/images/i/patologias/levoscoliosis-y-dextroscoliosis/levoscoliosis-y-dextroscoliosis-diferencias-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Levoscoliosis y Dextroscoliosis: Diferencias y tratamiento con fisioterapia

La mayoría de las personas no necesitan nunca tratamiento con fisioterapia para la escoliosis. Tendrás que visitar a tu médico cada pocos meses para que pueda controlar cualquier cambio en tu columna vertebral y asegurarse de que la curvatura causada por la levoscoliosis o la dextroscoliosis no se está agravando.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con desarrollar levoscoliosis y dextroscoliosis?

La fisioterapia puede aumentar la fuerza y la coordinación de los músculos, lo que puede mejorar la capacidad de una persona para realizar actividades cotidianas. También puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez.
¿Qué son la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

¿Qué son la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

La levoscoliosis y la dextroscoliosis son dos tipos específicos de escoliosis —, una curvatura anormal de la columna vertebral. La columna vertebral se curva de forma natural de delante a atrás a lo largo de la espalda. La escoliosis hace que la columna rote y se curve hacia un lado.

La escoliosis pediátrica y adolescente (la que afecta a niños y adolescentes) es la forma más común de escoliosis. Las personas que desarrollan escoliosis después de la pubertad tienen escoliosis del adulto .

La escoliosis que hace que la columna vertebral se curve hacia la izquierda se denomina levoescoliosis. La dextroscoliosis es la escoliosis que hace que la columna se curve hacia la derecha.

La mayoría de las personas con levoscoliosis o dextroscoliosis leves no necesitan tratamiento. Si tienes alguna de estas afecciones, un profesional sanitario te revisará la columna vertebral cada pocos meses para asegurarse de que su curvatura no está empeorando.

Si la escoliosis curva demasiado la columna vertebral, es posible que tengas que llevar un corsé o que te lo reparen quirúrgicamente.

¿Cómo afectan la levoscoliosis o la dextroscoliosis a mi cuerpo?

La forma más obvia en que la levoscoliosis o la dextroscoliosis afectan a su cuerpo es la curvatura no natural de su columna vertebral.

La levoscoliosis suele afectar a la columna lumbar. La dextroscoliosis es más común en la columna torácica de las personas. Sin embargo, es posible tener levoscoliosis o dextroscoliosis en cualquier zona de la columna vertebral.

Si la curvatura es lo suficientemente severa, puede tensionar los músculos de la espalda o ejercer presión sobre los nervios conectados a la columna vertebral.

Es muy raro, pero una escoliosis grave puede dañar los órganos cercanos a la columna vertebral, incluidos los:

  • El corazón.
  • Los pulmones.
  • Médula espinal.

Escoliosis y zonas de la columna vertebral

Tanto la levoscoliosis como la dextroscoliosis pueden afectar a cualquiera de las tres secciones principales de su columna vertebral , incluyendo su:

  • La columna cervical (el cuello).
  • La columna torácica (la parte superior de la espalda que va desde la parte inferior del cuello hasta la parte inferior de las costillas).
  • La columna lumbar (la parte inferior de la espalda).

¿Qué frecuencia tienen la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Menos del 5% de las personas padecen escoliosis. Es mucho más común en los adolescentes que en cualquier otro grupo de edad.

La escoliosis puede ser hereditaria, y alrededor del 30% de las personas con escoliosis tienen un familiar directo (un padre, un hermano o un abuelo) que la padece.

La dextroscoliosis es más frecuente que la levoscoliosis.

Levoscoliosis vs. dextroscoliosis

La levoscoliosis y la dextroscoliosis son tipos diferentes de escoliosis. La diferencia radica en la forma en que se curva la columna vertebral.

La levoscoliosis hace que la columna se curve hacia la izquierda. La parte curvada de su columna vertebral se parecerá un poco a una “C”.

La dextroscoliosis hace que la columna se curve hacia la derecha. Es lo contrario de la levoscoliosis, y hará que tu columna se curve como una “C” hacia atrás o un círculo al que le falta el lado izquierdo.

¿A quién afecta la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Tanto los niños como los adolescentes y los adultos pueden desarrollar levoscoliosis y dextroscoliosis.

La mayoría de los casos de escoliosis afectan a los adolescentes. Las niñas y las personas asignadas como mujeres al nacer tienen más probabilidades de desarrollar escoliosis que los niños y las personas asignadas como hombres al nacer.

Es más frecuente que los niños y adolescentes desarrollen escoliosis en la columna torácica. Los adultos tienen más probabilidades de sufrir escoliosis en la columna lumbar.

