/images/i/patologias/mielopatia/mielopatia-sintomas-causas-y-fisioterapia-tratamientos.png
< Volver a patologías

Mielopatía: síntomas, causas y fisioterapia, tratamientos

La compresión grave de la médula espinal puede ser consecuencia de una lesión traumática, una infección de la columna vertebral u otras afecciones. Cuando la médula espinal se comprime, puede dar lugar a una serie de síntomas, denominados mielopatía. Existen diferentes tipos de mielopatía — cervical, torácica y lumbar. La localización de la compresión espinal determina el tipo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la mielopatía?

Cervical La mielopatía cervical es una afección degenerativa de la columna vertebral que puede causar dolor, entumecimiento y debilidad en las extremidades. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez, así como mejorar la fuerza y el equilibrio. También se puede utilizar para ayudar a los pacientes a adaptarse a una movilidad reducida y a mejorar su calidad de vida.
¿Qué es la mielopatía?

¿Qué es la mielopatía?

La mielopatía describe un conjunto de síntomas derivados de una compresión espinal grave. Cuando algo comprime (aprieta) la médula espinal, ésta no puede funcionar correctamente. Esto puede provocar dolor, pérdida de sensibilidad o dificultad para mover ciertas partes del cuerpo.

La columna vertebral alberga la médula espinal —, un conjunto de nervios que transportan mensajes entre el cerebro y el cuerpo. Normalmente, los huesos de la columna vertebral protegen la médula espinal, evitando que se comprima. Pero las lesiones traumáticas de la columna, las enfermedades degenerativas como la artritis, los tumores, las infecciones y las roturas de disco pueden causar una presión suficiente para afectar o lesionar la médula espinal.

¿Cuáles son los tipos de mielopatía?

Hay tres tipos de mielopatía. Cada una recibe el nombre de la zona de la columna vertebral afectada. Los tres tipos son:

  • Mielopatía espondilótica cervical. La mielopatía cervical se produce cuando se produce una compresión en la columna cervical (cuello).
  • Mielopatía torácica. Cuando la mielopatía se desarrolla en la zona media de la columna vertebral, se llama mielopatía torácica. La columna torácica se encuentra en la zona media y alta de la espalda.
  • Mielopatía lumbar. La parte baja de la espalda se llama columna lumbar. Cuando la mielopatía afecta a esta zona, se llama mielopatía lumbar.
¿Qué causa la mielopatía?

¿Qué causa la mielopatía?

Cualquier cosa que comprima la médula espinal puede provocar una mielopatía. La mielopatía aguda se produce como resultado de una lesión o infección repentina. Lo más habitual es que la mielopatía se desarrolle con el tiempo, a menudo debido al desgaste o a afecciones degenerativas de la columna vertebral.

La mielopatía suele producirse como resultado de la espondilosis, una afección que provoca una lenta degeneración de la columna vertebral. La espondilosis es una condición de desgaste. Los profesionales sanitarios y los consumidores pueden utilizar este término general para describir la artritis degenerativa de la columna vertebral.

¿Qué es la mielopatía cervical espondilótica (mielopatía cervical degenerativa)?

La mielopatía espondilótica cervical es un tipo de espondilosis. Es el tipo más común de mielopatía. A veces se le llama espondilosis cervical o artritis del cuello.

¿Qué otras afecciones pueden causar mielopatía?

Otras afecciones que pueden provocar mielopatía son:

  • Estenosis espinal. A medida que se envejece, la artritis en la columna vertebral puede estrechar los espacios dentro de la misma. Este estrechamiento se denomina estenosis espinal .
  • Rotura o hernia discal. A veces, uno de los discos que ayudan a amortiguar la columna vertebral se hernia (sobresale entre las vértebras). O puede romperse (perder líquido, aplastando el disco). La hernia discal puede empujar la médula espinal, presionándola.
  • Tumor espinal. Un tumor espinal (canceroso o no) puede presionar la médula espinal.
  • Enfermedades neurodegenerativas. Afecciones como la enfermedad de Parkinson o la ELA pueden afectar a las funciones nerviosas de la médula espinal.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la mielopatía?

La compresión de la médula espinal afecta a los nervios que controlan muchos de los movimientos y funciones del cuerpo. Diferentes zonas de la médula espinal controlan diferentes funciones. Los síntomas de la mielopatía dependen de la parte de la médula espinal afectada.

Algunos síntomas comunes son

¿Cómo se diagnostica la mielopatía?

Los síntomas más comunes de la mielopatía no son exclusivos de esta enfermedad. Pueden confundirse con otros trastornos.

