/images/i/patologias/mano-en-garra/mano-en-garra-que-es-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Mano en garra: Qué es, causas y tratamiento con fisioterapia

La mano en garra puede ser una afección temporal, pero también puede ser un problema a largo plazo. El tiempo que le afecte dependerá de la causa y de cómo respondan los dedos y la mano al tratamiento con fisioterapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la mano en garra?

La fisioterapia puede ayudar a las personas con osteogénesis imperfecta (OI) a mejorar su fuerza muscular, coordinación y equilibrio. También puede ayudar a disminuir el dolor y la rigidez en las articulaciones. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la capacidad de las personas con OI para realizar actividades cotidianas.
¿Qué es la mano en garra?

¿Qué es la mano en garra?

La mano en garra hace que los dedos se doblen hacia la muñeca. Es posible que la conozcas como parálisis del nervio cubital. También puede hacer que te resulte difícil (o imposible) enderezar todos los dedos. Esta posición de flexión atascada es lo que da nombre a la mano en garra — tu mano está congelada en forma de garra.

La mano en garra puede ser un tipo de diferencia congénita de la mano con la que se nace, o puede ser causada más tarde en la vida por una lesión u otra condición de salud.

La mayoría de los casos de mano en garra están causados por un daño en el nervio cubital , el nervio que controla algunos de los músculos que flexionan y extienden los dedos.

Mano en garra vs. contractura de Dupuytren y dedo en gatillo

La mano en garra, la contractura de Dupuytren y el dedo en gatillo dificultan la flexión de los dedos. La diferencia estriba en las causas.

La mano en garra suele estar causada por un daño en el nervio cubital, que controla los músculos de los dedos anular y meñique. Si el nervio cubital está dañado, los músculos que controla no reciben algunas o todas las señales eléctricas que les indican que deben enderezarse.

La contractura de Dupuytren es un trastorno genético que hace que el tejido bajo la piel de las palmas de las manos y los dedos se engrose y se tense. Crecen pequeños bultos (nódulos) en la fascia de la mano —, el ligamento en forma de banda elástica que sostiene la mano y los dedos y los ayuda a moverse correctamente. Con el tiempo, estas protuberancias pueden hacer que los dedos se acerquen tanto a la muñeca que no se puedan enderezar.

El dedo en gatillo y el pulgar en gatillo están causados por la inflamación de los tendones de la mano. El uso excesivo de los tendones puede irritarlos y provocar una inflamación. Esta hinchazón hace que sea más difícil que se muevan tan suavemente como lo hacen normalmente. Si la inflamación es lo suficientemente grave, los dedos pueden quedar bloqueados en una posición flexionada o extendida, lo que requiere una intervención quirúrgica para corregirla.

¿A quién afecta la mano de garra?

La mano en garra puede afectar a cualquier persona. Los hombres y las personas asignadas como varones al nacer tienen una probabilidad ligeramente mayor de desarrollarla que las mujeres o las personas asignadas como mujeres al nacer.

¿Cómo afecta la mano de garra a mi cuerpo?

La mano en garra dificulta el uso de la mano como estás acostumbrado, especialmente si no has nacido con ella, ya que puede afectar a tu capacidad de tocar, agarrar y mover objetos.

También puede ser difícil hacer tu trabajo o tus tareas escolares con la mano en garra, especialmente si necesitas sujetar herramientas o escribir en un teclado.

¿Cuáles son los síntomas de la mano en garra?

El síntoma más obvio de la mano en garra es que tu mano está en forma de garra con los dedos flexionados hacia la muñeca. Es posible que te cueste extender los dedos fuera de la muñeca — y que no puedas mover los dedos en absoluto.

Es posible que tenga problemas para “abrir” la mano — extendiendo los dedos desde el centro de la palma de la mano como suele hacer.

Si la mano en garra está causada por un daño en el nervio cubital, puede sentir hormigueo o entumecimiento a lo largo del antebrazo hasta la muñeca y los dedos anular y meñique.

