/images/i/patologias/osteocondromatosis-sinovial/condromatosis-sinovial-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Condromatosis sinovial: Causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

Las personas con condromatosis sinovial tienen tumores no cancerosos que se desprenden del tejido y se mueven dentro de una articulación. Los tumores afectan sobre todo a las rodillas, las caderas o los hombros. La artritis es una de las causas. A veces, los tumores dañan una articulación, causando artrosis. Los profesionales sanitarios realizan una cirugía artroscópica para extirpar los tumores y mejorar la amplitud de movimiento.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con osteocondromatosis sinovial?

21 La trisomía 21, o síndrome de Down, es una condición genética causada por el hecho de que un niño nace con tres copias del cromosoma 21 en lugar de las dos copias normales. Esto ocurre porque durante la formación de los gametos (las células sexuales), uno de los cromosomas 21 se separa incorrectamente y se une al otro cromosoma 21. Esto resulta en un cromosoma 21 extra en todas las células del niño. La trisomía 21 causa una variedad de características físicas y retrasos en el desarrollo. La fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad y el tono muscular, así como a trabajar en la coordinación y la fuerza. También puede proporcionar asesoramiento sobre cómo mejorar la postura y la marcha, y puede enseñar ejercicios para ayudar a mantener y mejorar el nivel de funcionalidad.
¿Qué es la condromatosis sinovial?

¿Qué es la condromatosis sinovial?

La condromatosis sinovial es una enfermedad rara en la que los tumores no cancerosos (benignos) afectan a articulaciones como la rodilla. Los tumores se desarrollan en la membrana sinovial, la fina capa de tejido que recubre las articulaciones. La condromatosis sinovial puede causar daños graves en las articulaciones y artrosis. Si ya tiene artritis, la enfermedad puede agravar el problema.

¿Qué significan los términos “sinovial” y “condromatosis”?

Puede entender mejor esta enfermedad definiendo las partes de cada palabra:

  • Sinovial se refiere a la membrana sinovial, una fina capa de tejido que recubre las articulaciones. El sinovio produce líquido sinovial, un lubricante que ayuda a las articulaciones a moverse y deslizarse. Las articulaciones, los huesos y el tejido sinovial forman parte del sistema musculoesquelético .
  • Condro (o condral) se refiere al cartílago . Este tipo de tejido conectivo amortigua los huesos del interior de las articulaciones y evita que se rocen.
  • La matosis (o mitosis) se refiere a los cambios celulares que se producen dentro del tejido.

¿Qué otros nombres recibe la condromatosis sinovial?

También puede escuchar estos términos:

  • Síndrome de Reichel: El cirujano alemán Friedrich Reichel describió por primera vez esta enfermedad en 1900.
  • Síndrome de Reichel-Jones-Henderson: A principios del siglo XX, los cirujanos ortopédicos Hugh Jones y Melvin Henderson avanzaron en el estudio médico y la comprensión de la afección identificada por primera vez por el Dr. Reichel.
  • Condroma sinovial: El sufijo “-oma” es el término médico para designar los tumores , independientemente de que sean cancerosos (malignos) o no.
  • Osteocondromatosis sinovial: “Osteo” significa hueso. En esta enfermedad, se refiere a la osificación (endurecimiento) del tumor en una sustancia similar al hueso.

¿A qué partes del cuerpo afecta la condromatosis sinovial?

La condromatosis sinovial es un tipo raro de tumor óseo benigno que crece fuera del hueso. La mayoría de las personas tienen múltiples nódulos o tumores en una sola articulación. El lugar más común donde se forman los nódulos es la rodilla. Los nódulos también pueden afectar al codo, la cadera o el hombro. En raras ocasiones, la enfermedad afecta a articulaciones más pequeñas como el tobillo, la muñeca o la mandíbula.

¿Qué frecuencia tiene la condromatosis sinovial?

La condromatosis sinovial es poco frecuente y afecta aproximadamente a 1 de cada 100.000 personas. Se da sobre todo en personas con asignación masculina al nacer (AMAB) que tienen entre 30 y 50 años.

¿Cuáles son los tipos de condromatosis sinovial?

Existen dos tipos de condromatosis sinovial:

  • La condromatosis sinovial primaria se produce por causas desconocidas. Puede provocar artrosis .
  • La condromatosis sinovial secundaria es el tipo más común. Se produce cuando ya se han producido daños en las articulaciones debido a afecciones como la artritis , la osteonecrosis (necrosis avascular) o la osteocondritis disecante .
¿Cuáles son las causas de la condromatosis sinovial?

¿Cuáles son las causas de la condromatosis sinovial?

Cuando se padece condromatosis sinovial, la membrana sinovial crece de forma diferente a como debería. El tejido forma nódulos (crecimientos anormales) de cartílago que pueden ser tan pequeños como un grano de arroz o tan grandes como una canica. Algunas personas tienen docenas de nódulos de distintos tamaños.

Estos crecimientos se desprenden del tejido sinovial y entran en el espacio articular. El líquido sinovial de la articulación rodea los nódulos, lo que provoca su calcificación (endurecimiento). En algunos casos, los nódulos se convierten en una sustancia similar al hueso (se osifican). Cuando estos nódulos endurecidos se desplazan, dañan el cartílago que protege la articulación. La artrosis es dolorosa cuando el cartílago dañado se desgasta y deja al descubierto la superficie de la articulación. Si tiene el tipo secundario, el daño articular existente se agrava.

¿Cuáles son los síntomas de la condromatosis sinovial?

La condromatosis sinovial provoca síntomas similares a los de la artrosis. Dolor articular y inflamación son las quejas más comunes. El dolor puede empeorar al mover la articulación.

