/images/i/patologias/paralisis-de-bell/paralisis-de-bell-sintomas-diagnostico-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Parálisis de Bell: Síntomas, diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

La parálisis de Bell debilita o paraliza temporalmente los músculos faciales. Un nervio facial pellizcado causa esta parálisis, o parálisis. Las personas con este tipo de parálisis del nervio facial desarrollan un aspecto caído en uno — o a veces en ambos — lados de la cara. La afección no es grave y suele resolverse en unos meses sin tratamiento con fisioterapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con con parálisis de bell?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas del cáncer de nasofaringe. Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de la mandíbula, lo que puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. También pueden ayudar a mejorar la fuerza y la resistencia de los músculos de la mandíbula, lo que puede ayudar a prevenir la caída de la mandíbula. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la deglución y reducir el riesgo de aspiración de alimentos.

Visión general

La caída facial unilateral que se observa en los pacientes con parálisis de Bell.
¿Qué es la parálisis de Bell?

¿Qué es la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell provoca una parálisis temporal , o parálisis, de los músculos faciales. Se produce cuando una afección, como una infección vírica, provoca la inflamación e hinchazón del séptimo nervio craneal (el nervio que controla los músculos faciales).

Con la parálisis de Bell, la cara se inclina hacia un lado o, raramente, hacia ambos lados. Puede tener una sonrisa ladeada o un párpado que no se cierra. Estos efectos suelen durar varios meses y desaparecen sin tratamiento. La enfermedad recibe su nombre de Sir Charles Bell, un cirujano escocés que la describió por primera vez en el siglo XIX.

¿Qué frecuencia tiene la parálisis de Bell?

En Europa, unas 40.000 personas sufren parálisis de Bell cada año.

¿Quién puede tener parálisis de Bell?

La parálisis de Bell afecta por igual a hombres y mujeres. Suele darse en personas de entre 15 y 60 años. Usted puede ser más propenso a la parálisis de Bell si está embarazada o tiene:

  • Enfermedad autoinmune.
  • Diabetes .
  • Antecedentes familiares de parálisis de Bell.
  • Herpes labial ((1958)virus del herpes simple ).
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Mononucleosis (virus de Epstein-Barr).
  • Herpes zóster (virus del herpes zóster).

¿Se puede contraer la parálisis de Bell más de una vez?

No es habitual contraer la parálisis de Bell más de una vez en la vida, pero puede ocurrir. Lo más probable es que la recurrencia se produzca en los dos años siguientes al primer incidente. La parálisis del nervio facial puede afectar al mismo lado de la cara o al lado opuesto. Tiene más riesgo de sufrir una recidiva si tiene antecedentes familiares de la enfermedad.

¿Qué causa la parálisis de Bell?

¿Qué causa la parálisis de Bell?

Varios virus pueden desencadenar la parálisis de Bell. La afección se produce cuando la hinchazón o la inflamación ejercen temporalmente presión sobre el nervio que controla los músculos faciales. Esta presión afecta a la función del nervio y dificulta el control de los músculos faciales o de las expresiones. A medida que la inflamación disminuye, el nervio vuelve a funcionar. Los síntomas pueden tardar varios meses en desaparecer.

¿Cuáles son los síntomas de la parálisis de Bell?

Los síntomas de la parálisis de Bell suelen aparecer repentinamente y alcanzan su máxima gravedad en un plazo de 48 a 72 horas. Algunas personas desarrollan síntomas leves. Otras experimentan una parálisis total.

Los síntomas empiezan a mejorar gradualmente en tres semanas. Hasta el 80% de las personas se recuperan completamente y no muestran signos de parálisis de Bell en tres meses.

Además de la caída facial, los signos de la parálisis de Bell incluyen

  • Dificultad para hablar, comer o beber.
  • Babeo.
  • Ojos secos .
  • Dolor facial o de oído.
  • Dolor de cabeza .
  • Pérdida del gusto.
  • Zumbidos en los oídos (acúfenos).
  • Sensibilidad a los sonidos.

Cómo se diagnostica la parálisis de Bell no intestinal?

Su médico puede hacer un diagnóstico basado en los síntomas. Otras afecciones, como derrame cerebral , sarcoidosis y enfermedad de Lyme , también pueden causar parálisis facial. Para descartar esas causas, puede hacerse una o varias de estas pruebas:

  • Análisis de sangre para comprobar si hay afecciones como la enfermedad de Lyme o la sarcoidosis.
  • Electromiografía (EMG) para medir la actividad y el daño de los nervios. Esta prueba puede ayudar a su especialista a predecir la rapidez con la que se recuperará.
  • Resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) para descartar un accidente cerebrovascular u otras causas de daño nervioso.
¿Cómo se maneja o se trata la parálisis de Bell?