¿Cuáles son los síntomas de la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Es raro que cualquier tipo de escoliosis provoque síntomas que usted pueda notar, como cambios en su postura. Por lo general, no le causará dolor ni molestias. De hecho, es posible que nunca sepa que tiene levoscoliosis o dextroscoliosis hasta que se le diagnostique una de estas afecciones.

Normalmente es más fácil que otras personas noten cambios en su postura, como por ejemplo

  • Tus hombros son desiguales.
  • Una curva notable en la columna vertebral cuando alguien la mira.
  • Caderas desiguales cuando te sientas o te pones de pie.

Si tienes un caso leve de escoliosis, puede ser difícil (o imposible) notar cualquier signo hasta que te hagan una prueba de detección.

¿Qué causa la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

¿Qué causa la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Las causas de la levoscoliosis y la dextroscoliosis incluyen:

  • La escoliosis idiopática es el tipo más común. "Idiopática" significa que la causa es desconocida, pero como se da en familias, tiene una base genética (hereditaria).
  • La escoliosis congénita es un raro defecto de nacimiento .
  • La escoliosis degenerativa está causada por el desgaste de la columna vertebral al envejecer. Es la causa más común de escoliosis en adultos.
  • La escoliosis neuromuscular está causada por anomalías en los músculos y nervios que sostienen la columna vertebral. Las personas con afecciones como parálisis cerebral , espina bífida y distrofia muscular pueden desarrollarla.

Escoliosis y postura

Es un mito común que encorvarse demasiado puede causar escoliosis. Esto no es cierto. La escoliosis nunca es causada por tener una mala postura. Aunque encorvarse, encorvarse o levantar peso de forma incorrecta puede perjudicar la salud de la espalda y la postura , no puede provocar la curvatura de la columna vertebral.

Del mismo modo, la escoliosis en niños y adolescentes no está causada por la práctica de deportes o por llevar una mochila pesada.

¿Cómo se diagnostican la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Un profesional sanitario diagnosticará la escoliosis con un examen físico.

Le harán quitarse la camisa e inclinarse hacia delante con los hombros colgando sin apretar por delante. Esto les permitirá ver su columna vertebral con claridad, incluidas las curvas no naturales causadas por la escoliosis. Esta prueba —, a veces denominada prueba de inclinación hacia delante de Adam —, también puede ayudar a su especialista a diagnosticar la cifosis , una afección similar a la escoliosis que hace que los hombros se inclinen hacia delante.

A muchos niños también se les examina la escoliosis en el colegio. Si los examinadores del colegio de tu hijo detectan signos de escoliosis, te lo comunicarán y podrás acudir al pediatra habitual para hacer el seguimiento que necesites.

¿Qué pruebas se harán para diagnosticar esta enfermedad?

Además de examinar la columna vertebral, el pediatra puede utilizar un instrumento llamado escoliómetro. Un escoliómetro es una herramienta manual que parece una mezcla de regla y nivel. El médico le colocará el escoliómetro en la espalda para ver si su columna se curva de forma poco natural. Esta prueba es más precisa que un examen visual y le ayudará a confirmar dónde se curva la columna y en qué dirección.

Si su especialista nota signos de escoliosis en su columna vertebral durante un examen físico o después de usar un escoliómetro, es posible que necesite algunas pruebas de imagen para ayudarles a saber exactamente lo que está pasando dentro de su cuerpo, incluyendo:

  • Radiografías .
  • RESONANCIA MAGNÉTICA .
  • TAC .

Su especialista le diagnosticará levoscoliosis o dextroscoliosis, dependiendo de la dirección en que se curve su columna.

¿Cómo se tratan la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

¿Cómo se tratan la levoscoliosis y la dextroscoliosis?

Tratar la escoliosis no es como curar una enfermedad —, sino que se centra más en asegurarse de que no empeore con el tiempo. Si la curvatura de la columna vertebral es leve, es probable que tengas que visitar a tu médico cada cuatro o seis meses para que pueda controlar la escoliosis. Te revisarán la columna y medirán cualquier cambio en la curvatura. Si no empeora, no necesitarás ningún otro tratamiento.