¿Cuáles son las causas de la mano en garra?

¿Cuáles son las causas de la mano en garra?

Las causas de la mano en garra incluyen:

  • Lesión del nervio cubital o de las ramas que lo componen: Cualquier lesión en el cuello, el pecho o el brazo puede dañar los nervios cubitales que van desde ambos lados del cuello hasta las muñecas, pasando por los brazos.
  • Síndrome del túnel cubital : El síndrome del túnel cubital, también llamado atrapamiento del nervio cubital, se produce cuando el nervio cubital se irrita o se comprime (aprieta) en la parte interior del codo. La presión sobre el nervio cubital puede interferir con su capacidad para controlar los músculos de la mano y puede causar entumecimiento y hormigueo en el antebrazo, la muñeca y los dedos anular y meñique. Las personas que ejercen mucha presión repetida sobre los codos y las muñecas, o que realizan movimientos repetitivos de flexión del codo y la muñeca, son más propensas a desarrollar problemas del nervio cubital.
  • Una diferencia congénita en la mano: Congénito significa "presente al nacer". Una diferencia congénita en la mano es una variación en la formación habitual de la mano que se produce cuando el bebé está en el útero. Las personas con mano en garra congénita la tienen desde que nacen.
  • Espondilosis cervical : La espondilosis cervical es un término general para referirse al desgaste de la columna cervical (cuello) relacionado con la edad que puede provocar dolor de cuello, rigidez de cuello y otros síntomas. Algunas personas con espondilosis cervical pierden algunas funciones en las manos.
  • Tejido cicatricial: Si la piel del brazo o de la mano está dañada después de una quemadura grave, puede estar lo suficientemente tensa como para provocar una mano en garra.
  • Infecciones: Es raro, pero las infecciones como la lepra que afectan a los nervios pueden causar mano en garra.

¿Cómo se diagnostica la mano en garra?

El médico diagnosticará la mano en garra con un examen físico y una prueba de electromiografía (EMG) .

Observarán su mano y comprobarán su funcionamiento —, lo bien que puede doblar y mover los dedos en comparación con su capacidad habitual. Si su especialista sospecha que tiene una mano en garra u otro problema nervioso, necesitará una EMG.

Prueba de electromiografía

Una EMG es una prueba de diagnóstico que mide el funcionamiento de sus músculos y nervios. Su especialista insertará agujas finas a través de la piel en sus músculos. Cuando usted mueve los músculos, los electrodos situados en el extremo de las agujas miden su actividad eléctrica. Si su nervio cubital está dañado, un EMG mostrará cómo y dónde.

Si está presente, el médico diagnosticará la mano en garra congénita cuando nazca el bebé.

¿Cómo se trata la mano en garra?

¿Cómo se trata la mano en garra?

Su especialista puede tratar la mano en garra de diferentes maneras. El tratamiento que necesite dependerá de la causa y de la gravedad de los síntomas. Los tratamientos incluyen:

  • Ejercicios de estiramiento para el antebrazo, la muñeca y la mano.
  • Uso de una férula o corsé en los dedos afectados.
  • Fisioterapia para aumentar la fuerza y la flexibilidad.
  • Cirugía.
  • Medicación para tratar la infección que está causando la mano en garra.

Cirugía de la mano en garra

Es posible que necesite una cirugía para liberar los dedos y aliviar los síntomas de la mano en garra. Las cirugías de mano en garra incluyen:

  • Reparación del nervio.
  • Liberación de tendones.
  • Injertos de piel .
  • Transferencia de tendones.

Su especialista o cirujano le dirá qué tipo de cirugía necesita y qué debe esperar.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la mano en garra?

