/images/i/patologias/macrosomia-fetal/macrosomia-fetal-que-es-causas-y-complicaciones.png
< Volver a patologías

Macrosomía fetal: Qué es, causas y complicaciones

La macrosomía fetal es una condición en la que el feto es más grande que la media (entre 4.000 gramos [8 libras, 13 onzas] y 4.500 gramos [9 libras, 15 onzas]). Hay muchas causas, como la diabetes o la obesidad del padre biológico. Aunque la macrosomía fetal es imprevisible, promover una buena salud y un embarazo saludable puede ayudar a prevenirla.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la macrosomía fetal?

La macrosomía fetal es una condición en la que un bebé en desarrollo tiene un peso corporal anormalmente alto. Esto puede ser causado por diversos factores, incluyendo el exceso de glucosa en la sangre materna, el exceso de peso materno, la diabetes gestacional, la hipertensión, o ciertas condiciones fetales. La macrosomía fetal puede ser una condición peligrosa, ya que puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo, el parto, y el puerperio. La fisioterapia puede ayudar a tratar la macrosomía fetal mediante la realización de ejercicios específicos para mejorar el tono muscular y la fuerza, así como la educación sobre cómo mantener un peso saludable.
¿Qué es la macrosomía fetal?

¿Qué es la macrosomía fetal?

La macrosomía fetal es una afección en la que el peso de tu bebé está por encima del 10% de la etapa del embarazo en la que te encuentras. Dar a luz a un bebé grande puede ser difícil, con más riesgo de desgarros vaginales o problemas para expulsar a tu bebé. Si el profesional sanitario considera que tu bebé es muy grande (más de 4 kilos, o más de 4 kilos si tienes (44)diabetes ), un parto por cesárea puede ser la opción más segura.

¿Cómo se ve afectado el parto si mi bebé es demasiado grande?

Tener un bebé grande puede aumentar el riesgo de sufrir ciertas complicaciones durante el parto. Algunas de las más comunes son

  • Lesiones en el canal de parto, el tracto genital o el periné.
  • Sangrado abundante o hemorragia posparto .
  • Rotura uterina.
  • Un parto más largo, especialmente durante la fase de empuje.
  • Cambios en la frecuencia cardíaca de tu bebé durante el parto.

Tu bebé también corre el riesgo de sufrir complicaciones. La más grave es la distocia de hombros . Esto ocurre cuando la cabeza del bebé sale del útero, pero sus hombros se quedan atascados dentro del útero . Se trata de una situación grave que puede ocurrir en cualquier parto, pero es más frecuente en los bebés grandes. Su especialista médico vigilará su trabajo de parto para detectar signos de distocia de hombros, así como un plan de acción en caso de que ocurra.

En los recién nacidos, la distocia de hombros puede causar

Los recién nacidos de gran tamaño también corren el riesgo de sufrir complicaciones después del parto, como:

  • Recuento elevado de glóbulos rojos , lo que aumenta el riesgo de que su bebé sufra ictericia .
  • Niveles bajos de azúcar en sangre .
  • Problemas respiratorios.

¿Cuáles son los síntomas de estar embarazada de un bebé grande?

Es difícil saber el tamaño exacto de tu bebé hasta que nazca. La mayoría de los síntomas del embarazo que experimentas son los mismos, independientemente del crecimiento de tu bebé.

¿Qué causa la macrosomía fetal?

¿Qué causa la macrosomía fetal?

Su especialista médico puede sospechar que su bebé tiene macrosomía si usted:

  • Tiene una gran altura del fondo uterino (una medida del crecimiento de su bebé).
  • Ha ganado mucho peso durante el embarazo.
  • Tiene diabetes o le han diagnosticado diabetes gestacional .
  • Ha dado a luz anteriormente a un bebé grande.
  • Has superado la fecha de parto.
  • Tú misma fuiste un bebé grande.

¿Cómo se diagnostica la macrosomía fetal?

Es posible que su médico pida una ecografía para comprobar el peso de su bebé y la cantidad de líquido amniótico. Una ecografía es un procedimiento de diagnóstico que transmite ondas sonoras de alta frecuencia a través de los tejidos corporales. Estas ondas se transforman en imágenes de vídeo o fotográficas.

La ecografía sólo puede estimar el peso de un bebé con una aproximación del 10%. Por ejemplo, si la ecografía estima que tu bebé pesa 2,5 kilos, esa es la mejor estimación “, pero tu bebé podría pesar realmente entre 2,5 y 3 kilos.

Como la ecografía no es precisa y no puede predecir la distocia de hombros, el médico combinará la información de la ecografía con los antecedentes del embarazo y la exploración física para determinar el momento y la vía de parto más seguros.