Si la escoliosis sigue cambiando y hace que tu columna esté más curvada, hay algunas opciones de tratamiento, entre ellas:

  • Ortesis: Llevarás un corsé personalizado para sujetar la columna y evitar que siga curvándose. Estos corsés suelen ir desde la axila hasta la cadera. Tu médico te dirá con qué frecuencia debes llevar el corsé y cuánto tiempo tendrás que llevarlo. La mayoría de las personas necesitan llevar el corsé al menos 20 horas al día.
  • Cirugía de escoliosis: Es raro que se necesite una cirugía de escoliosis. Si la curva es lo suficientemente grave — o sigue empeorando con el tiempo —, su especialista podría recomendar una fusión espinal . También es posible que necesite un injerto óseo para ayudar a enderezar la columna vertebral y reducir su curvatura. Su cirujano o especialista le dirá qué tipo de cirugía necesitará y cuánto tiempo tardará en recuperarse.
  • El método Schroth: Algunos casos de escoliosis pueden tratarse con un tipo de fisioterapia conocido como método Schroth. Suele utilizarse para tratar la escoliosis pediátrica. Su especialista o un fisioterapeuta le dará a su hijo estiramientos, movimientos de corrección de la postura y ejercicios de respiración para que los realice. Estos movimientos fortalecerán los músculos que rodean la columna vertebral de tu hijo para ayudar a que sus vértebras vuelvan a tener una curva más natural.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para desarrollar levoscoliosis y dextroscoliosis?

  • La dispraxia es un trastorno del movimiento que se caracteriza por una incapacidad para realizar movimientos coordinados.
  • Los pacientes con dispraxia tienen dificultades para realizar movimientos complejos, como vestirse o abrocharse los botones.
  • A menudo, la terapia de ejercicios es el tratamiento de elección para la dispraxia.
  • La terapia de ejercicios puede ayudar a los pacientes a mejorar su coordinación y aumentar su fuerza.
  • También se pueden utilizar técnicas de terapia ocupacional, como el uso de guías o plantillas, para ayudar a los pacientes a realizar tareas diarias.

¿Cómo me cuido?

Si tiene levoscoliosis o dextroscoliosis, probablemente no tendrá que cambiar nada de su rutina diaria. Visite a su especialista con la frecuencia que le sugiera para controlar cualquier cambio en su columna vertebral.

No es necesario dejar de hacer ejercicio o practicar deportes con la levoscoliosis o la dextroscoliosis. De hecho, mantenerse activo puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral y ayudar a reducir cualquier impacto que la escoliosis tenga en el cuerpo. Si necesitas una intervención quirúrgica para reparar la curvatura de la columna, es posible que tengas que evitar ciertas actividades físicas mientras te recuperas. Hable con su cirujano o especialista sobre lo que puede esperar.

Hable con su especialista si nota algún cambio en su espalda, especialmente si experimenta nuevos síntomas como dolor o pérdida de sensibilidad en las extremidades.

¿Cómo puedo prevenir la levoscoliosis o la dextroscoliosis?

La levoscoliosis y la dextroscoliosis no se pueden prevenir.

La escoliosis idiopática no tiene una causa. La escoliosis degenerativa se produce con el tiempo, a medida que el cuerpo envejece. La escoliosis congénita y la neuromuscular están causadas por otras condiciones de salud, muchas de las cuales no se pueden prevenir.

¿Qué puedo esperar si tengo levoscoliosis o dextroscoliosis?

La levoescoliosis o la dextroscoliosis no deberían tener un gran impacto en su vida. La mayoría de las personas con cualquier forma de escoliosis sólo necesitan visitas periódicas a su médico para asegurarse de que su columna vertebral no está cambiando demasiado.

Técnicamente, vivirás con escoliosis el resto de tu vida, pero una vez que tu columna deje de moverse, no necesitarás ningún tratamiento especial en el futuro.

Si necesita tratamiento, debería esperar recuperarse por completo una vez que su columna esté estabilizada, ya sea después de un corsé o de una cirugía.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Hable con su especialista sobre la frecuencia de las visitas de seguimiento. La mayoría de las personas con levoscoliosis o dextroscoliosis necesitan una revisión de la columna vertebral cada cuatro o seis meses.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Qué tipo de escoliosis tengo?
  • ¿Con qué frecuencia tendré que revisarme la columna en el futuro?
  • ¿Tendré que llevar un corsé?
  • ¿Necesitaré cirugía en el futuro?

El resumen de Infitema

Aunque le asuste saber que usted o su hijo tienen un problema de columna, la escoliosis es poco frecuente, no causa dolor y rara vez requiere tratamiento. Incluso si usted o su hijo necesitan tratamiento para la levoscoliosis o la dextroscoliosis, no deberían tener ninguna complicación a largo plazo.

Hable con su médico si nota algún cambio en la espalda o la columna vertebral, o si su hijo tiene las caderas o los hombros desiguales.