¿Cómo se maneja o se trata la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell mejora sin tratamiento. Aun así, su especialista médico puede recomendar una o más de estas terapias para aliviar los síntomas y lograr una recuperación más rápida:

  • Los corticoesteroides orales , como la prednisona , disminuyen la inflamación del nervio y pueden ayudarle a recuperar el movimiento facial más rápidamente. Este tratamiento es más eficaz cuando se inicia dentro de las 48 horas siguientes a la aparición de los síntomas.
  • Los medicamentos antivirales, como el aciclovir para el herpes, pueden acelerar la recuperación, aunque no está claro el beneficio que aportan. Este tratamiento funciona mejor cuando se combina con corticoides orales.
  • El cuidado de los ojos es muy importante. Las gotas oculares, incluidas las lágrimas artificiales , alivian los ojos secos e irritados. Si el párpado no se cierra, puede ser necesario usar un parche ocular para proteger el ojo de irritantes y lesiones.
  • La cirugía de descompresión alivia la presión sobre el nervio rara vez se realiza porque puede causar pérdida de audición y daños permanentes en el nervio facial.
  • Los procedimientos de cirugía plástica facial funcional son opciones para las personas que no se recuperan para ayudar a corregir la asimetría facial y ayudar al cierre de los párpados.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para con parálisis de bell?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad asociados con el cáncer de nasofaringe.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad de la mandíbula y el cuello, lo que puede ser útil para los pacientes que han tenido cirugía para el cáncer de nasofaringe.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y la resistencia de los músculos del cuello y la mandíbula, lo que puede ser útil para los pacientes que han tenido cirugía para el cáncer de nasofaringe.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la coordinación y el equilibrio, lo que puede ser útil para los pacientes que han tenido cirugía para el cáncer de nasofaringe.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la capacidad respiratoria, lo que puede ser útil para los pacientes que han tenido cirugía para el cáncer de nasofaringe.
  • La fisioterapia puede ayudar a mejorar la capacidad de deglución, lo que puede ser útil para los pacientes que han tenido cirugía para el cáncer de nasofaringe.

¿Cuáles son las complicaciones de la parálisis de Bell?

Ocho de cada 10 personas con parálisis de Bell se recuperan completamente sin problemas persistentes. Por desgracia, el 20% de las personas sufren parálisis facial y caída a largo plazo. Aunque es poco frecuente, la parálisis de Bell puede reaparecer, normalmente a los dos años del diagnóstico inicial. La reaparición puede afectar al mismo lado de la cara o al lado opuesto.

¿Cómo afecta la parálisis de Bell al embarazo?

Por razones desconocidas, las mujeres embarazadas son tres veces más propensas a desarrollar la parálisis de Bell que las mujeres que no están esperando. La afección suele producirse durante el tercer trimestre. Puede ser más probable que desarrolle parálisis de Bell durante el embarazo si tiene preeclampsia (presión arterial alta) o diabetes gestacional .

Si los síntomas son graves, el médico puede recomendar un tratamiento. Ciertos tratamientos, como los corticosteroides orales, pueden aumentar su riesgo de dar a luz prematuramente antes de la semana 37 de embarazo. Su especialista médico puede discutir con usted los riesgos y beneficios del tratamiento.

¿Cómo puedo prevenir la parálisis de Bell?

Actualmente, no se conoce ninguna forma de prevenir la parálisis de Bell.

¿Cuál es el pronóstico de las personas con parálisis de Bell?

La mayoría de las personas que desarrollan una parálisis de Bell se recuperan sin tratamiento. Debería notar una disminución gradual de los síntomas en unas pocas semanas. Dependiendo de la magnitud del daño nervioso, la recuperación total puede llevar de dos a seis meses. Algunos síntomas duran más, y algunas personas nunca se recuperan del todo.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Si experimenta nuevos síntomas de parálisis de Bell, como caída facial o parálisis de la cara, póngase en contacto con su médico inmediatamente. Es posible que su especialista quiera descartar otras causas, como un accidente cerebrovascular. Empezar el tratamiento pronto puede ayudar a acelerar y mejorar sus posibilidades de recuperación. También debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Síntomas que no mejoran en tres meses.
  • Irritación crónica de los ojos.
  • Un párpado que no se cierra.
  • Deshidratación debido a la dificultad para beber y tragar.
  • Pérdida de audición .

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Si tiene parálisis de Bell, puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Por qué tengo parálisis de Bell?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para la parálisis de Bell?
  • ¿Hay efectos secundarios del tratamiento?
  • ¿Cuándo desaparecerán los síntomas?
  • ¿Puedo volver a tener parálisis de Bell?
  • ¿Pueden las terapias como la fisioterapia o la terapia de masaje acelerar la recuperación?
  • ¿Debo estar atento a los signos de complicaciones?

El resumen de Infitema

Si padece parálisis de Bell, es posible que se sienta avergonzado por el aspecto de su cara. Afortunadamente, estos síntomas mejoran gradualmente con el tiempo. Acuda a su médico cuando aparezcan los primeros síntomas. Los tratamientos con corticoesteroides pueden acelerar la recuperación si los inicia dentro de las 48 horas de haber notado los síntomas. Su especialista también puede descartar otras afecciones más graves que causan parálisis facial.