/images/i/patologias/neuritis-vestibular/neuritis-vestibular-sintomas-causas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Neuritis vestibular: Síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

La neuritis vestibular es un trastorno del oído interno que puede hacer que una persona experimente síntomas como vértigo repentino y grave (sensación de giro/balanceo), mareos, problemas de equilibrio, náuseas y vómitos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la neuritis vestibular?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la neuritis vestibular al proporcionar ejercicios específicos que mejoran la coordinación, el equilibrio y la fuerza. También puede enseñar técnicas de manejo del estrés y de relajación para ayudar a aliviar los síntomas.
¿Qué es la neuritis vestibular?

¿Qué es la neuritis vestibular?

La neuritis vestibular es un trastorno que afecta al nervio del oído interno llamado nervio vestibulococlear. Este nervio envía información sobre el equilibrio y la posición de la cabeza desde el oído interno hasta el cerebro. Cuando este nervio se hincha (se inflama), se altera el modo en que el cerebro interpreta normalmente la información.

La neuritis vestibular puede producirse en personas de todas las edades, pero rara vez se registra en niños.

El nervio vestibulococlear envía información sobre el equilibrio y la posición de la cabeza desde el oído interno (véase el cuadro de la izquierda) al cerebro. Cuando el nervio se inflama (cuadro de la derecha), el cerebro no puede interpretar la información correctamente. Esto hace que la persona experimente síntomas como el mareo y el vértigo.

¿Cuáles son los síntomas de la neuritis vestibular?

Los síntomas incluyen:

La neuritis vestibular y la laberintitis son trastornos estrechamente relacionados. La neuritis vestibular implica la inflamación de una rama del nervio vestibulococlear (la parte vestibular) que afecta al equilibrio. La laberintitis consiste en la inflamación de ambas ramas del nervio vestibulococlear (la porción vestibular y la porción coclear) que afecta al equilibrio y la audición. Los síntomas de la laberintitis son los mismos que los de la neuritis vestibular, más los síntomas adicionales de acúfenos (zumbidos en los oídos) y/o pérdida de audición.

Por lo general, los síntomas más graves (vértigo y mareo intensos) sólo duran un par de días, pero mientras están presentes, dificultan enormemente la realización de las actividades rutinarias de la vida diaria. Una vez que los síntomas graves disminuyen, la mayoría de los pacientes se recuperan lenta pero completamente en las siguientes semanas (aproximadamente tres semanas). Sin embargo, algunos pacientes pueden experimentar problemas de equilibrio y mareo que pueden durar varios meses.

¿Qué causa la neuritis vestibular?

¿Qué causa la neuritis vestibular?

Los investigadores creen que la causa más probable es una infección vírica del oído interno, una inflamación alrededor del nervio vestibulococlear (causada por un virus) o una infección vírica que se haya producido en otra parte del cuerpo. Algunos ejemplos de infecciones víricas en otras zonas del cuerpo son el virus del herpes (causa del herpes labial, el herpes zóster y la varicela), el sarampión, la gripe, las paperas, la hepatitis y la poliomielitis. (El herpes genital no es una causa de neuritis vestibular).

¿Cómo se diagnostica la neuritis vestibular?

En la mayoría de los pacientes, el diagnóstico de la neuritis vestibular puede hacerse con una visita al consultorio de un especialista vestibular. Estos especialistas incluyen un otólogo (médico del oído) o un neurotólogo (médico especializado en el sistema nervioso relacionado con el oído). Se puede remitir a un audiólogo (médico especialista en audición y equilibrio) para que realice pruebas que evalúen mejor los daños auditivos y vestibulares. Las pruebas que ayudan a determinar si los síntomas pueden estar causados por la neuritis vestibular incluyen pruebas de audición, pruebas vestibulares (de equilibrio) y una prueba para determinar si se ha dañado una parte del nervio vestibulococlear. Otra prueba específica, denominada prueba de impulso cefálico, examina la dificultad para mantener la atención en los objetos durante los movimientos rápidos de la cabeza. La presencia de nistagmo, que es un movimiento rápido e incontrolable de los ojos, es un signo de neuritis vestibular.

Si los síntomas se prolongan más allá de unas semanas o empeoran, se realizan otras pruebas para determinar si otras enfermedades o dolencias están causando los mismos síntomas. Algunas de estas otras posibles condiciones de salud incluyen derrame cerebral , lesión en la cabeza, tumor cerebral, y migraña . Para descartar algunos de los trastornos del cerebro, se puede solicitar una resonancia magnética con tinte (llamado agente de contraste).