Para diagnosticar con exactitud la mielopatía, el médico realizará un examen físico completo y pedirá pruebas. Estas pruebas pueden incluir:

  • Pruebas de imagen, como radiografía de columna , resonancia magnética o TAC .
  • Mielograma , que utiliza un medio de contraste junto con las radiografías o el TAC para mostrar la relación entre los huesos y los tejidos blandos de la columna vertebral.
  • Pruebas de la función nerviosa, como electromiograma o potenciales evocados , para medir cómo el cerebro y el cuerpo envían mensajes.
¿Cómo se gestiona o se trata la mielopatía?

¿Cómo se gestiona o se trata la mielopatía?

El tratamiento de la mielopatía depende en parte de la causa de la enfermedad. Si la mielopatía se debe a una infección o a un tumor, el médico la tratará primero.

Los tratamientos no quirúrgicos pueden ayudar a aliviar los síntomas. Pero una vez que la médula espinal está comprimida, la mayoría de las personas necesitan cirugía para aliviar la presión.

  • Tratamiento no quirúrgico. Si sus síntomas son leves o está esperando una intervención quirúrgica, su especialista puede recomendarle cuidados no quirúrgicos. Estos tratamientos pueden ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas. El tratamiento puede incluir corsés, fisioterapia o corticosteroides .
  • Cirugía. Los cirujanos utilizan la cirugía de descompresión espinal para eliminar una hernia discal, un quiste, un espolón óseo o un tumor que presiona la médula espinal. La laminectomía es un tipo de cirugía de descompresión. Durante este procedimiento, el cirujano extrae pequeños huesos (llamados láminas) de la columna vertebral. La extracción de los huesos amplía el espacio alrededor de la médula espinal.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la mielopatía?

  • Cervical
  • La mielopatía cervical es una afección que afecta a la médula espinal en el cuello.
  • Los síntomas de la mielopatía cervical pueden incluir dolor, debilidad, entumecimiento y pérdida de sensibilidad en las extremidades.
  • El tratamiento de la mielopatía cervical puede incluir medicamentos para aliviar el dolor, ejercicios de fortalecimiento, terapia física y, en algunos casos, cirugía.

¿Cómo puedo prevenir la mielopatía?

No siempre se puede prevenir la mielopatía. Algunas mielopatías son el resultado del desgaste normal debido al envejecimiento.

Pero tomar medidas para fortalecer y cuidar su espalda puede prevenir algunas causas de mielopatía. Con un buen cuidado de la espalda, puede reducir la probabilidad o la gravedad de algunas lesiones de la espalda. Un buen cuidado de la espalda incluye:

  • Levanta objetos pesados con seguridad. Dobla las rodillas, tensa los músculos abdominales y utiliza la fuerza de las piernas para ayudarte a levantar. Si no puedes levantar algo con seguridad por ti mismo, busca a alguien que te ayude.
  • Mantén un peso saludable . El exceso de peso ejerce más presión sobre la columna vertebral.
  • Dejar de fumar . En los fumadores, los discos de la columna vertebral tienden a degenerarse más rápidamente.
  • Fortalece los músculos centrales de la espalda y el abdomen. Ejercicios como abdominales, planchas o pilates pueden ayudar.

¿Cuál es el pronóstico de las personas con mielopatía?

Si no se trata, la mielopatía puede empeorar con el tiempo. La compresión de la columna vertebral puede dañar permanentemente los nervios que controlan los movimientos y funciones esenciales del cuerpo. El daño a los nervios no se puede revertir, por lo que es importante recibir atención tan pronto como se noten los síntomas.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a mejorar su condición y, en algunos casos, revertir el daño a la médula espinal.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Cambio en la forma de caminar, pérdida de equilibrio o torpeza.
  • Dolor nuevo o que empeora en el cuello o la espalda.
  • Entumecimiento, hormigueo o debilidad en las manos, los dedos, los pies o los dedos de los pies.

¿Qué debo preguntar a mi médico sobre la mielopatía?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Qué causa la compresión de mi columna vertebral?
  • ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Puedo cambiar mi estilo de vida para mejorar mi estado?
  • ¿Hay actividades que deba evitar?

El resumen de Infitema

La compresión de la columna vertebral provoca una mielopatía. Este conjunto de síntomas incluye dolor de espalda, dolor de cuello y hormigueo o entumecimiento. Un tratamiento temprano para aliviar la presión sobre la médula espinal puede mejorar los síntomas y prevenir daños permanentes.