas sonoras para obtener imágenes de los tejidos corporales. Si su hijo tiene PVL, la ecografía mostrará quistes o lugares huecos en su tejido cerebral. Los profesionales sanitarios suelen realizar una ecografía craneal entre cuatro y seis semanas después del nacimiento.
¿Cómo se trata la leucomalacia periventricular (LPV)?

¿Cómo se trata la leucomalacia periventricular (LPV)?

La EVP no tiene cura. Los tratamientos se centran en minimizar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Estos tratamientos pueden incluir:

  • Dispositivos de asistencia, como sillas de ruedas, andadores y bastones .
  • Medicamentos.
  • Terapia ocupacional.
  • Fisioterapia.
  • Logopedia.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • La porencefalia es un trastorno del desarrollo del cerebro que se caracteriza por un agujero o cavidad en una de las capas del cerebro.
  • El tratamiento de fisioterapia para la porencefalia implica el uso de ejercicios especiales para mejorar la función del cerebro afectado.
  • Los ejercicios pueden incluir el uso de manos, brazos y piernas para estimular el cerebro.
  • También se pueden utilizar juguetes y otros objetos para ayudar a mejorar la coordinación y la motricidad fina.
  • La fisioterapia también puede incluir el uso de técnicas de respiración para mejorar la función pulmonar.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de leucomalacia periventricular de mi hijo?

No puede reducir el riesgo de que su hijo sufra leucomalacia periventricular. Pero puede ayudar a mejorar la calidad de vida de su hijo buscando tratamiento tan pronto como aparezcan los síntomas.

¿Qué puedo esperar si mi hijo tiene leucomalacia periventricular?

La leucomalacia periventricular puede provocar problemas de desarrollo físico y mental. Los casos graves de leucomalacia periventricular pueden causar parálisis cerebral . El profesional sanitario de su hijo tendrá que vigilarlo a lo largo del tiempo para detectar cualquier cambio en su estado.

¿Cuál es el pronóstico si mi hijo tiene leucomalacia periventricular?

Los niños con LPV pueden vivir desde unos pocos meses hasta toda la vida. Su esperanza de vida depende de la cantidad y la gravedad de sus síntomas, como por ejemplo

  • Capacidad para alimentarse.
  • Capacidad de movimiento.
  • Funcionamiento de la respiración.
  • La capacidad mental (cognitiva).

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo con leucomalacia periventricular?

Puede cuidar a su hijo con EVP asegurándose de que reciba evaluaciones periódicas por parte de un especialista en desarrollo. Si el especialista detecta algún problema, puede encontrar la manera de ayudarle lo antes posible.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con el profesional sanitario de mi hijo?

Debe ponerse en contacto con el profesional sanitario de su hijo si observa

  • Cualquier síntoma nuevo.
  • Cambios en sus síntomas.

El resumen de Infitema

La leucomalacia periventricular (LPV) es un daño en la materia blanca del cerebro. La LPV puede producirse antes, durante o después del nacimiento. Los niños prematuros tienen un mayor riesgo de padecerla. Los síntomas suelen aparecer cuando el niño tiene entre seis y nueve meses. Estos síntomas incluyen problemas para controlar el movimiento, retrasos en el desarrollo, problemas de aprendizaje y convulsiones. El tratamiento de la LPV se centra en mejorar la calidad de vida de su hijo.