¿Cuál es el tratamiento de la neuritis vestibular?

¿Cuál es el tratamiento de la neuritis vestibular?

El tratamiento consiste en controlar los síntomas de la neuritis vestibular, tratar un virus (si se sospecha) y participar en un programa de rehabilitación del equilibrio.

Manejo de los síntomas . Cuando la neuritis vestibular aparece por primera vez, el tratamiento se centra en reducir los síntomas. Los fármacos para reducir las náuseas incluyen el ondansetrón y la metoclopramida Si las náuseas y los vómitos son graves y no se pueden controlar con fármacos, los pacientes pueden ser ingresados en el hospital y recibir líquidos por vía intravenosa para tratar la deshidratación.

Para reducir los mareos, se recetan fármacos como la meclizina el diazepam (valium), la compazina y el lorazepam Los diferentes tipos de fármacos utilizados para reducir el mareo se agrupan y se denominan con el nombre general de supresores vestibulares. Los supresores vestibulares no deben utilizarse más de tres días. No se recomienda su uso a largo plazo y pueden dificultar la recuperación.

A veces también se utilizan esteroides.

Tratamiento de un virus . Si se cree que la causa de la neuritis vestibular es un virus herpes, se utilizan medicamentos antivirales como el aciclovir. (Los antibióticos no se utilizan para tratar la neuritis vestibular porque este trastorno no está causado por bacterias).

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la neuritis vestibular?

  • La neuritis vestibular es un trastorno del oído que puede causar vértigo, mareos y pérdida de equilibrio.
  • El tratamiento de fisioterapia puede ayudar a aliviar los síntomas de la neuritis vestibular y mejorar el equilibrio.
  • La fisioterapia puede incluir ejercicios para mejorar el equilibrio, manejo del vértigo y masajes para aliviar el dolor y la tensión.
  • La fisioterapia también puede ayudar a reducir el riesgo de caídas y lesiones.

¿Qué es un programa de rehabilitación del equilibrio?

Si los problemas de equilibrio y vértigo duran más de unas pocas semanas, se puede recomendar un programa de fisioterapia vestibular. El objetivo de este programa es reeducar al cerebro para que se adapte a los cambios de equilibrio que experimenta el paciente.

Como primer paso de este programa, un fisioterapeuta vestibular evalúa las partes del cuerpo que afectan al equilibrio. Estas áreas incluyen:

  • Las piernas (lo bien que el sentido de la vista interpreta la posición del cuerpo en relación con su entorno)
  • Los oídos (cómo funciona el oído interno para mantener el equilibrio)
  • El cuerpo en su conjunto (el 95 por ciento o más) la neuritis vestibular es una experiencia única. La mayoría de los pacientes se recuperan totalmente.
  • terminado

En función de los resultados de la evaluación, se diseña un programa de ejercicios específico para el paciente. Algunos ejemplos de ejercicios de equilibrio

Ejercicios de equilibrio de la postura general del cuerpo:

  • Ejercicios que desplazan el peso del cuerpo hacia delante y hacia atrás y de lado a lado mientras se está de pie

Ejercicios de giro de cabeza ojo-oreja:

  • Enfocar los ojos en un objeto mientras se gira la cabeza de lado a lado
  • Mantener la visión fija mientras se realizan giros rápidos de la cabeza de lado a centro
  • Enfocar los ojos en un objeto lejano, con breves miradas al suelo, mientras se sigue caminando hacia el objeto

La clave del éxito de un programa de rehabilitación del equilibrio es repetir el conjunto de ejercicios personalizados 2 ó 3 veces al día. Al repetir estos ejercicios, el cerebro aprende a ajustarse a los movimientos que causan el mareo y el desequilibrio. Muchos de los ejercicios pueden realizarse en casa, lo que acelerará la recuperación. Los especialistas en rehabilitación vestibular proporcionan instrucciones específicas sobre cómo realizar los ejercicios, identifican qué ejercicios pueden hacerse en casa y proporcionan otros consejos de seguridad en el hogar para evitar las caídas.

¿Puede reaparecer la neuritis vestibular?

En la mayoría de los pacientes (el 95% o más) la neuritis vestibular es una experiencia única. La mayoría de los pacientes se recuperan totalmente.