También puede tener:

  • Bultos (nódulos) que se pueden sentir debajo de la piel .
  • Disminución de la amplitud de movimiento de la articulación afectada.
  • Líquido ((237)edema ) en su articulación.
  • Sonidos o sensaciones de chirridos, crujidos o chasquidos al mover la articulación (crepitación).
  • Articulaciones hinchadas y sensibles.

¿Dónde se producen los síntomas de la condromatosis sinovial?

Dependiendo de la parte del cuerpo afectada, puede tener:

¿Cómo se diagnostica la condromatosis sinovial?

Para el diagnóstico y el tratamiento, puede acudir a un ortopedista . Este médico está especializado en el tratamiento de problemas musculoesqueléticos. El médico le hará un examen físico y evaluará sus síntomas.

Una radiografía suele detectar los nódulos sueltos, pero los más pequeños pueden no aparecer. Si la radiografía no detecta ningún nódulo, es posible que le hagan una TC o una RM para obtener una imagen más detallada de su articulación.

Estas pruebas de imagen ayudan al diagnóstico. También pueden mostrar signos de artrosis y líquido en la articulación.

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos de la condromatosis sinovial?

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos de la condromatosis sinovial?

En el caso de la condromatosis sinovial secundaria, es posible que su especialista médico le recomiende posponer un tratamiento importante. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los analgésicos pueden aliviar los síntomas. Se le harán pruebas de imagen periódicas para controlar la articulación. Es posible que necesite una intervención quirúrgica para tratar los daños graves en la articulación.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para osteocondromatosis sinovial?

  • 1
  • Fisioterapia puede ser muy beneficiosa para las personas con Trisomía 21, ya que puede ayudar a mejorar la fuerza, la coordinación y la flexibilidad.
  • También puede ayudar a mejorar la respiración y la circulación, así como a reducir el riesgo de contracturas musculares.
  • El ejercicio y la estimulación también pueden ser muy beneficiosos para las personas con Trisomía 21, ya que pueden ayudar a mejorar el tono muscular y el equilibrio.
  • Es importante que el tratamiento de fisioterapia se adapte a las necesidades individuales de cada persona con Trisomía 21, ya que pueden presentar diferentes niveles de capacidad física y mental.

¿Cuáles son los tratamientos quirúrgicos de la condromatosis sinovial?

La cirugía consiste en la extirpación de los tumores y de una parte o la totalidad del tejido sinovial afectado (sinovectomía). Después de la cirugía, puede hacer fisioterapia para recuperar la amplitud de movimiento y fortalecer la articulación.

La cirugía suele ser un procedimiento artroscópico . Las incisiones de la artroscopia son más pequeñas y causan menos dolor y cicatrices que las incisiones más grandes utilizadas en un procedimiento abierto. Dependiendo de la localización del nódulo, se puede realizar una artroscopia de rodilla , una artroscopia de hombro o una artroscopia en una articulación diferente.

Durante un procedimiento artroscópico, su especialista médico:

  • Realiza varias incisiones pequeñas en la piel.
  • Inserta un pequeño dispositivo con cámara (artroscopio) en una abertura.
  • Inserta instrumentos quirúrgicos en las otras aberturas.
  • Visualiza una pantalla de vídeo para realizar el procedimiento y extraer los crecimientos.
  • Retira la cámara y los instrumentos.
  • Cierra las incisiones con puntos disolubles o un vendaje.

¿Cuáles son las complicaciones de la condromatosis sinovial?

Esta enfermedad aumenta el riesgo de sufrir daños en las articulaciones. En raras ocasiones, un nódulo flotante puede crecer demasiado. Puede ocupar todo el espacio articular o invadir los tejidos cercanos. La articulación puede aparecer deformada. Es posible que se pierda la capacidad de utilizar plenamente esa articulación.

¿Se puede prevenir la condromatosis sinovial?

Los expertos no están seguros de por qué algunas personas desarrollan condromatosis sinovial. No hay nada que se pueda hacer para prevenir la enfermedad.

¿Cuál es el pronóstico de una persona con condromatosis sinovial?

En cerca de 1 de cada 4 personas que se someten a un tratamiento quirúrgico, los nódulos vuelven a crecer. El médico solicitará pruebas de imagen y controlará la articulación para detectar signos de reaparición.

La enfermedad también aumenta el riesgo de sufrir daños articulares y artritis. Su especialista médico continuará revisando los signos de estos problemas.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Llame a su especialista médico si experimenta

  • Disminución de la amplitud de movimiento de una articulación.
  • Dolor e hinchazón graves en las articulaciones.
  • Sonidos o sensaciones inusuales de chasquido o rechinamiento en las articulaciones.

¿Qué debo preguntar a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la causa de la condromatosis sinovial?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento?
  • ¿Necesito operarme?
  • ¿Tengo artrosis? Si no es así, ¿cómo puedo prevenirla?
  • ¿Debo buscar signos de reaparición del tumor o complicaciones?

¿La condromatosis sinovial puede volverse cancerosa?

Es extremadamente raro que un tumor óseo benigno se convierta en canceroso. Sin embargo, se han registrado algunos casos en los que la afección se ha convertido en un condrosarcoma , un tipo de cáncer de hueso .

El resumen de Infitema

Si tiene artritis o alguna otra afección ósea, puede correr el riesgo de padecer condromatosis sinovial. A veces, la afección se desarrolla sin motivo conocido. Cuando esto ocurre, tiene un mayor riesgo de desarrollar una dolorosa artrosis. Independientemente de la causa, la mayoría de las personas que desarrollan estos tumores necesitan una intervención quirúrgica para extirparlos. Puede hablar con su médico sobre las opciones de tratamiento. Incluso después de la cirugía, su especialista médico controlará sus articulaciones para detectar signos de reaparición del tumor y daños en las articulaciones.