  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia para OI es mejorar la función y reducir el dolor.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a mejorar la fuerza y el rango de movimiento de los huesos afectados.
  • La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la postura y la coordinación, y puede reducir el riesgo de fracturas.
  • Otros tratamientos de fisioterapia, como la terapia ocupacional y la terapia del habla, pueden ayudar a mejorar la calidad de vida.

¿Cuándo me sentiré mejor después del tratamiento?

El tiempo que tarde en sentirse mejor dependerá del tipo de tratamiento que necesite. Las personas que necesitan una férula suelen tener que llevarla durante unos meses. Los ejercicios de estiramiento y la fisioterapia son tratamientos a más largo plazo que pueden durar un año o más.

Si necesitas una intervención quirúrgica para reparar la mano en garra, tu cirujano te dará un plazo de recuperación. La mayoría de las personas necesitan al menos unos meses para recuperarse de la cirugía de la mano en garra y de la fisioterapia para recuperar la fuerza. Sin embargo, si la causa es el nervio cubital y éste está gravemente dañado, puede haber síntomas a largo plazo relacionados con el nervio.

¿Cómo puedo prevenirlo?

Muchas causas de la mano en garra no pueden prevenirse, especialmente si se nace con ella.

Puede prevenir el daño al nervio cubital y el síndrome del túnel cubital si:

  • Evitando apoyarse en el codo.
  • Evitar ejercer presión en la parte interior del brazo.
  • No apoyar los codos en el reposabrazos de la silla del ordenador si lo utilizas con frecuencia. Mantener la silla alta.
  • Dormir con el codo recto.
  • Evitar el uso excesivo de los brazos y los codos.
  • Dar tiempo al cuerpo para que descanse y se recupere después de una actividad física intensa.

¿Qué puedo esperar si tengo mano en garra?

La mano en garra puede ser una afección temporal, pero también puede ser un problema a largo plazo. El tiempo que le afecte dependerá de la causa y de cómo respondan los dedos y la mano al tratamiento.

Algunas personas se recuperan por completo después de llevar un corsé y trabajar con un fisioterapeuta. Otras tienen la función de la mano deteriorada, incluso después de someterse a una operación de mano en garra. Hable con su especialista o cirujano sobre el grado de mejora que debe esperar en función de su situación particular.

¿Tendré que faltar al trabajo o a la escuela con la mano en garra?

Si utiliza las manos para su trabajo o suele usar todos los dedos para hacer sus tareas escolares, es posible que tenga que faltar al trabajo o a la escuela mientras se recupera. Habla con tu médico sobre las actividades que puedes realizar con los dedos afectados y sobre si hay alguna adaptación a la que puedas optar.

¿Cómo me cuido?

Si tiene una férula o un corsé, llévelo con la frecuencia que le pida su especialista. Del mismo modo, si estás trabajando con un fisioterapeuta, intenta hacer los estiramientos y ejercicios con la mayor frecuencia posible.

Habla con tu médico si tus síntomas empeoran o si sientes algún dolor.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Acude a tu médico en cuanto notes cualquier cambio en la mano o los dedos, incluido el dolor o la rigidez que no mejore en unos días.

¿Cuándo debo ir a Urgencias?

Acude a urgencias si has sufrido un traumatismo, como una caída o un accidente de coche, o si tienes alguno de estos síntomas:

  • No puedes mover o utilizar la mano como de costumbre.
  • Pierde la sensibilidad en la mano o el brazo.
  • Crees que tienes un hueso roto .

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Tengo la mano en garra u otra enfermedad?
  • ¿Qué tratamientos necesitaré?
  • ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que llevar un corsé o ir a fisioterapia?

El resumen de Infitema

Cualquier cosa que le impida usar la mano como siempre lo ha hecho puede ser aterradora y frustrante. La mano en garra puede estar causada por muchos problemas, así que acuda a su médico en cuanto note algún cambio en los dedos, la mano o el brazo.

El tratamiento de la mano en garra lleva tiempo, así que ten paciencia, sigue adelante y celebra cada uno de tus progresos.