/images/i/patologias/lordosis-swayback/lordosis-swayback-tipos-causas-y-sintomas.png
< Volver a patologías

Lordosis (Swayback): Tipos, causas y síntomas

La mayoría de los casos de lordosis no son tan graves como para causar síntomas o necesitar tratamiento con fisioterapia, pero no ignore los cambios en su cuerpo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La lordosis, también conocida como swayback, es una curva anormal en la columna vertebral. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez asociados con la lordosis, así como mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento. También se pueden utilizar técnicas de terapia manual, como la manipulación vertebral, para tratar la lordosis.
¿Qué es la lordosis?

¿Qué es la lordosis?

La lordosis es la definición médica de la columna vertebral curvada hacia delante en el cuello o en la parte inferior de la espalda.

La columna cervical (el nombre médico de la parte de la columna vertebral que se encuentra en el cuello) y la columna lumbar (la parte inferior de la espalda) están curvadas de forma natural un poco hacia delante, hacia la parte delantera del cuerpo. Esta lordosis natural te ayuda a mantener la postura y a absorber los impactos cuando te mueves.

Cualquier cosa que haga que esas zonas de la columna se curven más de lo debido se denomina curva lordótica.

La lordosis se produce cuando la columna se curva demasiado y desvía la postura de su alineación habitual. La lordosis que afecta a la columna lumbar se denomina "swayback". Recuerda que la lordosis es normal en la columna cervical y lumbar. En la columna cervical, una curva de 30 a 40 grados es normal. En la columna lumbar, lo normal es una curvatura de entre 40 y 60 grados.

Tu médico puede recomendarte estiramientos y ejercicios para mejorar tu postura, pero la mayoría de las personas con lordosis no necesitan ningún tratamiento. Los niños con lordosis suelen dejar de padecerla cuando crecen.

Lordosis frente a escoliosis y cifosis

La lordosis, la escoliosis y la cifosis son enfermedades que afectan a la curvatura de la columna vertebral. La diferencia entre todas ellas es la parte de la columna vertebral que se ve afectada y la dirección en la que se curva.

La lordosis es un aumento de la curva hacia la parte delantera del cuerpo que forma parte naturalmente de la columna cervical y lumbar.

La escoliosis hace que la columna vertebral se curve y gire hacia un lado. Es más común en niños y adolescentes .

La cifosis hace que la columna torácica (la parte superior de la espalda entre el cuello y la parte inferior de las costillas) se curve hacia atrás, alejándose de la parte delantera del cuerpo más de lo que debería. Hace que las personas tengan los hombros encorvados.

¿A quién afecta la lordosis?

La lordosis puede afectar a cualquier persona.

Algunos grupos son más propensos a desarrollar lordosis, entre ellos

  • Los adultos mayores de 50 años.
  • Los niños que atraviesan periodos de crecimiento.
  • Las personas embarazadas.

¿Cómo afecta esta afección a mi cuerpo?

La lordosis cambia su postura. La forma en que afecta a su cuerpo depende de dónde la tenga.

  • Lordosis cervical: Empuja el cuello más hacia delante de lo que debería o suele estar. En casos muy raros, puede afectar a la capacidad de utilizar el cuello y la garganta, incluso para hablar o tragar.
  • Lordosis lumbar: Empuja las caderas y la pelvis más hacia delante de lo que debería. Esto puede hacer que te pongas de pie con el estómago empujado hacia delante y el trasero sobresaliendo por detrás. Si te tumbas de espaldas, habrá más espacio bajo tu espalda de lo habitual. En casos raros y graves, la lordosis puede interferir con la capacidad de controlar la vejiga o los intestinos.

Si la curvatura de la columna vertebral es lo suficientemente grave, puede dificultar (o imposibilitar) el movimiento del cuello o la espalda.

¿Cuáles son los síntomas de la lordosis?

Muchas personas no tienen ningún síntoma físico de lordosis. De hecho, es posible que nunca sepan que la tienen hasta que se les diagnostique.

Normalmente es más fácil que otras personas noten cambios en su postura, como por ejemplo

  • La cabeza y el cuello más inclinados hacia delante de lo habitual.
  • Tus caderas empujadas hacia delante.
  • Tu trasero sobresaliendo.
  • Espacio extra debajo de tu espalda baja cuando estás acostado.

La lordosis que provoca curvas más severas puede causar dolor de cuello o dolor lumbar y dificultar los movimientos habituales.

¿Qué causa la lordosis?

¿Qué causa la lordosis?

La mayoría de los casos de lordosis son idiopáticos —, la definición médica de no tener causa. Se desarrollan por sí solos. La lordosis que afecta a los niños no suele tener ninguna causa. También puede identificarse en personas con un aumento de la cifosis torácica.

Algunas condiciones médicas pueden causar lordosis, incluyendo:

  • Espondilolistesis .
  • Acondroplasia .
  • Osteoporosis .
  • Osteosarcoma .
  • Distrofia muscular .
  • Cifosis.
  • Encefalopatía estática.

Las personas que están embarazadas también son más propensas a desarrollar lordosis.

¿Cómo se diagnostica la lordosis?

Su médico diagnosticará la lordosis con un examen físico.

Observarán su postura y comprobarán si su columna vertebral presenta alguna curvatura no natural. Comprobarán si la curva lordótica es flexible. Si se mueve con usted cuando dobla el cuello o la parte baja de la espalda, es menos probable que necesite tratamientos o cirugía.

También es posible que te examinen para ver si tienes escoliosis y cifosis y otras enfermedades que afectan a la espalda y la columna vertebral.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar la lordosis?