Para determinar si necesita una ecografía, su especialista de asistencia sanitaria

  • Medir la altura del fondo uterino (la distancia desde la parte superior del útero hasta el pubis).
  • Palpar su vientre. El profesional sanitario puede presionarle el abdomen en determinadas zonas para juzgar el tamaño de su bebé.

Si las pruebas indican que tu bebé es grande, tu especialista de atención prenatal puede sugerirte más pruebas para controlar la salud de tu bebé. Esto podría incluir un perfil biofísico o una prueba de no estrés.

¿Cómo se trata la macrosomía cuando el bebé es demasiado grande?

¿Cómo se trata la macrosomía cuando el bebé es demasiado grande?

El tratamiento de la macrosomía se centra en el control de cualquier problema de salud subyacente, como la diabetes o la obesidad. Usted y su médico colaborarán para controlar estas y otras enfermedades que puedan complicar el embarazo o el parto. En la mayoría de los casos, lo único que puede hacer es seguir una dieta saludable y un plan de ejercicio físico y controlar la diabetes (con insulina, si es necesario).

Tu médico te explicará los riesgos de un parto vaginal. En algunos casos, se recomienda una cesárea para reducir las posibilidades de que se produzcan complicaciones. Es importante saber que dar a luz antes de tiempo no parece reducir las complicaciones, por lo que no se recomienda programar un parto antes de las 39 semanas, a menos que haya otras complicaciones médicas además del tamaño de tu bebé.

¿Necesito una cesárea si mi bebé es demasiado grande?

No necesariamente. La cesárea es más probable cuando:

  • Has tenido un bebé con distocia de hombros.
  • Tienes diabetes y se estima que tu bebé pesa más de 4 kilos.
  • No tienes diabetes y se prevé que tu bebé pese más de 4 kilos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la macrosomía fetal?

  • El tratamiento de fisioterapia para macrosomía fetal generalmente se centra en mejorar la postura y el tono muscular del bebé.
  • A menudo se usan técnicas de masaje y estiramiento para ayudar a aliviar la tensión en los músculos del bebé y mejorar su flexibilidad.
  • También se pueden utilizar técnicas de respiración y relajación para ayudar al bebé a calmarse y reducir el estrés.
  • En algunos casos, se pueden utilizar terapias manuales más invasivas, como la terapia craneosacral, para tratar de corregir las asimetrías en el tamaño y la forma del cráneo del bebé.
  • El objetivo final del tratamiento es mejorar el bienestar del bebé y reducir el riesgo de complicaciones médicas asociadas con la macrosomía fetal.

¿Puede prevenirse la macrosomía fetal?

La macrosomía fetal suele ser imprevisible. El diagnóstico sólo se hace después de pesar al bebé tras el parto. Los bebés pueden nacer con un tamaño superior a la media con o sin factores de riesgo conocidos.

Promover una buena salud y un embarazo saludable puede mejorar las probabilidades:

  • Recibir atención prenatal periódica. Las visitas frecuentes les permiten a usted y a su especialista médico seguir de cerca el progreso de su bebé y también le dan la oportunidad de hacer preguntas.
  • Vigila tu peso. Su peso antes del embarazo es importante, al igual que el aumento de peso durante el mismo.
  • Si tienes diabetes, toma las medidas adecuadas para controlarla. La diabetes previa al embarazo y la que aparece durante el mismo ((423)diabetes gestacional ) son factores de riesgo de macrosomía fetal.

¿Cuáles son las complicaciones de la macrosomía fetal para el bebé?

Las investigaciones sugieren que los bebés de gran tamaño tienen un mayor riesgo de:

  • Tener un nivel bajo de azúcar en sangre ((101)hipoglucemia ).
  • Padecer obesidad en la infancia.
  • Desarrollar el síndrome metabólico (un conjunto de afecciones que aumentan la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes).

La mayoría de los bebés que sufren fracturas o daños nerviosos durante el parto se recuperan completamente de esas lesiones.

El resumen de Infitema

La macrosomía fetal puede provocar graves complicaciones durante el parto. Hay muchas causas, pero las dos más importantes son la diabetes no controlada y tener obesidad. Puedes reducir el riesgo de tener un bebé grande controlando estas condiciones. Hacer ejercicio con regularidad y seguir una dieta sana puede ayudarte a conseguir un embarazo saludable y reducir el riesgo de complicaciones. No tengas miedo de preguntar cómo puedes cuidarte. Aunque la macrosomía fetal puede ser grave, la mayoría de los bebés macrosómicos nacen sanos.