Si su especialista nota signos de lordosis en su columna vertebral, es posible que necesite algunas pruebas de imagen para ayudarles a saber exactamente lo que está pasando dentro de su cuerpo, entre otras cosas:

  • Radiografías .
  • RESONANCIA MAGNÉTICA .
  • TAC .
¿Cómo se trata la lordosis?

¿Cómo se trata la lordosis?

El tratamiento de la lordosis depende de la zona de la columna vertebral en la que se encuentre y de si está causando algún síntoma.

La mayoría de las personas no necesitan ningún tratamiento. Si tiene síntomas como el dolor de cuello o de espalda, probablemente sólo necesitará AINE de venta libre (como la aspirina o el ibuprofeno) y estiramientos y fortalecimiento para tratar sus síntomas. Hable con su médico antes de tomar un AINE durante más de 10 días.

Es probable que tenga que visitar a su médico cada pocos meses para controlar la lordosis y asegurarse de que la curva no se ha agravado.

Si la curva lordótica empeora con el tiempo, o si no es flexible, su especialista podría sugerir algunos tratamientos, entre ellos

  • Fisioterapia: Su especialista puede sugerirle ejercicios y estiramientos para fortalecer los músculos alrededor de su columna. Los ejercicios no pueden reducir la curvatura ni curar la lordosis, pero los estudios han demostrado que son la mejor manera de reducir síntomas como el dolor de cuello o de espalda. Fortalecer los isquiotibiales , las caderas, los abdominales y los glúteos (los músculos del trasero) puede mejorar tu postura .
  • Férula: Llevarás una férula personalizada para sujetar la columna vertebral y evitar que siga curvándose. Tu médico te dirá con qué frecuencia debes llevar el corsé y durante cuánto tiempo tendrás que usarlo. La mayoría de las personas necesitan llevar el corsé al menos 20 horas al día.
  • Cirugía de lordosis: Es raro que se necesite una cirugía de lordosis. Si la curva lordótica es lo suficientemente grave — o sigue empeorando con el tiempo —, su especialista podría recomendar una fusión espinal para ayudar a enderezar su columna y disminuir la curva. También es posible que necesite un injerto óseo para ayudar a su curación. Su cirujano o especialista le dirá qué tipo de cirugía necesitará y cuánto tiempo tardará en recuperarse.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia para la lordosis es corregir la postura y reducir la curva anormal de la columna vertebral.
  • Se pueden utilizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para corregir la postura y reducir la curva anormal de la columna vertebral.
  • También se pueden utilizar técnicas de manipulación para tratar la lordosis.
  • Se pueden utilizar técnicas de terapia física, como la electroestimulación, para tratar la lordosis.
  • Se pueden utilizar técnicas de masaje para tratar la lordosis.

¿Cómo me cuido?

No tienes que dejar de hacer ejercicio o practicar deportes con lordosis. De hecho, mantenerse activo puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral y ayudar a reducir algunos síntomas. Si necesita una intervención quirúrgica para reparar la curvatura de la columna, es posible que tenga que evitar ciertas actividades físicas mientras se recupera. Hable con su cirujano o especialista de servicios sobre lo que puede esperar.

Visite a su especialista con la frecuencia que le sugiera para controlar cualquier cambio en su columna vertebral.

Seguir una dieta saludable y un plan de ejercicios ayuda a mejorar su salud en general.

Hable con su especialista si nota algún cambio en su espalda, especialmente si experimenta nuevos síntomas como dolor o pérdida de sensibilidad en las extremidades.

¿Cómo puedo prevenir la lordosis?

La lordosis no se puede prevenir. Es idiopática (se desarrolla sin una causa) o está causada por otro problema de salud. En cualquier caso, no hay nada que pueda hacer para evitar su desarrollo. La mejor manera de minimizar los riesgos es mantener la flexibilidad y fortalecer el tronco.

¿Qué puedo esperar si tengo lordosis?

La lordosis no debería tener un gran impacto en su vida. La mayoría de las personas no necesitan tratamiento para ella. Incluso si lo hace, es probable que sólo necesite medicamentos de venta libre o ejercicios para mejorar su postura.

Los niños con lordosis suelen dejar de padecerla a medida que su columna vertebral crece y se desarrolla con el resto del cuerpo.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si tienes dolor de espalda, es conveniente que hables con tu médico.

Habla con tu médico sobre la frecuencia de las visitas de seguimiento. Le dirá con qué frecuencia tiene que comprobar la curva de su columna vertebral para ver si hay algún cambio.

Acuda a su médico de inmediato si pierde la sensibilidad en alguna de sus manos o pies, o si siente hormigueos o descargas. Podrían ser síntomas de otros problemas más graves en la médula espinal.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Qué tipo de lordosis tengo?
  • ¿Necesitaré tratamiento?
  • ¿Con qué frecuencia deben revisar mi columna vertebral?
  • ¿Tengo riesgo de padecer otros problemas de espalda o columna?

El resumen de Infitema

La mayoría de las personas no piensan nunca en sus huesos hasta que tienen un motivo para hacerlo cuando algo va mal en ellos. La lordosis no es una excepción a esta regla, sobre todo porque es posible que nunca tengas síntomas ni notes que tu columna se está curvando más de lo que debería. Aunque puede asustar pensar que algo está cambiando tu columna sin que lo sientas, la lordosis no debería tener un impacto importante en tu vida, ni en tu capacidad para hacer las actividades que te gustan.

Habla con tu médico sobre cualquier cambio que notes en tu espalda o en tu postura.